Singapur

PARAÍSO TROPICAL Y FISCAL 

Vestido de elegante y atractiva modernidad

Marina Bay. Singapur.

TROTANDOMUNDOS EN SINGAPUR

SINGAPUR EN 2/3 DÍAS – GUÍA DE VIAJE

Chinatown. Singapur.

1. LA DIVERSIDAD, ESENCIA DE SINGAPUR

Singapur es el país más pequeño, y curiosamente más moderno, del entorno del Sudeste Asiático. En dos siglos ha pasado de ser una tierra prácticamente deshabitada, a ser uno de los centros financieros más relevantes de todo el mundo, gracias a un potente paraíso fiscal.

Para unos es la ciudad del lujo, para otros una ciudad sin sal. De lo que no hay duda es de su multiculturalidad, basta con fijarse en todos los carteles y señalizaciones, que se presentan en cuatro idiomas diferentes. Despliegue idiomático en toda regla. Son sus cuatro lenguas oficiales: inglés, malayo, mandarín y tamil. Una conquistadora mezcla de culturas que conviven en perfecta armonía. La diversidad, es la esencia de Singapur. 

Esa aparante armonía le otorga una calidad extra de seguridad para el viajero. Apenas ves agentes de policía porque cuenta con una delincuencia casi cero. No ha sido por arte de magia claro, la pena de muerte impuesta en el país ha logrado que sea uno de los países más seguros del mundo.

Singapur. Marina Bay
Marina Bay. Singapur.

A un precio muy alto porque la pena de muerte acabó con los narcotraficantes, violadores, ladrones y demás, en sólo unas décadas. Para ejemplo actual el señor Duterte en Filipinas. Limpiar gaseando. Poco se habla de todo esto, pero próximamente colgaremos un artículo a fondo sobre estas cuestiones que a menudo, se pasan por alto ante la imponente postal viajera del skyline de Singapur.

La República de Singapur es un único estado formado por más de 60 islas. Su capital, Singapur, se considera por tanto una ciudad-estado. Su extensión es de tan sólo 697 kms cuadrados. El nombre de Singapur tiene origen malayo, Singapura, que se traduce como Ciudad de los Leones. 

Los primeros exploradores en el lugar, fueron los ingleses a principios del S.XIX. Pasada la mitad de siglo se inauguró el Canal de Suez, y de repente Singapur se convirtió en paso obligado para todo navío que siguese la ruta hacia Europa. La progresión del país era previsible y ha superado todas las expectativas.

Marina Bay Gardens. Singapur.
Marina Bay Gardens. Singapur.

Curioso que sea símbolo de prosperidad y modernidad a pesar de conservar una pena de muerte que se lleva a cabo hasta para delitos menores. Hace unos años se incluyeron unas reformas para reducir las muertes de este tipo pero es totalmente insuficiente.

Los delitos de drogas no alcanzan el umbral de los ‘los más graves delitos’ a los que el derecho internacional restringe la imposición de la pena capital. Parte de la comunidad internacional, activistas y organizaciones humanitarias, le exigen la abolición definitiva al considerarse una de las forma más degradantes e inhumana de morir. Para ellos es una forma de atajar los problemas, para otro mundo es un desprecio por la vida humana.

Chinatown. Singapur
Chinatown. Singapur.

Su historia más reciente está marcada por una anexión a su vecina Malasia, en la década de los 60. Pero desacuerdos políticos y desavenencias respecto a algunos grupos étnicos no lo llevaron a buen puerto.

Un punto de inflexión que marcaría el camino de Singapur, un camino que la llevaría a una apuesta por levantar una gran urbe de finanzas. Hoy es una cuidad muy cara, y más si la comparamos con todos sus vecinos del sudeste asiático. Los precios se triplican en sólo unos kms. Como tampoco es una ciudad muy extensa, un par de días serán suficientes para darse una vuelta sin gastar más de lo necesario.

Es un país para analizar con más detenimiento ese sobrecontrol del gobierno sobre sus ciudadanos. El régimen democrático existente en Singapur desde sus orígenes, está dirigido por un único gran partido donde sólo se han sucedido 3 primer ministros. El primero y el último, padre e hijo.

Una delgada línea roja entre democracia y dictadura en Singapur.

Chinatown. Singapur.

2. SINGAPUR, LA CIUDAD CON LEY

Singapur es ciudad de rascacielos, de lujo y de restricciones. Leyes y normas parecen haber encontrado la horma de su zapato. La respuesta ante una infracción suelen ser multas excesivas o desmesuradas, sobre  todo para acciones menores. Pasamos de localidades indonesias que viven bajo la norma de la ciudad sin ley, al extremo de la ciudad con ley para cada movimiento.

Su política de drogas es más que extrema, algo que se puede comprobar en el folleto que tendrás que rellenar para entrar en el país, al leer: «muerte a los narcotraficantes, según la ley de Singapur». Las mínimas cantidades, también en cuanto a posesión, implican pena de muerte. 

La ciudad no está limpia, está extremadamente limpia. Más chocante aún si pensamos en como se las gastan sus otros vecinos del sudeste asiático. Una limpieza que viene precedida de múltiples prohibiciones al aire libre.

LA LEY EN SINGAPUR

  • No se puede comer chicle
  • No se puede escupir
  • No se puede comer durian
  • No se puede fumar en la calle
  • No se pueden depositar desperdicios o basura en la calle
  • No se puede comer en cualquier lugar
  • No se deben realizar muestras de afecto en público
  • No se puede cruzar la calle sin ser por un paso de peatones

LA LEY EN SINGAPUR

  • No se puede comer chicle
  • No se puede escupir
  • No se puede comer durian
  • No se puede fumar en la calle
  • No se pueden depositar desperdicios o basura en la calle
  • No se puede comer en cualquier lugar
  • No se deben realizar muestras de afecto en público
  • No se puede cruzar la calle sin ser por un paso de peatones
Chinatown. Singapur.

