Galicia y sus 20 razones

UN PARAÍSO NATURAL Y CULTURAL

Diversa –  auténtica – aventurera – económica – sostenible

Carnota. A Coruña.

1. PLAYAS: MÁS DE 1.000 OPCIONES

Salvajes, familiares, paradisíacas o solitarias

Con más de 1500 kms de costa no es de extrañar que la cuenta salga a ganar con más de 1.000 playas a lo largo del litoral gallego. Salvajes, familiares, paradisíacas, solitarias o animadas, aquí tenemos opciones para todos los gustos viajeros y vacacionales. ¿Cómo te gustan a ti las playas? Pide por esa boquita porque daremos con la tuya!

SALVAJES. Son nuestras favoritas, playas rodeadas por paisajes de acantilados imposibles como las que recorren la costa de Ferrolterra, desde cabo Prior a Valdoviño llegando a los famosos acantilados de Loiba. A continuación A Mariña Lucense nos brinda unas cuantas, sin olvidar las que nos ofrece A Costa da Morte. Azotadas por el Atlántico, muchas son ideales para la práctica de deportes náuticos.

FAMILIARES. Para los que viajan en familia y buscan tranquilidad en el baño, lo mejor es escoger alguna de las cientos de playas ubicadas en plenas rías. Muchas son recogidas y abrigadas, con amplios pinares para poder pasar la jornada como puede ser la playa de Cabañas en Pontedeume o la de Agrelo en Bueu. Cuentan con todos los servicios necesarios para cualquier eventualidad.

Playa de Campelo. Valdoviño.

PARADISÍACAS. La mayoría se podrían integrar en esta categoría porque los parajes que rodean a la mayoría de las playas son espectaculares. Lagunas, marismas, ríos que desembocan en las playas, complejos dunares de récord y otras maravillas naturales, son unos habituales del entorno de muchas playas como Carnota, Louro, Corrubedo, Valdoviño o Doniños.

SOLITARIAS. Quien busque arena y paseos infinitos al borde del rugir del océano disponen de playas kilométricas en el sentido más literal de la palabra. Montar tu campamento a decenas de metros de distancia de otros visitantes, es más que posible en pleno agosto y en cientos de playas. Para el ‘vive y deja vivir’: vente a las playas gallegas.

Playa Parameán. Muros.

ANIMADAS. Si eres de los que busca chiringuito sobre la arena y ambiente suculento, la zona de O Grove puede ser una buena elección. La playa de la Lanzada es uno de los epicentros de O Salnés, pero camino a San Vicente del Mar hay un montón de playas tranquilas, con resturantes cercanos a la arena donde catar el excelente pescado y marisco de la ría.

DE CIUDAD. Si vas a pernoctar en alguna ciudad costera, seguramente tenga alguna playa para combinar tu estancia cultural con el relax. En la ciudad de A Coruña hay arenales en pleno corazón de la ciudad, mientras que la playa de Samil es la estrella de la ciudad de Vigo. La ventaja de no mover el coche pero sin renunciar a unas horas de sol en medio de la ruta monumental.

Playa de Melide. Cangas.

CALAS. No faltan las calas escondidas entre pequeños acantilados o entre vegetación que se abalanza sobre el mar. La ría de Cangas y Aldán ofrece unas cuantas y también la ría de Betanzos, la ría de Ares o la illa de Arousa. Una costa encadenada de playas que atesoran pequeñas hermanas que se disponen en los lugares más recónditos a los que sólo llegarán los más curiosos.

 ARTÍCULOS DESTACADOS

Parque Natural O Invernadeiro. Ourense.

2. PARQUES NATURALES Y MUCHO MÁS

Red Natura 2000 y Reservas de la Biosfera

Galicia es verde en esencia y goza de innumerables espacios protegidos, además de los Parques Naturales que conforman todo un estandarte de la naturaleza de la comunidad. A ellos se unen espacios de la Red Natura 2000, con un total de 59 ZECs (Zonas Especiales de Conservación) y 16 ZEPAs (Zonas de Especial Protección para las Aves), que abarcan el 12% de la superficie del territorio galaico.

Sin olvidar otras distinciones como Monumentos Naturales o los Lugares de Interés Comunitario. Destaca también el GeoParque de O Courel y el Parque Nacional das Illas Atlánticas.

Sería imposible enumerar todos estos espacios y ecosistemas, pero os dejamos una lista de Parques Naturales y las Reservas de la Biosfera por la UNESCO.

Parque Natural Serra da Enciña da Lastra. Ourense.
otoño en Galicia
Parque Natural de Corrubedo. Ribeira.

PARQUES NATURALES

La distinción de Parque Natural tiene como objetivo la protección de la belleza de paisajes y de sus ecosistemas, además de otras consideraciones como la escasa ocupación humana y unos valores educativos y científicos merecedores de esta figura. A fecha de marzo de 2021, Galicia tiene declarados 6 Parques Naturales.

El Parque Natural de Corrubedo e lagoas de Carregal e Vixán es el más visitado con unas 300.000 personas al año. Su conjunto natural está formado por dos lagunas, marismas y un ecosistema que penetra en una espectacular playa. Una gran duna móvil es la estrella del circuito de senderos que bordean este campos dorados de arena. El atardecer en la playa o en el faro es espectacular.

Fragas do Eume
Fragas do Eume. A Coruña.
Fragas do Eume
Terras do Mandeo. Miño.

LOS 6 PARQUES NATURALES EN GALICIA

Negueira de Muñiz. Lugo.

RESERVAS DE LA BIOSFERA

 ARTÍCULOS DESTACADOS

 ACTIVIDADES Y AVENTURA

Cascada do Ézaro. Dumbría.

3. CASCADAS INFINITAS Y ESPECTACULARES

Hay cientos salpicadas por toda Galicia

Las cascadas y cataratas son uno de los espectáculos naturales más atractivos para los viajeros, a las que conducen senderos que atraviesan, en muchas ocasiones, parajes de cuento en Galicia. Algunas terminan en piscinas naturales, que se convirtien en puntos de encuentro para sofocar el calor en verano.

Gracias a la gran cantidad de ríos que circulan por la comunidad gallega, gozamos de cientos de cascadas. Lejos de enumerar docenas y docenas, pondremos algunos ejemplos de las más visitadas por su belleza o entorno. 

Destacamos una por encima de todas: la Cascada del Ézaro, la única de toda Europa que desemboca al mar. Aprovechamos para aprender una palabra en gallego: fervenza = cascada.

 ARTÍCULOS DESTACADOS

Dumbría. A Coruña.

En A CORUÑA se ubica la Fervenza do Toxa como una de las más altas de Galicia, y muy cerca la de Férveda, en medio de escenario de ensueño como son las Brañas de Xestoso. La de Toxosoutos tiene unos saltos de agua preciosos en el municipio de Lousame. Las tres están a unos 30/40 kms de Santiago de Compostela.

En PONTEVEDRA destaca la fervenza do río Barosa, en el Parque Natural con nombre homónimo, muy cerca de la carretera general, por lo que merece la pena desviarse y hacer una parada. 

Cascada de Vilagocende. A Fonsagrada.
Cascada de Vilagocende. A Fonsagrada.

En LUGO encontramos el salto más grande de Galicia en caída libre con más de 50 metros: la fervenza de Seimeira de Vilagocende (A Fonsagrada), próxima a la playa fluvial de Pena do Inferno, un auténtico paraíso natural.

En OURENSE una de las más famosas es la fervenza do Tourón, en el municipio de Melón, con desniveles de hasta 120 metros y que ofrece otro entorno idílico: las pozas naturales de Melón, perfectas para pasar la tarde a remojo en la época estival.

En FERROL, un gran destino de playas para el verano, aparecen las fervenzas de Narahío y Belelle, ambas merecedoras de un paseo para conocer sus entornos naturales. La comarca de Ferrolterra es una región llena de sorpresas, una de las grandes desconocidas.

Fervenza da Toxa. Esta catarata es una de las más altas de Galicia, y forma parte del Sistema Fluvial Ulla-Deza. Se encuentra localizada en el municipio potevedrés de Silleda, a unos 40 kilómetros de Santiago de Compostela

(A Coruña). Tiene una zona habilitada para aparcar los vehículos. Se puede acceder fácilmente caminando y, en sus inmediaciones, podréis disfrutar de un mirador desde el que obtendréis unas vistas muy hermosas del paisaje que os rodea.

Fervenza do río Barosa. Otra de las fervenzas que no debéis perderos, en esta hermosa comunidad autónoma, es la que se encuentra en el Parque Natural del Río Barosa, Barro (Pontevedra). Esta es una parada obligada si os encontráis de camino a Pontevedra, ya que se encuentra en las cercanías de la carretera general N-550.

Fervenza de Toxosoutos. A unos 30 kilómetros de Santiago de Compostela, en el municipio de Lousame, encontraremos las cascadas de Toxosoutos. En este hermoso paraje natural, el río de San Xusto, forma unos espectaculares y refrescantes saltos de agua.

Fervenza do Belelle. También conocida como la cascada de O Marraxón, este espectacular salto de agua, de unos 45 metros de altura, se encuentra localizado en un precioso entorno natural del municipio de Neda (A Coruña). En sus inmediaciones, también podréis contemplar el Pazo de Isabel II y una antigua central eléctrica junto a la cual que podréis dejar aparcado vuestro vehículo. Otro de los alicientes de este lugar es que cuenta con un gran número de rutas de senderismo, así como con un mirador desde el que disfrutaréis de unas vistas increíbles del entorno.

