Parque de Corrubedo

PLAYAS INFINITAS ENTRE DUNAS Y LAGUNAS

Una joya protegida de la Comarca do Barbanza

COMPLEXO DUNAR DE CORRUBEDO E LAGOAS DE CARREGAL E VIXÁN

RIBEIRA – PROVINCIA A CORUÑA

Parque Natural de Corrubedo. Ribeira.

1. PARQUE NATURAL COMPLEXO DUNAR DE CORRUBEDO

Espacio para el ocio y el contacto con la naturaleza

En el Parque Natural de Corrubedo e Lagoas de Carregal y Vixán se ubica la duna móvil más grande del noroeste peninsular, con 1 km de largo, 250 m ancho y 15 m alto, y conforma uno de los atractivos de este espacio natural, que se erige como un excelente ejemplo de complejo barra-laguna litoral en Galicia y alberga muchos tipos de hábitats en un espacio no muy extenso reducido.
 
Abarca un poco menos de mil hectáreas siendo el quinto en extensión de los seis parques naturales gallegos. Fue el segundo de Galicia, declarado en el año 1992. Las extensas zonas anegadas son humedales de importancia internacional en el paso de aves que anidan en el lugar.
 
La lagoa de Vixán es de agua dulce, mientras que la de Carregal es salada.
Parque Natural de Corrubedo. Ribeira.
Las playas del Parque son impresionantes, infinitas y con más de 5 kms de largo. La playa de Corrubedo es una consecución de 2 arenales: Ladeira y O Vilar que juntos suman ese largo paseo al borde del Atlántico.
 

El conjunto geológico del Parque Natural se formó hace 12.000 o 15.000 años en el Cuaternario, época en la que desaparecieron los mamuts. Recomendamos subir al mirador da Pedra da Ra para tener una perspectiva de la duna móvil y de varias islas del Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia.

La panorámica es espectacular y además a unos metros se encuentra el Castro da Cidade para el que quiera adentrarse en la cultura castrexa de la Edad de Hierro. También hay monumentos romanos y molinos antiguos. Buena combinación de ruta monumental y paisajística.

Parque Natural de Corrubedo. Ribeira.

2. CENTRO DE VISITANTES DE CORRUBEDO

Información, consejos y aparcamiento

Excursiones guiadas (gratuitas) de lunes a viernes en horario matinal. Cinco itinerarios señalizados. Visitas autoguiadas con paneles informativos y material divulgativo. Pasamos a detallar las normas que imperan en este espacio protegido tal y como se describen de manera oficial para que no haya equívocos.

Está prohibido pisar las dunas y, aunque los paneles informativos indican multas que van desde los 600 a los 6.000 euros, había varias filas de huellas de pies en la gran duna móvil. Acciones que nos molestan profundamente.

Cuando éramos pequeños, era normal ir a la duna y tirarse a modo de tobogán porque hacia varias décadas no había ninguna conciencia ambiental. Hoy en día la cosa ha cambiado hasta el punto de ser sancionado, pero ni con esas se impide que algún irresponsable causa daño a este ecosistema privilegiado.

Parque Natural de Corrubedo. Ribeira.

NORMAS DEL PARQUE

  • Usa el coche solo en los caminos habilitados y circula despacio.
  • No lleves mascotas, es más dificil que ellos entiendan estas normas.
  • Arrancar la flora está prohibido y pone en peligro especies singulares.
  • No molestes a la fauna, no hagas ruido, no enturbies su vida.
  • Comprueba la dificultad y el tiempo que necesita cada ruta.
  • Planifica con detalle tu visita y equípate de manera adecuada.
  • Lleva el móvil con la batería cargada para cualquier eventualidad.
  • Camina por senderos habilitados y respeta las señales
Laguna de Carregal. Ribeira.
  • No está permitido el baño fuera de las zonas habilitadas.
  • Precaución con las crecidas de los cursos de agua.
  • No está permitida la acampada libre ni pasar la noche con caravanas.
  • Guarda la basura hasta que veas una papelera.
  • Respeta las propiedades privadas que rodean al espacio protegido.
  • El fuego puede destruir la vida del Parque en un minuto, no lo enciendas nunca.
  • Excepto excepciones, está prohibida la caza y la pesca.
  • Avisa al personal del Parque ante cualquier incidente.
Parque Natural de Corrubedo. Ribeira.

