A Fonsagrada

PARAÍSO NATURAL DE MONTAÑA

Una de las maravillas ocultas de Galicia

A Fonsagrada. Lugo.

A Fonsagrada se distingue como Reserva de la Biosfera y que presume de ser el municipio más extenso de Galicia y el que cuenta con la capital más alta de la comunidad.

Un territorio que esconde aldeas tradicionales, montañas vertiginosas, miradores increíbles rutas de senderismo entre frondosos bosques y apacibles valles.

También posee algunas de las cascadas gallegas más espectaculares: la semieira de Vilagocende, pero no la única que visitaremos.

Un entorno soprendente salpicado de castros, castillos, molinos, antiguas herrerías, pallozas y hórreos. Saltar al vecino municipio de Negueira de Muñiz será todo un acierto para completar la escapada.

¿Qué ver y qué hacer en A Fonsagrada?

A Fonsagrada. Lugo
A Fonsagrada. Lugo

1. EL PUEBLO DE A FONSAGRADA

Los historiadores creen que hace miles de años ya había pobladores en este territorio, gracias a la presencia de numerosos vestigios como mámoas, dólmenes y castros. La historia concreta del pueblo de A Fonsagrada se marca antes del siglo IV, como estación de un itinerario entre Asturias y Lugo.

El Camino Primitivo de Santiago ha marcado el desarrollo del ayuntamiento. Entra por el alto del Acebo atravesando la villa para llegar a la capilla de Santa María, donde existía también un albergue de peregrinos.

Una fuente que se hacía llamar ‘Fontem Sacra’, nombre que podría ser el origen del topónimo de Fonsagrada.

A Fonsagrada. Lugo
A Fonsagrada. Lugo.
A Fonsagrada. Lugo
A Fonsagrada. Lugo

Los municipios de A Fonsagrada y Negueira de Muñiz, formaron parte del Concejo de Burón hasta 1835, donde todavía se puede ver parte de su castillo .

Los condes de Trastámara dominaron estas altas tierras a mediados del siglo XIV, pasando después al conde de Altamira. Durante el siglo XIV la región está ligada a la guerra de la Independencia y a las Guerras Carlistas.

A Fonsagrada. Lugo.
A Fonsagrada. Lugo.

Destacan sus galerías de cristal, las balconadas y algunas fachadas señoriales, que recuerdan un pasado con cierto esplendor. El edificio antiguo del ayuntamiento y la iglesia de Santa María son sus grandes baluartes arquitectónicos. 

El Museo Etnográfico es otra visita interesante en el pueblo, del que os hablamos con detalle más adelante. Pero en un territorio laureado como Reserva de la Biosfera, casi cualquier rincón es digno de admiración.

Cascada de Vilagocende. A Fonsagrada.

2. CASCADA DE VILAGOCENDE

La Seimeira de Vilagocende es una de las cascada más espectaculares de toda Galicia. Un espectáculo de naturaleza majestuoso y accesible para todo el mundo.

Desde el aparcamiento, una pequeña senda de abedules, ameneiros y robles nos acompaña hasta el codiciado tesoro. Es una ruta corta de baja dificultad para admirar una de las postales más famosas de A Fonsagrada. 

A poco más de un kilómetro el ruido del agua cobra fuerza y aparecen unas pasarelas de madera para facilitar la observación de esta maravilla natural. Un salto formado por las aguas del río Porteliña que no deja indiferente.

Cascada de Vilagocende. A Fonsagrada.

La página oficial de Turismo de la Xunta de Galicia cifra su caída libre en más de 50 metros de altura, concretamente unos 54. Sin embargo varios espeleólogos nos han hecho saber que mide en torno a 74 metros. 

Su valiosa información, contrastada de primera mano sobre el terreno, debería hacer reflexionar a la administración. Parece necesario y urgente emplear mejores herramientas para el cálculo de estos datos sobre el patrimonio gallego.  

Sea como sea, la cascada resulta cautivadora y magnética por su manera de precipitar el agua sobre unas rocas que decoran la escena con una geología extraordinaria. 

El paraje es extraordinario y merece la pena tomarse tiempo para pasearlo y admirarlo. El cuadro cambia según la perspectiva creando unas postales extraordinarias de la Galicia Mágica.