Si no cumples la norma, las sanciones suelen ser altas. De lo más curioso es el tema del chicle. No es que simplemente no puedas tirarlo al suelo es imposible encontrar donde comprar uno. La multa tipificada para esa infracción alcanza los 330$. Así que a comer caramelos para ahorrar a los ayuntamientos el tremendo gasto de limpieza que supone retirarlos del pavimento.

Las multas por tirar cualquier tipo de desecho a la calle, no sólo basura,, acarrea sanciones que van desde los 1.500 euros hasta los 10.000 euros. Como dato curioso, durante el año 2014, el ayuntamiento emitió casi 20.000 multas de este calibre, más de la cuarta parte a turistas

Y si cruzas la calle sin pisar un paso de peatones que esté a la vista, multa de más de 500 euros e incluso pena de tres meses de prisión, que puede multiplicarse por dos si eres reincidente. Si, se multiplica la sanción económica y también la de cárcel. 

Nada de comer en el metro, ni siquiera en el interior de las estaciones, algo muy común en los países occidentales. Hay carteles que verás con las multas impuestas por ingerir alimento o líquidos en ese espacio, que rondan los 500 dólares.

Los propios ciudadanos tienden a mantener este orden y limpieza impecables. No se cortan en advertir al turista, incluso de malos modos, si estás haciendo algo ‘ilegal’.

Chinatown. Singapur.

3. VISADO, MONEDA Y CLIMA EN SINGAPUR

VISADO

Singapur desde Indonesia. Es un buen truco para evitar pagar el visado de más de un mes si estás viajando por tierras indonesias. Por menos dinero, te coges un vuelo a Singapur. Una vez allí te quedas un par de días para conocer la ciudad, más que suficiente, aprovechando mucho mejor el presupuesto. 

Los visitantes con nacionalidasd española, pueden entrar al país sin necesidad de un visado, incluso permanecer tres meses desde su fecha de entrada. Sólo tendrás que rellenar un pequeño cuestionario antes de pasar el control de pasaportes, y te lo sellan. Guarda ese papel para presentarlo a la salida del país.

MONEDA

La moneda de Singapur es el dólar singapurense, que suele estar un poco más barato que el americano. En una ciudad de este nivel, y centrada en lo financiero, sobra decir que encontraréis bancos y casas de cambio a patadas.

Sobra decir que pagar con tarjeta de crédito es normal en negocios, hoteles y restaurantes. Aquí lo dificil no es cambiar dinero, es tenerlo para poder gastarlo, porque si la fama cuesta, Singapur cuesta un riñón. 

CLIMA

Singapur está situada a unos 80 kms del Ecuador. Clima ecuatoriano sin grandes diferencias entre las estaciones y unas temperaturas homogéneas durante todo el año, que van desde los 23 grados hasta los 30. Nuestra primavera se equipara con sus meses más secos y calurosos. En nuestro invierno, coincide con su estación húmeda. Como en todos los países de la zona, la humedad es alta, superando el 70% a cualquier hora del día.

Barrio Indio. Singapur.

4. RELIGIÓN Y CULTURA E IDIOMA EN SINGAPUR

RELIGION

Con un país multicultural como es Singapur, las religiones no podían ser de otra manera. Aunque las mayoritarias son budistas con un 42%, con la corriente china Mahayana como predominante. Musulmanes y cristianos conforman un 15% cada uno, mientras los taoístas representan el 8% de la sociedad y el hinduismo un 4%.

Existen otros grupos minoritarios, incluso una colonia judía. Lo cierto es que en una esquina te puedes encontrar un templo hinduísta, a unos metros uno chino, y a varias manzanas una mezquita, y todos envueltos en una atmósfera de tolerancia y cordialidad.

Los viajeros tendrán que respetar las normas de vestimenta y comportamiento, como quitarse los zapatos o ir con los hombros y rodillas cubiertas, si así lo exige la entrada a los templos y santuarios. Norma que sirve para cualquier país y cualquier religión, o lo que es lo mismo, sentido común y respeto por encima de todo. Singapur es un país moderno y desarrollado, pero la religión sigue siendo una parte relevante de la vida de la ciudad. 

La misma diversidad se puede aplicar a su cultura, teniendo en cuenta que chinos, malayos, indios, asiáticos y eurasiáticos, forman un conjunto de más de cinco millones de personas. Más del 40% de la población actual es extranjera, es el sexto país del mundo con más habitantes forasteros, además de ser uno de los más densamente poblados, con un territorio mínimo y un país que no deja de crecer a pasos de gigante.

En cuanto a los idiomas, hay cuatro oficiales en la República de Singapur: malayo, mandarín, tamil y el inglés, siendo este el predominante y el que se utiliza para el mundo institucional y financiero. No tendrás ningún problema para comunicarte en la lengua internacional por excelencia durante tu estancia, y menos aún si atendemos a hoteles, restaurantes y todo tipo de servicios para el turista.

GRUPOS RELIGIOSOS EN SINGAPUR

  • Budistas 42%
  • Musulmanes 15%
  • Cristianos 15%
  • Taoístas 8%
  • Hinduísmo 4%

GRUPOS RELIGIOSOS EN SINGAPUR

  • Budistas 42%
  • Musulmanes 15%
  • Cristianos 15%
  • Taoístas 8%
  • Hinduísmo 4%

CURIOSIDADES

Más del 40% de la población actual es extranjera

Sexto país del mundo en habitantes forasteros

City. Singapur
City. Singapur.