3. SENDEROS Y RUTAS DEL PARQUE

Una red de pasarelas de madera recorre el entorno

Existen cinco rutas oficiales y señalizadas dentro del parque, nosotros las hemos hecho todas y no revisten ninguna dificultad. Todas son muy agradecidas y según el interés del viajero podrá caminar entre las infinitas playas, entre las lagunas o acercase a observar las dunas de cerca.

Pasamos a detallar brevemente las rutas indicadas en el Centro de Visitantes y posteriormente nos pararemos en los elementos principales que las recorren: la gran duna móvil, las lagunas, las marimas y las playas de Corrubedo.

CINCO RUTAS SEÑALIZADAS

1. CAMINO DEL VIENTO. Dificultad baja. Líneal. 1,5kms.

Inicio: Punto de Información de Olveira con aparcamiento. Este itinerario muestra una de las zonas más significativas del Parque Natural: los Campos de Olveira y la gran duna móvil. Es accesible para personas con discapacidad.

2. CAMINO DEL RÍO DEL MAR. Dificultad baja. Líneal. 3,5kms.

Inicio: Punto de Información de Olveira. Este itinerario permite descubrir varios rastros del ser humano, pero también importantes hábitats del Parque Natural, como la marisma y la llanura intermareal.

3. CAMINO DEL AGUA. Dificultad baja. Líneal. 2,5kms.

Inicio/Fin: Aparcamiento de O Vilar. Esta ruta nos descubre la vida de la laguna de Vixán (agua dulce). Parte del aparcamiento de O Vilar para acercarse a la laguna a través del Campo de Amendo, punto desde el que vuelve al lugar de inicio. La ruta tiene dos desvíos que conducen al castro de Porto de Baixo y a un conjunto de molinos de río.

4. CAMINO DE LA PLAYA. Dificultad baja. Circular. 1,5kms.

Inicio/Fin: Centro de Recepción de Visitantes Casa da Costa. Este recorrido que discurre por el entorno del centro de visitantes y las pasarelas que lo bordean. Permite conocer algunos de los valores naturales del Parque Natural, muchos de ellos muy vinculados al mundo del mar. Entre los valores patrimoniales destaca el túmulo de Pipín, la muestra más antigua de la presencia humana en el espacio natural.

5. CAMINO DE A GARANDELA. Dificultad baja. Circular. 6,5kms.

Inicio/Fin: Centro de Recepción de Visitantes Casa da Costa. El Camino de A Gandarela permite descubrir el importante papel del mar en el origen y evolución del Parque Natural y su influencia en la vida de la marisma y de la laguna de Carregal (salobre). Hasta este punto llega el itinerario para regresar por nuestros pasos y tomar un desvío que nos conducirá de vuelta al punto de inicio por zonas de cultivos, bosque autóctono y pinar.

Parque Natural de Corrubedo. Ribeira.

4. PLAN IDEAL PARA TODA LA FAMILIA

Todas estas rutas se pueden realizar en familia porque los senderos no revisten grandes complicaciones y se trata de distancias cortas. Según la edad de los pequeños se podrá escoger el sendero más adecuado, y si tenéis dudas, en el centro de visitantes os ayudarán a seleccionar la que mejor se adapte a vuestras necesidades e intereses.

Las pasarelas de madera son muy agradecidas y permiten la observación de los ecosistemas y paisajes del Complejo Dunar de Corrubedo, sin dañar el medio tan frágil que sostiene este maravilloso entorno. En las rutas hay paneles informativos sobre la flora y fauna que son muy didáticos para todos, y especialmente para los más pequeños que pueden aprender sobre naturaleza de una forma divertida a pie de campo.

Gran Duna Móvil. Corrubedo.