Fervenza das Brañas. En  el municipio de Toques, podemos disfrutar de la fervenza das Brañas. Localizada en plena sierra de O Carreón, este salto de agua, tiene más de 40 metros de altura. El entorno que lo rodea, posee un gran valor paisajístico y cuenta con un amplio número de rutas de senderismo.c

Fervenza de Férveda. Regresamos al municipio de Sillea, pero esta vez para visitar la cascada de Férveda. Este salto de agua, se encuentra localizado en un escenario de ensueño. Rodeado de una frondosa vegetación, el lugar en el que se ubica es conocido como Brañas de Xestoso.

 

Fervenza do Tourón. No podía faltar en nuestra lista una de las cascadas más famosas de la provincia de Ourense, las Fervenzas de Tourón. Situadas en el municipio de Melón, estos saltos de agua cuentan con impresionantes desniveles de hasta 120 metros. Además, en el transcurso del río, podréis encontrar las famosas pozas naturales de Melón, perfectas para darse un baño refrescante.

Esta cascada, la forman las aguas del río Toxa a su paso por la parroquia de Escuadro. Tiene una altitud de unos 17 metros. En sus cercanías podréis visitar cuatro molinos que convierten el lugar en un paraje aún mucho más hermoso.

Fervenza de de Chacín, es otra de las cascadas más bonitas que podréis visitar en la provincia de A Coruña. La forma el curso del río Santa Baia a su paso por el ayuntamiento de Mazaricos. Sus 10 metros de caída forman con el entorno un paisaje paradisíaco. Además, en esta zona, también podréis También contemplar la cascada de Santa Leocadia.

Vixía Herbeira. Serra da Capelada.

4. ACANTILADOS DE RÉCORD EN EUROPA

Los más altos de toda la Europa continental

Los acantilados de Vixía Herbeira se cuelgan la banda de ser los más altos de la Europa continental con 613 metros de altura sobre el nivel del mar. Como la cosa va de marcas, decir que son también los cuartos de mayor altura de Europa. Situados en plena Serra da Capelada, es una de las mejores panorámicas de esta parte del litoral gallego, entre el municipio de Cariño y el de Cedeira.

Hay otros acantilados merecedores de visita por toda la Costa Ártabra de Galicia. La carretera que une los municipios de Valdoviño y Ortigueira, pasando por Cedeira, no tiene desperdicio. La naturaleza es salvaje y abrupta en una zona costera de las menos construidas de la comunidad, además de estar muy poco masificada. A Costa da Morte es otro espectáculo del litoral galaico por donde discurre una ruta impresionante: O Camiño dos Faros. Otro imprescindible para quien busque senderismo entre parajes y acantilados extraordinarios.

Vixía Herbeira. Serra da Capelada.

Los acantilados de Herbeira están incluidos en el LIC Costa ártabra y en la Red Natura 2000, pero desde hace años, colectivos y expertos demandan la creación de un Geoparque dadas las bondades geológicas de la comarca, que atraen cada año a un sinfín de investigadores y visitantes.

Mientras se lo piensa la administración, se puede visitar el Geoparque de la UNESCO en Galicia, ubicado en las montañas luguesas de O Courel. El único disponible hasta la fecha en Galicia. Abarca el territorio formado por los municipios de Folgoso do Courel, Quiroga y Ribas de Sil. Es el 13º espacio protegido de toda España, uniéndose en importancia a otros parques naturales muy visitados como el de Cabo de Gata, Sobrarbe o la Costa Vasca.

 ARTÍCULOS DESTACADOS

Cabo Ortegal. A Coruña.

5. GEOLOGÍA ÚNICA EN EL MUNDO

Las rocas de Cabo Ortegal: las cuartas más antiguas

Galicia es un destino top en materia geológica y geomorfológica. Los paisajes son bonitos a simple vista, poderosos y ciertamente extraordinarios. Observar y admirar está bien, pero comprender es mucho mejor. Si a unas panorámicas de lujo, le sumas el conocimiento del origen y su composición única, la recompensa interior es mayor cuando observas esta maravilla natural.

En cabo Ortegal se localizan las rocas más antiguas de la Península Ibérica y las cuartas del mundo. Se sitúan muy cerca de A Serra da Capelada, con sus acantilados de Vixía Herbeira: los más altos de la Europa continental. Completa el trío de ases el cabo de Estaca de Bares, el tercer punto de una ruta geológica maravillosa. Ver como ruge el mar en todo su esplendor azontando estos gigantes acantilados, es para deleitarse. 

En Cabo Ortegal hay que enfocar la mira hacia el interior de La Tierra. Las rocas que vemos a simple vista, provienen un afloramiento muy poco habitual que ha ocurrido hace millones de años y a muchos kms de profundidad. En este punto de la corteza terrestre estos materiales han quedado a la vista de todos de manera inusual. Su singularidad e importancia geológica convierten a estas rocas en un punto único en todo el planeta.

O Camiño dos Faros. A Costa da Morte.

Esta ciencia ha logrado salir del laboratorio para transformarse en algo accesible para el público general, a través de numerosos itinerarios geológicos que consiguen hechizar a todo el que se adentra en estos conocimientos. Existen numerosas rutas geológicas por toda la comunidad que, además de didácticas, son una maravilla para los sentidos tanto por el litoral como por el interior.

O Camiño dos Faros es una de las más agradecidas aunque requiere cierto esfuerzo si se quiere realizar todas las etapas, mientras los acantilados del norte entre Valdoviño y Loiba son otro espectáculo natural con una playa de arena negra no volcánica, de las pocas en el mundo. Las montañas de los Ancares, O Invernadoiro, O Courel, O Xurés, Monte Pindo, Monte Aloia entre otras, hacen lo propio en altura ofreciendo un museo al aire libre.  

Por algo cada año llegan hasta aquí numerosos investigadores y aficionados a la geología desde todas partes del mundo. ¿Qué os parece? Menuda lista de medallas geológicas acabamos de presentaros. Todo esto se traduce en unos paisajes de escándalo y unas rutas de lo más agradecido.

 ARTÍCULOS DESTACADOS

Bosques frondosos de Galicia
Muros. A Coruña.

6. RUTAS DE SENDERISMO Y DE MONTAÑA

Itinerarios por la costa o por el interior

Con todo lo que acabamos de exponer en los anteriores apartados, uno puede imaginar las incontables rutas de senderismo que se pueden realizar tanto por la costa como por el interior. La conexión con la naturaleza está garantizada sea cual sea el tipo de paisaje que busque el viajero: acantilados, bosques, montañas, molinos, puentes, cascadas, ríos, faros, hórreos, castros, dólmenes o petroglifos.

Una naturaleza llena de carácter y todavía salvaje para el que quiera explorar territorios poco manidos, que además están ligados a leyendas y mitos que ponen la magia al hechizo galaico. Las rutas de montaña por Os Ancares y O Courel regalan al que suda un poco más, verdaderas virguerías de la naturaleza más virgen y abrumadora, sin olvidar a Serra da Enciña da Lastra, O Xurés o As Fragas del Eume.

Los senderos que bordean los cañones de la Ribeira Sacra transitan entre viñedos y monasterios con unas vistas extraordinarias. Recomendamos una ruta por A Serra da Groba o por el Monte Aloia, un clásico de la Galicia Máxica, allí donde las yeguas son fertilizadas por el viento. 

O Camiño dos Faros. A Costa da Morte.

O Camiño dos Faros es una de las rutas costeras que más fama ha ganado en los últimos años y merece la pena de cabo a rabo. Unos 200 kilómetros que recorren A Costa da Morte, uno de los tramos del litoral más escarpados y abruptos de toda Galicia. Geología en estado puro.

Para los amantes de los faros hay mucho más como la ruta de los tres faros de A Costa da Vela, en el sur de Galicia, o la que recorre los acantilados del norte de la comunidad, desde Valdoviño hasta la Mariña Lucense. En esta zona del litoral los paisajes son impresionantes y los senderos tienen poca afluencia incluso en temporada alta. Otros senderos y pasarelas discurren entre marismas y lagunas como las de Valdoviño, Doniños, Carnota, Xuño, Corrubedo, Traba, Louro, entre otras.

No faltan rutas entre cascadas y molinos como la de O Folón y O Picón en O Rosal (Pontevedra), declarados Bien de Interés Cultural. O las que se abren entre piscinas naturales como ocurre en Pobra do Caramiñal, con vistas a la ría de Arousa. Solamente son unas pinceladas orientativas de todo lo que puede ofrecer Galicia al viajero senderista.

Redes. Ría de Ares.

7. PUEBLOS MARINEROS CON ENCANTO

Esencia marinera en enclaves privilegiados

Galicia sabe a mar y te impregna de salitre. A lo largo de toda la costa se suceden pueblos marineros de lo más pintoresco y auténtico, algunos de parada imprescindible por su valor patrimonial, sea material o inmaterial. Lugares con encanto y algo de magia a lo largo de 1.500 kms de costa, que se dice pronto.

Sitios donde desgustar la gastronomía del mar, donde charlar con los lugareños y donde empaparse de la idiosincrasia gallega, esa que te acabará conquistando. La lista de localidades interesantes para visitar es muy extensa, así que mencionaremos algunos de los más afamados, porque en este caso, cuando el río suena es que agua lleva.

Playa de Cabañas desde Redes. Galicia.

