Cascada do Ézaro

GEOLOGÍA GALAICA ÚNICA

La única en Europa continental que desemboca al mar

Municipio de Dumbría. A Coruña.

COSTA DA MORTE. RÍAS ALTAS.

Cascada do Ézaro. Dumbría.

1. FERVENZA DO ÉZARO

La única en Europa continental que desemboca en el mar

Es una de las cascadas más bonitas de toda Galicia, probablemente por lo singular de la geología que se esconde tras su salto. Las formaciones graníticas que rodean este entorno natural en Dumbría, conforman un paisaje de colores y formas espectacular. A Fervenza do Ézaro es propiedad natural del río Xallas en su abrupta desembocadura al mar.

Este río es el único de toda la Península Ibérica y de Europa continental que desemboca en el mar, en este caso en el oceáno Atlántico, en forma de cascada. Saliendo de esos márgenes encontramos un accidente geográfico similar en los fiordos de Noruega y en las islas Feroe de Dinamarca.

El desnivel del último tramo supera los 150 metros, con el agua en caída libre de 40 metros, precipitándose ladera abajo hasta golpear las paredes del cañón situado al pie del monte Pindo de 630 m de altitud.

Cascada do Ézaro. Dumbría.

Existen referencias documentadas que datan del año 1724 que mencionan la cascada, describiéndola como una enorme humareda que se veía desde varios kilómetros mar adentro. Tanto es así, que actuaba como un auténtico faro para los marineros que cruzaban este litoral maldito por peligroso e imprevisible.

Su nombre, Costa da Morte, no se refiere a otra cosa que a los incontables naufragios que provocaba su escarpada y falsa línea costera. Pero esa es otra historia que os contaremos en RUTAS POR GALICIA, con un artículo especial dedicado a la historia de muerte y leyendas que ha dejado este mar enfurecido a lo largo de los siglos en estas costas gallegas.

Desde el año 2011 tiene un caudal mínimo ecológico, así que puedes verla siempre en acción, sin entrar en temas de agresión al medio. Para visitarla, la mejor época es el invierno. Con las precipitaciones que caen en Galicia durante esos meses, podéis suponer que su aspecto es muy distinto a este posado de verano. Cada una tiene su encanto.

Cascada do Ézaro. Dumbría.

Está situada a unos 700 m al este del pueblo de O Ézaro, la única parroquia del municipio que linda con el mar. Se sitúa a unos 100 kilómetros de A Coruña en la zona conocida como A Costa da Morte. La cascada se ubica junto a la central hidroeléctrica de Castrelo. Una pasarela de madera te lleva hasta la cascada. Su visita es gratuita, por lo menos a fecha de 2020.

El río Xallas, a pesar de no ser muy largo, apenas 66 km de longitud, es el más aprovechado para la producción de electricidad de toda Galicia. Cuenta con cuatro embalses y cinco centrales hidroeléctricas. La imagen más espectacular ocurre en invierno, cuando los niveles del embalse están demasiado altos y se abren las compuertas más de lo habitual.

La época de verano ofrece otras ventajas al viajero como disfrutar de la fervenza en kayak. Recorres con un monitor la desembocadura del río Xallas a los pies del Monte Pindo, además de presenciar en primera fila el salto de 40 metros de la cascada do Ézaro. Hay diversos itinerarios y empresas que realizan las actividades en la zona.

Cascada do Ézaro. Dumbría.

Fray Martín Sarmiento (S.XVII)

‘Este río corre por lo alto de las montañas y como no puede meterse en el mar horizontalmente,

hace una prodigiosa catarata al despeñarse en el mar por las faldas del Monte Pindo y frente al Cabo Finisterre’.

2. UNA GEOLOGÍA DE LO MÁS SINGULAR

 

 Protegida por el granito del Monte Pindo

Como indicaba en sus escritos este fraile de la Ilustración, el río se precipita al mar por la falda del Monte Pindo, un enclave natural que rodea la cascada y estas poblaciones costeras entre los municipios de Carnota y Dumbría. Como decíamos al principio del artículo, la formación geológica es la culpable de este magnífico salto y de la decoración granítica y majestuosa que se presenta allá donde mires.

Colores dorados, marrones, amarillos y naranjas asoman entre los chorros de agua en un entorno montañoso que deja otras tonalidades a la vista, desde el negro más puro a toda una gama de grises. Las rocas de granito que rodean el río Xallas desde su salto hasta la desembocadura, van emergiendo con formas curiosas, como si las hubiesen cortado siguiendo un patronaje divino.