5. LA GRAN DUNA MÓVIL

La más grande del noroeste de España

La gran duna móvil presume de ser la mayor del norte de España en su categoría y es uno de los baluartes del Parque Natural, situada detrás de la playa de A Ladeira. Con cerca de 1 km de longitud, 250 metros de ancho y una altura de unos 15 metros es toda una atracción para los visitantes.

Dicen que hace un siglo medía unos 60 metros de altura, y aunque no podemos comprobarlo si podemos decir que en los años 80 nos parecía una auténtica montaña. Éramos unos niños y en aquella época no había conciencia ambiental y funcionaba como un auténtico tobogán de arena. Lo que hoy nos parece una atrocidad al ecosistema, entonces era pura diversión inocente.

Gran Duna Móvil. Corrubedo.

Para protegerla, está prohibido caminar por la duna como indican los paneles informativos, que además advierten de las sanciones entre 600 – 6.000 euros. Sin embargo las huellas por diferentes partes de la gran duna móvil indican tristemente que no todos lo cumplen. Sólo tenéis que fijaros en la foto superior, y podréis ver algunas pisadas. 

Gran Duna Móvil. Corrubedo.

Ese desgaste turístico unido a una erosión continua menguan poco a poco la duna que pierde cms cada año. En lento y constante movimiento, avanza impulsada por los vientos del suroeste hacia el interior mientras que los de nordeste, devuelven la arena hacia el mar.

LA LEYENDA DE LA CIUDAD BAJO LA ARENA

Los vecinos del lugar la llaman Montes da Area y alrededor de ella circula una leyenda con una fuerte simbología. Cuenta el relato de un hombre que allí hubo un pueblo al que llamaban la ciudad de Valverde, y que acabó inundado por la arena en la época de dominación árabe.
Dunas Parque Natural de Corrubedo. Ribeira.
Dicen que apareció la campana y el esquilón de la iglesia que se quedó enterrada, y que fue depositado en la capilla de Bretal y posteriormente en la iglesia de Olveira. Las campanas acabaron por llevarlas a Toledo porque el sonido era tan atronador que llegaba a romper los cristales de las casas cercanas.
Parque Natural de Corrubedo. Ribeira.
Mitos que siguen sobreviviendo gracias a la tradición oral de los lugareños de Corrubedo y que mantienen viva el alma de la Galicia Máxica que tanto nos encandila. Las playas dan paso hacia el interior a varios sistemas dunares, en los que se incluyen diferentes cordones de dunas semifijadas por la vegetación, llanuras y corredores.
Parque Natural de Corrubedo. Ribeira.
Parque Natural de Corrubedo. Ribeira.

Aparecen los matorrales dominados por los tojos y brezos, además de los tarajes, arbustos tolerantes a la sal. Los helechos o los líquenes que tapizan las piedras son también frecuentes en estos hábitats.

La vegetación se completa con pinos mezclados con robles, formaciones de ribera de los ríos como alisos o sauces y zonas de cultivos, resultado de la humanización del área.
 
Playa O Vilar. Corrubedo.

6. PLAYAS DE A LADEIRA Y O VILAR

Kilómetros de arenales para pasear y disfrutar

Las playas del Parque Natural son excepcionales para dar largos paseos, sentarse en la arena a observar la fuerza del Atlántico o para practicar deportes acuáticos como el surf o el kitesurf. Entre la playa de A Ladeira y la contigua de O Vilar, suman más de 5 kms de longitud. 

La playa de A Ladeira es la más próxima a Corrubedo con 1,3 kms mientras la playa de O Vilar tiene una extensión de 3,5 kms de largo. Miran al océano Atlántico, al igual que la gran mayoría de los arenales de Ribeira, intentando abrigarse entre los salientes de la ría de Arousa.
Parque Natural de Corrubedo. Ribeira.

Son playas muy amplias y con mucha franja de arena, por lo que podrás colocar tu campamento donde prefieras. Las zonas de mayor afluencia suelen ser las más próximas a los accesos de las pasarelas y de los aparcamientos.