En la Mariña Lucense destaca O Vicedo, Foz o Ribadeo, en la parte norte de las Rías Altas citamos Ortigueira, Cedeira y el místico San Andrés de Teixido, un lugar imprescindible para conocer las historias de la Galicia Mágica.

En la ría de Ares hay unos cuantos lugares con encanto: Mugardos, Redes o el pueblo homónimo son ideales para tomar un vino y comer bocados de pescado o marisco. La villa de Pontedeume es otro clásico de la zona, en mi caso con un grato sabor a infancia.

Pontedeume: villa con encanto y 750 años de historia
Pontedeume. A Coruña.

En la ría de Muros y Noia destacan estos dos pueblos homónimos junto a los vecinos de Fisterra, Carnota o Caldebarcos, para saltar a la ría de Arousa donde sobresalen O Grove o Cambados. Y siguiendo la línea de costa paramos en la ría de Pontevedra para explorar Marín y Bueu, antiguo epicentro de la industria conservera, donde además de museos se puede recorrer esta historia a través de itinerarios que transitan por este patrimonio industrial.

El pueblo pontevedrés de Combarro es todo un referente por su impresionante concentración de hórreos al lado del mar. En la ría de Vigo las villas marineras de cabecera son Cangas o Moaña, aunque Aldán es quien roba el corazón.

Camelle. A Costa da Morte.

A Costa da Morte es uno de los tramos más afilados de nuestro perímetro costero, brutal a nivel paisajístico y geológico, pero también una zona con pueblos marineros encantadores: Malpica, Muxía, Corme, Camelle, Arou, Laxe o Camariñas, son algunos de ellos. Recomendamos hacer la ruta completa porque no tiene desperdicio.

No están todos los que son, pero tenemos que parar en algún momento. Seguiremos agrupando más villas y localidades marineras para que no quede por descubrir ningún rincón de esta tierra inagotable, donde cualquier pueblo del litoral tiene su dosis de magia.

ARTÍCULOS DESTACADOS

Castro de Santa Trega. A Guarda.

8. CULTURAS ANCESTRALES Y LEGENDARIAS

 Castrexos, romanos, arte rupestre y megalitismo

Galicia es una tierra rica en patrimonio ancestral. Desde cientos de castros de la Edad de Hierro a numerosas muestras de arte rupestre, con los petroglifos como principal baluarte y con la mayor muestra al aire libre de toda Europa. Sin olvidar los clásicos vestigios romanos o del megalitismo, con mámoas esparcidas por toda la comunidad. Otra lista infinita de la que te damos unas pinceladas para que centres el tiro. Si te gusta la historia, la antropología y la sociología, has aterrizado en el territorio adecuado.

OS CASTROS

Situados en lugares estratégicos, a menudo con espectaculares vistas, los castros son poblados fortificados de la Edad de Hierro que se mantienen rodeados de misterios. Quizás por ese motivo, en nuestra cultura muchos de estos enclaves mantienen una dimensión mágica.

Los pobladores de los castros no han dejado pistas sobre su cultura de la muerte, una de las grandes incógnitas que nos presenta este pueblo ancestral. Una cultura atlántica enriquecida con aportaciones mediterráneas, que le otorgan un carácter muy particular. En Galicia hay cientos de estructuras al descubierto y, según los expertos, infinitas sin descubrir.

Castro de Baroña. Porto do Son.

Algunos son imprescindibles como el castro de San Cibrao de Las en Ourense, el castro de Viladonga que domina la Terra Chá lucense, el castro de Baroña construido sobre un itsmo natural a la orillas del mar o el clásico castro de Santa Trega, en A Guarda, con vistas sobre la desembocadura del río Miño y la frontera con Portugal.

Pero hay otros muchos interesantes como el castro da Torre en pleno Courel o el castro de Candaz en Chantada, que se esconde bajo el embalse pudiendo solo admirarse cuando baja el caudal del río Miño. Si te interesa ahondar en esta cultura te recomendamos los siguientes artículos.

ARTÍCULOS DESTACADOS

Petroglifo Monte Lameiro. Pontevedra.

ARTE RUPESTRE: LA MAYOR CONCENTRACIÓN DE EUROPA

Con una superficie de veinte hectáreas, lo que equivale a 20 campos de fútbol, el Parque Arqueológico de Campo Lameiro está considerado como la mayor muestra de petroglifos al aire libre de toda Europa. Por eso muchos lo consideran la Capilla Sixtina de los petroglifos. Declarado como Monumento Histórico Artístico desde 1974, ayudan a comprender cómo era la vida en la Edad del Bronce.

Es un espacio abierto que comprende más de 100 grabados rupestres en roca, de los que se puede visitar una pequeña proporción. Los expertos señalan que tiene la misma importancia que las cuevas de Altamira, con la ventaja de que aquí se pueden ver las piezas originales en su estado natural.

Fontemoreira. Outes.

Laberintos, animales, símbolos geométricos, figuras humanas… que siguen otorgando un halo de misterio a las tierras galaicas. Otros de los más relevantes son los de Mogor (Marín) o de Chan da Rúa, pero puedes encontrarlos por cualquier rincón de Galicia.

El mayor descubrimiento de las últimas décadas en Galicia se sitúa en los montes de Taboexa en As Neves (Pontevedra), al descubierto tras los incendios que asolaron la comarca en octubre de 2017. Estos petroglifos conforman un nuevo paradigma para el arte rupestre gallego y portugués: el animal multirepresentado casi en exclusiva, no es el ciervo, si no los équidos.

Dolmen de Axeitos. Ribeira.

MEGALITISMO EN GALICIA

Los dólmenes son construcciones del Neolítico formadas por grandes losas de piedra. Las leyendas dicen que bajo ellos se esconden fabulosos tesoros enterrados, y no es descabellado si pensamos que están vinculados con los grandes ritos funerarios. En Galicia, con la abundancia de rocas de granito, adquieren una dimensión especial y sorprenden por su ingenio en la construcción.

El Dolmen de Dombate cuenta con un túmulo de 24 metros de diámetro, que bien merece el nombre de la Catedral del Neolítico gallego. Otros imprescindibles son el Dolmen de Axeitos, muy bien conservado, y los que se concentran en el Concello de Muíños con 4.000 años de antigüedad.

ferrol
Ferrol. A Coruña.

9. SIETE CIUDADES MONUMENTALES

Arquitectura, historia y cultura

Pero Galicia es mucho más que naturaleza y culturas ancestrales. Los amantes de la arquitectura, de los museos o de los monumentos, disponen de 7 grandes ciudades gallegas para disfrutar de la cultura y del ocio. Monumentales, históricas y legendarias.

La más conocida es la capital de Galicia: Santiago de Compostela, con uno de los centros históricos mejor conservados de Europa y meta del Camino de Santiago con la Catedral como epicentro turístico. Goza de una gran vida cultural de museos, además de la faraónica obra de la Ciudad de la Cultura. Su atmósfera universitaria y un gran ambiente de terrazas completan una visita obligada.

La eterna olvidada de las siete grandes ciudades de Galicia es Ferrol, sin embargo es un lugar monumental en cuanto a arquitectura y salvaje en cuanto a naturaleza.

Ferrol. Galicia.

Situada en uno de los mejores puertos naturales de Europa, no dejes de visitar el Arsenal Militar y el Barrio de la Magdalena, estudiado como ejemplo arquitectónico en toda Europa durante el s.XIX. Pero lo mejor son sus alrededores con unas playas salvajes y extraordinarias, uno de los mejores secretos mejor guardados de Galicia.

En los extremos norte y sur del eje Atlántico, surgen A Coruña y Vigo, rodeadas por el océano Atlántico, y con playas urbanas muy concurridas. Vigo es la ciudad industrial por excelencia ubicada en una de las rías más bonitas de Galicia. Un skyline marcado por las grúas de los astilleros del naval, que dan paso al casco antiguo viejo, recientemente reformado, donde se unen tradición y vanguardia en medio de restaurantes y museos.

Torre de Hércules. A Coruña.

En la ciudad coruñesa la Torre de Hércules presume de ser el faro más antiguo de España, al que conduce uno de los paseos marítimos más agradecidos de toda Galicia. Una urbe de servicios a la última que presume de una arquitectura y una oferta cultural muy rica y variada. Una de las ciudades más bonitas para pasearla.

Pontevedra se engalana al paso del río Lérez, con un casco antiguo de los más acogedores de Galicia. Su zona vieja peatonal y sus plazas con animadas terrazas son todo un clásico. Museos diversos, iglesias como La Peregrina y un paseo a la vera del río Lérez completan el itinerario.

En el interior Ourense y Lugo son atravesadas por el río Miño y brindan las montañas más impresionantes de Galicia como O Courel, Os Ancares, a serra do Invernadoiro o la serra do Xurés. Espacios verdes y parques naturales por doquier. Los cañones del Sil o la Ribeira Sacra son verdaderas obras de arte de la naturaleza.

Por si fuera poco, Lugo presume de la muralla romana mejor conservada de toda Europa. Ourense es tierra de castillos, de monasterios y de innumerables balnearios, verdaderos paraísos del termalismo en parajes magníficos. 

ARTÍCULO DESTACADO

Castillo de Monterrei. Ourense.

10. CASTILLOS MEDIEVALES

 Recorrido por el patrimonio del pasado

En una comunidad con un pasado medieval no pueden faltar los castillos, que junto a torres y torreones conforman un rico patrimonio monumental. Enumeramos algunos de los más relevantes y mejor conservados de Galicia.

