Rapa das Bestas

OS CURROS: TRADICIÓN ANCESTRAL

Caballos y aloitadores en el ruedo

Sabucedo. Pontevedra.

1. A RAPA DAS BESTAS

Cultura y tradición ancestral

Una de las tradiciones más populares de Galicia es la Rapa das Bestas, un evento que se celebra durante la primavera y el verano. Desde las montañas, los caballos salvajes se juntan y se conducen hasta los recintos denominados curros, para proceder a cortar sus crines, a marcarlos y desparasitarlos.

Haremos un pequeño repaso a su historia, a su hipnotizante espectáculo y a las citas más importantes de esta tradición centenaria. La más exportada es la de Sabucedo, distinguida además como Fiesta de Interés Turístico Internacional. Pero quizás por su fama y masificación el viajero debería apostar por otras menos concurridas.

Una tradición ancestral que se ha convertido en una especie de atracción turística. Ya sólo por ese motivo debería diversificarse a lo largo del territorio, aliviando el peso sobre ciertos espacios como Sabucedo con unas 700 personas en las gradas. Galicia es muy grande, y las rapas se dispersan por diversas localidades que también merecen ser conocidas y visitadas, como os contaremos en este artículo.

Amil. Pontevedra.

En la mayoría el acceso es gratuito aunque en algunos tan demandados como Sabucedo, se cobra una pequeña entrada. Una tradición ancestral que recibe la atención de antropólogos y estudiosos de todo el mundo.

Una experiencia turístico-etnográfica no exenta de detractores por el estrés y los golpes que reciben los caballos, además de la innecesaria marca a hierro fundido. En una época donde la conciencia del bienestar animal va en aumento, no lo queremos pasar esto.

En los montes gallegos viven miles de caballos salvajes, pero su población desciende sobre todo en algunas especies concretas autóctonas. El número de ejemplares en Galicia se redujo a la mitad en la última década debido al abandono del monte y a polémicas regulaciones.

Su bienestar y su conservación debe ser primordial. Nadie pone en duda que la gente vinculada a las rapas ame los caballos, pero quizás modificar ciertas acciones evite dolores y sufrimiento innecesario, como ya se ha hecho en los últimos años con algunas prácticas.

Sabucedo. Pontevedra.

2. SABUCEDO: LA MÁS FAMOSA

Fiesta de Interés Turístico Internacional

Entre todos los curros o rapa das bestas, el de Sabucedo es el más aclamado, tanto en Galicia como fuera de nuestras fronteras. Es una de las pocas citas en las que los aloitadores se enfrentan a los caballos de igual a igual. En otras rapas se sirven de cuerdas o palos para conseguir reducirlos, aquí sólo el cuerpo a cuerpo.

Jóvenes de la parroquia se inician cada año en una tradición que pasa a ser una forma de entender la vida en comunión con los caballos. Un código de acciones que aprenden desde niños, basado en la acción y colaboración de tres aloitadores, es la forma en que establecen la noble y peligrosa lucha.

Sabucedo. Pontevedra.

La rapa de Sabucedo se llevaba a cabo en un recinto de piedra en el centro del pueblo. Desde hace unos años y por la gran afluencia de público, se desplazó a un curro nuevo hecho de mampostería y de grandes dimensiones. Cada verano aumentan los medios de comunicación nacionales e internacionales que solicitan permiso para hacer la cobertura.

Sabucedo se celebra bajo la protección de San Lorenzo, a quien se encomienda el pueblo en la misa del amanecer del sábado, y parte de los caballos salvajes pertenecen al santo de la parroquia. Pasamos a ver cómo se desarrolla una rapa das bestas.

MUJERES ALOITADORAS – SABUCEDO

  • Durante la Guerra Civil, muchos vecinos fueron llamados a filas en Sabucedo.
  • Las mujeres de la aldea se empezaron a encargar de organizar la rapa.
  • Así lo hicieron durante los años que duró la contienda bélica.
  • Es algo que las abuelas de Sabucedo cuentan aún hoy con mucho orgullo.
  • Hoy en día hay generaciones de aloitadoras de todas las edades.
Sabucedo. Pontevedra.

3. REUNIR A LOS CABALLOS SALVAJES

Grupos de gente en busca de manadas

El primer paso es reunir a las bestas (caballos salvajes) en los montes cercanos, donde viven libres todo el año, para conducirlas hasta el curro: el recinto circular donde permanecerán durante varios días.

Esto se conoce en Sabucedo como ‘A Baixa’. En esta localidad pontevedresa, a primera hora de la mañana los fuegos de palenque y las campanas de la iglesia despiertan a lugareños y foráneos, muchos de estos acampados en las zonas habilitadas para visitantes.

Tras la misa, la gente se reúne para subir a los montes en la busca de las manadas, siempre guiados por la gente de la asociación y los vecinos del pueblo.

Sabucedo. Pontevedra.

Desde la propia Asociación da Rapa das Bestas animan a descubrir la experiencia desde el principio del evento, acudiendo al monte para colaborar en el trabajo de reunión y conducción de los caballos, una de las actividades más participativas de la rapa.