Pero si lo tuyo es el modo solitario, con andar unos metros más encontrarás tramos prácticamente desiertos. La misma playa ofrece distintas opciones según el tipo de visitante y los gustos playeros del viajero.

Playa A Ladeira. Corrubedo.

El Parque Natural se completa con pequeños tramos de rocas bajas en sus extremos septentrional y meridional (Corrubedo y punta Corveiro) que actúan de separación entre las playas. También veréis pinares de repoblación, áreas cultivadas y una amplia bahía marina que recoge todo el conjunto.

Playa A Ladeira. Corrubedo.

LA VEGETACIÓN

Para sobrevivir en este medio hostil, la vegetación profundiza en la arena con largas raíces en busca de sustento. Y cumple así una importante función de arraigo evitando que el viento se lleve la arena de las dunas. Las plantas desarrollan diferentes estrategias para superar fuertes limitaciones como la falta de agua, la salinidad o la inestabilidad del suelo.

Gran Duna de Corrubedo. Ribeira.
Contra la deshidratación, el cardo marino vuelve sus hojas espinosas para evitar la pérdida de agua por medio de la transpiración. La arenaria de mar acumula el agua en sus hojas carnosas y las impermeabiliza con una capa de cera, que también la protege de la sal.
 
Clavelinas de mar. Corrubedo.
Cardo. Corrubedo.
Para resistir los fuertes vientos hay plantas como las clavelinas de mar que crecen en grupos almohadillados. La arenaria utiliza otra estrategia: la gran flexibilidad de su tallo. Muchas plantas adoptan colores claros o verde-azulados para reflejar parte de la radiación solar que les llega y no perder agua. Es el caso de la mielga marina.
 
Cuando paseas te parecerán simples cardos o pequeñas hierbas sin importancia pero como vemos, cada una tiene su función vital en el ecosistema, por eso es tan importante respetar cada frágil elemento del entorno.
 
Laguna de Carregal. Corrubedo.

7. LAGUNAS DE CARREGAL Y VIXÁN

Una de agua salada y otra de agua dulce

El nombre completo de este espacio protegido, Complejo Dunar de Corrubedo e Lagoas de Carregal e Vixán, xa denota la importancia de las lagunas y marismas en este entorno privilegiado. Una de agua salada y otra de agua dulce, ofrecen diferentes formas de vida dentro de sus aguas. Te podrás acercar a ellas a través de los senderos señalizados del Parque que te hemos detallado en el apartado número 3 de este artículo.

LAGUNA DE CARREGAL DE AGUA SALADA

En la laguna de Carregal (salobre) confluyen varios ríos: Sanchanás o de Artes, Longo, Sirves y Cidá. Se comunica con el mar por un conjunto de canales, viéndose sometida a la influencia de las mareas y con una vegetación halófila o habituada a la sal, como saladares o juncales.
Laguna de Carregal. Corrubedo.
 El Río do Mar es el principal canal de comunicación del tranquilo mundo de la laguna y la marisma de Carregal con el impetuoso Atlántico. Permanece en continuo movimiento y modifica su curso por las corrientes y los temporales.
 

La marisma ocupa una gran extensión, constituyendo uno de los ecosistemas más singulares. El Camino de A Gandarela permite descubrir el importante papel del mar en el origen y evolución del Parque Natural y su influencia en la vida de la marisma.

Laguna de Vixán. Corrubedo.
LAGUNA DE VIXÁN DE AGUA DULCE
 
La laguna de Vixán es una laguna de agua dulce junto al mar. El viento y el mar son los responsables de su formación. La acción de las olas y el viento hizo avanzar los sedimentos arenosos que quedaron al descubierto en el mar, creando una flecha litoral. En el interior quedó la masa de agua aportada por el río de Os Muíños y por la infiltración. El nivel de agua oscila mucho, siendo más elevado en el invierno y más bajo en el verano.
 
Como laguna litoral, posee una elevada riqueza biológica. En ella se desarrolla un amplio cinturón de vegetación acuática y helofítica, con predominio del carrizal. También es un valioso hábitat para la vida acuática y cuenta con un observatorio de aves.
Laguna de Carregal. Corrubedo.
Laguna de Carregal. Corrubedo.

