2. Filipinas

MÁS DE 7.000 ISLAS PARADISÍACAS

Manila, una capital colonial en una jungla de asfalto
Manila. Filipinas.

1. FILIPINAS Y LA HERENCIA COLONIAL DE LOS ESPAÑOLES

Naturaleza virgen, playas paradisíacas y arrecifes de ensueño para bucear, son los estantartes del turismo en Filipinas, salpicados por más de 7.100 islas. Casi nada. Un destino que cada año incrementa exponencialmente sus turistas gracias a una orografía privilegiada y a su hospitalidad cautivadora. Filipinas está de moda. Cascadas, montañas, senderismo, submarinismo, islas infinitas y una arquitectura que nos recuerda que por allí pasaron los españoles.

En 1521, el explorador Fernando de Magallanes marcó el comienzo de una era de influencia y posterior dominio español. Miguel López de Legazpi estableció el primer asentamiento español en Filipinas en 1565, con la fundación de Cebú. En menos de una década fundaría también la ciudad de Manila, que se convertiría en el centro administrativo y económico de nuestro Imperio en Asia. Desde entonces, Manila y Cebú han sido y son, dos de las ciudades más importantes de toda la historia de Filipinas, con ADN made in Spain. Si quieres ahondar más en la capital te recomendamos nuestro DIARIO DE VIAJE POR MANILA.

Catalogado como un país recientemente industrializado, su economía continúa en crecimiento desde que inició desde su independencia. Las reformas económicas de principios del siglo XXI lograron que el sector servicios desplazara a la agricultura como la principal actividad económica, y hoy en día aporta más de la mitad del PIB. Pero los retos continúan: endebles infraestructuras y falta de desarrollo en el sector turístico, la educación o la sanidad.

Isla de Bohol. Filipinas.

Tres siglos de colonización española dieron lugar a una cultura hispano-asiática patente en el arte, música, gastronomía y costumbres de Filipinas, en especial su religión católica, además del idioma. Un legado que resulta evidente en el sinfín de iglesias cristianas que se levantaron durante la colonización pero también en el lenguaje que ha dejado más de 8.000 vocablos de origen castellano. 

Una huella española que tiene su origen en Felipe II y que está patente también en la toponimia con lugares como Compostela, Antequera, Getafe, Sevilla, Valencia, Almería, Cuenca o Nueva Vizcaya. Quizás por eso en Filipinas te sientes como en casa.

La mayoría de las islas son montañosas, cubiertas de una densa selva tropical y un suelo de origen volcánico. La naturaleza es extraordinaria, y en temporada de lluvias lo vimos si cabe más frondoso y verde, todo un espectáculo. Las cascadas son infinitas y las formaciones de montaña muy singulares con las ‘Chocolate Hills’ de la isla de Bohol por bandera.

Mucho más seductores nos parecieron esos arrozales cautivadores que albergan aldeas donde te quedarías a vivir una temporada con esos lugareños tan entrañables. La amabilidad es otra seña de identidad filipina, un país con una gran hospitalidad de cara al viajero. Por eso todo el que pasa por aquí, sólo piensa en volver.

Panorámica de la isla filipina de Panglao a tope de barcos
Isla de Panglao. Filipinas.

Pero no es oro todo lo que reluce y la sobreexplotación turística empieza a hacer estragos en islas como Panglao o Boracay. Construcción sin control comiendo terreno a la vegetación, el tesoro más preciado del país. En esos enclaves es donde la picaresca aflora, empujada por un turismo poco responsable, que aporta dinero rápido y fácil.

Nos da mucha pena. Y como en TrotandoMundos no queremos contar sólo el turismo de postal, ahondaremos en esta realidad que hemos vivido en algunas localidades que vemos totalmente prescindibles con todo lo que ofrece el país. Si te interesa puedes leer nuestro DIARIO DE VIAJE POR PANGLAO.

Filipinas es una de las mecas del buceo internacional por su privilegiada ubicación en el Cinturón de Fuego del Pacífico, lo que también expone al territorio a terremotos, erupciones volcánicas y otros desastres naturales. 

Con Indonesia y Malasia, forma uno de los tridentes más potentes del submarinismo. Nosotros hemos buceado en los tres y sólo podemos hablar maravillas. Algunas islas tienen oportunidades magníficas para poder observar mantas, tiburones martillo, tiburones ballena o tiburones zorro. 

Loboc. Filipinas.

Cada isla es un mundo con sus tesoros y particularidades. Por nuestra manera de viajar, escaparíamos de las más turísticas como Palawan, porque a pesar de contar con paisajes maravillosos y muchas facilidades en cuanto a servicios, es una de las más masificada. 

SiargaoCamiguín o Siquijor, son las más vírgenes y salvajes. Obviamente son también turísticas, pero no alcanzan ni de lejos el nivel Puerto Princesa o El Nido. Pero cada viajero deberá poner el foco en sus intereses, desde aquí lo tenemos claro: apostamos por un turismo sostenible. 

Una de las complicaciones que surgen a la hora de planificar el itinerario gira en torno a la elección de las islas principales, porque cada posee una personalidad distinta. Un mes puede parecer mucho, pero al final, de lo que se trata es de disfrutar con cierta calma y aprovechar a tope las regiones que pisas. 

En este diario de viaje por Filipinas, os daremos algunas claves para intentar sacarle el máximo rendimiento. Ser un país en vías de desarrollo marca unas infraestructuras débiles que hacen perder mucho tiempo en movilidad. Conexiones largas, complicadas y lentas entre los archipiélagos. Si dispones de sólo un par de semanas, todavía tendrás que enfocar mejor el itinerario para no terminar estresado tus vacaciones.

Bohol. Filipinas.

Filipinas es un territorio inabarcable que tendrás que recorrer en varios meses, si de verdad quieres ahondar en sus múltiples posibilidades de itinerarios y actividades. Como esto no suele ser posible, sólo queda el regresar una y otra vez. Dicen que siempre hay que dejar algo para volver, y eso hemos hecho en este primer trote filipino. 

Realmente no era un destino en nuestra aventura de 3 meses por el Pacífico. Preferíamos llegar a sitios más remotos e inaccesibles, al contar con más margen de tiempo de lo habitual. Pero unas tareas académicas en Manila nos obligaban a pasar unos días en el país, y ya puestos, decidimos recorrer unas semanas Cebú, Bohol y Panglao, con la meta de ir a bucear a la isla de Balicasag. Si te interesa el submarinismo te recomendamos que descubras nuestra sección BUCEANDOMUNDOS, y especialmente el DIARIO DE BUCEO EN PANGLAO Y BALICASAG.

Te guiaremos para organizar tu aventura desde el sofá con las tareas del visado y también en las cuestiones relacionadas con sanidad o vacunas. Explicaremos con detalle cuáles son las mejores modalidades de transporte para moverte entre las islas y dentro de ellas, con apartados especiales sobre alquiler y conducción de motos y también sobre los ‘jeepneys’, toda una celebridad sobre ruedas. No faltarán otros consejos relativos a la seguridad para el viajero. Todo lo necesario para que empieces a planificar tu aventura por un territorio que lleva sangre española en las venas.

Isla de Panglao. FIlipinas.

2. PINCELADAS SOBRE LAS ISLAS FILIPINAS

La cifra de más de 7.100 islas puede llegar a marear cuando se empieza a planificar un itinerario por Filipinas. En este apartado te recordamos cómo se dividen por territorios y cuáles son las islas más relevantes de cada región. Información indispensable para empezar a situarse sobre el mapa y poder trazar esa ruta de la mejor manera posible, en función de tus intereses e incluso de tus corazonadas. Los baremos de mayor o menor masificación y sobreexplotación, además de la oferta natural y de actividades, te empujarán a tomar las decisiones.

LUZÓN. Es la isla más grande y más importante de Filipinas, tanto política como económicamente, albergando la capital de Manila. La isla de Palawan pertenecía a esta región, pero fue trasladada posteriormente al grupo de islas Bisayas. Ocupa el puesto 17 en las islas de mayor extensión de todo el planeta. Históricamente se la denominaba Nueva Castilla.

BISAYAS. Se dividen en Bisayas Centrales y Occidentales. Se sitúan en la parte central, entre las grandes islas de Luzón al norte y Mindanao al sur, pero está formada por islas mucho más pequeñas y numerosas, bordeadas por el mar de Bisayas. La ciudad de Cebú, uno de los tres núcleos principales del país, se ubica en esta región, lo que ha posibilitado un mejor desarrollo de infraestructuras.

MINDANAO. Es la segunda isla más grande del archipiélago y la más oriental de las islas Filipinas. Históricamente, la isla ha sido conocida como ‘Gran Molucas’. Es la octava isla del mundo en términos de población. En el mapa se ubica al sur del país y es una de las menos explotadas. Su ciudad de referencia es Davao. Los constantes enfrentamientos de las guerrillas que luchan por la independencia de la región, le han otorgado muy mala fama.

Isla de Cebú. Filipinas.
ISLAS BISAYAS CENTRALES. Otras de las más visitadas por los viajeros que pisan el país.
 

CEBÚ. Dentro de esta isla, una de las más poblada del país, queremos destacar la localidad de Moalboal. Snorkel entre bancos de sardinas y tortugas marinas. Cascadas como Kasawan Falls o relax en White Beach son algunas de las posibilidades que ofrece esta isla, más conocida por esa experiencia de buceo o snorkel entre sardinas.

BANTAYAN. Situada en el extremo norte de Cebú, tiene fama de albergar algunas de las mejores playas del país. Es bastante accesible desde la isla principal. Supuestamente está menos explotada que otras, ya nos contaréis vuestras impresiones.

MALAPASCUA. La mayoría de viajeros se decanta por esta isla vecina, separada por sólo 40 kms de Bantayan. Su reclamo potente es el submarinismo con la posibilidad de poder ver al tiburón zorro. Nos quedamos con las ganas, pero la próxima vez lo intentaremos.

BOCARAY. Llamada la ‘Ibiza de Filipinas’ sobra decir que es una de las más visitadas y por tanto de las más masificadas. Destino fundamental de fiesta y playa con ‘White Beach’ como epicentro. Deportes acuáticos y descubrir algunas playas menos frecuentadas son las mejores bazas.

APO ISLAND. El hábitat marino que rodea la isla es una reserva protegida por el gobierno. Buceo y snorkel son los protagonistas de este pequeño territorio volcánico. Nos quedamos sin tiempo así que no podemos contaros más, pero por lo leído, merece la pena sumergirse.

Isla de Bohol. Filipinas.
BOHOL. Su fama ha crecido gracias a las Chocolate Hills pero la isla ofrece mucho más. Cascadas, playas, rutas de senderismo, tarsieros, arrozales preciosos y aldeas encantadoras. Ideal para recorrer en moto. En una semana podrás verla en su mayoría y con cierta calma.
 
PANGLAO. A sólo media hora sobre ruedas de Bohol aparece esta meca del turismo de ocio y de buceo. Para nuestro gusto la sobreexplotación campa a sus anchas y la vemos prescindible con los tesoros que ofrecen otras regiones. A no ser que tu intención sea bucear en Balicasag, como era nuestro caso, escaparíamos de un sitio donde el cemento comienza a tragarse la vegetación.
 
BALICASAG. Este pequeño islote enfrente de la isla de Panglao, es uno de los más reclamados por los amantes del submarinismo. Sus paredes de coral negro en algunas zonas, ofrecen una peculiaridad interesante, además de unos fondos marinos estupendos, que se protegen con un límite de buzos al día.
 
SIQUIJOR. Se la conoce como la ‘isla encantada’ y es una de las más completas para realizar todo tipo de actividades. Playa, buceo, snorkel y cascadas. Después de toda la información reunida, tenemos claro que para nuestra segunda incursión en Filipinas apostamos por Siquijor, Siargao y Camiguín. Será nuestro siguiente trío calavera.
Bohol. Filipinas.
BISAYAS OCCIDENTALES. Una de las áreas más turísticas por el despunte de El Nido.
 