Una parada imprescindible de esta escapada por el municipio de A Fonsagrada.

Os dejamos nuestro track del sendero a la cascada de Vilagocende hecho para Wikiloc

Podéis consultar más rutas de TrotandoMundos en Wikiloc 

Powered by Wikiloc
Cascadas de Queixoiro. A Fonsagrada.
Cascadas de Queixoiro. A Fonsagrada.

3. CASCADA DE QUEIXOIRO

Un municipio donde reinan las altas montañas y los ríos caudalosos regala múltiples cascadas sobre sus tierras. Muchas las podrás visitar realizando rutas de senderismo como la cascada do Penallo o las cascadas de Queixoiro, estas últimas enmarcadas en la ruta do Forno do Bolo de poco más de 4kms.

Las fervenzas de Queixoiro, a poco más de 20 minutos de Vilagocende, conforman otro paraje de gran belleza. No gozan de tanta altura, pero la ruta circular es preciosa entre sotos de castaños y bosques de pinos, siguiendo el curso de los arroyos de Tronceda y de Queixoiro. 

Mires donde mires hay naturaleza pura. Las cascadas, inscritas en el Catálogo de humedales protegidos en Galicia, marcan la esencia de la comarca: el agua. Ya sea en forma de lluvia, de ríos o de niebla. 

Cascadas de Queixoiro. A Fonsagrada.

Queixoiro tiene varios saltos, los dos más importantes están separados por diez minutos escasos a pie entre unos parajes de cuento, llenos de verde, de musgo y de humedad. Esos donde nos gusta pensar que habitan las mouras y los mouros, esos seres mágicos de la mitología gallega.

No hay que perder ojo de lo que nos rodea: una geología fantástica de rocas kársticas y porosas que crean un escenario de fantasía natural. 

Se adorna con helechos, flores, hongos, insectos y aves que ponen los coros a la banda sonora principal del agua, en una perfecta harmonía de la naturaleza.

Cascadas de Queixoiro. A Fonsagrada,
Cascadas de Queixoiro. A Fonsagrada,
Cascadas de Queixoiro. A Fonsagrada.
Cascadas de Queixoiro. A Fonsagrada.

El sendero está bien señalizado y acondicionado con pasarelas de madera y escaleras de piedra para facilitar el paseo por algunos tramos. No hace falta realizar la ruta completa de Forno do Bolo para ver las cascadas, porque desde el aparcamiento se llega en 20 minutos andando al primer salto. 

Un sendero ideal para visitar en familia. Nosotros hemos tenido la suerte de disfrutarla completamente solos un fin de semana del mes de febrero.

Pena do Inferno. A Fonsagrada.

4. PLAYA FLUVIAL PENA DO INFERNO

Pena do Infierno es una playa fluvial situada en un valle a 290 metros sobre el nivel del mar, que cuenta con un área recreativa al cruzar el puente sobre el río. En verano es uno de los sitios favoritos de los locales para pasar los días de calor a remojo cuando aprieta el termómetro.

Se habilitó hace tres décadas en un meandro del río Lamas – Vilabol, afluente del Navia. Nos muestra un paisaje magnífico y singular, con una roca encima del río que deja a la vista los restos de una morrena glacial.

La fauna de la zona se compone de jabalí, hurones, visones, garzas o murciélagos, con vegetación de castaños, robles, abedules, nogales, madroños o helechos. Hay un bar para abastecimiento de bebida y comida, bastante concurrido en temporada alta.

Un lugar seductor también en invierno, con nieblas bajas y bosques decolorados pero cautivadores. 

A Fonsagrada. Lugo.

5. RUTA Y CASTRO DO CASTAÑOSO

Uno de los senderos más populares es la Ruta de Castañoso que se prolonga durante algo más de 6 kilómetros, pasando por frondosos bosques, pequeñas capillas y hasta algún molino como el de Penallo. 

Parte del pueblo de Castañoso donde reina la arquitectura tradicional en casas y hórreos, muchos de influencia asturiana con planta cuadrada, cubierta piramidal y rematados con una pirula. 

Los cortines o cortiños son otro elemento distintivo de la ruta, construcciones circulares de piedra para resguardar las colmenas de los osos. 