FLORA EN LAS MARISMAS Y LAGUNAS

Las plantas que viven en la marisma y laguna de Carregal evolucionaron para sobrevivir en ambientes con una alta concentración de sales. En el paisaje domina el junco y otras especies propias de ambientes salinos como la verdolaga marina y la sosa de las salinas.

GALERÍA DE FLORA

En la laguna de Vixán es destacable el cañaveral de carrizo, al que acompañan, en la parte más dulce, las espadañas y el lirio amarillo. El clima, con cierta tendencia mediterránea en verano, favoreciendo el desarrollo de las orquídeas. Algunas están incluidas en el catálogo de especies amenazadas como la espiral de verano.
 
No hace falta ver flores despampanantes para admirar la flora de este peculiar ecosistema, así que no os olvidéis de mirar al suelo pero también al cielo, porque hay pequeños bosques que te pueden sorprender.
Parque Natural de Corrubedo. Ribeira.

8. FAUNA DEL PARQUE DE CORRUBEDO

Hábitat para más de 250 especies

El Parque Natural es una buena muestra de casi todas las comunidades vegetales propias de las marismas, lagunas y arenales de la costa gallega. En contra lo que pueda parecer a primera vista, aquí habitan más de 250 especies, algunas están protegidas por ley por su singularidad o por ser endémicas de escasos enclaves del litoral de Galicia.
 
De las 14 especies de anfibios de Galicia, 10 están presentes en el Parque, un 70 por ciento del total. Una de ellas es el sapo de espuelas, que vive enterrado en la arena y sólo sale por la noche. Los reptiles también están bien representados en Corrubedo, con 14 de las 20 especies catalogadas en Galicia. El lagarto ocelado o la culebra de collar son algunos ejemplos.
Playa O Vilar. Corrubedo.
El valor ornitológico de Corrubedo quedó patente mediante su inclusión en la lista del Convenio Ramsar sobre Humedales de Importancia Internacional en el año 1993. Además se trata de un humedal protegido en Galicia.
 
La mejor época para observar las aves es entre septiembre y abril. En verano se reduce el número de especies y solo permanecen las aves sedentarias: la focha común, el ánade real, el zampullín chico y la gallineta común. En los últimos años cría aquí el aguilucho lagunero, siendo este el único lugar en toda la comunidad a fecha de marzo de 2021.
 
En invierno, un gran número de aves acuáticas emplean las lagunas para descansar y alimentarse. Los patos buceadores o los cormoranes se alimentan de los peces que captura zambulléndose. En las zonas próximas a la orilla estarán los patos nadadores de diferentes especies.
Laguna de Carregal. Corrubedo.
Las zonas menos profundas están ocupadas por las garzas reales, capaces de aguardar inmóviles durante mucho tiempo a la espera de lanzar su pico para atrapar un pez o alguna rana. En épocas de frío se acercan a la laguna especies como la espátula común o los cisnes, para intentar resguardarse.
 
En cuanto a las aves destacan el ánade real, el zampullín chico y la focha común, así como el frailecillo blanco, con un importante número de parejas del conjunto de la población de Galicia. Pero en el espacio protegido encontramos moluscos, peces y otros mamíferos.
 
  • El fango de la marisma y de las riberas de la laguna está repleto de nutritivos moluscos, crustáceos y peces.
  • Entre los mamíferos, la nutria es el más significativo de los que viven en la marisma de Carregal.
  • En el Parque habitan también otros animales como el tejón, el zorro, el erizo, la ardilla y el jabalí.
  • En las aguas próximas a la costa es frecuente divisar delfines, marsopas y otros cetáceos.
Pedras da Lagoa. Parque de Corrubedo.