5. TRANSPORTES PARA EL VIAJERO EN SINGAPUR

El metro es la mejor opción para moverse por la ciudad, si necesitas salvar algunas distancias más largas. Porque lo suyo siempre es pasear. Es más manejable trotar a dos patas los diferentes barrios: chino, indio o árabe. Quizás coger un metro hasta la zona centro de Marina Bay, los billetes no son caros, cuestan 1,50 euros. Al aeropuerto (Changi Airport) podéis llegar de varias maneras, pero la más rápida y cómoda es el metro.

Una opción alternativa es recorrer la ciudad en bicicleta, un medio que se ha puesto muy de moda, en un país que alcanza el podio si hablamos de los más caros a la hora de comprar un coche. Un lujo al alcance de pocos, que ha impulsado la circulación en motos y también bicicletas. Cuidado con el calor, a las horas centrales del día, pero por lo demás la ciudad está adaptada para moverse sobre dos ruedas. Existen numerosos puntos de alquiler de bicis en la ciudad de Singapur, uno de ellos muy cerquita del ayuntamiento. Se llama ‘The Bicycle Hut’, además de alquilarlas, ofrecen rutas guiadas y otro tipo de servicios.

El transporte, acorde con lo que vende la ciudad, tiene el sello de calidad, y los autobuses, os darán la oportunidad de ver más cosas de la ciudad que si escogeis el underground. Los taxis son más caros en proporción al resto de medios de transporte, con una subida de bandera que ronda los 3 euros. 

Para entrar en el país. Si estás viajando por el Sudeste Asiático, lo más cómodo es coger un vuelo low cost desde cualquier capital cercana como Bangkok o Yakarta, y si estás por Malasia también podréis realizar el trayecto en bus, unas cinco horas, o en tren, unas seis horas. Los trenes salen varias veces por día, con la ventaja de poder ver el paisaje del sur de Malasia mientras os tomáis un romántico descanso sobre raíles. Si tenéis tiempo puede ser interesante.

Chinatown. Singapur.

6. PRESUPUESTO DE ALOJAMIENTO Y COMIDAS EN SINGAPUR

Singapur es una ciudad cara. Eso no quiere decir que sea prohibitiva, pero es un dato a tener en cuenta, sobre todo si estás viajando por países asiáticos mucho más baratos. Como en todas partes, siempre podrás encontrar precios más económicos que lo que ofrecen sus hoteles y restaurantes para apoderados. El hotel de Marina Bay representa la imagen de lujo de la ciudad, pero hay barrios mucho más económicos para alojarse como Little India o China Town. Ese es el epicentro para el turismo de bajo presupuesto, seas mochilero o no.

Aunque aquí la elección no fue meditada ni buscada. En Indonesia el azahar hizo que un chico me acabara pasando un contacto de un amigo suyo que vivía en Singapur, y que trabajaba en un hostel aceptable. Nunca se pierde nada, así que avanti. El hostel estaba en pleno China Town y encajaba en el presupuesto.

En cuanto a los gastos en comer, más de lo mismo. Desde restaurantes prohibitivos hasta los chinos más económicos. Las zonas de China Town, Arab Street y Little India son las mejores para encontrar un plato barato y rico. No perderse un restaurante indio en su barrio. O dos. Otra opción barata son las cadenas que ofrecen los numerosos centros comerciales de la ciudad, la mayor parte de corte asiático, y que pueden ser otra opción económica.

El contraste deluxe sería ir a cenar a Clark Street, donde te cobran por respirar en cualquiera de sus restaurantes o pubes. Las cervezas rondan los 10 dólares. En cuanto a gastronomía en su sentido estricto, podéis encontrar cocinas de muchas partes del mundo: china, japonesa, tailandesa, malaya, coreana, india, francesa o italiana.

Chinatown. Singapur.
  • Singapur es caro comparado con sus países vecinos como Indonesia, Vietnam, Tailandia o Camboya.
  • Pero al ser una gran ciudad, siempre deja margen para presupuestos económicos.
  • Tras un mes de viaje la hucha estaba casi vacía pero hay precios asequibles para comer y dormir.
  • Aquí un ejemplo de gastos básicos para tres días sin arruinarse y sin grandes lujos.
  • Singapur es caro comparado con sus países vecinos como Indonesia, Vietnam, Tailandia o Camboya.
  • Pero al ser una gran ciudad, siempre deja margen para presupuestos económicos.
  • Tras un mes de viaje la hucha estaba vacía pero hay precios asequibles para comer y dormir.
  • Aquí un ejemplo de gastos básicos para tres días sin arruinarse y sin grandes lujos.

GASTOS DIA 1

  • Ticket tren hasta el centro de Singapur: 5$
  • Comida/persona (restaurante chino en China Town): 10$
  • Cena, dos cervezas y dos mojitos: 25$

GASTOS DIA 1

  • Ticket tren hasta el centro de Singapur: 5$
  • Comida/persona (restaurante chino en China Town): 10$
  • Cena, dos cervezas y dos mojitos: 25$

GASTOS DIA 2

  • Comida en Little India por persona: 7$ 
  • Cena food market por persona: 10$ 
  • Tickets de metro 1.50$ x3 = 4,50$

GASTOS DIA 2

  • Comida en Little India por persona: 7$ 
  • Cena food market por persona: 10$ 
  • Tickets de metro 1.50$ x3 = 4,50$

GASTOS DIA 3

  • Comida/persona (centro comercial cerca de la Isla de Sentosa): 9$
  • Cena en el Food Market por persona: 15$
  • Metro 1.50$ x2 = 3$
  • Metro desde ‘China Town’ hasta el ‘Changi Airport’: 5$

GASTOS DIA 3

  • Comida/persona (centro comercial cerca de la Isla de Sentosa): 9$
  • Cena en el Food Market por persona: 15$
  • Metro 1.50$ x2 = 3$
  • Metro desde ‘China Town’ hasta el ‘Changi Airport’: 5$

GASTOS TOTALES/PERSONA PARA TRES DÍAS

88,50$ = 56 euros

GASTOS TOTALES/PERSONA PARA TRES DÍAS

88,50$ = 56 euros

¡IMPORTANTE!