PALAWAN. Es una de las áreas más desarrolladas a nivel turístico, con el despegue de Puerto Princesa, su capital, El Nido, Corón o Port Barton, lugares sobradamente conocidos por todos. Sus paisajes han dado la vuelta al mundo pero también la han ahogado por este éxito desmesurado. Seguro que te vendrá más de una postal a la cabeza. Dentro de su oferta, Port Barton sigue conservando más esencia que otras localidades, gracias a su desarrollo más lento.
 
Nuestro gusto por disfrutar de los sitios con poco turismo buscando tierra virgen, nos hizo descartarla desde el principio. Tanto que tampoco la incluiríamos en nuestra segundo asalto a Filipinas. Pero cada uno enfoca la aventura según sus gustos, y quizás para ti, sea una buena opción de playas, cascadas, buceo y ocio nocturno. Encontrarás un montón de información en internet sobre los itinerarios más frecuentes y sus escasos rincones por descubrir.
 

LUZÓNQuizás sea el territorio menos explorado de los tres que conforman territorialmente el país.

DONSOL. Es uno de los mejores puntos del país para observar el perseguido tiburón ballena. La isla acoge un Centro de Recuperación del Tiburón Ballena.

CAGRARAY. Su atracción principal es el Volcán Mayón, uno de los que continúan activos en Filipinas. Es muy chulo y merece la pena un trekking para admirarlo de cerca, siempre que sus erupciones de gases no impidan este objetivo viajero. Se ubica en la provincia de Albay. 

Bohol. Filipinas.
MINDANAO. Empieza a despuntar en turismo, por lo que se presenta como la mejor opción antes de que se masifique.
 
SIARGAO. Una isla que saltó a nuestras pantallas a principios de 2020 por el asesinato de un empresario gallego a manos de la policía durante una operación antidroga. Las causas de la muerte no están claras y probablemente nunca se conozcan. Pero este territorio es uno de los más exhuberantes y vírgenes dentro del circuito turístico del país. Playas, manglares, piscinas naturales, tours entre islas cercanas (island hopping) o palmerales casi insultantes son algunos de sus tesoros. No la dejéis escapar porque está creciendo demasiado rápido, en lo que se refiere a términos turísticos.
 
CAMIGUÍN. Una de las zonas menos explotadas con una naturaleza magnífica y que ofrece una exploración mucho más allá del mar, el gran ingrediente de cualquier isla filipina. Montañas, cascadas, playas, senderismo, piscinas y termas naturales y hasta un trekking a un volcán. Lo que busques lo tienes y sin demasiado turismo. No faltan puntos para sumergirte en modo buceo o en modo snorkel. Con mucho encanto.
Isla de Balicasag. Filipinas.

3. CURIOSIDADES Y TIPS PARA VIAJAR A FILIPINAS

Quizás no conozcas de antemano la bandera de un destino, pero apostamos a que cuando vuelves la tienes más que registrada en la cabeza. La verás en aeropuertos, sedes gubernamentales, en los ferrys, en las oficinas, en las casas y en numerosos carteles informativos o promocionales. A estas alturas puede que te estés preguntando ¿a qué viene esto de la bandera?

La bandera filipina tiene tres colores: el rojo, el azul y el blanco, además de un sol con unos rayos y soles. El rojo simboliza la sangre y coraje de los que lucharon por la independencia del país, el azul la unidad nacional y el blanco se interpreta como pureza y paz. El sol es una metáfora del ave fenix o la nueva patria tras la independencia, y sus ocho rayos son las provincias que se revelaron contra el dominio español. Los tres pequeños soles las tres regiones más importantes del país: Bisayas, Mindanao y Luzón que acabamos de describir en el anterior apartado.

Con esta información, cada vez que veas la bandera, te acordarás que la colonización española es la gran responsable de esa composición de colores y de símbolos. Algo tan sencillo como observar una tela ondeando al mar, cobrará otro significado. Por eso nos parece interesante conocer otras curiosidades sobre la historia, la geografía o la cultura filipinas, porque todos esos datos acabarán por darte otra perspectiva durante el periplo.

Es algo que nos gusta hacer antes de emprender ruta, por eso nunca falta en nuestra mochila una guía en papel. En los tiempos muertos, en los transportes o simplemente antes de dormir, puedes seguir empapándote de información que engrandecerá tu aprendizaje. Pero también antes de partir, desde ese sofá donde sueñas despierto, aprender más sobre el destino ayudará a un mayor enriquecimiento.

Panglao. Filipinas.

GEOGRAFÍA Y DEMOGRAFÍA EN FILIPINAS

  • Filipinas tiene una población estimada de 102 millones de habitantes. Se calcula que más de 20 viven en el área metropolitana de Manila.
  • Es el 12º país más poblado del mundo, sin considerar los 11 millones de filipinos que viven en el extranjero.
  • En la capital de Manila viven más de 11 millones de personas, una de las metrópolis urbanas más pobladas de tod o el planeta.
  • Varias etnias y culturas conviven a lo largo de este archipiélago formado por más de 7107 islas con unos 165 idiomas activos.
  • El salario mínimo era de 224,6€ al mes, según los datos oficiales del año 2013. Algo subiría, pero poco.
  • Geográficamente se divide en tres grupos territoriales: la isla de Luzón, el grupo de las Bisayas Centrales y la isla de Mindanao.
  • Su ubicación en el Cinturón de Fuego del Pacífico y su clima tropical lo convierten en un lugar propenso a terremotos y tifones.
  • Esa misma ubicación le otorga una infinita riqueza natural convirtiéndolo en uno de los países con mayor biodiversidad del mundo.
  • Al norte está la isla de Taiwán separada por el estrecho de Luzón y al oeste se halla el mar de la China Meridional y Vietnam.
  • Al sur el mar de Célebes lo separa de otras islas de Indonesia y al este limita con el mar de Filipinas.
Vieja Manila. Filipinas.

HISTORIA A TRAZOS DE FILIPINAS

  • En tiempos prehistóricos, el territorio de las islas Filipinas fue habitado por oleadas sucesivas de pueblos austronesios.
  • Su herencia es una lista de tradiciones y costumbres malayas, indias e islámicas, además de chinas a través del comercio.
  • Las Filipinas fue una colonia española desde el 1521 hasta el 1898, más de tres siglos. El nombre ‘Filipinas’ deriva del nombre del rey Felipe II.
  • Después pasó a manos de Estados Unidos. El 4 de julio de 1946, Filipinas alcanzó su ansiada independencia.
  • De la herencia americana perdura el idioma inglés y en una mayor afinidad con la cultura popular.
  • Desde la independencia, el país atravesó varias crisis políticas que pulieron la actual república constitucional.
  • Es uno de los pocos países asiáticos con el catolicismo como religión oficial. Herencia de la colonización española.
  • El legado español está presente en más de 8.000 vocablos en castellano, además de los apellidos y la toponimia. Y la arquitectura.
Manila. Filipinas.

GASTRONOMÍA Y COSTUMBRES CULINARIAS

  • Los filipinos no usan cuchillos en la mesa, tendrás que apañarte con tenedor y cuchara. Con la carne se complica, cuestión de maña.
  • Las malas lenguas dicen que esta costumbre deriva de la colonización, por el riesgo a utilizar los cuchillos como arma contra los españoles.
  • Puedes comer por un par de euros en los restaurantes familiares y orientados a los locales. También en mercados y puestos callejeros.
  • Las carinderias son locales donde puedes degustar la comida local filipina en una especie de modo buffet.
  • El ‘balut’ es uno de los bocados más singulares y famosos de Filipinas. Un huevo fermentado con el embrión dentro. Proteína pura para los valientes.
  • El ‘pansit’ es el plato típico de noodles salteado con verduras y a menudo con huevo. Un clásico asiático con sus variantes. Tipo yakisoba.
  • En 1890 se inauguró la fábrica de cervezas San Miguel, siguiendo el método de unos monjes agustinos del barrio de San Miguel en la islas de Cebú.
  • No fue hasta la década de los años 40, cuando la empresa decide expandirse a España. En 1957 ya cuenta con su primera fábrica en Lleida.
Cebú. Filipinas.

OTRAS CURIOSIDADES SOBRE FILIPINAS

  • Un decreto de la época colonial distribuyó apellidos de origen español a todos los Filipinos.
  • Hoy casi no queda rastro de los apellidos originarios de las lenguas Filipinas y los nombres de pila son en gran mayoría en castellano.
  • El inglés y el tagaloc (o filipino) son las dos lenguas oficiales aunque conviven más de 150 en todo el archipiélago.
  • La religión oficial es la católica, siendo uno de los pocos países asiáticos con esta tendencia, debido a la colonización española.
  • El karaoke es todo un estilo de vida extendido desde las grandes ciudades a los pueblos más pequeños. Nos recordó a Vietnam en ese sentido.
  • Al caer el sol, hemos visto como se montan karaokes en las casas cantando toda la familia y los vecinos del entorno. Muy divertido.
  • Los filipinos son extrovertidos, comparados con otros países asiáticos, muy hospitalarios, agradables y agradecidos.
  • Quizás derive de esto su gusto por cantar a voz en grito en cualquier sitio o situación. Son alegres y cantarines.
  • Los zapatos se dejan en la entrada de las casas, como en la mayoría de las culturas asiáticas. Haz lo mismo por respeto a su cultura.
Manila. Filipinas.
  • El ‘jeepney’ es el transporte por antonomasia del pueblo filipino y uno de los más baratos para moverte en cualquier localidad de las islas.
  • Son vehículos americanos abandonados tras la guerra, customizados hasta el punto de convertirse en un símbolo cultural y artístico.
  • El papel higiénico brilla por su ausencia. Igual que en otros países, también musulmanes, el chorro de agua será tu agente limpiador.
  • No le vemos problema a lavarse con agua y jabón, pero en los baños públicos esto se complica. Portar un rollo/clínex te salvará de disgustos.
  • Los enchufes son de 220V con frecuencia 60 Hz. Las clavijas son de 3 tipos A, B y C. La última es como la nuestra.
  • Para ahorrar calvarios tecnológicos mejor llevar un adaptador. También lo podrás pedir en algunos alojamientos o comprarlo allí.
  • Internet es bastante lento en todo el país, a veces ni llega la red 3G. Lo mejor es comprar una tarjeta SIM local.
  • Si buscas trabajar a cambio de alojamiento, o colaborar con proyectos solidarios con la comunidad entra en Worldpackers Workaway
  • El tarsiero es un primate diminuto con unos ojos desproporcionados, que habita en muy pocos lugares del mundo.
  • En Bohol podrás visitar algún centro para conocer a este singular animal, que se ha convertido en un reclamo de esta isla filipina.
Panorámica de la isla filipina de Panglao a tope de barcos
Isla de Panglao. Filipinas.

4. CÓMO PLANIFICAR EL ITINERARIO POR FILIPINAS

Hay viajeros que se van informando a cuentagotas sobre los destinos, creando una especie de puzzle mental que va tomando forma cuando decide que ese país será el siguiente sueño a cumplir. Perfilar una nueva aventura incluye conocer a grosso modo esos rincones especiales de un destino y las regiones que más se adaptan a tus intereses en cuanto a naturaleza, monumentos y actividades. Puede parecer sencillo pero cuanto más grande y completo sea un país, más complicada se vuelve la tarea porque lo que falta siempre es tiempo.

Trazar un primer itinerario sobre un mapa es fundamental a la hora de planificar cualquier viaje, que puede ser más abierto o más cerrado, dependiendo del tipo de viajero. Hay quien necesita llevarlo todo atado y quien prefiere la libertad de ir puliendo esas primeras ideas sobre la marcha, como es nuestro caso. Sea como sea, es importante tener claro los puntos más relevantes de la aventura, atendiendo a unas pautas principales: la duración del viaje, tus gustos e intereses, directamente ligados con la elección de las islas, y el clima imperante en cada temporada estacional.

Todo esto es aplicable a cualquier destino, pero si tenemos en cuenta que Filipinas es un territorio complejo formado por 7.000 islas e islotes, cae de cajón que todavía más. Necesitas tiempo para moverte y andar apurado y estresado, es una contraindicación de libro para el objetivo que se pretende conseguir: vivir unas vacaciones memorables. 

Los traslados de una localidad a otra requieren la utilización de varios medios de transporte, perdiendo media jornada o incluso una entera en los desplazamientos. No sólo porque las distancias son largas, si no porque las infraestructuras no están todo lo desarrolladas que nos gustaría para ahorrar ese preciado tiempo.