9. LEYENDAS EN TORNO AL PARQUE

Galicia Máxica en Corrubedo

LA LEYENDA DEL APÓSTOL
 
En el medio de la marisma de Carregal están las conocidas popularmente como Pedras da Lagoa (Piedras de la Laguna), sobre las que gira una leyenda alrededor de las huellas que dejó el caballo del Apóstol Santiago en un espectacular salto desde el Monte da Cidá a las Pedras de Lavandeira, de estas a las del Canal y, desde ahí, a Corrubedo.
 
Cuenta el relato de un viejo de Olveira que el Apóstol vino a convertir a los moros paganos que habitaban en la ciudad de Valverde en Carregal. Al llegar a la Costa de Moldes, Santiago vio que el sol estaba metiéndose en el mar y lo quiso detener, pero viendo que no era capaz, aceptó el trato de una hora más de día. Por eso ahora cuando se pone el sol todavía queda una hora de luz, cuando antes quedaba cerrado como una noche oscura.
 
Playa O Vilar. Corrubedo.
A la mañana siguiente, el caballo mataba más moros con las patas que el Apóstol con la espada. Aquel día quedó todo inundado y la ciudad de Valverde desapareció. Fue entonces cuando el caballo del Apóstol hizo su espectacular salto de unas piedras a otras, dejando marcadas las huellas. Cuando el Apóstol Santiago se fue dijo mirando hacia Carregal:
 
– ‘¡En mi vida no quiero ver tal!’
 
Y por eso le quedó al lugar el nombre de Bretal.
 
Parque Natural de Corrubedo. Ribeira.
La antigua ciudad de Reirís
 
En otros tiempos existió en Carregal la ciudad de Reirís, también llamada de Valverde o Bretal.  Cuentan que el rey vivía en palacio con su hija, una hermosa princesa. Un día llegó un viejo rey moro que se enamoró de ella y la pidió en matrimonio. El rey lo rechazó al ver que manejaba la espada con encantamientos. El hombre desquiciado, soltó un hechizo y la tierra comenzó a temblar, las casas se derrumbaron y de las fuentes comenzó a manar agua a borbotones convirtiendo las calles de la ciudad en arroyos.
 
El rey moro miraba desde una piedra del monte como la ciudad se sumergía en las aguas. Mientras, la princesa invocaba la ayuda de las hadas echando sus joyas a la laguna para que el desalmado penase para siempre en su fondo.
 
Laguna de Carregal. Corrubedo.
 El rey de Reirís cogió su espada y se dirigió al galope a combatir al desventurado rey moro que, mediante otro hechizo, se convirtió en un toro. A pesar de esta estrategia, el animal fue asediado y obligado a huir hacia la laguna, donde cayó atrapado, sumergiéndose mientras luchaba por liberarse. Desapareció mugiendo bajo las aguas. El rey, la princesa y las gentes de Reirís fundaron una nueva ciudad en otro lugar de la zona.

Desde entonces se escucha bramar al buey encantado en el fondo de la laguna. Los viejos del lugar le llaman el ‘ave tora‘, hoy conocido como avetoro y semejante a la garza, que en época de cría emite un canto en el atardecer parecido a un bramido de toro. Dicen que muge tres veces al día y tres días a la semana para anunciar
mal tiempo.
Su respiración es la que hace burbujear las aguas.
 
Duna móvil. Parque Natural de Corrubedo.

10. CONSIGUE TU PASAPORTE NATURAL

Acreditación en todos los Parques de Galicia

En Pasaporte de la Red de Parques Naturales es un documento que pretende aprovechar las sinergias entre los diferentes espacios naturales invitando a los visitantes de cada parque a conocer otras referencias del patrimonio natural gallego.

A través del Pasaporte se puede acreditar haber visitado cada uno de los siete parques de Galicia. Los seis naturales: Fragas do Eume, Monte Aloia, Serra da Enciña da Lastra, complejo dunar Corrubedo y Carregal y Vixán, Baixa Limia-Serra do Xurés, O Invernadeiro, además de el Parque Nacional de las Islas Atlánticas.

Parque Natural de Corrubedo. Ribeira.