  • Precios año 2016
  • Precios por persona

¡IMPORTANTE!

  • Precios año 2016
  • Precios por persona

RUTA DE TRES DIAS POR SINGAPUR

Singapur. Skyline
Marina Bay Gardens. Singapur.

IMPRESCINDIBLES DE SINGAPUR

  • Chinatown
  • Little India
  • Kampong Glam
  • Marina Bay
  • Marina Bay Gardens
  • La City
  • Isla de Sentosa

IMPRESCINDIBLES DE SINGAPUR

  • Chinatown
  • Little India
  • Kampong Glam
  • Marina Bay
  • Marina Bay Gardens
  • La City
  • Isla de Sentosa
Chinatown. Singapur.
Chinatown. Singapur.

7. EL BARRIO DE CHINATOWN EN SINGAPUR

El skyline de Singapur es lo más fotografiado de la ciudad. Desde todas sus perspectivas y ángulos posibles. La llegada a este diminuto país fue con un vuelo low cost desde Indonesia. Un buen truco para evitar pagar el visado de más de un mes si estás viajando por tierras indonesias.

Por menos dinero, te coges un vuelo a Singapur. Te quedas un par de días para conocer la ciudad, más que suficiente, y aprovechas mejor el dinero. Chinatown, Little India, Kampong Glam y Marina Bay. La última actividad en Indonesia había sido subir al volcán Kawah Ijen. Toda una hazaña, no por llegar a la cima, si no por las condiciones de cansancio e insonmio que venían a cuestas. Y en mi caso con dolor en el pie por una herida de coral hecha en Gili Air. En medio de esa estampa, estar en Singapur es como una vuelta a Occidente. Más limpio, más seguro y más moderno que la mayor parte de los vecinos asiásticos que lo rodean.

Lo primero que se cruzó en el camino fue Chinatown, nada más bajar del metro que te trae del aeropuerto. Aquí nada de pelearse por tuk tuks ni con taxistas a la gresca. Metro impecable. También caro. Colores y farolillos. Luces y música. Fideos y té. Nada nuevo en el barrio chino, salvo que al estar tan impoluto, no parece un Chinatown de verdad. Al menos esa fue mi sensación. Falta caos y desastre. Algo incoherente a los Chinatown conocidos anteriormente.

Chinatown. Singapur.

La meta estaba en un hostel recomendado por un amigo que trabajaba en unos bungalows en la isla indonesia de Gili Air. Sin dudarlo parecía un buen consejo. Un chico malayo que Nils había conocido viajando por Europa. El hostel era barato y Singapur no es precisamente económica para dormir, más si has estado viajando por países mucho más económicos. El sitio se volvió más acogedor al tener una persona de mano que además se convirtió en un amigo con el que aún tengo trato. Acaba de ser papá, y es una gozada tener contacto después de cuatro años.

El barrio chino es mucho más pequeño de lo esperado. Obvio que Singapur tiene un tamaño reducido, pero acostumbrada a ver barrios chinos inmensos en otras ciudades con calles interminables y barrios desmesurados, este supo a poco. Sensación agridulce. 
Chinatown. Singapur.

Rodeándolo aparecen docenas de casas coloniales, pequeñas y coloridas. Edificios encantadores de la herencia de los exploradores, que salpican una zona llena de restaurantes, bares y tiendas infinitas de todo lo que te puedas imaginar.

Los edificios están muy bien conservados, y con la ciudad extremadamente limpia. Sin duda un contraste total si vienes de un largo periplo por sitios remotos de Indonesia. Volver a la civilización en una hora de avión. Uno de sus templos más singulares es el Buddha Tooth Relic Temple, que es a la vez un museo.

Aunque los templos no son de impresión. Si has viajado por países asiáticos te faltará sustancia. Disfruté más de los paseos por calles perdidas que dejaban panorámicas de una ciudad en expansión.

Chinatown. Singapur.

A un par de manzanas encontraréis el templo hindú de Sri Mariamman, que está casi en pleno barrio chino. Más de 70 dioses se veneran aquí dentro, si nunca habéis entrado en un templo de este tipo os impresionarán las coloridas figuras, imágenes y simbología de su ornamentación.

Se ha convertido en la tarjeta de visita y el símbolo del barrio chino. Curioso. En parte gracias a la torre de cinco niveles sobre la entrada al recinto. Puedes pasarte un buen rato admirando las representaciones de dioses hindús y bestias exóticas.

A mi me atraen especialmente por el exceso de esculturas, piezas y estatuas que se recogen en su interior. Un mundo de color que casi parece de fantasía. Desde luego con la cultura de la muerte que tenemos nosotros, y no digamos en mi querida Galicia, lo fúnebre se transforma en un arco iris.

Chinatown. Singapur.

¡CURIOSIDADES!

La tradición señala que antes de entrar al santuario, tienes que hacer sonar una campana exterior para que los dioses sepan que vas a visitarles. El mismo rito al salir como despedida. Los locales piden un deseo.

Lo mejor es callejear sin parar en Chinatown. Aplicable al resto de la ciudad. Siendo pequeña en tamaño y con una seguridad total, dejarse llevar es lo suyo. Para buscar un sitio para comer o beber una cerveza en Chinatown, escapar de las calles más turísticas. Dar una vuelta y comparar precios de una cerveza en cinco establecimientos. La matemática será clara y te indicará donde ir. Simplemente con adentrarte en las manzanas secundarias, los precios serán más bajos.