El castro de Castañoso, situado entre los arroyos de las Covas y Valdobarreiro es otro protagonista, sin olvidar los bosques de castaños, pequeños saltos de agua y unos ecosistemas donde podrían habitar de nuevo duendes y hadas.

6. OTRAS RUTAS DE SENDERISMO

Ruta Os Pintores (10,5 kms). Dificultad media. Debe su nombre a la existencia de dos reconocidos artistas nativos de la zona por donde transcurre. Parte de la Ferrería de Pántaras y nos lleva hasta el río Allonca. Bosques de amieiros, castaños y robles hasta la iglesia de Santa María de Allonca. 

Las corripas nos conducen hasta el molino de Allonquiña, localidad natal del pintor Manuel López Monteseirín. Abedules y fresnos nos llevan al pueblo de Pántaras, donde nació Benxamín Álvarez. Tejos centenarios, hórreos y casas tradicionales en piedra completan los alicientes del sendero.

Ruta de Gallol (17ms). Dificultad media. Un sendero circular que sale de la escuela de Vilardíaz. Los ríos Rodil, Parada, Veiga de Logares y Pontigón discurren decorados con vegetación autóctona. Paisajes mágicos y escenarios desafiantes de montaña que regalan unos paisajes asombrosos. Molinos, hórreos tradicionales y otros vestigios patrimoniales completan su atractivo.

Ruta Forno do Bolo. A Fonsagrada.
Ruta Forno do Bolo. A Fonsagrada.

Ruta Forno do Bolo (4,3 kms). Dificultad baja.

Podrás ver las cascadas de Queixoiro y otros elementos etnográficos y monumentales. Las corripas son todo un emblema, construcciones empleadas para el almacenamiento de las castañas.

También cuenta dos castros próximos al segundo salto, pero es necesario desviarse de la ruta para llegar a ellos.

Senda da Ferrería (18 kms). Dificultad media.

Nos habla del pasado industrial de esta región, vinculado fuertemente al metal de hierro. El sendero completo y exigente empieza en Liñares de Bidul, pero también se puede acceder a las ruinas de la fábrica por una pista forestal y una corta caminata próxima al pueblo de Vilar de Cuíña.

Pasamos a verlo con detalle en el siguiente apartado.

WEB OFICIAL DEL AYUNTAMIENTO

Rutas en A Fonsagrada

Ferrería da Cuíña. A Fonsagrada.

7. FERRERÍA DE VILAR DA CUÍÑA

En Liñares de Bidul se coge uno de los senderos más bonitos de A Fonsagrada que finaliza en el puente de Villabol. Un largo pero impresionante camino de 18 kms que atraviesa pueblos abandonados, bosques autóctonos, ruinas de antiguas corripas y fundiciones de hierro.

El canal del río Navia nos regala paisajes fluviales de gran valor ecológico, hasta llegar a la factoría donde se fundía el mineral de hierro hasta 1875. 

A pesar del abandono de las instalaciones, aún se vislumbra la grandeza de este enclave industrial en medio de un paraje natural formidable.

Ferrería da Cuíña. A Fonsagrada.
Ferrería da Cuíña. A Fonsagrada.

Esta fundición fue una de las más grandes del noroeste peninsular, y se la conoce como A Ferrería. El conjunto ruinoso todavía deja palpable su gran magnitud con los restos del molino, del almacén, de las casonas e incluso de su pequeña capilla.

Ferrería da Cuíña. A Fonsagrada.

Pasear por las estancias envueltas en musgo y humedad, nos transporta al pasado y a una historia definida por la industria. Las carboneras, el complejo hidráulico y el estanque crean un paisaje idílico a orillas del río Suarna, afluente del Navia. 

Ferrería da Cuíña. A Fonsagrada.
Ferrería da Cuíña. A Fonsagrada.
Ferrería da Cuíña. A Fonsagrada.

Los que no quieran hacer la ruta de senderismo tienen otro acceso más corto desde la parroquia de Vilar da Cuíña. Se toman una pista forestal que desciende al río durante 3kms (apta para vehículos) y que nos lleva directamente hasta la fábrica.