  • El castillo de Castro Caldelas (siglo XIV) en Ourense. Fue construido por los condes de Lemos para defender sus tierras, aunque hay restos arqueológicos de hace 4.500 años. Sufrió batallas en las Revueltas Irmandiñas.
  • El castillo de San Vicente (siglo X) en Monforte, se levantó al lado del monasterio benedictino de San Vicente del Pino. La leyenda habla de un pasadizo secreto entre ambos para esconder amores prohibidos.
  • El castillo de Monterrei – Verín (siglo XII) es un palacio-fortaleza levantado en una colina para divisar Portugal. Uno de los mejor conservados y declarado Monumento Nacional y Bien de Interés Cultural.
  • El castillo de Pambre (siglo XIV) en Palas de Rei, es de los pocos que aguantaron las revueltas irmandiñas gracias a un ejército de 3.500 soldados. Se ubica en el Camino francés a orillas del río Pambre.
  • El castillo de Moeche (siglo XIV) en Ferrol fue testigo de una de las guerras civiles más cruentas del medievo. Pertenece a la Casa de Alba y fue morada de la conocida familia de los Andrade.
Pontedeume. A Coruña.
Pontedeume. A Coruña.
  • El castillo de A Rocha Forte en Conxo, del siglo XIII, es otro de los castillos destruidos por los irmandiños fue. Está muy cerca de Santiago de Compostela para quien visite la capital de Galicia.
  • El castillo de Vimianzo del siglo XII se construyó en la costa para controlar las rutas comerciales por las que navegaban pesqueros y mercantes. Fue destruido en las batallas irmandiñas y hoy es un centro de interpretación de A Costa da Morte.
  • El castillo de Sobroso -Mondariz (siglo XII) fue el lugar de encierro de Urraca I de León, que escapó del cerco por un pasadizo oculto que le permitió llegar a León. Es un museo de interpretación de Ponteareas.
  • El castillo de Soutomaior (siglo XII), próximo a Vigo, es uno de los mejor conservados y tiene un jardín botánico espectacular de más de 15.000 metros cuadrados con especies de más de 8 siglos de antigüedad.
  • El castillo de Monterreal en Baiona (siglo XII) está en la península de Monte Boi. Es una fortaleza-parador con muchas historias y leyendas. Fundado por romanos, fue tesoro de visigodos, musulmanes y cristianos.
  • Los castillos de San Antón, Santa Cruz y San Diego (siglo XVI) en A Coruña. El castillo de San Diego es el único que ya no existe. El castillo de San Antón es un museo arqueológico, y el de Santa Cruz (Oleiros) tiene un fondo permanente de obras.
Pazo de Lourizán. Pontevedra.

11. PAZOS SEÑORIALES

 Recorrido por el patrimonio del pasado

Los pazos son las grandes casas de la hidalguía gallega construidas mayormente entre los siglos XVII y XIX. Elegantes edificios con una historia, rodeados por extraordinarios jardines que merece la pena visitar. La gran Emilia Pardo Bazán describe a la perfección el ambiente señorial entre aquellas paredes de piedra, en su obra Los Pazos de Ulloa. Eran el centro de poder de la época.

Muchos nacieron como una casa fortificada y otros todavía conservan las torres almenadas. Elegantes, modernos, barrocos, imponentes y sobre todo poderosos. Algunos se han reconvertido en hoteles o paradores y acogen multitud de eventos como bodas y banquetes.

Ponte Maceira. A Coruña.

El Pazo Baión fue la casa de innumerables familias de nobles y ha vuelto a la actualidad gracias al libro y serie Fariña. La historia que se inicia con la venta del pazo a un famoso narcotraficante en 1987, la época dorada del tráfico de drogas en las Rías Baixas.

Algunos de los pazos más relevantes son el de Mariñán (Bergondo), Pazo Sineiro (O Grove), Faramello (A Coruña), Torres Agrelo (Pontevedra), Bentraces (Barbadás), Almuzara (O Carballiño), Quiñones de León (Vigo), Casa Grande de Rosende (Ribeira Sacra), Merced (A Coruña), Quinteiro da Cruz (Ribadumia), A Saleta (Meis), La Buzaca (Moraña), A Freiría (Pobra de Trives) o Fetiñáns. 

Pazo de Lourizán. Pontevedra.
  • El Pazo de Lourizán (Pontevedra) no se puede explicar sin hablar de su primer dueño, Montero Ríos, una figura política de la época que lo convirtió en el epicentro de la vida social y cultural del momento. Sus jardines son un tesoro botánico pero el espacio corre el riesgo de caer en el olvido arquitectónico por su deterioro.
  • El Pazo de Oca (A Estrada) se conoce como el Versalles gallego. En su espectacular jardín está el árbol de camelias más alto de Europa. Aquí han rodado cineastas de la talla de Almodóvar, Bardem, Vicente Aranda o Saura.
A Coruña. Galicia.
  • El Pazo de Santa Cruz de Ribadulla con sus 200 variedades de camelias conquistan a quien camina por sus dominios. El paseo de los olivos es espectacular y en su complejo hay hasta un río con cascada.
  • El Pazo da Touza (Nigrán) ha sido declarado Patrimonio Histórico y Bien de Interés Cultural y conserva hasta la torre almenada. Está a unos 20 kilómetros de la ciudad de Vigo.
  • El Pazo de Rubiáns (Vilagarcía) es otro de los que pertenece a la Ruta de las Camelias, con 800 especies catalogadas en 16 hectáreas de un jardín para perderse en una tarde de verano.
O Freixo. A Coruña.

12. RUTAS DE PATRIMONIO INDUSTRIAL

Además del innegable patrimonio natural y cultural, cobran cada vez más fuerza las rutas de patrimonio industrial, que tanto nos cuentan del territorio al que viajamos. Epicentros de desarrollo socioeconómico que fueron muchas veces pioneros, que pusieron a la comunidad en lo más alto y que conviene recuperar, en la línea de su auge en Europa. Sin ellos, no seríamos lo que somos.

Solamente en la Ría de Muros y Noia encontramos las siguientes posibilidades: las fábricas de salazón de Muros o Porto do Son, la antigua curtiduría de A Chaínza, las minas de San Fins, conserveras o los talleres de carpintería de ribera de Outes, centros de producción económica de la comarca, que forman parte de esta comarca.

Y esto ocurre en todas las regiones de Galicia, especialmente en las costeras, donde la industria se ha desarrollado con más fuerza. Itinerarios que recorren industrias abandonadas como la salazón, la conserva o la ballenera, edificios que todavía conservan aquel esplendor de épocas en las que fueron centro de Europa, como las fábricas Masó en las Rías Baixas

Cervo. Lugo.

La primera foto pertenece a la ruta de talleres de carpintería de ribeira por el municipio de Outes, en un intento de recuperar aquel motor que impulsó durante décadas al pueblo de O Freixo, y en general, a la mayor parte de la ría. Un saber hacer que se transmitía de generación en generación.

Es el caso de Francisco Fra en Cervo (Lugo) que es la octava generación de su familia en dedicarse a este oficio. Este artesano asegura que el oficio desaparecerá si nadie le echa un flotador al cuello. Su espacio de trabajo (en esta imagen superior) es mucho más que un taller, es todo un museo de artesanía. Oficios que conforman todo un valor de país y que la administración debería recuperar como patrimonio inmaterial.

Ferrol. A Coruña.
  • Rutas de la industria naval. Ferrol y Vigo principalmente. Destaca la ruta del Arsenal Militar de Ferrol o la que recorre las baterías militares de la comarca de Ferrolterra, vestigios de un pasado bélico. En Vigo los itinerarios por Bouzas y O Berbés, por astilleros y por la ría para recorrer los puntos más importantes de la industria.
  • Rutas de las fábricas de salazón. O Grove, Burela-Cervo y A Costa da Morte. Estas fábricas se dispersan por todo el borde costero, resaltando estas localidades con rutas específicas y más trabajadas a nivel turístico.
  • Rutas de la industria conservera. Especialmente en Cangas, Moaña, Bueu y Vigo. Tristemente la fábrica de Masó de Bueu se tiró abajo, pero se puede pasear por el edificio de Cangas, una joya arquitectónica del siglo XIX.
Baterías Militares Canbo Prior. Ferrol.
  • Rutas de la carpintería de ribeira. Burela y Serra de Outes, con epicentro en O Freixo. Son dos puntos imprescindibles para adentrarse en este oficio artesano digno de ver. Fabricar barcos como en siglos pasados es todo un arte que debemos proteger.
  • Rutas de antigua minería. La del wolframio es una de las más conocidas con explotaciones en San Fins en Outes, de Varilongo en Santa Comba, o de Beariz y Maceda en Ourense. Los nazis se cansaron de extraer este mineral tan importante en el desarrollo de la II G.M. Montefurado en Quiroga es otro ejemplo excelente que gira en torno a la extracción de oro.
  • Rutas de curtidorías. Santiago, Noia, Allariz o Neda. En la capital de Galicia se asentó la más grande de toda la comunidad, activa durante siglo y medio. La fábrica de La Florida en Neda y la fábrica de San Isidro o Nogueiras en Allariz, han sido reconstruidas.

ARTÍCULO DESTACADO

Rapa das Bestas de Amil. Pontevedra.