Alona Beach. Filipinas.

La elección de las islas estará ligada a tus aficiones e intereses. Buceo, naturaleza, playa o fiesta, pueden ser unos claros ejemplos de cómo enfocar de diferente manera un mismo destino. No son excluyentes, pero si hay que centrarse para no desaprovechar los mejores enclaves del país. Con tus bazas claras, podrás informarte acerca de las actividades predominantes en cada archipiélago para trazar la ruta.

Y el clima puede considerarse otro factor importante porque la temporada de tifones te puede arruinar muchos planes. Evitarla es el consejo primordial para un país muy azotado por esos vientos fuertes que provocan inundaciones y corrimientos de tierras, a menudo con consecuencias trágicas. Leyendo esta pequeña introducción puede parecer algo de perogrullo, pero algunos viajeros no sopesan adecuadamente estos factores aprovechando peor la estancia, el dinero y hasta sus opciones de actividades.

Bohol. Filipinas.

1. DURACIÓN DEL VIAJE A FILIPINAS

Es importante que cuentes bien tus días de vacaciones porque si tienes 15, deberás restar 3 jornadas: para la ida, la vuelta y la noche anterior a regresar, que deberías pernoctar en la localidad de salida. Se pretende evitar cualquier incidencia de última hora, como una cancelación o retraso de un vuelo nacional, o un incidente menor que te impida llegar con tiempo a coger el avión de vuelta a España.

Si dispones de 2 o 3 semanas, es preferible acotar la ruta sobre el mapa pero sin reservar hoteles ni vuelos, para poder dar un giro de tuerca si el tiempo no acompaña en alguna de tus paradas. O simplemente si un lugar no te convence como pensabas desde el sofá. No tendrás ningún problema para encontrar vuelos sobre la marcha, entre las islas operan varias compañías low cost, además de la nacional Philippine Airlines, con variedad de horarios y precios.

Es cierto que las tarifas pueden incrementarse un poquito pero nunca es una diferencia muy grande y la libertad que obtienes sin llevar los aviones reservados es infinitamente más jugosa. Pero si eres de los que sufren con los viajes abiertos, tan fácil como coger calendario e hilar las paradas en función de los días que quieras gastar en cada región.

Bohol. Filipinas.

2. GUSTOS E INTERESES

Saber lo que quieres hacer es casi lo más importante para garantizar un buen sabor de boca al terminar el viaje. No quiere decir que si vas al tuntún lo vayas a pasar mal, pero sería una pena no aprovechar los lujos naturales y marinos que ofrece este país extraordinario. En todo caso, si uno decide no coger timón y dejarse llevar, la experiencia seguro que obtendrá un volumen generoso de aventuras y desventuras.

No escogerás las mismas islas si el buceo es uno de tus objetivos. Igual que seleccionarás otras en caso de apostar por la naturaleza, como cascadas, senderismo o jungla. Obviamente si sólo quieres playa y fiesta tu orientación será también distinta. En todas las regiones podrás encontrar un poco de todo, pero hay sitios que serán indispensables dependiendo de estos gustos personales.

Alona Beach. Panglao.

3. ELECCIÓN DE LAS ISLAS

Entroncando con el apartado anterior, la elección de las islas entre miles que salpican Filipinas, será la tarea más complicada. El mejor consejo sería acudir al sabio refranero porque ‘el que mucho abarca, poco aprieta’. Lo inteligente pasa por escoger menos islas y disfrutarlas más a fondo. 

Dependerá de la duración de tu viaje podrás extender más o menos ese abanico, sabiendo que para un par de semanas con dos territorios isleños y la capital será suficiente: Manila, Palawan, Bohol – Panglao. Todo lo demás será correr con la lengua fuera con una sensación de que te faltan cosas por ver. Si por el contrario disfrutas de un mes podrás incluir Siargao, Camiguín, Malapascua o Siquijor.

No son rutas establecidas, simplemente opciones que se pueden mezclar de diferente manera según tus intereses en las actividades o bazas naturales que ofrecen los territorios. Lo que queremos decir es que en dos semanas, quitando las jornadas de transporte, te pueden quedar 10 días útiles. 

Con este tiempo, si te decides por realizar piruetas en la gincana, puedes terminar cuesta abajo y sin frenos, volviendo más estresado de lo que te fuiste. No compensa. Si un país te cautiva, te queda toda la vida para volver y seguir conociéndolo. Nosotros hemos estado dos veces en Indonesia, en total 2 meses, y sabemos que volveremos otras tantas. No hay prisa, queda mucho camino por andar.

Cebú. Filipinas.

4. MEJOR ÉPOCA PARA VIAJAR A FILIPINAS

Uno no siempre puede escoger el mes de vacaciones, pero conviene tener claros unos parámetros para evitar que el viaje se trunque por algunas condiciones climatológicas. Eso puede ocurrir en Filipinas con la época de tifones y ciclones que abarca de agosto a noviembre. La restante temporada de lluvias entre junio y agosto, no impide gozar de un buen clima porque rara vez lloverá de forma continua, ni durante la misma jornada, ni durante una semana.

Los climas tropicales son muy variables y en una región con tantas islas, cada una cuenta con sus características singulares también en cuanto al cielo. En el siguiente apartado os contamos con detalle mucho más sobre la MEJOR ÉPOCA PARA VIAJAR A FILIPINAS.

FACTORES BÁSICOS PARA PLANIFICAR LA RUTA

  1. Duración exacta y útil. Descuenta 3 días para la ida y vuelta a España. Otros tantos para traslados entre islas.
  2. Gustos e intereses particulares. Buceo, montaña, naturaleza, cascadas, arrozales. ¿Modo relax o gincana?
  3. Elección entre 7.000 islas. Aquí será cuando realmente traces tu aventura por Filipinas.
  4. Mejor época para viajar. Lo más importante es evitar la temporada de tifones (agosto a noviembre).
Arco iris en el cielo de las islas Togean de Sulawesi
Wherever. Filipinas.

5. MEJOR ÉPOCA Y CLIMA PARA VIAJAR A FILIPINAS

A priori los climas tropicales como el de Filipinas, son aptos para viajar todo el año. Las temperaturas se mantienen suaves y agradables, mientras las lluvias pueden ser más o menos intermitentes a lo largo del día, pero con el mismo calor, como ocurre en la mayor parte del Sudeste Asiático. 

A grandes rasgos, la época seca abarca desde diciembre a mayo, garantizando menos precipitaciones, en todo caso débiles y con alternancia. El calor aprieta más a partir de marzo alcanzando los 35º, siendo los meses entre diciembre y febrero más suaves en cuanto a temperaturas (23-27º).

Muchos prefieren evitar la temporada de lluvias, aproximadamente desde finales de julio hasta mediados de noviembre en casi todo el país, a excepción de Mindanao. Como no siempre es posible, no debe ser un factor decisivo para planificar tu aventura. Mucho menos si viajas por libre, porque podrás dar un giro al itinerario si se tuercen las cosas, en términos metereológicos.

Pero Filipinas tiene un handicap mayor que otros países vecinos: la época de tifones y ciclones. Las estadísticas señalan que cada año atraviesan Filipinas unos 20 tifones, con el cálculo de que una media docena entra en la categoría de potencialmente destructivos. Provienen del Pacífico y suelen seguir una trayectoria desde el sur de las Bisayas Centrales hacia el norte de Luzón. Se unen a las lluvias del monzón del suroeste, extendiéndose rápidamente por todo el país.

Loboc. Filipinas.

Estos vientos huracanados provocan inundaciones, ríos desbordados y corrimientos tierra que traen consigo consecuencias trágicas en las regiones. No hace falta vivir algo tan extremo, pero son más que habituales las cancelaciones de transportes marítimos y aéreos, durante días o incluso semanas. Algo que arruina por completo el viaje, sobre todo si es de corta duración.

Eso mismo le ocurrió a una amiga que llevaba años queriendo visitar Filipinas, con la única posibilidad de hacerlo en el mes de noviembre. Finalmente se lanzó y un tifón interrumpió su itinerario sin posibilidad de trazar otra alternativa. De vuelta en Manila, esta pareja decidió esperar unas jornadas para intentar retomar el viaje pero los aviones y barcos estaban cancelados a las islas principales. Tras perder una semana, decidieron marcharse a otro país para no perder todas sus vacaciones. Siempre que se pueda, evitar esta temporada de tifones.

CLIMA EN FILIPINAS

  • TEMPORADA SECA SUAVE. De diciembre a febrero. Las temperaturas rondan los 23-27º dejando un ambiente muy agradable y con pocas precipitaciones. El Nuevo Año Chino y la Navidad pueden elevar algunos precios, pero es una buena época para disfrutar de Filipinas.
  • TEMPORADA SECA. De marzo a junio. También marcada por la escasez de lluvias pero con un calor que sube los termómetros hasta los 35º. El viento del este garantiza una buena estancia en las Visayas Centrales, Palawan y Luzón.
  • TEMPORADA DE LLUVIAS. De julio a noviembre será más rentable viajar a la zona del sur de Mindanao. Una buena época para conocer paraísos como Siargao o Camiguín.
  • TEMPORADA DE TIFONES. De agosto a noviembre. El paso de ciclones y tifones está casi garantizada. Quizás no pase nada, porque no el clima no es una ciencia matemática, pero es preferible evitarlo si uno puede manejar el calendario con cierto margen.
Cebú. Filipinas.

VENTAJAS DE LA TEMPORADA BAJA (DE LLUVIAS)

Pero para gustos se pintan colores y nosotros somos de los que arriesgamos. Solemos viajar en temporada de lluvias en el Sudeste Asiático por la ventaja económica que ofrecen los alojamientos, servicios turísticos y vuelos, pero sobre todo, porque evitamos la masificación. Hay destinos como Filipinas que han crecido enormemente en popularidad en los últimos años y el panorama de la temporada seca con miles de turistas, no es algo que nos motive demasiado.

Por otro lado, en estos países tropicales las lluvias marcan la frondosidad paisajística, mucho más exhuberante y verde. Otro elemento que suma muchos puntos para este par de TrotaMundos. Sin ir más lejos, en las famosas ‘Chocolate Hills’ de Bohol en Filipinas, algunos viajeros se quejaban en el mirador porque las colinas estaban verdes y no de color marrón. La sequedad marca esta tonalidad a partir de la primavera, que le da el nombre a esos bombones de chocolate. Sin embargo a nosotros nos encantó verlas en verde, una grata sorpresa. Si queréis comprobarlo entrad en TROTANDOMUNDOS POR BOHOL.

Lo mismo nos ocurrió en el Parque Nacional de Komodo en Indonesia. La mayoría de las panorámicas más espectaculares son con un territorio desértico y magnético. Pero en marzo lo vimos cubierto de un tapiz verde extraordinario y nos dejó sin palabras. A pesar de que en Komodo si había islotes secos y con tonalidades marrones que creaban paisajes maravillosos, ver algunos rincones a rebosar de vegetación en verde, no tiene precio para nosotros. Podéis descubrirlo entrando en TROTANDOMUNDOS EN KOMODO Y FLORES.

La balanza se decanta por esa opción de visitar los lugares de la forma más natural posible. Tenemos cierto margen para solicitar las vacaciones, lo que facilita que en un destino como este, podamos escapar de la época de tifones y también de la de lluvias. Marzo fue un mes estupendo para recorrer las islas. Pero como decimos, cada viajero es un mundo y no es cuestión de planificarlo todo. Gracias a eso, nos llevamos dos de las sorpresas en verde de esta aventura, mientras otros seguirán quejándose de no haber visto las ‘Colinas de Chocolate’ en modo marrón, como en la mayoría de fotos de Instagram.

¡TOMA NOTA!

Para informarse en ruta de las posibles incidencias acerca del clima, recomendamos la página oficial de meteorología y astronomía de Filipinas, bajo el nombre de PAGASA. Los tifones se prevén entre 6-10 días antes de que entren al país, y estar informado puede ayudar a prevenir.

Manila. Filipinas.