Mirador do Arexo. A Fonsagrada,
Mirador do Arexo. A Fonsagrada,

8. MIRADOR DO AREXO

Otro de los miradores de la zona es el de Mirador de Arexo que regala al viajero una bella panorámica del cañón del río Navia, frontera natural entre Asturias y Galicia. 

Muy cerca está la aldea abandonada de A Fornaza con una marcada arquitectura tradicional, típica de las aldeas de montaña de A Fonsagrada. Que triste ver lugares tan bonitos y rodeados de unos paisajes tan impresionantes sin ojos que los puedan admirar cada mañana.

Otro rincón que nos ha cautivado de esta comarca y que guarda una magia especial. 

Hospital de Montouto. A Fonsagrada.

9. REAL HOSPITAL DE MONTOUTO 

La ruta jacobea marcó la creación de un hospital de peregrinos en la aldea de Montouto a mediados del siglo XIV: el Real Hospital de Montouto, que se acompaña de un mirador espectacular.

Este conjunto patrimonial de gran valor en pleno Camino de Santiago es otro de los reclamos para peregrinos y visitantes. Permaneció activo hasta inicios del XX y conserva uno de sus edificios, además de diversas ruinas de las dependencias para acoger a los peregrinos.

Antiguo Hospital de Montouto. A Fonsagrada.
Antiguo Hospital de Montouto. A Fonsagrada.
Antiguo Hospital de Montouto
Antiguo Hospital de Montouto
Antiguo Hospital de Montouto

Junto a este antiguo hospital hay una ermita en la que se celebran romerías. Coqueta y perdida en las altas montañas, nos habla de otra parte de la historia de esta región vinculada a camino de peregrinaje. 

Dolmen de Montouto. A Fonsagrada.
Dolmen de Montouto. A Fonsagrada.

10. DOLMEN DE MONTOUTO 

En esta misma área de Montouto, justo al lado del Hospital Real, se conservan vestigios de una necrópolis megalítica: el Dolmen de As Pedras Dereitas. 

A pesar de que no conserva el túmulo superior, la belleza del paisaje que lo rodea y la atmósfera impregnada de la historia del hospital, le confieren un encanto especial a esta obra funeraria de nuestros antepasados.

Otra prueba de la ocupación del territorio hace miles de años.

11. EL ALTO DEL ACEBO

No podemos acabar esta lista sin otro de los observatorios naturales más espectaculares de A Fonsagrada, el Alto do Acevo (Alto del Acebo), situado en la parroquia de Monteseiro. 

Con sus más de mil metros de altitud, recibe su peculiar nombre por la gran cantidad de acebos que hay en la zona. Utilizado como refugio para el frío (y por el calor en verano) para el ganado doméstico que pastorea en estos montes. 

Abundan aves como petirrojos, arrendajos o mirlos comunes.  
Castelo Burón. A Fonsagrada.

12. CASTILLO DE BURÓN

Aunque el interior del castillo no es visitable al ser propiedad privada, merece la pena acercarse a la Pobra de Burón, prototipo de las aldeas montañosas de A Fonsagrada. Los vestigios de esta fortaleza del siglo XV nos recuerdan que fue un importante castillo medieval, hasta las Revueltas Irmandiñas. 

Sólo se mantiene en pie una de sus torres de 15 metros, mientras que en origen había tres alturas. Hasta 1960 hubo viviendas dentro en el castillo, que actualmente se encuentran en ruinas.

En 1490 pertenecía a Doña Urraca de Moscoso, quien obligó a los vecinos a reparar los daños causados por los irmandiños. En 1559 pertenecía al Conde de Altamira.

Está declarado como Bien de Interés Cultural.

DSC07086
Miñide. A Fonsagrada.
Miñide. A Fonsagrada.

13. ALDEAS CON ENCANTO

En un municipio rural resulta obligado acercarse a sus numerosos pueblos para observar la arquitectura tradicional de montaña: casas en piedra, hórreos, fuentes, pequeñas capillas y otras construcciones típicas. 

La Aldea de Fonfría debe sus orígenes al hospital de peregrinos que funcionaba de albergue y posada. Pizarra en los techos, construcciones de piedra robusta y madera para engalanar la arquitectura.
 