13. TRADICIONES E IDIOSINCRASIA

Rapa das bestas y otras celebraciones singulares

Galicia es tierra de tradiciones ensalzadas con multitud de eventos populares que pueden convertirse en un aliciente más para visitar nuestra comunidad. Muchos de estos eventos están declarados fiestas de interés turístico. Os damos unas pinceladas de las más peculiares o relevantes, sean religiosas o paganas, pero… pan e viño que non falte!

RAPA DAS BESTAS

A Rapa das bestas es una de las tradiciones más arraigadas de Galicia. Un acontecimiento que tiene lugar durante la primavera y el verano en distintos sitios de la comunidad, para reunir los caballos salvajes en las zonas de montaña y conducirlos hasta los recintos cerrados conocidos como ‘curros’. De ahí que muchas veces se les denomine con ese nombre. El objetivo es cortar sus crines y marcarlos, una acción que se ha convertido en todo un espectáculo con el paso de los años.

La Rapa das Bestas de Sabucedo en A Estrada (Pontevedra) es la más famosa y está declarada como Fiesta de Interés Turístico Nacional desde el año 1963 y fue catalogada como Fiesta de Interés Turístico Internacional en 2007. Se celebra el primer fin de semana de julio.

Curro de Amil. Pontevedra.

El curro de Candaoso en Viveiro es otro dintinguido como Fiesta de Interés Turístico Nacional, con una tradición que ya pasa del medio siglo en A Mariña Lucense. Se organizan competiciones de andadura y carreras de caballos y se celebra en el mes de julio. 

Pero hay muchos más que os pueden coincidir cerca de vuestro destino de vacaciones. Desglosamos a continuación los más reseñables de junio y julio. En agosto quedan opciones como el Curro de Recarei-San Tomé, en O Valadouro (Lugo) o el Curro da Paradanta, en Luneda-A Cañiza (Pontevedra).

  • Municipio de Oia (Pontevedra): curro de Valga, curro de Torroña, curro de Mougás (serra da Groba). Mes de junio.
  • Municipio de Gondomar (Pontevedra): curro de Morgadáns, curro de San Cibrán (serra da Groba). Mes de junio.
  • Municipio de Moraña (Pontevedra): curro de amil. Segundo fin de semana de julio.
  • Municipio de Cedeira (A Coruña): curro da Capelada que se celebra desde 1974.
  • Municipio de Mondoñedo-A Pastoriza (Lugo): curro Campo do Oso. Mes de junio.
A Coruña. Galicia.

PROCESIONES Y ROMERÍAS

1. Procesiones Santa Marta de Ribarteme (29 de julio). As Neves – Pontevedra. Es probablemente la procesión más peculiar de todas cuantas se celebran en Galicia por lo curioso de la escena religiosa: devotos en vida que desfilan en procesión dentro de los ataúdes. Es su manera de demostrar devoción a la virgen para que los proteja de enfermedades graves y otras situaciones negativas para ellos o sus seres queridos. Después de la misa, salen los féretros de la iglesia camino al cementerio entre cánticos religiosos que se mezclan con el sonido de las campanas.

Los ataúdes infantiles van vacíos, aunque hay constancia de que antaño eran transportados por los niños. La procesión es seguida por otros penitentes que caminan portando velas. Santa Marta lleva la mano derecha alzada en señal de protección hacia los que han logrado escapar de la muerte, hecho que los fieles compensan con ofrendas.

A Coruña. Galicia.

2. Procesión marítima da Virxe do Carme (16 julio). Localidades marineras de toda Galicia. La patrona de los marineros es la protagonista de otra de las festividades más importantes de una comunidad marinera como esta. El día grande en la mayor parte de las localidades costeras gallegas, por lo que resulta fácil de ver para los que viajen durante esta fecha por el litoral.

La imagen de la santa sale de los santuarios hacia el puerto donde se embarca en una procesión marítima en la que participan todas las embarcaciones de la comarca, engalanadas para la ocasión. Un espectáculo religioso y festivo muy colorido y pintoresco.

San Andrés de Teixido. A Coruña.
San Andrés de Teixido. A Coruña.

3. Romería de San Andrés de Teixido (8 septiembre). Cariño – A Coruña. Es un lugar de peregrinaje para los gallegos en medio de A Serra da Capelada y con vistas al Atlántico a unos 150 metros de altura. Un enclave salvaje y místico a partes iguales.

El dicho dice que ‘a San Andrés vai de morto o que non foi de vivo’, superstición que lo ha convertido en una parada obligada en vida para los creyentes, y para los del ‘por si acaso’. Aquí fue donde San Andrés asentó el santuario de la fertilidad y es donde la gente acude a pedir por sus deseos. El día de la romería hay que beber de la fuente de los Tres Caños y pedir deseos al santo. No olvides recoger como amuleto la hierba de enamorar.

Unos escalones de piedra descienden hasta una cueva mágica donde la gente entrega a San Andrés sus ofrendas: velas, imágenes, dedicatorias y otros objetos peculiares para pedir o agradecer. Paredes que supuran espiritualidad por cada piedra. Digno de ver. San Andrés es uno de los destinos imprescindibles de la Galicia Máxica que rebosa de leyendas y tradiciones.

A Coruña. Galicia.

4. Romerías de Virxe do Corpiño. Lalín – Pontevedra. Es uno de los santuarios marianos más antiguos y conocidos de Galicia, levantado en el siglo XVIII. Se ubica en lo alto de una colina regalando una panorámica excepcional de toda la zona. Los supuestos milagros de la virgen de Nosa Señora do Corpiño, sobre todo los relacionados con los males de la cabeza, le dieron fama. Los días de romería que coinciden con San Xoán y con el solsticio de verano, son los más multitudinarios.

Lugar sagrado famoso por ser escenario de curaciones de endiablados y de exorcismos autorizados por el Vaticano. El halo de este lugar mágico es palpable, empujado por el fervor de fieles que restriegan sus manos y paños contra la virgen. En la web oficial del santuario tenéis información sobre las fechas más importantes del Corpiño.

Santiago de Compostela. Galicia.

DÍA DEL APÓSTOL: 25 JULIO

No podemos terminar sin mencionar a grosso modo la fiesta más importante de Galicia, que muchos hacen coincidir con su estancia en la comunidad. El 25 de julio es el Día del Apóstol pero el calendario festivo se extiende durante todo el mes con eventos culturales y muchas actividades centradas en la capital de Santiago de Compostela.

No hace tantos años que la quema de la fachada de la Catedral era el centro de las miradas a medianoche (madrugada 24/25 julio), momento que ha pasado a la historia para proteger el patrimonio monumental. Se ha sustituido por otro tipo de espectáculo como proyecciones audiovisuales. Los fuegos artificiales conforman otro de los momentos importantes de la celebración.

Pero Galicia está llena de tradiciones y festividades, por eso el mejor consejo pasa por visitar las webs de los municipios a visitar donde encontraréis todos los eventos importantes de la zona que vayais explorando en cada momento. Y todavía más fácil, aprovechar para entablar conversación con los locales que te explicarán si hay alguna celebración interesante durante tu estancia.

Este lugar sagrado es muy conocido por ser escenario de curaciones de endiablados y por la práctica de exorcismos a la puerta de la iglesia, para lo que el párroco de este templo tiene autorización del mismo Vaticano. Hoy en día, los psiquiatras buscan explicación a estos extraños síntomas en las enfermedades mentales pero en el culto popular aun hay quien habla de posesiones diabólicas. En todo caso, podréis intentar sentir el halo de este lugar mágico conforme entréis en el atrio donde se juntaba todo tipo de gente para “quitar el hechizo”, “echar al demonio fuera” o curar “el ramo cautivo”. En los puestos de alrededor del templo también venden amuletos contra el mal de ojo y la envidia, así como para preservar la salud.

Ya el escritor Vicente Risco escribió sobre estos rituales en los que participaban familiares del “endiablado”, el sacristán, exorcistas y “rosareiras“ (vendedoras de rosarios). Si os fiais de la leyenda, no abráis la boca estando aquí por si la bola de pelo expulsada por alguno de los poseídos aun rueda entre los bancos de la iglesia y os entra en el cuerpo. Hoy en día, los que le imploran ayuda a la Virgen siguen rituales menos traumáticos.

Igual que los romeros más devotos, no os marchéis sin tocar la imagen de Nosa Señora. La procesión de los días grandes dura más de una hora. La multitud de romeros rodean y casi ocultan el santuario. Uno tras uno, van pasando por debajo de la imagen mostrándole su veneración a la Virgen. Tocan los mantos con las propias manos o lo refriegan con los paños y le piden amparo.

Covelo. Ourense.

14. FIESTAS POPULARES SIN FIN

Gastronómicas, históricas y el imprescindible Entroido

Pero no sólo de tradiciones vive Galicia, y salpicadas por todo el territorio aparecen un montón de fiestas para disfrutar de un día diferente. Desde las infinitas fiestas gastronómicas a todas las históricas que recorren la comunidad, sin olvidar una de las más internacionales: su carnaval, conocido en tierras gallegas como O Entroido.

O ENTROIDO: CARNAVAL ANCESTRAL

El carnaval es por definición la fiesta más subversiva del año donde los roles se invierten y uno puede reírse de todo. En Galicia es una larga tradición popular, sobre todo en la provincia de Ourense y la única regla que existe es: ¡ir disfrazado! El espíritu participativo y las ganas de divertirse son indispensables para no ser manchado con harina o salpicado con hormigas vivas. Pagar una ronda… será lo de menos!