Amil. Pontevedra.

En el monte la gente se divide en grupos, y poco a poco van localizando las manadas apretando el cerco hasta conseguir encaminarlas en la dirección correcta por diferentes lugares del monte. Finalmente será en la zona de O Peón donde se reúnen todas juntas para iniciar la bajada al pueblo de Sabucedo.

Sabucedo. Pontevedra.
Sabucedo. Pontevedra.

4. BAJADA DEL MONTE AL CURRO

Los caballos son guiados a Sabucedo

A partir de ahí la bajada puede durar más o menos tiempo dependiendo del clima o la disposición de los animales. Compensa subir a los montes, ya no sólo por ver de cerca cómo se reúnen los caballos, si no por el paraje natural que rodea a este curro y a otros muchos de la comunidad. Raro es el paisaje de Galicia que no sea atractivo para los sentidos.

Sabucedo. Pontevedra.

Por imágenes como esta compensa acercarse a explorar el entorno. Caballos libres en postales verdes que te llevarás con sólo un poco de esfuerzo. Senderos, riachuelos y flora local para disfrutar en muchos de los parajes donde se desarrollan estas rapas das bestas.

En las citas de grandes dimensiones como Sabucedo, a su llegada al pueblo los caballos suelen reunirse en una finca donde permanecen hasta su entrada en el curro, muchas veces al día siguiente.

Amil. Pontevedra.

5. EL CURRO Y LOS ALOITADORES

El cuerpo a cuerpo en el círculo

Para vivir la última parte de esta cita nos trasladamos a Amil, otra localidad pontevedresa que acoge una rapa muy conocida, pero sin llegar a la masificación de Sabucedo. Desde que fue distinguido como Fiesta de Interés Turístico Internacional, su fama se ha disparado y ha crecido su afluencia exponencialmente. Por supuesto es más espectacular con docenas de caballos en el curro y unas gradas ansiosas.

Pero precisamente por eso, apostamos por otras rapas menos promocionadas y de las que os damos cuenta más adelante. Como ya hemos comentado, la forma circular del recinto que acoge el cuerpo a cuerpo entre caballos y jinetes se llama curro. A su alrededor, bancadas elevadas para que los visitantes puedan observarlo con facilidad.

Los caballos se van agolpando en el centro del curro mientras los aloitadores se tiran encima de algún caballo para montarse y empezar a dominarlo. Su objetivo es llevarlo al suelo con la ayuda de otro par de aloitadores.

Los potros son separados para que no se hagan daño y en esta tarea suelen participar los más pequeños del pueblo, como una muestra de pertenencia a este legado generacional que busca pervivir en el tiempo.

Amil. Pontevedra.

Este es el acto más espectacular de la rapa, donde no se usan más elementos que el propio cuerpo y fuerza del aloitador. Heredado de generación en generación: dos aloitadores van a la cabeza y uno al rabo.

PASO 1. El primero de los aloitadores que va a la cabeza, salta encima del caballo y lo cabalga. He estado dentro de los curros y puedo decir que impresiona verlos correr de un lado para otro. Muchas veces frenéticos y estresados porque viven en libertad y verse encerrados y acorralados los asusta.

Amil. Pontevedra.

PASO 2. Poco después el segundo de la cabeza acude en su ayuda. Cuando éste llega y se engancha sobre las crines delanteras, el que lo está montando debe bajarse.

PASO 3. Al mismo tiempo el aloitador que va al rabo debe hacer una serie de movimientos para intentar desequilibrar al animal. En ocasiones no lo consiguen y son ellos los que se llevan los golpes, pero en la mayoría se logran llevar al suelo. El caballo quedará de pie o derribado dependiendo de la fuerza que ejerza.

Amil. Pontevedra.

Es la parte donde se mide la fuerza y donde, por supuesto, el hombre pierde siempre. Y si gana, es porque juega con clara ventaja arropado por sus colegas. El caballo solo y temeroso, acaba rendido sobre la tierra.

Amil. Pontevedra.

Una vez el caballo llega al suelo controlado por el grupo de aloitadores, se termina con el siguiente paso: el corte de las crines, el marcado y el desparasitado. 

Amil. Pontevedra.

6. CORTE DE CRINES, MARCADO Y DESPARASITADO

Funciones de la rapa das bestas

El nombre de rapa das bestas no es otro que el corte de las crines de los caballos, la acción que le da sentido a esta cita centenaria. Una vez el caballo está en el suelo, se procede al corte para evitar infecciones y otras molestias.

El marcado a fuego fue muy polémico durante años por el innecesario sufrimiento al que se somete al animal. Así se hizo toda la vida con el ganado en general, pero es cierto que hay cosas que pueden cambiarse sin perder la esencia de la tradición.

Hasta hace poco, a otros se les cortaba parte de una oreja pero se dejó de realizar esta práctica al demostrar que algunos perdían capacidad auditiva.

Dentro de los trabajos que se realizan dentro del curro tienen especial importancia las tareas de desparasitación interna de los animales, mejorando las condiciones higiénico-sanitarias de los caballos.