6. VISADO, MONEDA E IDIOMA PARA VIAJAR A FILIPINAS

El escenario que se abre tras la llegada del COVID-19 ha modificado de golpe y porrazo todas las restricciones de entrada a los países con un futuro cercano que todavía es incierto. Poco a poco irán abriendo fronteras con limitaciones que afectarán con casi total seguridad a los viajeros procedentes de España, entre otros países marcados profundamente por la pandemia del coronavirus. Mientras se perfila el nuevo panorama viajero, os dejamos las condiciones que estaban activas antes de esta crisis sanitaria. Son los requisitos de entrada a Filipinas, a los que nos vimos sometidos con fecha de marzo de 2020.

VISADO PARA FILIPINAS

La norma, antes de la pandemia del coronavirus, decía que si tienes pasaporte europeo (por tanto español) o de cualquier país latinoamerican (con excepción de Cuba), estás exento de visado en Filipinas para permanecer menos de 30 días en el país. Hasta mediados del mes de marzo, cuando Duterte cerró fronteras, los requisitos de entrada a cumplir para los españoles eran los siguientes: 

1. Pasaporte con validez de 1 mes desde tu entrada al país. Aún así se recomienda viajar con al menos 6 meses de vigencia si se pretende viajar por más países, donde podrá ser exigida, o en previsión de cualquier incidencia que suponga extender el visado. Al desembarcar del avión te pedirán el pasaporte en el puesto de Inmigración, y con la estampa del sello tendrás derecho a 30 días de estancia en el país sin necesidad de tramitar un visado. Si sales del país y vuelves a entrar, dispondrás de otros 30 días automáticamente.

2. Vuelo de salida de FilipinasEs necesario para demostrar que tienes fecha y documentos necesarios para dejar el país. Aunque lo cierto es que las autoridades de inmigración no lo suelen pedir, si lo hacen las aerolíneas durante la facturación o embarque prácticamente siempre. Puedes comprar un billete o utilizar alguno de los trucos que os facilitamos más adelante.

Panglao. Filipinas.

Eso mismo fue lo que nos pasó a en Yakarta (Indonesia) para viajar a Manila. La compañía aérea Philippine Airlines nos pidió en el mostrador el vuelo de salida, que no teníamos… viajábamos por libre 3 meses, sin rutas ni calendarios. Primero cara de tonto. Segundo cara de susto. Tercero, intentar convencerlo de que nos arriesgábamos a dar esta explicación al departamento de Inmigración, en caso de solicitarlo, y bajo nuestra absoluta responsabilidad.

Acto seguido, sacaron la normativa en papel y nos dijeron que era imposible como marca el código de sanciones. Como las propias compañías tienen multas por dejar volar sin ese requisito, resulta inviable coger un vuelo de entrada sin presentar ese billete de salida.

La decisión tenía que ser rápida así que nos pusimos a buscar un vuelo cualquiera a Yakarta, el más barato, para que nos dejasen continuar. Con la mala suerte de que no encontramos ninguno por menos de 40 euros pero más hubiésemos perdido de no coger el vuelo internacional entre ambos países. Por todo esto, ALERTAMOS de la necesidad de llevar encima un vuelo de salida de Filipinas.

Sabemos que es un requisito de entrada en más destinos, pero nunca nos había pasado. Al final bajas la guardia, y un día te toca a ti. Si tu viaje empieza y termina en Filipinas no tendréis ningún problema, porque comprarás el billete de ida y vuelta. El inconveniente aparece a los que se mueven por libre, sobre la marcha y sin reservas de antemano.

TRUCO DEL ALMENDRUCO

  • Si has viajado a Filipinas sin ese billete de salida necesario para poder entrar al país tienes dos opciones principales.
  • La 1ª opción, la que nosotros escogimos, comprar un vuelo barato a un tercer país aunque después no hagas uso de él.
  • Con las aerolíneas de bajo coste, antes del coronavirus, había vuelos disponibles por 20/50€.
  • La 2ª opción es hacer una reserva en webs que la mantienen durante 48 horas. Por 10/15€ dependiendo del coste del billete real.
  • Ese mail de confirmación de reserva es válido para el trámite. La propia empresa se encarga de hacer la cancelación.
Manila. Filipinas.

PANDEMIA DEL COVID-19

Esta información está redactada con fecha de mayo de 2020. En este momento, debido a la crisis desatada por el coronavirus en todo el mundo, Filipinas ha suspendido el acuerdo con España y se requiere visado para entrar al país, inactivo por ahora con los bloqueos.

Los españoles residentes en Filipinas que salgan del país, no pueden volver a entrar salvo en caso de cónyuges o hijos de filipinos, por las restricciones impuestas por la pandemia con respecto a España y otros países.

Actualmente todos los que entren en Filipinas deberán pasar 14 días en cuarentena y someterse a pruebas de detección del COVID 19.

Por este motivo, cuando se abran fronteras deberás consultar la web del Ministerio de Exteriores de España para conocer los nuevos protocolos sanitarios y administrativos que se modifican tras la pandemia.

CONSULTA LA WEB DEL MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES

MONEDA EN FILIPINAS

La unidad monetaria es el peso filipino con código ISO con estas iniciales PHP.  Tiene sus orígenes en el real español y en el peso mexicano que circularon por América y el Sudeste Asiático durante los siglos XVII y XVIII, tanto en los virreinatos españoles como en EE. UU. y Canadá. Antes del año 1967, el idioma utilizado en billetes y monedas era el inglés con la nomenclatura “peso”. Más tarde se cambió al nombre filipino de ‘piso’.

Los billetes en Filipinas cuentan con los siguientes valores: 5 (verde), 10 (marrón), 20 (naranja), 50 (rojo), 100 (violeta), 200 (verde), 500 (amarillo) y 1000 (azul). Hay también monedas acuñadas de 1, 5 y 10 pesos que son las más usadas. Otras más pequeñas corresponden a céntimos de 1, 5, 10 y 25. En filipino se traduce por ‘sentimos’. El emisor de la moneda es el Banco Central de Filipinas.

No es necesario que lleves pesos filipinos cambiados desde España, en el aeropuerto podrás cambiar euros en las casas de cambio, o si prefieres, sacarlo directamente en los cajeros automáticos. Lo aconsejable es comprobar el cambio de ese día con diferentes conversores y acudir al mejor postor. Cambiar poco dinero que sea suficiente para el transporte a la ciudad y para esa jornada, con el fin de comprobar otras opciones que pueden resultar más económicas fuera del aeropuerto. Se recomienda acudir siempre a establecimientos oficiales, tanto entidades bancarias como casas de cambio.

El dólar americano es la moneda más aceptada en todo el mundo cuando no puedes pagar con la local, en este caso el peso. Por eso nosotros siempre llevamos algunos dólares encima por lo que pueda pasar, billetes que si no se utilizan vuelven para casa de vuelta hasta la siguiente ocasión de paseo. Otras monedas como el euro o la libra esterlina son más difíciles de cambiar fuera de las ciudades más grandes.

A continuación os explicamos algunos detalles importantes a tener en cuenta sobre cajeros automáticos, tarjetas de crédito o transferencias de dinero internacionales. Pero antes queremos hacer un breve repaso a la historia del ‘piso’ porque tiene que ver también con la propia historia de nuestro país.

HISTORIA DEL PESO FILIPINO

  • El peso fuerte (PF) era la moneda de curso legal de Filipinas y el resto de Indias Orientales Españolas en los últimos años del período colonial español.
  • La emisión era cargo del Banco Español Filipino de Isabel II. Continúa vivo en la actualidad bajo el nombre de Banco de las Islas Filipinas.
  • Tras la Revolución de 1868, la reina Isabel II se exilió a París y pasó a ser Banco Español-Filipino.
  • Empezó a emitir billetes en pesos fuertes el 1 de mayo de 1852. Las monedas en 1861.
  • Tras la Revolución filipina de 1898 el peso fuerte fue sustituido por el peso revolucionario
  • En el año 1901 se cambió por el denominado peso moderno.
Cableado entre rascacielos y semáforos de la capital filipina de Manila
Manila. Filipinas.

CAJEROS AUTOMÁTICOS Y TARJETAS DE CRÉDITO

Hay numerosos cajeros automáticos en las grandes y medianas ciudades para retirar efectivo sin problemas de la mano de diversas entidades financieras. La mayoría de los negocios aceptan tarjeta, aunque es conveniente preguntar antes porque no todos tienen, ni mucho menos.

En los pueblos pequeños y zonas rurales todo esto cambia y se aconseja ir provisto de dinero en efectivo. Nunca dejéis la tarjeta de crédito lejos de la vista para el pago por los posibles duplicados al orden del día en cualquier sitio, y siendo extranjero estás más expuesto si cabe.

Las comisiones por cada extracción en un cajero rondan los 200/300 pesos, que vienen a ser unos 4/5€ aproximadamente. En nuestro caso disponemos de tarjetas que no cobran comisiones en el extranjero como Evo Banco, Bnext o Citibank, que en el caso de Manila no cobraba ese gasto en el ATM. Generalmente existe un máximo de 10.000 pesos por cada extracción, algo que no resulta nada económico si te cobran comisión por cada vez que saques dinero, por eso compensa hacerse al menos con una tarjeta sin comisiones.

Tu banco en España cobra su comisión que varía entre un 3-8% por cada extracción que realices con su tarjeta. Nuevamente aparecen como salvadoras tarjetas que devuelven al usuario las comisiones cobradas en el extranjero. Los bancos no suelen regalar nada, más bien te lo quitan, así que hay que aprovechar las ventajas que ofrecen para el modo viajero.

Nada es gratis porque harás uso de su tarjeta, mover el dinero es su negocio, pero a ti te vendrá más que bien para dejar de refunfuñar por las dichosas comisiones, sobre todo durante una larga aventura. Otro dato a tener en cuenta es que la mayoría de los bancos filipinos adelantan efectivo con cargo a la tarjeta de crédito.

Recordar que si por cualquier eventualidad, como pérdida o robo de las tarjetas, existe un servicio de transferencia de dinero a nivel mundial con oficinas en cualquier lugar del país, incluso en algunas pequeñas. Western Union ofrece la posibilidad de enviarte dinero al extranjero con tal de estar en posesión de una cuenta o de que alguien te envíe dinero.

Manila. Filipinas.

REGATEO Y PROPINAS EN FILIPINAS

Como en la mayoría de países del entorno, el regateo es toda una forma de compraventa. Imprescindible ponerlo en práctica en los mercados para comprar recuerdos, artesanía o ropa, y también en los servicios de transporte como triciclos o transfers pero también se puede utilizar para conseguir un precio más bajo en un alojamiento. Si es temporada baja es casi un obligatorio porque con la ocupación a media asta, es fácil conseguir buenos descuentos. Los precios de la comida y de transportes como autobuses y jeepneys son fijos.

En cuanto a las propinas, hay algunas leyes escritas y otras que se interpretan según el viajero considere. Por norma general, en los restaurantes se añade el 10% de servicio a la cuenta en las ciudades y lugares turísticos. En hoteles y otro tipo de servicios, dependerá del trato y profesionalidad que se haya recibido, pero no es obligado ni mucho menos. A los guías locales, si han resuelto bien la actividad contratada, solemos darles alguna propina. También es diferente un viaje de dos semanas a uno de tres meses, donde a base de este suelto, la cuenta final puede ser un buen montante.

Vieja Manila. Filipinas.

IDIOMA EN FILIPINAS

El filipino o tagalo junto al inglés, son los idiomas oficiales de un país que puede presumir de una enorme riqueza cultural con la presencia de más de 170 lenguas. Casi todas de origen malayo-polinesio agrupadas en lo que se denomina ‘grupo filipino’ dentro de la familia austronesia.

  • El FILIPINO está basado principalmente en el tagalo tradicional con influencias y léxico del español, el inglés y otras lenguas de Filipinas. La mayor parte de la sociedad considera el filipino esencial y prácticamente idéntico al tagalo.
  • El TAGALO es el idioma de la capital Manila y de la isla de Luzón. Es la base del idioma nacional, conocido en el extranjero como ‘filipino’.

En 2007 ocupaba el 37º lugar en el ranking de lenguas del mundo, lo hablan más de 23 millones de filipinos como lengua materna y más de 80 millones como segundo idioma. En total más de 100 millones de personas.