Galicia fue una de las pocas regiones de España que continuó celebrando el carnaval a pesar de la prohibición. El Entroido de Xinzo de Limia con sus pantallas está declarado Fiesta de Interés Turístico Internacional. El de Verín con sus cigarróns es Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Laza. Ourense.

Siete de ellas tienen el reconocimiento de Fiestas de Galicia de Interese Turístico: el Carnaval de Cobres con las damas y los galáns, el Entroido de Laza con sus peliqueiros), el Entroido de Viana do Bolo con su boteiro, el Folión Tradicional do Entroido de Manzaneda con las mázcaras) los Xenerais do Ulla y el Entroido de Maceda con los felos y el Entroido de Vilariño de Conso con el boteiro como personaje estrella.

Sería muy extenso hablar de todas las figuras ancestrales que conforman esta festividad que aúna a la perfección cultura, tradición e idiosincrasia. La gastronomía es parte de la fiesta con suculentos platos a la mesa: el cocido es la estrella. De postre: filloas, orellas, bica y licor café.

Las FERIAS MEDIEVALES tienen mención aparte y existen unas cuantas por Galicia, destacando la de Noia, Betanzos, Pontedeume o la Feira Franca de Pontevedra, una de nuestras favoritas y a la que más veces hemos asistido.
A Coruña. Galicia.

FIESTAS HISTÓRICAS

No faltan celebraciones en las que cultura y patrimonio forman un binomio de lo más atractivo. A Festa do Esquecemento de Xinzo de Limia (Ourense), a Festa da Arribada (Baiona) o el Ribadeo Indiano, una fiesta que cada año goza de más fama y que se desmarca de las medievales o romanas, muy extendidas por todo el territorio español. Destacamos otras cinco de las más distinguidas.

  • Romería vikinga de Catoira (Pontevedra). Desde 1960 cada primer domingo del mes de agosto se emula la llegada de los bárbaros en barcos vikingos. El asalto a las torres de Catoira va unido de a una fiesta gastronómica, como es habitual en Galicia.
  • Arde Lucus (Lugo). La ciudad se transforma en la Lucus Augusti en otra Fiesta de Interés Turístico Nacional. La Muralla Romana es el epicentro de la celebración romana que ofrece combates de gladiadores, carreras de cuádrigas, banquetes y todo tipo de representaciones como la venta de esclavos o la constitución del Senado.
  • Batalla Naval (A Coruña). Durante las Fiestas de María Pita brinda un magnífico espectáculo pirotécnico y la entrada de los navíos en la bahía para conmemorar el ataque a la ciudad de la escuadra inglesa comandada por Francis Drake en el año 1589.
  • Festa da Reconquista (Vigo). En 1809 la ciudad se liberó de la ocupación militar napoleónica y en este evento se representan los momentos más relevantes de esta expulsión de las tropas francesas. Combates, disfraces de época y gastronomía.
  • Festa da Istoria (Ribadavia). Declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, está documentada desde el siglo XVII, aunque dejó de celebrarse en 1868. A partir de 1989 se revive esta tradición el último sábado de cada mes de agosto. La villa regresa al pasado con la judería medieval, torneos, teatro, desfiles o mercados de artesanos.
Festa da Vieira. Cambados.

MÁS DE 100 FIESTAS GASTRONÓMICAS

Galicia está repleta de fiestas gastronómicas populares que honran por todo lo alto su extraordinaria materia prima, desde todas las variedades de marisco hasta la empanada, el cocido, el pimiento de Padrón o incluso la lamprea. Unos eventos marcados por romerías y verbenas y que suponen una de las mejores maneras de acercarse a una parte fundamental de nuestra idiosincrasia.
 
Manjares a precios económicos a ritmo de orquesta y a la sombra de carpas o ‘carballeiras’. La merluza de pincho y el bonito en Burela, el pulpo en Mugardos, el percebe en Corme, las navajas en a Illa de Arousa, las almejas en Vilagarcía, los pimientos en Herbón o Arnoia, las cigalas y langostinos en Marín, el cabrito al espeto en Moraña, el cerdo a la brasa en Amil, berberecho y la almeja en Vilanova de Arousa, la vieira en Cambados, sin olvidar el pan en Cea o el queso en Arzúa.
 
Son sólo algunos ejemplos de las incontables fiestas en honor a los productos excelentes que nos brinda esta comunidad tan fértil en tierra y mar.
Pulpo. Galicia.
En lugar de seguir enumerando las posibilidades infinitas, os facilitamos el enlace a este anexo que las recoge en casi su totalidad. Si os interesa un producto en concreto, no dejéis de hacer coincidir vuestra estancia con su evento por antonomasia. Como decimos, es una forma estupenda para interactuar con la vida auténtica de muchas localidades costeras e interiores.
 
 

Dicho esto, lo mejor que podemos hacer es pasar al siguiente punto, porque sin necesidad de acudir a ninguna fiesta gastronómica, la oferta culinaria de Galicia es otro reclamo turístico más. Una cocina tradicional con una materia prima de lujo, que se ha colado en los mejores rankings de la gastronomía internacional.

Santiago. Galicia.
A Coruña. Galicia.

15. GASTRONOMÍA EXQUISITA

Productos de primera calidad y de proximidad

La gastronomía gallega ha traspasado fronteras conformando un atractivo más para los viajeros, incluso convirtiéndose en el factor central de los que buscan el turismo culinario. Los excepcionales productos del mar y de la tierra, frescos y de proximidad, maridados con vinos extraordinarios, completan un menú de primer nivel.

La tradición es la base de los fogones galaicos a la que se une la vanguardia que han cosechado varias generaciones de chefs de renombre, colocando la gastronomía gallega en el lugar que se merece a nivel mundial. Los restaurantes gallegos han conseguido una estrella Michelin, son capaces de encumbrar esas materias primas inigualables en toda una obra de arte culinaria.

El respeto a la materia prima es fundamental en la cocina gallega, el producto alcanza su máximo esplendor sin apenas modificaciones. Los pescados del Cantábrico, los mariscos de las rías, la ternera gallega o las verduras de la huerta, se pueden disfrutar sin apenas desviarse del origen.
 
Si hablamos de recetas clásicas para conocer a fondo nuestro sabor, recomendamos el pulpo a la gallega, el caldo, el lacón con grelos, los pimientos de Padrón, las empanadas, el queso de tetilla o de San Simón, el capón de Villalba, la tarta de Santiago, las filloas o
el pan, un elemento indispensable en la mesa.
Santiago de Compostela. Galicia.

Sentarse a una mesa es todo un ritual, sobre todo cuando se trata de celebraciones, y está directamente vinculado con la hospitalidad gallega. No hace falta ir a los mejores restaurantes para deleitarse con la cocina gallega, podrás comer bien en tabernas, tascas y furanchos.

Y para terminar el menú, los vinos de las Denominaciones de Origen como O Ribeiro en las Rías Baixas, Monterrei, Valdeorras o la Ribeira Sacra. Nos atrevemos a asegurar que te irás con muy buen sabor de boca de tu viaje por Galicia.

Tradición. Es el pilar central de la gastronomía gallega. Conservar y aprender de la tradición, de lo que llevan cocinando generaciones y generaciones, saborear los platos más atávicos de la comunidad. El sabor del cocido, la empanada o el pulpo con cachelos preparado como se ha hecho toda la vida ofrece una cultura de sabores a partir de la que crear todo lo que uno se pueda imaginar.

Variedad. Y precisamente en esa tradición ya se encuentra una gran variedad de productos y platos para alcanzar todos los gustos y necesidades. Es cierto que buena parte de las recetas gallegas son contundentes, pero las verduras son también protagonistas de muchos platos. Si no te gustan las buenas carnes o los derivados del cerdo, podrás optar por los deliciosos menús a base de pescados y mariscos.

Calidad de los productos. Pero para que todo esto funcione, otra de las claves irrenunciables es utilizar siempre productos de primera calidad. Por ejemplo, si un pulpo es de calidad mediocre, da igual cuanto tiempo y en qué condiciones lo dejes hervir, nunca tendrá una buena textura.

Alimentos de proximidad. Para qué buscar más lejos cuando muchas veces las mejores materias primas se encuentran al lado de nuestras cocinas. Eso es lo que sucede en Galicia y por eso la mejor gastronomía gallega recurre a alimentos de proximidad y le funciona.

Vinos. El mejor aliado de la gastronomía gallega son los vinos que producen y elaboran en la comunidad autónoma, desde O Ribeiro a Rías Baixas sin olvidar Monterrei, Valdeorras ni Ribeira Sacra.

Baroña. Galicia.

16. MÁGICA: MITOS, MEIGAS E MOURAS

Un submundo de seres fantásticos

Otra parte del patrimonio inmaterial es la que conforma la tradición oral con sus incontables mitos y leyendas, que inevitablemente aparecen unidos a rincones de Galicia que están rodeados de un halo de magia, misterio y belleza paisajística. Esos que parecen sacados de un cuento de hadas… ¿o de meigas y mouras? Son algunas de las figuras icónicas que habitan nuestro submundo mágico.

MEIGAS. Forman parte de la tradición gallega más profunda, y traducirlas como ‘brujas’ limitaría mucho su significado en nuestra cultura, donde se las reconoce como curanderas y videntes, entre otras.