El telón de fondo de las montañas de A Fonsagrada nos deja un marco natural incomparable, vayas donde vayas. La calma se vuelve imprescindible para pasear por estos enclaves donde el tiempo parece haberse detenido. 
Vilar de Cuíña. A Fonsagrada.
Queixoiro. A Fonsagrada.

Veiga de Arroxo es otro de los conjuntos destacados, pero también hemos visitado más aldeas durante la ruta: Naraxa, Miñide, Vilar de Cuíña, Monteseiro, As Covas, Castañoso, Silvachá o Maderne.

Todo un patrimonio cultural y etnográfico que deberíamos conservar en la medida de lo posible. Nos hablan de nuestro pasado y pueden mejorar nuestra calidad de vida en el futuro.
Miñide. A Fonsagrada.

14. HÓRREOS TRADICIONALES

Los hórreos tradicionales conforman otro elemento etnográfico protagonista en los pueblos de la comarca. Literalmente, forman parte del skyline de A Fonsagrada.

Estas antiguas construcciones servían para almacenar las cosechas, especialmente el maíz y otros cereales y productos del campo. Una manera de protegerlos y de conservarlos durante más tiempo con las condiciones ambientales necesarias.

Naraxa. A Fonsagrada.
A Fonsagrada. Lugo.

Muchos tienen influencias asturianas, siendo de planta cuadrada, cubierta piramidal y rematados en una pirula. Son muy diferentes de los hórreos típicos del resto de Galicia.

Naraxa. A Fonsagrada.
A Fonsagrada. Lugo.
Naraxa. A Fonsagrada.

Los verás todavía en uso en las localidades habitadas y podrás admirar sus esqueletos en las aldeas abandonadas. Unas obras arquitectónicas magníficas que se desnudan con el paso del tiempo y la marcha de los últimos pobladores.

A Fornaza. A Fonsagrada.

15. CAPILLAS Y MOLINOS

No puede faltar una mención a la arquitectura religiosa de la zona que se compone de numerosas capillas, salpicando estas montañas y acompañando a las pequeñas aldeas que han perdurado en este paraje. 

Verás muchas iglesias durante tu ruta, dejarse llevar y bajarse a visitar aquellas que llaman la atención, te llevará a descubrir pueblos y rincones que no salen en las guías.

Naraxa. A Fonsagrada.
Naraxa. A Fonsagrada.
Naraxa. A Fonsagrada.

Nos cautivaron un par de capillas en especial. La que se ubica en la aldea abandonada de A Fornaza, enclavada entre los cañones del río Navia y rodeada de unas postales de montaña extraordinarias. La luz del atardecer es una maravilla.

La otra capilla que queremos destacar es la que se encuentra en medio de la aldea de Naraxa, donde podrás admirar además unos cuantos hórreos tradicionales. Está dedicada a Divina Pastora que se venera en el mes de agosto.

Foto: web do concello A Fonsagrada

16. MUSEO ETNOGRÁFICO

Para conocer la esencia cultural e histórica de un municipio como A Fonsagrada resulta interesante visitar su Museo Etnográfico, fundado en 1984 por un grupo de vecinos constituidos en Patronato. El museo cuenta con una biblioteca, archivo fotográfico, y un local para exposiciones de arte. 

Pero sin duda lo más relevante de este museo son las salas donde se recogen aspectos de la vida marcada por una historia de montaña, con una zona etnográfica que muestra oficios, usos y costumbres de la vida rural.

Cuenta con muestras de arquitectura tradicional como hórreos o molinos, arqueología con los objetos hallados en mámoas o en castros, además de escultura religiosa. 

Camino de Santiago. A Fonsagrada.
Camino de Santiago. A Fonsagrada.

17. CAMINO DE SANTIAGO

El Camino de Santiago ha sido vital para el desarrollo socioeconómico de muchos municipios de Galicia, marcando su historia y su progreso al paso de los caminantes.

Por A Fonsagrada pasa el Camino Primitivo, el que tomó Alfonso II “El Casto” en el siglo IX para venerar la recién descubierta tumba del Apóstol Santiago. Entra por el puerto del Acebo hacia el Hospital de Fonfría, sigue por Barbeitos y Silvela, hasta que se ramifica en Paradanova.