Se hablan otras lenguas minoritarias por influencia de comunidades de inmigrantes y motivaciones históricas, como español, chino, árabe, japonés, malayo o coreano. Del total de casi 200 lenguas, destacan las que suman más hablantes.

Vieja Manila. Filipinas.
Vieja Manila. Filipinas.

EL IDIOMA ESPAÑOL EN FILIPINAS

  • Fue el primer idioma oficial y unitario de Filipinas desde la llegada de los españoles en 1565 hasta la segunda mitad del siglo XX.
  • Además de oficial, el español llegó a ser la lengua común y vehicular entre finales del siglo XIX y principios del XX.
  • En 1863 se creó un sistema de educación pública que impulsó el conocimiento del español en el país.
  • El héroe nacional José Rizal escribió la mayoría de sus obras en español, al igual que la mayoría de escritores y pensadores del siglo XIX.
  • La Revolución filipina se articuló en idioma español, y la Primera República Filipina fundada en 1899 estableció el español como idioma oficial.
  • La primera Constitución de Filipinas y el himno nacional se escribieron también en lengua española.
  • En la primera mitad del siglo XX era la lengua de la prensa, la cultura, el comercio y hasta de la política filipina.
  • El español mantuvo su estatus oficial, junto con el inglés y el tagalo hasta el año 1973. Estatus que tenía desde 1571.
  • La Proclamación Presidencial del 1973, todavía en vigor, ordena que será idioma oficial para los documentos ‘coloniales’ que no fueron traducidos a la lengua nacional.
  • Con la eliminación como idioma oficial, el español acabó siendo eliminado como asignatura obligatoria en la universidad en 1987.

7. CONSEJOS SANITARIOS Y VACUNAS PARA VIAJAR A FILIPINAS

El consejo fundamental a la hora de viajar a un país extranjero y donde la cobertura sanitaria puede ser deficiente, es visitar a un médico de Medicina Preventiva. Te informará de las vacunas obligatorias o recomendadas teniendo en cuenta las áreas que vas a visitar, para que puedas solicitar las citas correspondientes en tu centro hospitalario. Si no has salido de Europa, probablemente sea recomendable ponerte alguna vacuna, como el ciclo de la hepatitis. A continuación te explicamos cuáles son las obligatorias y recomendadas para tu viaje a Filipinas.

En este apartado hablaremos también de los aconsejables botiquines con algunos medicamentos para paliar incidencias menores y de los mejores hospitales del país. No faltarán las precauciones más habituales en cuanto a la ingesta de comida y agua, para evitar dolencias tifoideicas o diarreicas.

En este sentido os daremos la primera recomendación acorde con un turismo responsable y que te ofrece la posibilidad de beber agua directamente de cualquier grifo, gracias a las botellas con filtros integrados. Lucha contra el plástico y contra las bacterias. 

Además indicaremos las pandemias, enfermedades o infecciones prevalentes en la actualidad en el país. A fecha de mayo de 2020. Y a estas alturas del calendario, es imposible no mencionar la pandemia del coronavirus, que también afecta a Filipinas, tanto en restricciones de fronteras como en medidas de control a los viajeros. El futuro es incierto por lo que habrá que consultar esta información en el momento del viaje, cuando se abran los vuelos internacionales, que podrán exigir nuevos protocolos.

CORONAVIRUS EN FILIPINAS

  • Todo viajero que entre en Filipinas, a fecha de mayo de 2020, deberá pasar en cuarentena 14 días.
  • Además, las autoridades pueden exigir someterse a pruebas de detección del COVID-19.
  • El Departamento de Sanidad de Filipinas ha habilitado teléfonos de atención al público de 24 horas para información.
  • Esos números son (+632) 894-26843 y 1555 (SMART, GLOBE Y PLDT).
  • Para más información, consulte este enlace del Ministerio de Sanidad Exterior de España.
Cebú. Filipinas.
VACUNAS PARA FILIPINAS
 
No es necesaria ninguna vacuna para entrar en Filipinas, pero hay algunas recomendables por lo que se recomienda consultar en el departamento de Medicina Preventina de tu centro hospitalario. Como en la actualidad (año 2020) existe un brote de sarampión en el país, conviene preguntar por la conveniencia de la vacuna. En nuestro caso solamente nos habían puesto de pequeños la primera dosis, según nuestros carnés de vacunación infantil. Para mayor seguridad nos recomendaron inyectar la segunda, ganando con ese pinchazo la cobertura de por vida.
 
Actualmente las enfermedades prevalentes en Filipinas son: sarampión, chikungunya, dengue, zika, paludismo, tuberculosis y rabia. La información sobre la prevención de picaduras de mosquito la encontraréis más adelante. No os asustéis al leer todo esto, se trata de recomendaciones oficiales, y seguramente no tengas que poner la mayoría de vacunas, como te indicará tu facultativo. Mucho menos si eres viajero habitual del mundo, porque seguramente te hayas puesto las más importantes como el ciclo de hepatitis y la fiebre tifoidea.
 

VACUNAS RECOMENDADAS

  • FIEBRE TIFOIDEA. Unas pastillas que te protegen durante unos 2-3 años. Se aconseja tomarla unas semanas antes del viaje para dar tiempo a que la vacuna actúe.
  • HEPATITIS A y B. La de la hepatitis A te da inmunidad durante unos 15 años. La de Hepatitis B se pone una vez y es válida para siempre.
  • TÉTANOS/DIFTERIA.  Vacunas gratuitas en España y deberías renovarlas cada 10 años para estar protegido.
  • SARAMPIÓN. Quizás la tengas cubierta de la infancia con la dosis doble. Consulta tu carné de vacunación con tu médico.
  • ENCEFALITIS JAPONESA. Se recomienda solamente en algunos casos. Nuevamente el facultativo orientará al viajero en cuestión.

VACUNAS RECOMENDADAS

  • Hepatitis A y B
  • Fiebre tifoidea
  • Sarampión
  • Tétanos
  • Encefalitis japonesa (en algunos casos)
  • Sarampión (consulta tu calendario de vacunas)
Manila. Filipinas.
En 2019 el Departamento de Sanidad de Filipinas declaró una alerta nacional por dengue tras alcanzar esta infección niveles de epidemia en distintas regiones del país. Se han dado casos de zika, con especial incidencia en los meses de junio a diciembre durante la época de lluvias, aunque la prevalencia afecta a todo el año. La OMS ha alertado sobre riesgos en la salud del feto en caso de que embarazadas contraigan el virus. Para más información, se recomienda consultar la web de la Organización Mundial de la Salud y del Ministerio de Sanidad Exterior de España.
 
Para evitar las picaduras de mosquito basta con atender a las clásicas medidas de prevención y autoprotección como utilizar camisetas de manga larga y pantalones largos, y repelente de insectos. A mayores se aconseja no frecuentar lugares y horarios propensos a la proliferación de mosquitos, como aguas estancadas al amanecer y al atardecer.
 

El archipiélago está afectado por la rabia por lo que conviene extremar las precauciones con los animales abandonados ya que no suelen estar vacunados. En caso de mordedura se debe acudir a centros de tratamiento específicos dedicados a las mordeduras de animales y que se encuentran dispersos por todo el país. En la web Animal bite treatment clinic, perteneciente al gobierno, puedes leer más información.

La incidencia del virus VIH se ha disparado en los últimos años, creciendo un 174% entre 2010 y 2017. También han aumentado otras enfermedades de transmisión sexual, por lo que se recomienda extremar la precaución en este sentido.

Loboc. Filipinas.

HIGIENE ALIMENTARIA EN FILIPINAS

El Ministerio de Sanidad en España recomienda no consumir alimentos crudos, frutas no peladas ni bebidas que estén envasadas industrialmente. Se desaconseja beber agua del grifo por riesgo de contracción de enfermedades tifoideas y cólera, recomendación que seguimos a pies juntillas en cualquier país que no garantice agua potable como norma general. 

Nuestro consejo es llevar contigo una botella de agua con filtros integrados para reducir plástico y garantizar que si has de tomar agua de algún grifo, los filtros eliminarán las bacterias en un 99%. Estamos contentos con la Lifestraw pero existen numerosos modelos y marcas en el mercado para comparar precios y diseños. Es una de nuestras apuestas de cara al turismo sostenible y responsable, que además aplicamos en nuestros países. Es la única manera de ir reduciendo de manera importante el plástico en nuestras vidas.

Otras enfermedades transmitidas por parásitos e infecciosas prevalentes son la tuberculosis, la meningitis y la hepatitis. Es necesario ser precavido, pero cuanto más viajes más te darás cuenta de que el sentido común es la mejor de tus protecciones. Al margen está, claramente, lo hipocondríaco que es cada uno.

Nosotros hemos comido en docenas de mercados callejeros y de restaurantes familiares que dudosamente cumplirán las normas europeas de higiene y sanidad, hemos comprado en transportes paquetes de snacks artesanos o fruta fresca que podíamos lavar malamente… y nunca hemos tenido ningún problema. Ni diarrea. Pero cada cuerpo es un mundo y la suerte también ayuda. No hay que levantar la alerta, pero tampoco hay que llevarlo al extremo.

Manila. Filipinas.
Cebú. Filipinas.

MEDICAMENTOS CON RECETA

Para entrar en Filipinas con ciertos medicamentos el viajero deberá aportar la receta médica donde se detalle la posología. Sólo podrá portarse la cantidad necesaria para el tiempo de su visita a Filipinas. En caso de seguir viaje a un tercer país con este tipo de medicamentos, se deberá declarar en aduana para ser sellado y declarados nuevamente al salir de Filipinas. Estas son las indicaciones que indica el Ministerio de Asuntos Exteriores de España. A nosotros nunca nos han mirado nada, pero por si acaso, mejor llevar las recetas.

BOTIQUÍN MÉDICO VIAJERO

Nuestro consejo pasa por llevar en la mochila un pequeño botiquín que pueda salvarte de las dolencias más leves sin necesidad de acudir a un médico a un hospital. Los clásicos básicos dependerán un poco de cada uno y de sus dolencias habituales o crónicas.

Lo imprescindible pasa por algo para el dolor y la fiebre como antiinflamatorios o paracetamol, antihestamínicos y algo para lo problemas estomacales como un protector de estómago. Para proteger el intestino, unas pastillas antidiarreicas y suero fisiológico. Nunca está demás un antibiótico que te puede recetar tu médico y un termómetro para medir posibles infecciones. Si eres de los que se marea con facilidad en barcos o carreteras de curvas, aconsejamos pastillas antimareo por si las moscas.

En un plano secundario se pueden llevar otro tipo de productos por si viajas por aldeas o pueblos donde quede a desmano una farmacia para salvar pequeñas incidencias. Aquí entraría algo para tratar pequeños cortes y curas como cristalmina y esparadrapo, y también para picaduras de insectos. Aunque más importante es llevar repelente para los mosquitos encima que protegen de las enfermedades más problemáticas como la malaria o el dengue.

BOTIQUÍN MÉDICO VIAJERO

Para entrar en Filipinas con medicamentos el viajero deberá aportar la receta médica donde se detalle la posología. Sólo podrá portarse la cantidad necesaria para el tiempo de su visita a Filipinas. En caso de seguir viaje a un tercer país con este tipo de medicamentos, se deberá declarar en aduana para ser sellado y declarados nuevamente al salir de Filipinas. Estas son las indicaciones que indica el Ministerio de Asuntos Exteriores de España.

Nuestro consejo pasa por llevar en la mochila un pequeño botiquín que pueda salvarte de las dolencias más leves sin necesidad de acudir a un médico a un hospital. Los clásicos básicos dependerán un poco de cada uno y de sus dolencias habituales o crónicas.

Lo imprescindible pasa por algo para el dolor y la fiebre como antiinflamatorios o paracetamol, antihestamínicos y algo para lo problemas de estómago como un protector de estómago. Lo mismo para el instestino, unas pastillas antidiarreicas y suero fisiológico. Nunca está demás un antibiótico que te puede recetar tu médico y un termómetro para medir posibles infecciones. Si eres de los que se marea con facilidad en un barco, aconsejamos pastillas antimareo por si las moscas.