La forma de protegerse de los hechizos y males de ojo, es mediante amuletos para la casa o el cuello: herraduras de caballo detrás de las puertas, collares de muérdago, el clásico ajo que también sirve para vampiros, conchas de bivalvos, tierra de cementerios o patas de ave… dependiendo de la zona de Galicia. Si algo tenemos claro los gallegos es que: ¡habelas hainas!

otoño en Galicia
Outes. Galicia.

MOURAS. Son menos conocidas fuera de nuestros límites territoriales, pero estas firmes herederas de las deidades femeninas arcaicas son, según los expertos, una de las figuras más releventes de la mitología gallega. Seductoras, con cualidades para el baile y el canto, son capaces de adoptar formas diversas, como la serpiente. Prometen tesoros y joyas a quien las libere de su hechizo. Habitan en los bosques y espacios naturales, una relación que lo marca todo.

Cascadas, monasterios, hórreos, cruceiros, santuarios, puentes, ríos, petroglifos, castros, mámoas, montes, lagunas, iglesias… son incontables los espacios naturales o símbolos monumentales, vinculados a este patrimonio cultural. O pueblos enteros como San Andrés de Teixido, recuerda que vai de morto o que non foi de vivo!

Pero el abanico de la Galicia Mágica puede abarcar desde el sentimiento de la morriña hasta las creencias de un pasado celta, que todavía no han logrado evidenciar los científicos. Y esa es la verdadera magia, aún sin pruebas, la tradición oral pesa más que el razocinio de la ciencia.

Ares. Galicia.

Costumbres ancestrales, supersticiones, tradiciones y fiestas populares se arraigan en muchos de estos mitos del folclore gallego. Todos ellos han dado forma a la idiosincrasia gallega, singular e intrasferible.

La administración suele promocionar los mismos lugares enmarcados en el clásico ‘sota, caballo y rey’. Es una pena porque diversificar el turismo es la única garantía para la sostenibilidad, más aún si se trata de una tierra que vende naturaleza por encima de todo.

Por eso es tan importante proteger esta cultura mágica que forma parte de nuestro ADN y que nos lleva de la mano por algunos de los parajes más místicos y hechizantes de Galicia. En tu itinerario irás descubriendo gran parte de estas historias que harán que tu experiencia sea magnética.

Por último ¿Conoces a los mouros? otros seres mágicos que habitan bajo tierra y que podrán salirte al camino cuando menos te lo esperes. Siempre será mejor que el asalto de la temida Santa Compaña, la famosa procesión de ánimas del Purgatorio. Si te la encuentras en la oscuridad, lo mejor será que hagas un círculo en el suelo y te metas en su interior.

En la mitología gallega, las mouras (también conocidas con diversos nombres como madamas, donas, encantos, hadas, etc.) son mujeres bellísimas de cabellera rubia (aunque tirando a rojizo), ojos azules, piel blanca y vestidas de blanco, que habitan en las fuentes, ríos, castros, mámoas y ruinas de antiguos monumentos, en donde guardan valiosísimos tesoros. Son seductoras y encantadoras, teniendo grandes cualidades para el baile y la composición e interpretación de canciones. Tienen la capacidad de adoptar formas diversas, pero ellas prefieren la de serpiente o culebra.

Se sientan a orillas de los manantiales, fuentes o ríos, donde lavan, tejen, hilan donde peinan sus largos cabellos con peines de oro. Prometen tesoros y grandes riquezas a quien rompa su hechizo.Les gusta aparecerse al lado de su morada en pleno día en esta forma (sobre todo el día de San Juán). Si un hombre las ve, es seducido por ellas, y la única forma de que ella también se enamore de este humano, es rompiendo el encantamiento que pesa sobre la moura, besándola o haciendo el ritual que ella le indique. Si logra romperlo, conseguirá desposar a la moura, ahora, roto el encanto, convertida en una hermosísima moza, y poseer el tesoro que esta guardaba. Todas las mouras tienen muchas riquezas, entonces el que se despose con ellas será rico y la buena suerte estará siempre con el.

Las Mouras, aunque comparten nombre y aparecen a veces como sus mujeres, son criaturas bien diferentes a los Mouros, tanto en el color de la piel y personalidad. Son realmente dos seres completamente distintos.

Santiago de Compostela. A Coruña.

17. CAMINO DE SANTIAGO

Un peregrinaje con diversos motivos pero única meta

Muchas de estas leyendas de la Galicia Mágica también se vinculan al Camino de Santiago, sendero de peregrinaje desde hace más de mil años y que conforma la parte más promocionada del turismo gallego. Lo dejamos para el final precisamente por eso, todo el mundo lo conoce y apenas necesita presentación. Existen posibles inicios de la ruta pero una única meta: la Catedral en la plaza del Obradoiro.

El 2021 es Año Santo y por tanto Xacobeo, empañado por la pandemia como cualquier celebración, sería uno de los años con más visitantes que pretendía batir récords. Pero tendrá que esperar. Esta antigua ruta de peregrinaje recorre Europa con destino a Santiago de Compostela, es la más antigua y concurrida del viejo continente.

Miles de peregrinos han llegado hasta el santuario de un apóstol de la Cristiandad: Santiago el Mayor. Su tumba fue descubierta una noche del 813 en el monte sagrado del Libredón, y sería la piedra fundacional de una Catedral que atraería infinitos caminantes. En la actualidad, una red de albergues cubre los diferentes caminos, además de numerosos hoteles que han emergido a su paso.

otoño en Galicia
Camino de Santiago. Galicia.

No hace falta seguir una motivación religiosa para comenzar a andar. La simple búsqueda de uno mismo, la naturaleza prodigiosa que acompaña durante el Camino o la interacción con otros peregrinos hacen que se convierta en una experiencia única. El silencio, los paisajes y a menudo la lluvia, son los compañeros más habituales.

Hay varias rutas oficiales: el Camino Francés, la Vía de la Plata, el Camino Portugués, el Camino del Norte, el Camino Primitivo, el Camino Inglés, el Camino a Finisterre y el Itinerario Jacobeo del Mar de Arousa y Río Ulla. Los que quedan prendados con esta experiencia suelen repetir haciendo diferentes rutas para conocer nuevos enclaves, sensaciones y gentes.

WEB OFICIAL DEL CAMINO DE SANTIAGO

Reserva directamente aquí tu plaza

Ciudad de la Cultura. Santiago.

18. MODERNA: OCIO Y CULTURA

Un turismo cultural en auge

No queremos desaprovechar la oportunidad de presentar la cara más moderna, culturalmente hablando, de Galicia. En los últimos años la escena musical se ha impulsado gracias a numerosas iniciativas que a día de hoy han recibido a aplausos y premios de la crítica. Este apartado va dirigido a todos los que buscan planes alternativos y actividades de ocio.

Más allá de los clásicos museos y los más modernos como el CGAC en Santiago, el MARCO de Vigo, el MAC en Coruña o las exposiciones de la Ciudad de la Cultura en el monte compostelán del Gaiás, que merece un simple paseo por esta obra faraónica de la arquitectura firmada por Peter Einsman. Centro de la polémica desde su creación, poco a poco va logrando ser un espacio de conexión cultural y social. 

Festivales de cine, de documentales, de cortos, de arte urbano o deportivos salpican toda la geografía de la esquina norte de España. Destacamos Cineuropa y Cortocircuito (Santiago), Play-Doc (Tui), Desordes Creativas (Ordes) sin dejar de mencionar O Marisquiño (Vigo), toda una referencia en el deporte extremo que desgraciadamente, se marcha este 2021 de la ciudad tras décadas siendo un estandarte de la cultura urbana.

Ciudad de la Cultura. Santiago.

Como la gran mayoría de viajeros los recibimos en verano, vamos a centrarnos en los festivales musicales que en Galicia suman un extra: irse de festival no está reñido con playa y naturaleza porque muchos eventos se rodean de entornos espectaculares. En muchos podrás dejar atrás el cemento, y sentarte sobre un césped, pero de verdad y no de plástico. Todos los estilos musicales en diferentes localizaciones que atraen cada año a gente de toda España.

El Resurrection Fest (Viveiro) es todo un referente a nivel nacional y epicentro del hardcore y del metal durante un fin de semana. El Festival Internacional do Mundo Celta (Ortigueira) es un emblema del folk a nivel mundial con más de 40 años a sus espaldas. El  Portamérica (Nigrán) aúna música, gastronomía y naturaleza en el sur de Galicia y el Festival Noroeste de A Coruña congrega en las playas del corazón de la ciudad a una oferta de artistas con entrada gratuita, y que es todo un clásico del verano.

Festival WOS. Santiago.

WOS Inc (Santiago de Compostela). Es el primero que destacamos por su innovación tanto en la propuesta como en la selección de artistas y actividades. Reconocido con diversos premios, se ha ganado a pulso entrar en la escena alternativa con clase, esencia y una elegancia que ya quisieran muchos. Sus escenarios por toda la ciudad se levantan en espacios monumentales relacionados con la cultura y el arte. Uno de los eventos más esperados cada año en la capital de Galicia.

Festival Isla San Simon (Pontevedra). Una de las propuestas más alternativas porque su cartel es un misterio. Los asistentes compran los abonos a ciegas con el plus de que se celebra en un entorno idílico como es la isla de San Simón en plena ría de Pontevedra. Propuestas minimalistas y muy personales son sus señas de identidad.
 

Atlantic Fest na Illa de Arousa. Una de las muchas propuestas de música pop independiente pero con el paraíso de esta isla como telón de fondo. Levantarse y pasar el día en las numerosas calas de agua turquesa o degustando platos típicos en pueblos marineros con encanto, es una apuesta segura.