Precisamente esas siluetas son el origen de un sinfín de leyendas de dioses y mitos de gigantes, que todavía perviven hasta hoy en la cultura popular que rodea al Monte Pindo. Puedes leer más sobre esto en MONTE PINDO: OLIMPO CELTA.

Y como no puede ser de otra manera en Galicia, la vegetación gana el pulso al suelo, por muy duro que sea. Y ahí la ves, brotando entre el granito con aires de superioridad. Las postales del granito negro con el verde saludando por las hendiduras, nos parece brutal. Naturaleza en esencia.

Cascada do Ézaro. Dumbría.

3. LA CASCADA COMO FARO PARA LOS NAVEGANTES

LA COLUMNA DE VAPOR SERVÍA DE GUÍA A LOS MARINEROS

  • El agua vaporizada y extremadamente fina que emana del salto de la fervenza do Ézaro, se forma contra las macizas paredes graníticas del Monte Pindo en su desembocadura al mar.
  • La columna de vapor era tan alta, que ayudada en la navegación de épocas pasadas, como si se tratase de un faro.
  • Cuentan los antiguos que se podía divisar desde varias millas de distancia. Un auténtico faro natural.
  • Hoy en día puede parecer una exageración pero nos atrevemos a decir, que cuando el río suena… vapor lleva.
Y siguiendo con literatura mágica, quizás la cascada de Ézaro podría haberse convertido en un pequeño Niágara gallego. El granito pulido del monte Pindo empujaba el agua del río Xallas precipitadamente al mar. Lo hacía con tanto brío, que era el único de Europa que desembocaba en forma de cascada al océano. Todo un regalo de la naturaleza. Pero una presa llegó para quedarse y estropeó el final de esta fantasía hídrica galaica que pudo ser… pero no fue.

En realidad, no es extraño que la cascada de Ézaro tenga su propia leyenda. Hay que tener en cuenta que se ubica en una tierra legendaria por excelencia. A sus espaldas se encuentra el monte Pindo, olimpo celta lleno de mitos de gigantes y druídas. A sus pies la playa de Carnota con una geología elegante que ofrece unos paisajes paradisíacos de mar y montaña. Y no demasiado lejos podemos visitar el Castro de Baroña, uno de nuestros lugares fetiche lleno de misticismo en medio de un paraje privilegiado de la costa gallega.
Cascada do Ézaro. Galicia.

4. MUSEO DE LA ELECTRICIDAD

Visita el Centro de Interpretación

Antes de convertirse en cascada, el caudal es retenido por cuatro embalses: el de Fervenza, Castrelo, A Ponte Olveira y Santa Uxía. Lugares que se pueden visitar para admirar la belleza paisajística del entorno. Destacando las llamadas ‘pías’ o ‘caldeiras’, unas cavidades naturales construidas a lo largo de los siglos por el río bañadas por las aguas del Xallas.

Caminando desde el parking hacia la cascada, dejas a mano izquierda la aparatosa central hidroeléctrica, donde se ha habilitado un centro de interpretación de la electricidad, donde se explica todo el proceso de generación de energía eléctrica aprovechando la caída del agua. Una curiosa forma de darle un aire cultural a una obra aparentemente artificial y molesta.

Mirador do Ézaro. Galicia.

5. SUBE AL MIRADOR DO ÉZARO

Vistas privilegiadas da Costa Da Morte

Una buena opción para completar la visita es subir al mirador del Ézaro que ofrece unas panorámicas de lujo, aunque puntualizamos que desde allí no se ve la cascada. El mirador está perfectamente indicado desde la central hidroeléctrica, desde donde se divisa gran parte de la ría e da costa da Morte con unas vistas maravillosas. Hay que llegar en coche, aparcar en un pequeño estacionamiento y andar solamente unos minutos. Dificultad baja.

No será lo mismo que la panorámica desde o Alto de A Moa en el Monte Pindo, recompensa que se habrá ganado el que llegue allí haciendo una ruta de montañismo. Se podría decir que la cima del Monte Penafiel es un nivel superior de altura que el mirador, ofreciendo una mejor vista de Fisterra, Ézaro y la ría de Corcubión, y al otro lado amenazan el Monte Pindo. Legendarias y con leyenda. Pero como decimos, para eso uno tiene que sudar paso a paso y realizar el sendero a pie. Dificultad media-alta.