En un plano secundario se pueden llevar otro tipo de productos por si viajas por aldeas o pueblos donde quede a desmano una farmacia para salvar pequeñas incidencias. Aquí entraría algo para tratar pequeños cortes y curas como cristalmina y esparadrapo, y también para picaduras de insectos. Aunque más importante es llevar repelente para los mosquitos encima que protegen de las enfermedades más problemáticas como la malaria o el dengue.

+ BOTIQUÍN ESENCIAL +

  • Antiinflamatorios
  • Antibiótico
  • Antihestamínicos
  • Termómetro
  • Pastillas antimareo
  • Protector de estómago
  • Suero fisiológico
  • Pastillas antidiarreicas
  • Repelente mosquitos
  • Crema solar
  • Aftersun o hidratante
  • Cristalmina
  • Esparadrapo/Gasas
  • Tiritas
Manila. Filipinas.

8. SEGURO DE VIAJE Y HOSPITALES DE REFERENCIA

No viajes nunca sin seguro, vayas a donde vayas. Unos países pueden tener fama de más o menos seguros o peligrosos, pero un percance puede ocurrir en cualquier parte del mundo, también en Europa o lo que damos en llamar ‘occidente’. Unos míseros euros en el montante de un viaje de estas características, te puede salvar de muchas angustias, psicológicas y económicas, que pueden aparecer durante tu aventura. No digamos si te vas a islas o regiones remotas, alejadas de las grandes capitales o ciudades. Generalmente no tendrás que usarlo, pero tu seguridad es lo primero.
 

También la de tu familia porque si te ocurre algo, que ellos estén cubiertos con una buena poliza ante una posible operación grave o repatriación, no es ninguna broma. Un panorama poco alentador si sumamos la débil infraestructura sanitaria en muchas localidades del país. Dos amigos han tenido que pasar por quirófano en el extranjero, en ambos casos accidentes de moto, y un seguro con una cobertura decente les ahorró muchos quebraderos de cabeza. Garantizas que te trasladen a un centro hospitalario de cierto nivel, cubriendo los gastos médicos y la logística necesaria, siempre que sea posible.

La hospitalización o evacuación médica a España pueden costar decenas de miles de euros. La mayoría de los hospitales solicita un pago en efectivo con el ingreso, equivalente a la estimación de gastos en los que se puede incurrir. Se han dado casos, de hospitales públicos y privados, que no han suministrado o han retenido tratamientos o medicamentos, por falta de pago. Incluso en casos de gravedad, según datos del Ministerio de Asuntos Exteriores. Con un seguro evitas todos estos jaleos.
 
Los hospitales pueden también denegar el alta a pacientes y retener sus documentos médicos hasta que estos no hayan pagado las facturas. Con esta información, mejor no tentar a la suerte. Porque nunca pasa nada, hasta que pasa. Un accidente de moto, más o menos leve, o una caída durante la práctica de senderismo o actividades acuáticas, está al orden del día. 
 
Por supuesto que el Consulado General de España en Manila no se hace cargo del pago de facturas, porque el régimen de atención sanitaria de la Seguridad Social española no es aplicable en Filipinas. Resumiendo: hazte siempre un seguro de viaje, ¡sin excepción!
Bohol. Filipinas.
Hay cientos de seguros, el precio sube dependiendo de la duración del mismo, pero nunca supondrá algo prohibitivo. Consulta las condiciones de varias compañías para decidir cuál se ajusta más a tus necesidades. El Ministerio de Exteriores recomienda una póliza contratada debería de cubrir gastos médicos de, por los menos, 70.000-80.000€. Con esa cantidad podrás cubrirte ante las situaciones más dramáticas que puedan surgir. Aunque habrá polizas más baratas con una cobertura menor, insistimos en que no compensa ahorrarse unos euros cuando está en juego la salud.
 
Como decimos, se trata de que valores entre varias opciones tras contrastar las pólizas y lo que ofrecen en cada aseguradora. No hace falta ni que te muevas de casa, hoy en día se puede hacer online y funcionan de maravilla. En mi caso suelo viajar con AXA y todas las incidencias menores que he tenido
en diferentes países como Filipinas, en Indonesia y en Kenia, se han resuelto de la mejor manera. 
 
Si viajas a menudo, te compensará contratar un seguro anual. De nuevo infórmate sobre el precio para saber si se ajusta a tu perfil. Cada viajero es un mundo y cada viaje es una aventura. Pero sea cual sea, vete SIEMPRE con un seguro médico contratado de antemano.

¡TOMA NOTA!

  • Lleva siempre a mano el teléfono de asistencia 24 horas de tu compañía
  • También el número de referencia de la póliza de tu seguro
  • No está demás guardar en un pdf tus coberturas médicas
  • Podrás consultarlas en caso de duda ante una incidencia menor

¡TOMA NOTA!

  • Lleva siempre a mano el teléfono de asistencia 24 horas de tu compañía
  • También el número de referencia de la póliza de tu seguro
  • No está demás guardar en un pdf tus coberturas médicas
  • Podrás consultarlas en caso de duda ante una incidencia menor
Manila. Filipinas.
HOSPITALES DE REFERENCIA EN FILIPINAS
 
La atención sanitaria en Filipinas alcanza niveles adecuados en las grandes ciudades, bajando en provincias y en zonas periféricas. Una consulta médica simple puede costar entre 500 y 1.500 pesos, sin embargo el precio de hospitalización puede llegar a ser muy elevado. De ahí lo imprescindible, económicamente hablando, de contratar un buen seguro de viaje con pólizas que tengan buena cobertura médicas
 
En caso de necesidad de tratamiento o intervención quirúrgica se debe acudir a los hospitales acreditados internacionalmente de las grandes ciudades. A continuación se detallan los centros médicos de referencia en los núcleos de población más importantes de Filipinas.

PRINCIPALES CENTROS HOSPITALARIOS EN FILIPINAS

 
 
  • Makati Medical Center
  • 2 Amorsolo Street, Legaspi Village, 1229 Makati City
  • Tfno.: (+632) 888 8999, (+632) 888 8910 (unidad de emergencia)
  • Página web: https://www.makatimed.net.ph
  • St. Luke´s Medical Center
  • Rizal Drive corner 32nd Street and 5th Avenue,
  • Bonifacio Global City, 1634 Taguig City
  • Tfno.: (+632) 789 7700
  • Página web: www.stlukes.com.ph
  • St. Luke´s Medical Center
  • 279 E. Rodríguez Street, 1112 Quezon City
  • Tfnos.: (+632) 723 0101, (+632) 723 0301
  • Página web: www.stlukes.com.ph
Cebú. Filipinas.
  • Perpetual Succour Hospital
  • Gorordo Avenue, Lahug, 6000 Cebu City
  • Tfnos.: (+6332) 233 8620 al 39
  • Página web: https://perpetualsuccourcebu.com
  • Cebu Doctors University Hospital
  • Osmeña Boulevard, 6000 Cebu City
  • Tfno: (+6332) 255 5555
  • Página web: https://cebudocgroup.com
  • Southern Philippines Medical Center
  • J.P Laurel Street, Buhangin, 8000 Davao City, Davao del Sur
  • Tfno.: (+6382) 227 2731
  • Página web: http://spmc.doh.gov.ph/
  • San Pedro Hospital of Davao City
  • C. Guzman Street, Poblacion District, 8000 Davao City, Davao del Sur
  • Tfnos.: (+6382) 222 6100 al 106
  • Página web: sanpedrohospitaldavao.com
  • Davao Doctors Hospital
  • 118 E. Quirino Avenue, Población District, 8000 Davao City, Davao del Sur
  • Tfno.: (+6382) 222 8000
  • Página web: www.ddh.com.ph
Isla de Panglao. Filipinas.

9. CÓMO LLEGAR Y CÓMO MOVERSE POR FILIPINAS

Los vuelos para alcanzar Filipinas son muy asequibles teniendo en cuenta que desde España nos separan casi 12.000 kms de distancia. Existen varias opciones para volar a la capital, pero también a otros puntos del país o incluso a otras capitales cercanas que pueden abaratar el coste del billete de avión. En este apartado te contamos cómo conseguir el más barato, además de dar unas pinceladas en torno a los transportes más eficientes para moverse entre las islas.

TRANSPORTE AÉREO EN FILIPINAS

Volar a la capital de Manila, desde Madrid o Barcelona con una escala, te puede salir entre 300-500 euros, dependiendo de la flexibilidad de fechas que manejes y que puedes tantear utilizando la opción de ‘mes completo’ en los buscadores de vuelos. Pero aunque te ciñas a una franja concreta de vacaciones, no debería superar los 600 euros como tope. También puedes volar al aeropuerto internacional de Cebú o de Puerto Princesa. Tantea siempre todas las posibilidades porque nunca se sabe donde puede estar el chollo.

Si estas tarifas son demasiado altas para tu presupuesto, nuestro consejo es que amplíes tu búsqueda a otros aeropuertos importantes del entorno. Singapur, Kuala Lumpur, Bangkok o Yakarta son algunos de los que mueven más viajeros con vuelos muy competitivos, sin olvidarse de China, con Hong Kong a la cabeza. Es posible que abarates el billete de manera considerable al volar a estos destinos, donde deberás enganchar un vuelo a Manila u otras zonas turísticas de Filipinas, como Palawan o Cebú.

Hay varias compañías aéreas ‘low cost’ que operan en la zona como Air Asia o Cebu Pacific Air, aunque con la crisis del sector de la aviación tras la pandemia del coronavirus, este escenario puede sufrir grandes modificaciones. A fecha de mayo de 2020 poco más podemos decir en medio de un clima de incertidumbre. Sea cual sea el panorama y los precios de los billetes, el avión seguirá siendo la mejor manera de moverte entre las islas más importantes para salvar las grandes distancias.

Alona Beach. Filipinas.

Antes de comenzar a trazar las líneas generales de cómo moverse por Filipinas, es importante saber qué islas o lugares quieres incluir en tu itinerario para tomar las decisiones más eficaces en torno al transporte. Fundamentalmente dependerá de dos factores, la duración del viaje y tus gustos e intereses dentro de lo que te ofrece el país.

El hecho de que sea un territorio a base de islas con débiles infrestructuras complica bastante los traslados. Nuestra recomendación es que merece la pena abarcar menos y disfrutar con cierta calma los sitios, sabiendo que algunos trayectos entre dos puntos, te robarán más de medio día, sin contar retrasos y otras incidencias que puedan surgir. Te damos más consejos sobre esto en CÓMO PLANIFICAR UN ITINERARIO POR FILIPINAS.

CÓMO MOVERSE POR FILIPINAS

Enganchando con lo que acabamos de explicar, la paciencia será tu mejor aliada para enfrentarte a los desplazamientos entre localidades de diferentes islas. Seguramente tengas que utilizar varios medios de transporte para alcanzar tu meta. El tiempo y dinero disponibles marcarán el uso de una u otra combinación. Entre las islas principales como Palawan, Cebú, Bohol, Panglao, Davao o la capital Manila, podrás trasladarte en avión con billetes ‘low cost’ entre 20/50 euros dependiendo del margen con que lo reserves.

Una vez dentro de una región isleña podrás moverte a otras islas cercanas más pequeñas en barco. Dentro de una misma localidad, lo ideal es alquilar una moto para recorrer el terreno a tu aire de forma libre y económica. Si no te apetece conducir, puedes optar entre realizar trayectos medios en autobús, furgoneta o jeepney, y para los recorridos más pequeños el triciclo es lo más práctico. A continuación te damos más detalles de todas estas opciones.

Isla de Panglao. Fillipinas.