Festival Ribeira Sacra. Destacamos este evento porque entorno vale su peso en oro entre laderas cubiertas de viñedos y paisajes de montaña de escándalo. Música aderezada con algunos de los mejores vinos de Galicia y en un paraje que es puro espectáculo. Y con conciertos en catamaranes, miradores o bodegas.

Festival de la Luz (Boimorto). Un evento creado por la artista gallega Luz Casal con fines solidarios, y que solamente por eso merece una mención. Pero si le sumamos un entorno rural y natural, con carácter familiar, que intenta emular a una moderna romería gallega. No falta una buena oferta gastronómica y actividades para los niños. 

Galicia. Aventura. Globo
Noia. A Coruña.

19. DEPORTES, BUCEO Y AVENTURAS

Experiencias más atrevidas e inolvidables

Muchos no se conforman con paseos por la naturaleza, baños en las playas o senderos por los bosques y necesitan más adrenalina. Para todos ellos Galicia también ofrece infinitas posibilidades gracias a esa geología y orografía tan especial. Rafting, escalada, kayak, buceo, piraguismo, puenting, parapente, ultra ligero o barranquismo, son algunas de las experiencias que podrás vivir, sin olvidar surcar los cañones de la Ribeira Sacra en globo aerostático o las rías gallegas volando sentado, así como lo oyes.

EXPERIENCIAS Y AVENTURAS

Destacamos dos experiencias que nos gustan especialmente por la visión tan particular que ofrecen a vista de pájaro. Una perspectiva diferente para observar algunas zonas de la comunidad. Una de las más espectaculares es la Ribeira Sacra, que se puede sobrevolar en globo para retratar y grabar en la retina unas panorámicas maravillosas.

En la costa gracias al parascending podrás tener una sensación parecida a la de un pájaro sobrevolando las rías gallegas con este paracaídismo con lancha motora. Irás cómodamente sentado y empujado por la fuerza de una embarcación que surca las aguas bajo tus pies. Por supuesto no olvidamos el parapente clásico para ver paisajes de una manera inolvidable. Para más información sobre estas actividades os dejamos a continuación el link a una de las webs que ofrecen reservas para todas ellas.

Galicia. Aventura.
Ría de Muros e Noia. A Coruña.

Otras aventuras que recomendamos son: rafting en numerosos ríos, barranquismo con unos 20 puntos relevantes, parques de multiaventuras (tirolinas, paintball, quads, piscinas, toboganes) o numerosas rutas de kayak por diferentes rincones y parajes de los ríos Miño, Tambre, Ladra, Umia, Ulla y Sil.

DEPORTES NÁUTICOS

Tampoco faltan eventos de deportes acuáticos como la vela o el surf, recomendando en Ferrolterra el Pantin Classic, puntuable para el Campeonato Mundial de Surf y que te ofrece la posibilidad de conocer un entorno de playas, acantilados y pueblos marineros de lo mejor de toda la costa. A lo largo de toda la costa gallega, hay infinitas opciones para practicar kitesurf, windsurf o paddlesurf.

Playa de Traba. Laxe.

Las regatas de vela llenan las rías gallegas en verano, igual que otras competiciones de deportes náuticos en diferentes puntos de la comunidad. También podrás alquilar embarcaciones, piraguas o incluso yates para pasar el día navegando por las rías y parando en los puertos que te apetezca. Una experiencia que en grupo resulta muy asequible y que se convierte en una travesía interesante y original.

Cangas. Pontevedra.
Playa de Traba. Laxe.

SUBMARINISMO

Para los amantes del buceo las rías ofrecen diversas oportunidades para conocer los fondos marinos de Galicia, un tanto fríos pero muy ricos. Las rías de Sanxenxo, Pontevedra y Vigo son las que concentran la mayor parte de las inmersiones, junto con las islas Cíes y Ons, del Parque Natural de las Illas Atlánticas. Pulpos, caballitos de mar, esponjas, babosas de mar, centollas, calamares y un montón de peces que forman parte de estos ecosistemas de fantasía.

O Seixo. Oleiros.

Galicia es costa de incontables naufragios pudiendo acercarse a alguno de los pecios sumergidos. Historia y submarinismo van de la mano en tramos especialmente peligrosos que han hundido docenas de navíos a lo largo de la historia. Y para aumentar la esencia galaica se pueden realizar inmersiones cerca de las bateas de mejillón, todo un símbolo de nuestras rías y de nuestra cultura marinera.

Te recomendamos echar un ojo a la sección underwater con consejos, información sobre cursos oficiales, novedades del sector e información sobre medio ambiente y ecosistemas. No faltan nuestras guías de buceo con experiencias en diferentes continentes con relatos y material audiovisual de las inmersiones.

ARTÍCULOS DESTACADOS

ACTIVIDADES Y EXCURSIONES

Reserva tu plaza aquí

No vamos a extendernos demasiado en este apartado, pero si queremos resaltar que Galicia es un destino económico durante todo el año, también en verano donde los precios se disparan en la mayoría de áreas turísticas de España. Si evitas las zonas más turísticas podrás encontrar verdaderas gangas, y en los epicentros clásicos las tarifas de hoteles subirán, pero la gran mayoría se mantiene en baremos asequibles.

La media española por una noche de hotel es de las más altas de Europa en la época estival, pero nuestra comunidad se salva. La provincia que mantiene unos precios más bajos es la provincia de Ourense, mientras la más cara es la provincia de Pontevedra sin caer en nada desorbitado. Dentro del presupuesto para el alojamiento, se podrá encontrar un amplio abanico de ofertas para ajustar a cada bolsillo y ajustado a los diferentes gustos viajeros, tan diversos y variopintos.

Desde hoteles con encanto a casas de turismo rural, pasando por alquiler de apartamentos o las opciones de camping y glamping para los que busquen más contacto con el medio. Los balnearios o paradores y las cabañas sostenibles son otras opciones a tener en cuenta para quien busque algo más especial. Puedes encontrar más información sobre las modalidades de alojamiento en nuestra sección DORMIR EN GALICIA.

La comida es otro factor determinante en los gastos de un viaje y nuevamente Galicia despunta por mantener unos precios muy económicos si tenemos en cuenta la habitual generosidad de las raciones y platos, sobre todo en restaurantes pequeños y familiares. El que venga en busca de lujo también lo encontrará con una amplia gama de restaurantes con estrella Michelín o pertenecientes al Grupo Nove de Galicia, cocina de vanguardia hecha en casa. Pero se puede comer de maravilla en cualquier taberna por muy poco.

Una comunidad que se convierte en un territorio ideal con precios asequibles, muy por debajo de la media española tanto en la temporada alta como en la baja. Y si le sumanos que no es un territorio nada masificado… ¿alguien da más?

Ría de Muros y Noia. Carnota.

20. GALICIA Y SU POCA MASIFICACIÓN

Turismo natural alejado de las masas

Para terminar este artículo queremos sumar un punto que nos parece imprescindible para todo el que busque regiones alejadas de la masificación turística. En pleno verano (julio y agosto) numerosas comarcas de Galicia gozan de playas infintas solitarias y salvajes o de rutas de senderismo muy poco transitadas. Lugares donde la desconexión y el relax están garantizados.

Las Rías Baixas son el epicentro turístico, con la comarca do Salnés como corazón y Sanxenxo al frente para el que quiera ambiente y terrazas llenas. El que busque lo contrario, dispone de una costa mucho menos visitada como la de Ferrolterra hasta la Mariña Lucense. Exceptuando puntos concretos como puede ser la famosa playa de las Catedrales, habrá localidades más concurridas, pero nunca sobreexplotadas.

Un clima inestable y la baja temperatura de sus aguas, han alejado a Galicia de los clásicos valores seguros veraniegos que marca el Mediterráneo, el sur de España o los archipiélagos españoles como Canarias y Baleares. Aquí no siempre llueve, pero es cierto que puede llover y con ganas, también en verano y durante varios días. Nadie lo sabe, pero el que no arriesga… no gana.

A Costa da Morte. Galicia.
El turismo rural es una alternativa perfecta para quien busca la tranquilidad del campo y la conexión con las raíces gallegas. Tampoco faltan pueblos marineros con encanto para quedarse como campamento base, sin necesidad de acudir a la capital de Galicia, meta del Camino de Santiago y por tanto, una localidad asfixiada por el turismo. Una visita es obligada, pero se puede pernoctar en otras muchas ciudades o localidades tranquilas y menos frecuentadas por los turistas.
 
A la mayoría de los gallegos nos gustaría mantener un turismo natural porque nuestra riqueza radica en ese patrimonio que debe ser conservado. Queremos dar a conocer las maravillas de esta fantástica tierra, pero con todo el respeto que se merece. Igual que cuidamos los lugares que visitamos, el turismo sostenible se hace urgente para mantenerlo como una actividad de progreso y de futuro.
 
Esperamos que este artículo descubra parte de las virtudes de todo un paraíso cultural y natural, con mucha alma y cargado de magia.

 FREE TOURS EN GALICIA

AHORRA 5% EN TU SEGURO DE VIAJE

¿Te ha gustado el artículo? ¡COMPARTE!

 ARTÍCULOS DESTACADOS

 ALOJAMIENTO EN GALICIA

DESCUBRE A FONDO GALICIA

¿Todavía no nos sigues?

Deja un comentario