No es de mis ciudades favoritas, ni mucho menos, pero existen rincones acogedores para pasear o tomar algo. Un balón de oxígeno occidental en medio de la gincana por el Sudeste Asiático.

Little India. Singapur.

8. EL BARRIO DE LITTLE INDIA EN SINGAPUR

Little India prometía mucho pero se queda en un quiero y no puedo. Y si has estado en la India ni te cuento. Hay dos calles principales, Buffalo Road y Serangoon Road, de las que salen callejuelas que se dejan investigar levemente. Es extraño ver todo extremadamente limpio, organizado y sin aglomeraciones. La esencia de la India aquí no existe.

El encanto radica en la arquitectura de las pequeñas casas coloniales y algunos mercados apetecibles. Sin más. Observar escenas cotidianas y ver el ritmo del barrio es suficiente. Mi recomendación principal pasa porque hagas alguna comida allí. Hay sitios baratos y ricos si eres amante de la gastronomía india.

UN POCO DE HISTORIA

  • Los primeros inmigrantes indios que llegaron a la ciudad fueron los sirvientes de un ricachón llamado Sir Stamford Raffles en 1819.
  • Desde entonces empezaron a llegar más en busca de trabajo, hasta convertirlo en un barrio destacado de Singapur.

UN POCO DE HISTORIA

  • Los primeros inmigrantes indios que llegaron a la ciudad fueron los sirvientes de un ricachón llamado Sir Stamford Raffles en 1819.
  • Desde entonces empezaron a llegar más en busca de trabajo, hasta convertirlo en un barrio destacado de Singapur.
Little India. Singapur.

La pituitaria estará en alerta y os dirá en que sitio debéis parar. Como siempre, donde veais muchos locales y pocos turistas. No hay mejor consejo que ese. Donde comen ellos, barato y bueno.

El resto de calles se rifan por tener el mejor precio mientras te asaltan a la retina una sucesión de colores imposibles. Collares, pulseras, adornos, brillantes, y sobre todo mucho plástico. En medio de tanto bombardeo de bisutería y decoración, algunas fruterías y floristerías te hacen respirar.  

Little India. Singapur.

En el barrio hay varios santuarios dedicados al hinduísmo. El más relevante es el templo de Sri Veeramakaliamman. Construido en  1881 y es el más importante de la comunidad hindú en Singapur. Si os coincide presenciar algún rito sería interesante.

Está ubicado en la parada de metro con el mismo nombre, en Serangoon road y es ,uno de los primeros templos hindus de la ciudad. Como en todos, se debe entrar descalzo y las mujeres deben entrar cubiertas de piernas y hombros. Si no dispones de un fular o un pareo para taparte, te lo facilitan allí mismo.

El interior es precioso con un altar central y un montón de dioses flanquean todo el templo. La acústica interior es muy buena, si te coincide que estén con algún rito o ofrenda con percusión lo comprobarás.

Little India. Singapur
Little India. Singapur.

OTROS TEMPLOS EN LITTLE INDIA

OTROS TEMPLOS EN LITTLE INDIA

Little India. Singapur.

MERCADOS Y CENTROS COMERCIALES DE LITTLE INDIA

  • Little India Arcade
  • Tekka Centre
  • The Verge
  • Mustafa Centre

MERCADOS Y CENTROS COMERCIALES DE LITTLE INDIA

  • Little India Arcade
  • Tekka Centre
  • The Verge
  • Mustafa Centre

Si quieres comprar gangas o souvenirs, esta puede ser una buena zona, al igual que Chinatown. El Little India Arcade es el centro de compras más visitado por turistas. Su edificio data de la década de los 20 y arquitectónicamente es chulo. En su interior un desfile de pequeñas tiendas con productos típicos hindús, además de cafeterías y pastelerías.

El Tekka Centre es un complejo que acoge un mercado hortofrutícola y de carnes y pescados en una planta, y en otra tiendas de artículos indios. Está localizado muy cerca de la estación de metro Little India. Lo más interesante pueden ser los puestos de comida india con una atmósfera auténtica que permite más contacto con los locales, sean trabajadores o visitantes.

El centro comercial The Verge era conocido com Tekka Mall hasta 2008, cuando se le practicó una reforma. Fue el primer centro comercial moderno de Little India en 2003. Sobra decir que es un lugar prescindible, pero en sus tiendas puedes encontrar ofertas y saldos si te gusta el shopping. 

El Mustafa Centre suele estar abarrotado de locales por su fama de buenos precios, además de abrir 24 horas al día. Un buen espacio para comprar productos indios, malayos, tailandeses e indonesios. Cuenta con una casa de cambio, por si la necesitáis en la zona.

Little India. Singapur.

Si eres amante de la gastronomía india ni lo dudes. Este es tu sitio para probar bocado. Hay un montón de restaurantes, unos orientados más a extranjeros y otros locales de pura cepa. Esos son los buenos y baratos. Junto a Chinatown, es la zona más económica para dormir y comer de todo Singapur, en líneas generales.

Sin duda allí fue la ingesta de las mejores comidas de Singapur y no digamos en relación calidad/precio. Casi un sacrilegio marcharse sin probar un pollo tikka massala o un nan. Que no falte un chai.

¡CONSEJOS PARA COMER EN LITTLE INDIA!

  • Comer en un sitio auténtico: barato, sabroso y saciado
  • Localizad un restaurante donde los extranjeros sean inexistentes o minoritarios.
  • Evitad los locales para foráneos, que se detectan fácilmente y donde los precios suben. 
  • Si os gusta el té, es un buen sitio para probar un chai masala, o la bebida de iogurt, sweet lassi.