Camino Primitivo en Montouto.
Camino Primitivo en Montouto.

Pasa por A Pobra de Burón, antigua capital del municipio, por Montouto, donde se ubican los restos del antiguo hospital de peregrinos, y por Paradavella hasta O Cádavo. 

Un camino magnífico lleno de regalos naturales y monumentales.

Butelo típico da Fonsagrada

18. GASTRONOMÍA TÍPICA

La zona de Fonsagrada tiene una gran variedad de productos locales que proceden de la ganadería y el cultivo. En época otoñal destacan los cocidos, el botelo, las setas, además de las castañas presente en platos y especialmente en postres

Cocina de temporada y producto local es la máxima culinaria de esta región de Galicia. La miel es otro de los exquisitos manjares de la comarca, afamada por ser una de las mejores de Galicia. 

EL BUTELO 

Mención aparte merece este embutido típico, todo un símbolo de estas tierras de montaña. Se elabora a base de costilla de cerdo y otras partes del animal, adobado y embutido en el estómago o en la tripa, curado y ahumado con leña de roble.

La Feria do Butelo da Fonsagrada ha sido declarada en 2018 Fiesta de Interés Turístico.

Negueira de Muñiz. Lugo.

19. NEGUEIRA DE MUÑIZ

Negueira de Muñiz es otras de las joyas ocultas de Galicia, un entorno con un gran valor ecológico ideal para ecoturismo y perfecto para olvidarse del mundo y conectar con la naturaleza. 

Paisajes casi virginales con vistas espectaculares al embalse del río Navia y viñedos ancestrales en las escarpadas laderas cautivan al viajero más inconformista.

Patrimonio monumental y cultural repleto de historia. Ríos de aguas transparentes y bosques autóctonos, aldeas tradicionales, capillas penduradas de montañas y una gran oferta de turismo rural y de gastronomía local.

Negueira de Muñiz. Lugo.
Negueira de Muñiz. Lugo.

Otro de los imprescindibles de la comunidad para los que buscan viajar lento, pero seguro: slowtravel en Negueira de Muñiz. Hace décadas se instaló una comuna hippie en la aldea de Ernes, que sigue habitada en la actualidad. Una historia que se ha llevado al cine con la producción gallega Vilamor.

No te pierdas la Fiesta del Vino declarada de Interés Turístico.

TARAMUNDI Y PESOZ

Si te sobra tiempo hay otros planes a menos de una hora de coche, como acercarse a Taramundi, en la vecina comarca asturiana de los Oscos, con el complejo de Molinos de Mazonovo y su interesante Ruta del Agua. 

Pesoz es uno de esos pueblos tradicionales con encanto que resulta imprescindible una vez se cruza al Principado. Grandas de Salime es otra buena opción con su Museo Etnográfico y la zona del embalse.

A Fonsagrada. Lugo.
A Fonsagrada. Lugo.

20. RESERVA DE LA BIOSFERA 

La Reserva de la Biosfera Eo-Oscos-Terras de Burón, compartida entre Galicia y Asturias, nos confirma la explosión de vida y naturaleza que brindan este territorio todavía muy desconocido en Galicia. 

Ocupa una superficie de casi 160.000 hectáreas, repartidas entre 7 municipios gallegos (Ribadeo, Trabada, A Pontenova, Ribeira de Piquín, Baleira, A Fonsagrada y Negueira de Muñiz) y 7 asturianos (Taramundi, San Martín de Oscos, Santa Eulalia de Oscos, Villanueva de Oscos, San Tirso de Abres, Vegadeo y Castropol). 

La parte gallega se extiende por 108.000 hectáreas y la asturiana por 51.000. 

A Fonsagrada. Reserva de la Biosfera.
A Fonsagrada. Reserva de la Biosfera.

Su valor ecológico se refleja en muchos lugares: la ría de Ribadeo está incluida en el Convenio Ramsar de humedales de importancia internacional, y el río Eo o la fraga de A Marronda forman parte de la Red Natura. Otros monumentos naturales: las playas de Penarronda o As Catedrais.

La montaña de A Fonsagrada no ha tenido el tirón turístico de Os Ancares y O Courel, y sin embargo es un lugar de naturaleza extraordinario y casi intacto en algunas áreas. 