El Pasaporte natural está disponible en todos los puntos de información y sólo hay que acuñar las páginas. Se puede obtener en tres idiomas: gallego, castellano e inglés. La aplicación móvil permite sellar el pasaporte de forma automática al activar la ubicación del dispositivo móvil: no es necesario disponer de conexión, basta con hallarse físicamente en el área de cada uno de los parques. 

11. LA PLAYA DE BALIEIROS

Completa la ruta de arenales

Si después de visitar el Parque Natural de Corrubedo todavía os quedan más ganas de playa podéis acercaros a la de Balieiros a dar el último paseo antes del atardecer. Los últimos compases se los dejaremos al faro de Corrubedo y sus acantilados, un espectáculo natural para grabar los últimos rayos de sol.

Esta playa es la última de una larga serie de arenales que comienzan poco después de la villa medieval de Noia. Más de 20 playas para todos los gustos, más salvajes y con oleaje, o más tranquilas al abrigo de la ría. Si queréis más información podéis leer los siguientes artículos.

Faro de Corrubedo. Ribeira.

12. ATARDECER EN EL FARO DE CORRUBEDO

Una costa salvaje bañada por el Atlántico

El punto más occidental de la Península do Barbanza es el cabo Corrubedo donde se asienta un faro construido en 1853 para advertir a los navegantes del peligro de esta costa atlántica feroz.

A sus pies, una zona rocosa de matorral bajo y de pequeños acantilados, aunque de una dureza extrema en cuanto a las fuerzas del mar, debido a su latitud sobre el océano, al ser un punto de los más occidentales de las Rías Baixas.

Faro de Corrubedo. Ribeira.

Las similitudes de su luz con el faro de Sálvora produjo algún accidente en frente a sus costas y por ello fue necesario modificar y aumentar la potencia de la lámpara en varias ocasiones. En una de ellas se utilizó una luz roja que le valió el sobrenombre de Faro Comunista.

También fueron varios los intentos de la utilización de una sirena, pero no fue hasta 1970 cuando entró en funcionamiento una de vibradores electromagnéticos. Esta se construyó en un edificio cercano al faro, que alberga la vivienda para los trabajadores.

Faro de Corrubedo. Ribeira.

Este histórico faro de Corrubedo se encuentra en obras a fecha de abril de 2021 para reconvertirlo en un hotel, junto a las otras cuatro cons­trucciones que forman el complejo. Además de habitaciones habrá un restaurante y cafetería, tras haber obtenido la concesión de la Autoridad Portuaria de Vilagarcía para impulsar su potencial turístico.

En Galicia hay varias reformas fareras en la misma línea que gozan de mucho éxito, como es el caso del Hotel Faro de Isla Pancha en Ribadeo, o el Hotel Semáforo de Fisterra. Cada vez más opciones para pernoctar con la inigualable banda sonora del Atlántico y con unos amaneceres y atardeceres inolvidables.

Mirador da Rá. Corrubedo.

13. MIRADOR DA RÁ Y OTROS

Vistas que alcanzan las islas atlánticas

A espaldas del Parque Natural de Corrubedo se levanta a casi 200 metros sobre el nivel del mar una gran roca ligeramente apoyada sobre otras más pequeñas y que se eleva verticalmente unos 15 metros. La roca se conoce como de A Pedra da Rá (rana), ya que desde la costa oeste se puede advertir una forma similar a la de una rana con la boca abierta.

A nuestros ojos se abre el gran océano, con la costa y ensenada de Corrubedo, sus dunas, su cabo y su villa. Ningún sitio mejor para ver la ría de Arousa con la costa de Ribeira y de O Salnés. Si el cielo está despejado, en el océano veremos varias islas pertenecientes al Parque Natural das Illas Atlánticas: Cíes, Ons, la isla de Sálvora y el islote de Os Fornos.

Parque Natural de Corrubedo. Ribeira.

Este panel informativo del Parque Natural señala otros dos miradores que ofrecen vistas extraordinarias de costa y de las playas: el Monte Thaume y el Monte Facho. Si os sobra tiempo después de la visita al mirador da Rá, no os lo penséis.