¡CONSEJOS PARA COMER EN LITTLE INDIA!

  • Comer en un sitio auténtico: barato, sabroso y saciado
  • Localizad un restaurante donde los extranjeros sean inexistentes o minoritarios.
  • Evitad los locales para foráneos, que se detectan fácilmente y donde los precios suben. 
  • Si os gusta el té, es un buen sitio para probar un chai masala, o la bebida de iogurt, sweet lassi.

9. KAMPONG GLAM, EL BARRIO ÁRABE DE SINGAPUR

Dejamos Little India para llegar hasta el barrio árabe, Kampong Glam. En su calle principal, Arab Street, podéis visitar la Sultan Mosque, con una gran cúpula dorada, y rodeada de tiendas, restaurantes y hoteles.

Fue uno de los primeros lugares habitados de la ciudad de Singapur, quizás ya merezca una visita sólo por eso. Desde ahí puedes dar un salto al mercado callejero Bugis Street. Aunque sinceramente, al lado de cualquier mercado asiático, es prescindible totalmente.

Recuerda más a una galería comercial que otra cosa. Lleno de puestos de ropa, complementos y frikadas como zumos de frutas de todos los colores imaginables. Un clásico que triunfa en el mundo asiático. Quizás os valga la pena dar un paseo si tenéis que comprar algún souvenir si os pilla cerca.

Marina Bay Sands. Singapur.

10. MARINA BAY Y EL SKYLINE DE SINGAPUR

El skyline de Singapur se ha vuelto su seña de indetidad. Un estandarte de la ciudad y del país con el edificio Marina Bay Sands presidiendo. Una oda al dinero y al lujo, lo que no quita que merezca la pena disfrutar de esa panorámica tanto de día como de noche. Admirar esos logros arquitectónicos a ras de suelo o desde su cima. Eso ya depende de tu presupuesto.

Se presume casi un obligatorio subir al mirador del edificio Marina Bay porque las vistas son impresionantes, pero no os preocupéis porque desde abajo la vista es preciosa si os queréis ahorrar algo de dinero. Por el precio de dos tickets, pagas una noche de hotel y una cena. No hubo duda en sacrificarlo, después de un mes de viaje y un bolsillo que empezaba a pitar. Pero hay opciones de vistas gratuitas. Sigue leyendo y te lo contamos.

¡TOMA NOTA!

La mejor hora para pasear por la zona de Marina Bay o subir al rascacielos a por la panorámica:

  • Con el sunset, antes de que se ponga el sol
  • Por la noche, con el skyline iluminado

¡TOMA NOTA!

La mejor hora para pasear por la zona de Marina Bay o subir al rascacielos a por la panorámica:

  • Con el sunset, antes de que se ponga el sol
  • Por la noche, con el skyline iluminado
Marina Bay Sands. Singapur.

Hay una terraza a la que se puede acceder sin pagar y que ofrece una panorámica de la ciudad. Es el edificio ION Sky, un observatorio en lo alto del centro comercial Orchad. No será la perfecta que ofrece el Marina Bay, pero seguro que será maravillosa. Hay otras azoteas por la ciudad que ofrecen otras perspectivas del deseado skyline, pero esta es la más parecida a la fotografiada desde el hermano lujoso hotel de Singapur.

El lujoso Hotel Marina Bay Sands es una atracción más de Singapur. Su estrella es infinity pool que se vende como una de las más espectaculares del mundo. Puedes divisar toda la ciudad como si el mundo estuviese a tus pies. Es para uso exclusivo del hotel aunque conocemos a alguno que se ha colado y también a algún otro viajero que lo han pillado.

Multa y prohibida la entrada al país durante un cierto tiempo. Vuestro espíritu aventurero marcará los riesgos a correr. Si sois gente de bien, la entrada para acceder al mirador ronda los 25 euros. Otra opción es ir a tomar algo al bar/restaurante de la planta superior para poder llegar a esa vista privilegiada para reducir unos euros. Aunque no mucho menos.

El complejo tiene también un centro de comercial y el mayor casino independiente con 500 mesas, 1.500 máquinas y con un valor de casi 6.000 millones de dólares. Cantidad que marea.

PANORAMICA GRATUITA

El observatorio del edificio ION Sky en el centro comercial Orchad

Marina Bay Sands. Singapur.

11. MARINA BAY SANDS EN CIFRAS

Las cifras del complejo de Marina Sands son para mear y no echar gota. Tres torres con más de 2.500 habitaciones, 2 teatros arenas, 6 restaurantes de lujo, dos pabellones flotantes y un museo de Artes y Ciencias.

En la cúspide se planta el Sands Sky Park, un parque al aire libre que incluye discotecas, jardines plagados de árboles, un mirador de 360 grados sobre la ciudad y la famosa piscina con capacidad para casi 4.000 personas. Casi nada. Una plataforma con más de una hectárea de superficie que termina en una de las mayores plataformas del mundo. 

El edificio que alberga el Museo de Arte y Ciencia se encuentra en la parte baja del edificio, separado por unos metros y con forma de flor del loto. Lo más llamativo es su techo, del que parte una cascada por el día, y por la noche el juego de luces de láser. Arquitectónicamente uno de mis favoritos de ese espacio. 

Las 20 hectáreas del complejo fueron diseñadas por Moshe Safdie Arquitectos que también diseñaron una ruta artística dentro del complejo, incorporando siete instalaciones de cinco artistas como Sol LewittAntony Gormley y Zheng Chongbin, cuyas piezas incluyen efectos ambientales de luz, agua y viento, integrando el arte con la arquitectura.