La reactivación del Camino Primitivo ha puesto en valor espacios naturales y patrimoniales de la comarca, creciendo en atractivo turístico en los últimos años.

Planifica tu escapada

MAPA CON TODA LA RUTA 

Os dejamos este mapa con todos los puntos de la ruta que hemos visto en este artículo para que podáis localizar mejor los sitios y calcular distancias de manera eficiente.

¿Cómo llegar hasta A Fonsagrada?

Para llegar al municipio de A Fonsagrada desde la ciudad de A Coruña son 149 kilómetros por la autopista AP-9/A-6 dirección Lugo. La salida 493 nos lleva a la carretera comarcal LU-530 hacia A Fonsagrada. 

Desde Santiago se llega por la A-54 y desde Vigo por la AP-9/A-6. 

A Fonsagrada. Lugo.

ALOJAMIENTO EN A FONSAGRADA 

En una zona de montaña como esta lo ideal es pernoctar en algún alojamiento de turismo rural o ecoturismo que salpican la zona de A Fonsagrada. Si no hubiese camas disponibles otra alternativa es alojarse en los vecinos municipios de Negueira de Muñiz o Baleira.

Os mostramos a continuación nuestras tres opciones favoritas para dormir en A Fonsagrada.

Complejo O Piñeiral. A Fonsagrada,

Complejo O Piñeiral. Ya os hemos hablado de esta opción estupenda para pernoctar. Tiene un buen restaurante, un bar, salón compartido y jardín. Un ambiente familiar y un trato inmejorable. Se ubica a cinco minutos del pueblo de A Fonsagrada.

Casa Lembranza. Una de las mejores opciones en turismo rural y en el corazón de la localidad. Algunos alojamientos tienen cocina con microondas y nevera. Cuenta con parque infantil y terraza. El conjunto patrimonial es precioso con un hórreo tradicional enmarcando la escena.

Hotel Pórtico. En pleno centro de la villa de A Fonsagrada ofrece habitaciones familiares y terraza. Buen desayuno casero.

Pulpería Cantábrico. A Fonsagrada.

¿DÓNDE COMER EN A FONSAGRADA?

En el centro del pueblo está el Restaurante Cantábrico como otra buena opción. Ha sido el primer establecimiento especializado en setas acogido al Consejo Regulador de la Agricultura Ecológica de Galicia.

El Mesón Catro Ventos es otra opción formidable en A Fonsagrada, especialmente para degustar las carnes y otros productos de la zona. Un ambiente familiar y cocina casera como en toda la comarca.

La pulpería Caldeira en el centro del pueblo, es otra apuesta segura para marcharse con el paladar más que satisfecho.

Complejo O Piñeiral. A Fonsagrada,

El complejo hotelero O Piñeiral también cuenta con un excelente restaurante que ha sido distinguido con certámenes gastronómicos. 

La ternera vuelve a ser una de las grandes protagonistas, afamada como una de las mejores de la comunidad, aunque el menú abarca mucho más. Calidad-precio inmejorable y unas tapas de lujo, compensa parar aunque sea para tomar un vino. 

A Fonsagrada. Lugo.
A Fonsagrada. Lugo.

ACTIVIDADES Y OTRAS VISITAS 

Algunas actividades interesantes en Lugo son visitar el valle de Quiroga, hacer una visita guiada por la ciudad monumental o acercarse a la archiconocida playa de Las Catedrales también en la Mariña Lucense. Más información y reserva de plaza en estos enlaces.

Civitatis Galicia

Civitatis Galicia

Si eres amante de los deportes acuáticos has caído en buen sitio. La vecina Foz ofrece un montón de opciones para disfrutar en el agua, desde bautismo de buceo, snorkel en aguas cristalinas, tour en kayak o en paddle surf. 

En temporada alta conviene reservar plaza con antelación. Puedes hacerlo directamente en estos enlaces.

Civitatis Galicia

Civitatis Galicia

¿Te ha gustado el artículo? ¡COMPARTE!

 TE PUEDE INTERESAR

 OTROS ARTÍCULOS 

 DESCUENTOS Y OFERTAS

EXPLORA A FONDO GALICIA

Puedes seguirnos aquí

Deja un comentario