O Ézaro. Galicia.

6. PUEBLO DE O ÉZARO

Parada gastronómica recomendada

Además de visitar el entorno natural de O Pindo y la cascada del Ézaro, no hay que dejar pasar una visita a los pueblos de la vuelta. O Ézaro está situado bajo la propia cascada y puede ser un buen sitio para realizar la parada gastronómica de turno. Dejar algo de beneficio económico en estos pequeños enclaves, ayuda a mantener algo de empleo en una zona donde el turismo se concentra en los meses de verano. Otra opción es en el pueblo de O Pindo o cualquiera de los afamados de la zona, como Muros o Carnota.

Para comer un buen pescado en la ruta marinera del litoral, no hace falta pedir demasiado con la calidad de producto que tenemos en Galicia. Lo mismo con la huerta o la carne. Producto local fresco y directo al plato. Con esta base, escoger un restaurante para comer sin grandes lujos no será complicado.

Un paseo por estos enclaves pesqueros te ofrecerá las verdaderas escenas cotidianas de un día cualquiera para los lugareños. Pueblos pequeños con historias grandes. Porque si vas a comer a un restaurante o a tomar un café a un bar, algunos veteranos nativos estarán encantados de entablar conversación. Dispuestos a contarte las leyendas que se mantienen vivas a la sombra del monte Pindo.

O Ézaro. Galicia.

7. EXCURSIÓN DESDE SANTIAGO

Tours guiados pola Costa da Morte y Ézaro

El coche es sin duda el mejor aliado para recorrer la particular orografía de Galicia. Pero si no tienes coche o no te gusta conducir por serpenteantes carreteras de costa, tienes la posibilidad de realizar una excursión guiada de un día para ver lo mejor de la Costa da Morte. El autobús parte de Santiago de Compostela, y el itinerario más común pasa por Ponte Maceira, Muros, Carnota, Ézaro, Fisterra y Muxía.

No podrás parar con mucho tiempo en cada lugar, pero si andas justo para recorrer la comarca con calma, es una opción para tomar contacto. Lo que no recomedamos es realizarlo en transporte público porque no hay buenas combinaciones para enlazar los pueblos. Perderás tiempo, paradas y paciencia.

Cascada del Ézaro. Galicia.

8. RUTAS TURÍSTICAS CERCANAS A ÉZARO

1. MONTE PINDO, UN OLIMPO CELTA CARGADO DE LEYENDA. Descúbrelo en GALICIA NATURAL.

2. RUTA POR LAS PLAYAS DE CARNOTA Y MUROS, PARAÍSOS. Descúbrela en GALICIA PLAYERA.

3. ACÉRCATE AL FIN DEL MUNDO EN CABO FISTERRA. A 30 min en coche.

4. MUXÍA Y SU PIEDRA ‘DE AVALAR’ NA COSTA DA MORTE. A 40 min en coche.

9. UBICACIÓN GPS CASCADA DO ÉZARO

Carnota. A Coruña.

10. ALOJAMIENTO CERCA DO ÉZARO

 Varias opciones con encanto

Encontrarás una oferta variada de alojamientos por toda la comarca, pero queremos destacar uno que hemos disfrutado y que puede hacer de tu escapada algo especial. Nunca llevamos comisión de ningún tipo con servicios turísticos pero si nos gusta recomendar espacios originales o ideas para alguna sorpresa. 

En este caso así conocimos estos Nidos de Carnota, con vistas a la ría y con todo lujo de detalles para pasar una noche romántica en medio de la naturaleza. Hay rutas para realizar por la zona, además de todas las paradas que te hemos relatado a lo largo de este artículo.

Si quieres conocer más detalles de estas cabañas de madera que combinan tradición y modernidad, entra en el apartado de NIDOS DE CARNOTA. Te damos toda la información para valorar si te lanzas a esta experiencia cautivadora.

Por último, más cercano a la propia cascada y al pueblo de O Ézaro podéis alojaros en un espacio singular que ha abierto recientemente sus puertas y que ofrece una experiencia muy interesante con unas instalaciones nuevas, modernas y con mucho encanto. El HOTEL MAR DO ÉZARO está situado en un enclave privilegiado, junto a la Cascada del Ézaro y con vistas a la playa.

DESCUBRE GALICIA PLAYERA

Carnota. Galicia.

TROTANDOMUNDOS RECOMIENDA

DESCUBRE A FONDO GALICIA

¡Síguenos en redes sociales!