MARINA BAY SANDS EN CIFRAS

  • 2560 habitaciones
  •  Centro de convenciones y exposiciones de 120.000 
  • 6 restaurantes de lujo
  • 2 pabellones flotantes
  • 2teatros arenas
  • 1 museo de Artes y Ciencias
  • 1 casino con 500 mesas
  • 1 centro comercial de lujo

MARINA BAY SANDS EN CIFRAS

  • 2560 habitaciones
  •  Centro de convenciones y exposiciones de 120.000 m²
  • 6 restaurantes de lujo
  • 2 pabellones flotantes
  • 2teatros arenas
  • 1 museo de Artes y Ciencias
  • 1 casino con 500 mesas
  • 1 centro comercial de lujo

De lo más recomendable, ver el atardecer sentado en uno de los múltiples bancos corridos que encuentras delante del propio Marina Bay. Un área de descanso y punto de encuentro de los locales, donde podrás pasar un rato agradable viendo la actividad del punto neurálgico de Singapur. 

Unos leen, otros juegan al Pokemon y la gran mayoría busca la foto perfecta. Un espacio para entretenerse un rato si te gusta observar las escenas que dejan los lugares más buscados de un país.

Si madrugais o vais con tiempo, es probable que podáis tomar alguna instantánea solitaria como esta. El atardecer es un buen momento porque el sol se pone detrás del skyline de la City.

Marina Bay Sands. Singapur.

Mientras baja la luz aprovecha para dar el paseo hasta el otro lado de la bahía. Cruzando el Helix Bridge y obteniendo diferentes perspectivas del Downtown y de sus símbolos.

Desde allí podrás ver la noria ‘Singapore Flyer’, la plataforma flotante, aquel día con un entrenamiento de fútbol, la pista por donde discurre la Fórmula 1, el museo de Arte y Ciencias y cualquier rascacielo del entorno. 

Marina Bay Sands. Singapur.

El río de Singapur consigue la perfecta unión entre lo antiguo y lo moderno, tanto en geografía como en arquitectura, hilando con su recorrido los barrios más antiguos hasta desembocar en Marina Bay, y más tarde en el mar. Un embalse, lo frena. Su caudal ha sido el culpable del gran desarrollo de este territorio, que tiene que abastecer a una de los pedazos de tierra con más densidad de población del mundo. Antigua zona de mercaderes y comerciantes que se mantiene todavía hoy, pero con esa vuelta de tuerca al comercio y la venta pero de lujo.

El enorme crecimiento del comercio y el continuo paso de barcos, lo llevaron a una extrema contaminación que casi ahoga el río hasta la muerte. Para salvarlo, a finales de los años 70 se inició un plan de descontaminación incluyendo un dragado que retiró toneladas de basura del fondo. Una década después se dio por descontaminado y se comenzó a construir una presa, la Marina Barrage, además de trasladar el puerto a otra zona.

Marina Bay Sands. Singapur.

Diferentes puentes lo cruzan en la ciudad, el único colgante es el Cavenagh Bridge, y también el más antiguo, inaugurado en 1870. Pero existen muchos otros que lo cruzan en su trayecto, como el Anderson Bridge o el Elgin Bridge, que en su origen fue peatonal.

Los antiguos muelles de los puertos Clarke Quay y Robertson Quay, pasaron de un esplendor absoluto, al deterioro y abandono, para convertirse hoy en una zona remodelada de ocio, con restaurantes, clubs y discotecas.

Si decides pasarte el mejor consejo es hacerlo en la ‘happy hour’ donde el precio normal de una jarra de cerveza, unos 10 dólares, podrá reducirse un poco. La zona es animada para tomar algo o pasear, pero barata no es, y por la noche cobra más encanto iluminada. 

Marina Bay Sands. Singapur.

El ‘Merlion‘ es otro símbolo de la ciudad, una criatura con cabeza de león y cuerpo de pez, que se puede encontrar en diferentes puntos de la ciudad, pero con el máximo exponente a los pies del skyline del Marina Bay.

A espaldas del Merlion emerge el ‘Hotel Fullerton’, declarado monumento nacional en homenaje al hospital de campaña que albergó en la II G. M. Una perspectiva diferente para observar el centro financiero repleto de rascacielos y los edificios más emblemáticos, es subirse a uno de los muchos barquitos que navegan noche y día por la había. Los tickets costaban sobre 20 dólares.

Todas las noches hay un espectáculo audiovisual enfrente a Marina Bay Sands que podéis ver gratis en dos pases, uno a las 20.00h y otro a las 21.30h. Si os coincide no está mal para pasar el rato aunque la música no se escuchaba bien ese día. Proyectan sobre una pantalla de agua creada por varias fuentes, una historia en imágenes, música y fuego.

¡TOMA NOTA!

  • Para llegar a Marina Bay tomad el metro hasta la parada ‘Bay Fron
  • Para ver el espectáculo hay bancos corridos para sentarse enfrente al Marina Bay Hotel

¡TOMA NOTA!

  • Para llegar a Marina Bay tomad el metro hasta la parada ‘Bay Fron
  • Para ver el espectáculo hay bancos corridos para sentarse enfrente al Marina Bay Hotel
Marina Bay Sands. Singapur.

12. LOS JARDINES ESPECTACULARES DE MARINA BAY

METRO A MARINA BAY
 

Para llegar a los jardines tomad el metro hasta la estación de Bayfront

Singapur también es una ciudad verde y prueba de ello son sus parques y jardines, liderados por los ‘Jardines de la Bahía’ o ‘Garden by the bay’, a donde fuimos después de comer. Situados en la parte trasera del edificio de Marina Bay Sands, son espectaculares. Una especie de parque del futuro con muchas atracciones que giran en torno a la flora más diversa. Hay jardines temáticos: indio, chino, palmerales, colonial, una selva en miniatura o de frutales, y todo en una superficie superior a las 100 hectáreas.