TRANSPORTE MARÍTIMO EN FILIPINAS

En un país con más de 7.000 islas, el barco es un indispensable del transporte. Hay diferentes modalidades en función de la rapidez, la comodidad y los servicios que quieras pagar. Por norma general, cuanto más pagues, antes llegarás al final de tu meta, dentro de unos precios que podemos calificar de asequibles. Básicamente podemos clasificar el transporte marítimo en tres tipos:

  • FastFerrys. Los ‘barcos rápidos’ los operan diferentes navieras, siendo OceanJet una de las más conocidas. Fue la que utilizamos para desplazarnos entre la isla de Cebú y la isla de Bohol, con billetes que rondan los 700/800 pesos (12/14€). Son cómodos y eficientes, sin ser demasiado caros.
  • Barcos lentos. Estos ferrys de mayor tamaño que los anteriores, tardan más tiempo en realizar los trayectos pero son algo más baratos. La diferencia no es demasiada, y a veces no compensa dilatar el tiempo para ahorrarse entre 2/4 euros. Cada viajero deberá echar sus cuentas.
  • Ro-Ro. Estos barcos-crucero realizan trayectos de larga distancia entre varias islas como Surigao – Cebú – Puerto Princesa. Es la forma más barata para los filipinos así que la experiencia está garantizada al mezclarte con la cotidianedad del pueblo. Disponen de literas corridas para dormir, lo que te ahorrará una noche de alojamiento mientras navegas por la noche. Algunos trayectos son infernales superando las 24 horas, pero hay otros intermedios de 10/12 horas, que con la dormida incluida, son a tener en cuenta. 

Nosotros utilizamos un barco-crucero en la isla indonesia de Sulawesi para movernos entre la ciudad de Gorontalo y las islas Togean. Fueron unas 14 horas de travesía que resultaron mucho más entretenidas de lo esperado. Podéis leer más en TROTANDOMUNDOS EN LAS ISLAS TOGEAN.

Manila. Filipinas.

TRANSPORTE TERRESTRE POR FILIPINAS

Para los trayectos de media y corta distancia en las islas, existen diversas opciones sobre ruedas. Una vez más, el dinero y la inversión mayor o menor de tiempo, serán los factores que marquen las diferencias significativas entre unos y otros. En los territorios más turísticos como Puerto Princesa – El Nido, Bohol – Panglao o la isla de Cebú, las furgonetas compartidas serán una alternativa cómoda y al alcance del bolsillo.

Los taxis o vehículos privados suelen salir más caros que las vans compartidas, y por supuesto quintuplican la cuenta con respecto a los medios de transporte más utilizados por el pueblo filipino, como el autobús o el jeepney. Tu mayor alidado para desplazarte en distancias cortas dentro de tu área de influencia será el triciclo. Sin olvidar la moto, a la que le dedicamos el siguiente epígrafe. Pero antes, daremos algunos trazos, a grosso modo, de todas estas modalidades de transporte terrestre.

Loboc. Filipinas.

ALQUILAR UNA MOTO EN FILIPINAS

Sin duda es la mejor manera de abordar tus itinerarios de corta y media distancia dentro de una misma isla. La libertad que tendrás para llegar a cualquier rincón, no tiene punto de comparación con el resto de transportes terrestres como el bus o el jeepney. Con estos podrás moverte entre localidades, pero para acceder a puntos turísticos, deberás sumarle a mayores un triciclo para alcanzar esas paradas. Con la moto ahorras en tiempo y en dinero.

El alquiler ronda los 350/500 pesos filipinos por día (6/10 euros) dependiendo de la zona del país y de la temporada turística. Si no sabes conducir o no te apetece, la opción clásica para moverte entre distancias pequeñas es el triciclo (la variante filipina del tuk-tuk) que sale muy bien de precio. Puedes alquilarlo por un día o media jornada dependiendo de tu itinerario.

Libertad de movimientos y vista panorámica durante el camino, son las ventajas indiscutibles de la moto en cualquier lugar del mundo. Pero en contra de lo que muchos piensan, no es válido el carné de conducir internacional. Por ese motivo, en el siguiente apartado te explicamos cuáles son los requisitos legales para conducir en Filipinas.

Manila. Filipinas.

OPCIONES SOBRE RUEDAS

  • TAXI PRIVADO. El es transporte más caro pero también el más rápido y cómodo para según que tipo de trayectos. Una distancia de una hora te puede costar entre 600/800 pesos dependiendo de lo turística que sea la zona. Aire acondicionado y vehículo propio son sus mejores bazas para convencer al viajero que tenga un presupuesto más flexible. 
  • TRICICLO. Esta versión del tuk-tuk a lo filipino, es la mejor para las distancias cortas dentro de una isla, para traslados y pequeños trayectos. Si no alquilas una moto para recorrer los lugares de interés, la mejor alternativa a las dos ruedas pasa por contratar un triciclo durante media jornada o un día entero, pactando el precio y la ruta con anterioridad. Los hemos utilizado cuando la distancia no supere la hora de tiempo, porque la contaminación ambiental y acústica de las ciudades se vive intensamente en estos vehículos.
  • AUTOBÚS. Uno de los medios locomotores más utilizados por los filipinos, por su antigüedad y precio del billete. Por 20/50 pesos podrás realizar la mayor parte de los trayectos. Muchos tienen hasta aire acondicionado en las áreas más apoderadas. Es cómodo y muy barato.
  • JEEPNEY. El transporte por antonomasia de Filipinas, un símbolo del país, un vehículo que ha llegado a trascender como obra de arte filipino por su customización. Los billetes rondan los 20/25 pesos, pero son muy lentos porque hacen un montón de paradas, y menos confortables que un autobús porque compartes el habitáculo con otras 15 personas. Modo lata de sardinas, a cambio de una experiencia sin parangón para interactuar y conocer cómo se mueven los locales. Puedes leer más sobre estos llamativos vehículos en el apartado especial sobre EL JEEPNY, EL TRANSPORTE FILIPINO POR ANTONOMASIA.
Manila. Filipinas.

10. ALQUILAR UNA MOTO Y REQUISITOS LEGALES EN FILIPINAS

Como en gran parte del Sudeste Asiático, la moto es el principal medio de transporte para los locales y una buena alternativa para el viajero que busca libertad para descubrir las islas a su aire y sin horarios ni límites. El alquiler por un día ronda los 350/500 pesos filipinos dependiendo de la zona del país y de la temporada turística. Si el renting abarca varios días siempre puedes mejorar la tarifa.

Los carteles de alquiler de moto en inglés brotan por todas partes en las áreas con más afluencia de visitantes, como Puerto Princesa, El Nido o Alona Beach. No sólo se pueden reservar en negocios especializados, también en talleres, tiendas e incluso en algunas casas particulares. Por supuesto muchos alojamientos ya ofertan directamente el servicio de alquiler sobre dos ruedas, aunque conviene comparar precios por fuera y decidir con toda la información en la mano.

No hemos visto mucha policía en nuestros mototrips por las islas de Bohol y Panglao, pero conviene llevar todo en regla por si las moscas. Porque nunca pasa nada, hasta que pasa. Evitar un disgusto mayor en caso de accidente, merece la pena. Te resumimos en 5 pasos cómo conducir una moto legalmente en Fipilinas.

Bohol. Filipinas.

DOCUMENTACIÓN PARA CONDUCIR UNA MOTO

  1. Con el carnet de conducir español tipo A. Puedes conducir una moto también en Filipinas.
  2. Con el carnet de conducir español tipo B. No puedes conducir una moto en Filipinas, pero si un coche.
  3. El carnet de conducir internacional no te sirve para nada porque rige un convenio con países extranjeros.
  4. Hay un convenio que nos otorga equivalencias en los documentos durante 90 días en Filipinas de forma legal.
  5. Conviene informarse de la cobertura de accidentes de tu seguro de viaje. Si es que la tiene.

Los primeros dos puntos generan confusión. Esto se debe a que en la mayoría de países de Europa, el permiso de conducir tipo B te permite conducir motos de hasta 125 cc pero en Asia es diferente y las normas marcan que es necesario un carnet tipo A. Seguramente hay más viajeros circulando ilegalmente por Filipinas, que de modo correcto. Si no te encuentras con un control de tráfico, cero problema. En muchos casos le enseñas la documentación internacional y dependiendo del agente te puede dejar pasar. Porque no le importa, o porque desconoce el documento y no tiene ganas de comprobarlo.

Pero el problema puede ser serio si te ves involucrado en un accidente y dañas la moto, o no digamos ante daños y prejuicios a terceros. Sin los papeles reglamentarios te abrirán un proceso judicial. Casi todos hemos alquilado una moto de manera irregular en el Sudeste Asiático, pero realmente es un peligro del que no eres habitualmente consciente. Aquí dejamos la información para que cada uno haga uso como quiera.

Manila. Filipinas.

SEGURO DE VIAJES CON COBERTURA DE ACCIDENTES

El seguro de viaje no es menos importante en caso de siniestro. Se aconseja comprobar si tu póliza habitual incluye cobertura de accidentes de tráfico, concretamente de moto, ya sea conduciendo o como acompañante. En caso de que no lo cubra, conviene pagar ese extra necesario para viajar protegido.

Para los que no sabes o no quieren conducir durante el viaje, la mejor alternativa para recorrer otras áreas de la isla es alquilar un triciclo o una moto con conductor. Negocia bien el precio por medio día o por una jornada entera, y marca el itinerario que te interesa desde el principio.

NUESTRA EXPERIENCIA

No tuvimos ningún problema con el alquier de las motos. La única incidencia fue un pinchazo en Panglao, pero pudimos volver a la tienda donde la habíamos alquilado el día anterior, y tras pagar un euro por el pinchazo, nos cambió la moto al instante. Por lo demás, rodamos sin percances.

FIANZA DEL ALQUILER DE MOTO

  • No existe una regla única para la fianza de alquiler de moto en Filipinas. 
  • En los locales de renting es común que soliciten fianza registrada en un resguardo que te entregan.
  • Si la alquilas fuera de un negocio al uso, lo normal es que no te pidan ningún dinero por adelantado.
  • Lo mismo con el pago de la moto, en unos sitios te cobran al devolverla pero otros al entregarla.
  • No dejes nunca el pasaporte como fianza. Si hay un incidente, el problema lo puedes tener tú.
  • Antes se pedía para evitar la fuga en caso de accidente con un cliente, pero hoy en día es menos frecuente.
  • Por tu seguridad diplomática, evita dejar la documentación en los negocios de alquiler y en cualquier sitio.
  • El pasaporte le pertenece al Estado y dejarlo en posesión de otra persona es un delito tipificado.
Panglao. Filipinas.

OTROS CONSEJOS PARA CONDUCIR UNA MOTO

Por último unos consejos generales que valen para conducir una moto en Filipinas y en casi cualquier sitio del mundo, para intentar evitar fraudes o picarescas al orden del día. Apostamos a que os han contado alguna que otra historia sobre un golpe que quisieron colar o incluso algún fallo motor que sabían que existía. Para evitar estos pequeños timos, lo mejor es revisar la moto y probarla, además de tomar unas imágenes de los rasguños o abolladuras que ya tenga encima.

  • Pide siempre casco. No conduzcas sin él por mucho que vayas despacio o que haga calor. Es obligatorio.
  • Chequeo de la moto. Testa el encendido, los pilotos luminosos, las ruedas y lo más importante, los frenos.
  • Toma imágenes de desperfectos que tenga la moto para que no te la metan doblada.
  • Depósito de combustible. Comprueba el tanque porque a veces no te dará ni para ir a echar gasolina. Se suele devolver como estaba.

Que no falten en tu mochila la crema de sol y un chubasquero. Dos elementos que marcan el clima tropical, que puede pasar en un momento de un sol abrasador a una tormenta cargada de agua. No menospreciar el protector solar porque es un clásico quemarse tras pasar todo el día en moto con altas temperaturas. La transformación en camarón, al orden del día. La linterna tampoco sobra porque ante una incidencia menor al atardecer, te puede salvar de más de un apuro.

Manila. Filipinas.

11. EL JEEPNEY, EL TRANSPORTE FILIPINO POR ANTONOMASIA

Mención aparte merecen los yipnis, palabra que viene del inglés porque no dejan de ser jeeps customizados para convertirse en transporte público. Sin duda es el más popular y también el más extravagante y llamativo. Un vehículo histórico que se ha convertido en todo un símbolo reconocible de su cultura, y que para el viajero conforma toda una experiencia de acercamiento al modo de vida local y auténtico. Bizarro con encanto.

Uno de estos yipnis ya fue expuesto en el pabellón filipino durante la Feria Mundial de New York en 1964 portando una imagen nacional. En origen, eran tuneados a partir de los jeeps de las Fuerzas Armadas USA abandonados tras la II G.M. Nuevos techos metálicos, colores llamativos y ornamentos cromados sobre el capó son sus rasgos principales que han perdurado en el tiempo mientras su capacidad ha ido en aumento.