En Galicia cualquier vista desde la montaña al litoral es un espectáculo, y si el día está despejado podrás enfilar parte del Parque Nacional de las Islas Atlánticas. Sin desperdicio.

Dolmen Axeitos. Ribeira.

14. DOLMEN DE AXEITOS

Una joya del Neolítico en Galicia

Es una joya de la cultura megalítica y uno de los mejor conservados de la Península Ibérica, además de uno de los más bonitos por su entorno natural rodeado de un bosque de robles. Conocido también como la anta de Axeitos o la Pedra do Mouro, reúne casi 6.000 mil años de historia y está situado en la parroquia de Oleiros, en el municipio coruñés de Ribeira. 

En este enclave en el confín de la península de Barbanza, entre las rías de Arousa y la de Muros y Noia, los antiguos pobladores del Neolítico levantaron este túmulo funerario, destinado al enterramiento de varias personas de una posición social elevada, que eran inhumados junto a ricos enseres como joyas, vasijas, hachas, cuchillos y flechas.

Podemos ver los restos de una tumba de corredor con cámara, con su pasillo orientado hacia el este. Hoy vemos son ocho piedras verticales cubiertas por otra gran piedra, con una altura que se aproxima a los dos metros. El dolmen data del período 4000 – 3600 a.C. Tres piedras en la entrada son los únicos vestigios del antiguo corredor.

Parque Natural de Corrubedo. Ribeira.

15. OTROS LUGARES PRÓXIMOS

Castros, monumentos romanos y molinos

El Castro de Porto de Abaixo está en el lugar de Anquieiro, al sur del Parque Natural. En 1978 fue descubierto por casualidad, en medio de unos trabajos de extracción de arena. Estos viejos muros de un antiguo poblado fortificado que se calcula fue habitado entre los siglos IV a II a. C. aproximandamente. Hoy en día todavía se pueden ver partes de su muralla  enterradas en la arena.
 
Desde su situación estratégica se domina toda la costa y la ensenada de Corrubedo. El nombre de Porto de Baixo tiene su origen en la existencia de un pequeño puerto natural empleado por los marineros de la parroquia de Carreira para dejar sus dornas sin tener que ir a Aguiño.
 
En la zona de O Vilar se encuentra enterrado un antiguo monumento funerario: el túmulo de Pipín, una mámoa que sobresale del terreo y que indica la antigüedad de la presencia humana en el lugar. El dolmen de Axeitos, los petroglifos de Pedra das Cabras y los castros de O Facho, O Taúme o A Cidá completan la ruta ancestral.
Parque Natural de Corrubedo. Ribeira.
Monumentos romanos. En la zona de Bretal se encontraron dos estelas funerarias que datan de los siglos II-III de nuestra era. Son monumentos romanos adoptados como propios por la población local. En 1754, el ilustrado Padre Sarmiento dejó constancia escrita en su cuaderno de viaje de una inscripción funeraria hallada en esta zona.
 
Molinos Maquila y aparceros. En el Parque Natural se ven restos de los muchos molinos que hubo en la zona, regada por varios ríos. Podían tener varias formas de propiedad y explotación. En los molinos de maquila, el molinero cobraba una medida (la maquila) por cada saco que molía, mientras que los vecinos eran los propietarios de los llamados molinos de los aparceros y se repartían los días de la semana en los que iba a moler cada uno.
Parque Natural de Corrubedo. Ribeira.

Telleiras. Importante industria en el Barbanza. Los hornos de teja o ‘telleiras’ son unas construcciones populares de gran interés que formaron parte de una industria importante para la comarca de O Barbanza en el siglo XIX. En el lugar que ocuparon los hornos de Cortiza y de Canosa se aprecian montículos cubiertos de vegetación, mientras otros hornos quedaron escondidos bajo la vegetación.

16. MAPA COMPLETO DE LA RUTA

Una visual de las 15 paradas que destacamos

¿Te ha gustado el artículo? ¡COMPARTE!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest

 ARTÍCULOS DE GALICIA

DESCUBRE A FONDO GALICIA

¡Síguenos en redes sociales!