Pero las estrellas son los ‘Supertree Grove’, unas estructuras de acero cubiertos por plantas y enredaderas que te transportan a una película de ficción. Una peculiar magia que cobra todavía más sentido al caer el sol, con una iluminación espectacular. Estos superárboles son sostenibles, recogen el agua de la lluvia y contienen células fotovoltaicas que les permiten acumular energía, que es reutilizada para esas luces nocturnas.

Marina Bay Sands. Singapur.

Fueron concebidos con ese fin, que turistas y ciudadanos pudiesen disfrutarlo, así que la mayor parte de los jardines es de entrada gratuita. Sólo pagarás por entrar a los invernaderos y a la pasarela elevada que recorre los superáarboles, pero no te preocupes porque desde abajo son una chulada.

Los invernaderos, con una línea arquitectónica maravillosa, acogen dos tipos de microclima: uno mediterráneo y otro tropical selvático, una especie de jungla en miniatura. El sitio es ideal para descansar la vista de rascacielos ostentoso. Senderos, fuentes, esculturas, flores espectaculares, canto de pájaros, áreas de descanso y un lago. 

‘Singapore Flyer’ es una noria que tarda una media hora en completar su recorrido, y que ofrece la posibilidad de cenar en una de sus cabinas. Algo que poco tiempo después vi en Viena, en la singular noria del Parque de atracciones Praten. Por cierto noria protagonista de la película ‘El Tercer Hombre’.
 
En los jardines también podéis ver otro espectáculo audiovisual, con dos pases, y gratuito.
 

Para llegar a los jardines podéis tomar el metro hasta la estación de ‘Bayfront’. Sigue las indicaciones y un pasillo lleno de espejos e ilustraciones de flores y plantas que llevarán directo a los jardines. Cena en el Food Market del barrio. Cerveza. Última noche en Singapur

Marina Bay Sands. Singapur.
Isla de Sentosa. Singapur.

13. LA BIZARRA ISLA DE SENTOSA EN SINGAPUR

Opiniones variopintas sobre la Isla de Sentosa, una especie de parque temático que goza de mucha popularidad. Para acceder a la isla desde cierta distancia lo más cómodo era el skytrain. Pero si llegáis andando hasta allí, cruzar el puente que la une con tierra será cuestión de 15 minutos. No había que pagar entrada, sólo para acceder a determinadas atracciones, aunque este pudo cambiar y no me he enterado. En ese momento era temporada baja y estaba bastante desangelado con muchos negocios sin funcionar y un clima y época que no se presumen playeros para los singapurenses.

Describirla es complicado. A mi me pareció algo cutre, a otros les gusta su punto bizarro. Para gustos, colores. Allí están los estudios de cine de la Universal, con salas de cine y exposiciones, por lo que no faltan infantes, adolescentes y grupos de escolares en general para llenar el espacio vacío en temporada baja. Hay también museos, restaurantes de toda índole, un parque acuático, áreas de descanso infinitas, monumentos de dudosa estética y un acuario que presume de ser de los más grandes del mundo. A pesar de esto, y a riesgo de repetirme, no le pillé el punto. Para mi es totalmente prescindible.

Era un lunes y estaba medio desierto, a lo que le sumo un panorama un tanto descuidado, siendo temporada baja y con la limpieza manga por hombro. Lo más divertido era el espectáculo de selfies y fotos de familias que se sucedían sin parar, como si estuviesen delante de la mayor maravilla del mundo.

Isla de Sentosa. Singapur.
Isla de Sentosa. Singapur.

También hay varias playas en Sentosa, aunque no las he visto, estaba nublado y no entraba los planes ir la playa en plena ciudad, después de haber pasado un mes por Indonesia. Al parecer los fines de semana de la buena temporada, se abarrota de locales. El bochorno era mortal y allí no había nada más que hacer.

Si estáis con hambre, cruzando el puente de vuelta, está el centro comercial VivoCity con restaurantes y aire acondicionado. Por cierto que es el mayor shopping mall de la ciudad, diseñado por un reconocido arquitecto japonés, y está situado en el recinto de HarbourFront.

Marina Bay. Singapur.

Y esta es la foto de propina para poner punto y final, porque terminar con Sentosa era un poco descafeinado, para una ciudad moderna y cosmopolita, que suele agradar y convencer, aunque viva por y para el negocio bancario. Un contraste ineludible si viajas por otros países del Sudeste Asiático y te tropiezas de bruces. Porque coger un vuelo que pase por allí será de lo más oportuno en alguna ocasión.

Comparado con Camboya o algunas islas indonesias, el contraste socioeconómico es total. Pero contraste al fin y al cabo. Ese ingrediente básico, como si fuesen especias, para que nunca dejes de sorprenderte mientras sigues TrotandoMundos.

El picante lo pones de tu parte. Seguir con un espíritu de Peter Pan que hagas eterno. Por si acaso, ya lo llevo tatuado en tinta para que me acompañe obligatoriamente toda la vida.

¿Te ha gustado el artículo? ¡COMPARTE!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest

¡GRACIAS POR LEERNOS!

ESPERAMOS QUE TROTANDOMUNDOS EN SINGAPUR SIRVA DE INSPIRACIÓN

SI TIENES DUDAS ESCRIBE UN COMENTARIO EN EL POST

SI PREFIERES CONTÁCTANOS

GUÍAS DE VIAJE DESTACADAS

DESCUBRE MÁS DESTINOS

Deja un comentario