No faltan las voces en defensa del bienestar animal que se quejan del maltrato o la dureza con la que se trata a los animales, aunque no sea la intención pero si el resultado final. Lo pasamos a ver en el siguiente apartado.

Amil. Pontevedra.
Amil. Pontevedra.

7. DENUNCIAS POR EL BIENESTAR ANIMAL

Estrés, golpes y marcas a hierro fundido

Asociaciones y partidos animalistas señalan el maltrato animal desde el momento en que se les acosa y acorrala en los montes hasta su encierro de varios días. Los equinos sufren pánico cuando son acorralados y conducidos a un recinto en el que se agolpan centenares.

Para llevarlos al suelo se sujetan de la cola con fuerza, con el culmen de la marca a fuego que se realizaba en todas las rapas hasta no hace mucho. Si hay otras alternativas que evitan el innecesario sufrimiento del caballo, como la colocación de microchips, no debería existir debate alguno. Sólo ver las marcas en frío (foto superior) duele.

Amil. Pontevedra.
Amil. Pontevedra.

Desde las rapas reconocen que el animal pasa estrés puntual pero nada que pueda calificarse de maltrato animal. Califican de injustas las críticas porque la gente quiere a los caballos salvajes, proporcionándoles mejores condiciones de vida, gracias al corte de las crines y al desparasitado. Subrayan que la principal finalidad de la rapa se relaciona con la sanidad y el bienestar animal.

Recuerdan la importancia biológica de las manadas para mantener el ecosistema, y el esfuerzo colectivo durante todo el año para que las manadas puedan seguir en el monte pese a las adversidades. La rapa genera ingresos necesarios para cuidar las manadas sanitariamente, o para los seguros de responsabilidad civil.

Amil. Pontevedra.
Amil. Pontevedra.

8. CITAS MÁS IMPORTANTES

La mayoría tienen lugar entre junio y agosto

A rapa das bestas de Sabucedo es la más famosa y está declarada como Fiesta de Interés Turístico Nacional desde el año 1963 y catalogada como Fiesta de Interés Turístico Internacional en 2007. Se celebra el primer fin de semana de julio.

El curro de Candaoso en Viveiro es otro dintinguido como Fiesta de Interés Turístico Nacional, con una tradición que ya pasa del medio siglo en A Mariña Lucense. Se organizan competiciones de andadura y carreras de caballos y se celebra en el mes de julio. 

Pero hay muchos más que os pueden coincidir cerca de vuestro destino de vacaciones.

Amil. Pontevedra.

Desglosamos a continuación los más reseñables de junio y julio.

  • Municipio de Oia (Pontevedra): curro de Valga, curro de Torroña, curro de Mougás (serra da Groba). Mes de junio.
  • Municipio de Gondomar (Pontevedra): curro de Morgadáns, curro de San Cibrán (serra da Groba). Mes de junio.
  • Municipio de Moraña (Pontevedra): curro de Amil. Segundo fin de semana de julio.
  • Municipio de Cedeira (A Coruña): curro da Capelada que se celebra desde 1974.
  • Municipio de Mondoñedo-A Pastoriza (Lugo): curro Campo do Oso. Mes de junio.

En agosto quedan opciones como el Curro de Recarei-San Tomé, en O Valadouro (Lugo) o el Curro da Paradanta, en Luneda-A Cañiza (Pontevedra).

9. MAPA CON LAS RAPAS MÁS IMPORTANTES

Serra da Capelada. A Coruña.

10. VISITA SUS ENTORNOS NATURALES

Muchos cuentan con fiestas populares

Acercarse a una rapa das bestas te permitirá conocer entornos naturales únicos y disfrutar de muchas fiestas populares. Por ejemplo, si asistís al curro da Capelada, lo suyo es quedarse a explorar la comarca que brinda paraísos naturales extraordinarios.

Los acantilados de Vixía Herbeira, la propia serra da Capelada, el faro de cabo Ortegal, pueblos imprescindibles como San Andrés de Teixido, sin olvidar las fabulosas playas que se dan cita en este tramo del litoral. Si os interesa este recorrido os invitamos a descubrirlo en la sección de Galicia Natural.

En ocasiones, las rapas coinciden con otras celebraciones paralelas en meses de verano. Lo mejor es infomarse en las páginas de los ayuntamientos en el momento de vuestro viaje. Recordamos que los curros se celebran principalmente en junio y julio, con algunas excepciones en el mes de agosto.

A Coruña. Galicia.

11. ALOJAMIENTO Y ACTIVIDADES

Turismo rural como la mejor alternativa

En un entorno rural es la mejor alternativa para por alojarse en este tipo de atmósfera. Ecoturismo o casas de turismo rural serían nuestras recomendaciones. Disfrutar de conjuntos etnográficos para acercarse a una tradición centenaria.

Pero si lo tuyo es la ciudad, todos los curros se sitúan a corta distancia de grandes núcleos de población como Vigo, Pontevedra, Ferrol o Viveiro.

¿Te ha gustado el artículo? ¡COMPARTE!

 ARTÍCULOS DESTACADOS

DESCUBRE A FONDO GALICIA

¡Síguenos en redes sociales!