Tras la contienda, se hizo muy popular al ser una manera creativa de restablecer el transporte público de modo accesible, en términos económicos, algo que había destruido la guerra. Con un éxito fulgurante, el gobierno comenzó a regular su uso y hoy en día tienen licencias especiales. El yipni fue exportado a Papúa Nueva Guinea para reemplazar a los buses y furgonetas de pasajeros que son demasiado costosas de importar mientras que Vietnam recibió algunos en forma de donaciones para ayudar en el problema del tráfico.

Junto al autobús, es el medio de locomoción más barato en todo el país, también el más incómodo porque no deja de ser una lata de sardinas vestida con colores estridentes y con ilustraciones que lo han encumbrado a la categoría de arte. Las rutas son regulares y los precios están fijados en función del precio del combustible. Por unos 20/25 pesos podrás realizar los trayectos más comunes.

Manila. Filipinas.
Manila. Filipinas.
Manila. Filipinas.
Manila. Filipinas.

Pero también son conflictivos por sus actuaciones en la jungla de asfalto de Manila provocando atascos por conflictos entre conductores que, a menudo, se pelean por subir a clientes. Bloqueos en cruces o en medio de la calzada tienen hartos a muchos filipinos que piden su retirada recordando que son una importante fuente de contaminación. A nivel ambiental, un bus de 60 pasajeros con aire acondicionado, consume lo mismo que estos jeepneys que dan cabida a unas 15 personas.

Las protestas provocaron que el Departamento de Transporte pusiese los 15 años como edad límite de estas piezas rodantes, retirando a los más viejos. Los grandes constructores han entrado en bancarrota o han cambiado de sector y los pequeños talleres quebraron en los últimos años. Por si fuera poco, la proyectada construcción de sistemas de autobuses de tránsito rápido (ATR) en Manila y Cebú podría llevar a su retiro definitivo.

La experiencia es única como cualquier otro transporte del mismo corte en diferentes países. Una divertida y curiosa forma de conocer de cerca cómo se mueve el pueblo filipino. Cómo interactúan entre ellos y con los turistas, cómo se suben al vuelo y se bajan en marcha, o simplemente para ganar una perspectiva diferente de la caótica y enmarañada Manila. Las carreteras no serán lo mismo sin ellos, confiriendo un toque pop allá donde vayan, una buena metáfora del carácter filipino del que te hablamos más a fondo en LA CAUTIVADORA HOSPITALIDAD DEL PUEBLO FILIPINO.

Manila. Filipinas.

12. SEGURIDAD PARA EL VIAJERO EN FILIPINAS

Una de las preguntas que se hacen muchos viajeros es si resulta seguro viajar por Filipinas. Desde nuestra experiencia pensamos que si, que la seguridad es similar a la de sus vecinos países de Sudeste Asiático. Sentido común y normas generales de precaución, bastan para rodar tranquilo por un país donde la gente es más que hospitalaria y te echará un cable ante cualquier mínimo percance. El que pasee con joyas y otras muestras de ostentación, podrá ser una diana más fácil que el perfil de viajero medio o mochilero.

Lo prioritario para salvar pequeños incidentes es llevar siempre contratado un seguro de viaje. Con un tráfico tremebundo en ciudades como Manila, Cebú o Ciudad Quezón, los accidentes de tráfico menores son continuos, y las dolencias leves estomacales o intestinales pueden ser comunes. Sin olvidar hurtos por despistes o cancelaciones de transportes, en un país todavía con el peso de ser un país en desarrollo. Tienes más información sobre consejos sanitarios y seguros médicos y de viaje en el apartado CONSEJOS SANITARIOS Y VACUNAS PARA FILIPINAS.

Manila será el punto que exija activar el modo cautela, como ocurre en cualquier gran capital del mundo, también en España. Que te roben el móvil o la cartera por un descuido, está al orden del día, sea Manila o Madrid. Si vemos necesario atender a las principales recomendaciones acerca de la capital, como no transitar por barrios conflictivos por la noche o escapar de las zonas problemáticas, donde escasean los puntos de interés turístico. Puedes leer más sobre los barrios más seguros para buscar alojamiento en nuestro DIARIO DE VIAJE POR MANILA.

Cebú. Filipinas.

El Ministerio de Exteriores de España se ve obligado a señalar cualquier peligro que azote algún área filipina. Si lees toda la información oficial, es probable que no te decidas a viajar a Filipinas, ni a otros destinos internacionales. Hay que saber interpretar estas advertencias, puesto que algunas islas son extensiones enormes y pueden tener casuísticas muy diferentes según la zona.

Según el gobierno español, Mindanao sería una isla a evitar, centrando esos problemas en el oeste de la región. Pero lugares como Siargao, Camiguín o Davao son totalmente seguros, prueba de ello es el incremento turístico que sufren cada año. Como todo en la vida, no hay que tomar todo al pie de la letra, aunque vemos necesario informarse bien antes de llegar a esos destinos con fama de problemáticos, para saber por donde pisas.

Si atendemos al calificativo de ‘peligroso’, pocos tomarían destinos hacia Centroamérica o Sudamérica, sin embargo durante un viaje de un mes por Colombia no hubo el mínimo atisbo de inseguridad, siguiendo las recomendaciones básicas sobre algunas zonas como las grandes urbes de Bogotá y Medellín. Los estigmas son complicados de quitar. Si os interesa más información os recomendamos nuestro DIARIO DE VIAJE POR COLOMBIA.

Manila. Filipinas.
SEGURIDAD CIUDADANA Y LUCHA CONTRA LA DROGA EN FILIPINAS
 
Atendiendo a las estadísticas, la delincuencia es un problema intrínseco a los países con grandes tasas de desigualdad social. La escena de la foto se repite a lo largo y ancho de Manila con un exceso insultante. Niños, mayores, mutilados, mujeres, hombres… la pobreza no suele hacer distinciones. Algunas estampas sobre el asfalto se atragantan como un hueso de aceituna. Sobre todo cuando los más pequeños te miran con una frialdad abrumadora al pedirte dinero. Vivir en la calle en una de las metrópolis más grandes del mundo, resulta escalofriante. 
 
Los hurtos o robos suelen estar motivados por la necesidad de conseguir dinero rápido. El gobierno de Duterte ha lanzado una campaña nacional de lucha contra las drogas, dirigida por este señor al que le podemos poner multitud de calificativos y ninguno muy positivo. Con un gerifalte de este calibre, cualquier cosa puede pasar dentro de sus cruzadas que han elevado todavía más la tasa de violencia del país. No ayuda que el acceso y la tenencia de armas están extendidos por todo el país. Como resultado de esta polémica campaña contra el narcotráfico que ha asesinado a muchos drogadictos, se realizan múltiples operaciones y redadas que, indirectamente, pueden afectar a extranjeros. Pero esto no es exclusivo de Filipinas.
 
Quizás recordéis el caso de un empresario gallego asesinado en Siargao en enero de 2020, durante una operación de la policía filipina en circunstancias que todavía están por esclarecer. Seguramente nunca se sepa, porque la transparencia no es una virtud del corrupto gobierno de Duterte. Un caso que ocurrió solamente dos semanas antes de partir a nuestro viaje de tres meses por el Pacífico.
 
La preocupación por la inseguridad en Filipinas aumentó considerablemente debido a esta tragedia, pero lo cierto es que asesinatos ocurren todos los días también en Europa. Nunca se sabe lo que puede pasar, pero no se puede vivir ni viajar con miedo, si con respeto. Hay riesgos que no se pueden evitar. 
Manila. Filipinas.

MEDIDAS BÁSICAS DE PRECAUCIÓN

  • Evitar aglomeraciones urbanas, principalmente en Manila, para evitar hurtos menores de móviles o cámaras. A riesgo de repetirnos, como ocurre en todas las grandes ciudades cuando se alerta de tomar precauciones en el metro, en manifestaciones o eventos.
  • Incremento de los hurtos de teléfonos (sin violencia) en la zona de ocio nocturno de Población. situada en el barrio/ciudad de Makati. Se trata de una de las zonas más modernas, y en teoría más seguras de la capital de Manila. Pero los amigos de lo ajeno no son tontos y saben donde puede haber material más interesante para captar. Donde asoman los fajos de billetes entre copas y desenfreno, es fácil hacerse con un botín sin esfuerzo.
  • No dejar desatendidas las pertenencias en restaurantes, transportes, mercados o estaciones. Como en todas partes del mundo donde la desigualdad social campa a sus anchas. Conseguir un buen móvil puede solucionar el mes a una familia.
  • Evitar la ostentación de joyas y otros objetos de valor así como la exhibición de dinero en metálico. Lo mismo con la tecnología, si vas cámara en mano, móvil en el bolsillo y mochila pretenciosa, será más fácil llamar la atención. Sentido común.
  • Se recomienda estar presente en los pagos con tarjetas de crédito para evitar copias de la misma o de sus datos de seguridad. De nuevo como en cualquier sitio del mundo, también Occidente porque bandas criminales operan sin atender a la geografía.
Cebú. Filipinas.
  • Casos de robo y agresión sexual con escopolamina o burundanga, que anula la voluntad del drogado. La sustancia puede camuflarse fácilmente en comida o bebida, pero también en tarjetas de visita u otros objetos que se ofrecen a los extranjeros en mano. El polvo se esnifa inconscientemente y quedas a merced de los delincuentes. Son robos más que extendidos en Sudamérica, comparado con ese demencial panorama, aquí la incidencia es mucho menor. En la actualidad, los casos de sumisión química son habituales en países de Occidente como España.
  • En 2019 se ha producido un incremento de robos y agresiones sexuales a turistas en la isla de Palawan, con mayor incidencia en Port Barton y El Nido. Foco de turismo masivo, atracción para los delincuentes. Conviene extremar las precauciones en caso de observar cualquier ofrecimiento o escena extraña por parte de desconocidos. Lo mismo que harías en tu país cuando algo no cuadra.
  • Para utilizar taxis, lo más aconsejable es hacerlo a través de aplicaciones de transporte como Grab, que registran los datos de los conductores y que señalan tu ruta sobre el mapa en todo momento. Para evitar riesgos, siempre se puede solicitar al alojamiento un conductor de confianza.
  • En las grandes urbes como Manila, y como otras capitales del mundo, hay esporádicos asaltos en semáforos, como en las rutas hacia el aeropuerto. Cuando el vehículo esté en marcha, ventanillas y puertas cerradas con pestillo, además de evitar poner a la vista aparatos tecnológicos durante el trayecto por la metrópoli.

EMERGENCIAS

  • Si eres víctima de un delito, o cualquier situación de indefensión, denunciar en la policía local – 911.
  • Contacta tambiém con el Consulado de España a través del número de emergencia: (+63) 917 826 6046.
  • Las autoridades locales son las únicas con potestad para abrir investigaciones y juzgar el delito en los tribunales filipinos.
  • En caso de ser arrestado o detenido, solicita a los agentes que informen al Consulado General de España en Manila.
Cebú. Filipinas.
TERRORISMO EN FILIPINAS
 
En Filipinas operan dos movimientos terroristas: los grupos de corte comunista y los grupos islamistas, con especial incidencia en Mindanao. Los ataques son indiscriminados y pueden afectar tanto a extranjeros como a nacionales filipinos. Cualquier parte del país puede ser objeto de un atentado terrorista, vulnerabilidad que hoy en día se extiende, por desgracia, a cualquier lugar del mundo.
 
Pero el miedo es libre y hay viajeros que intentan no correr el mínimo riesgo ante las advertencias oficiales del Ministerio de Exteriores. Por eso os dejamos un resumen de los puntos con mayor incidencia de violencia terroristas, según los datos que almacena el gobierno de España.
 
  1. Zonas de extremado riesgo. Se desaconseja el viaje bajo cualquier circunstancia al Centro y Suroeste de Mindanao, por el riesgo alto de secuestros, ataques terroristas y altos niveles de violencia. Esto incluye las provincias de Maguindanao, Lanao del Sur, Cotabato Sur, Cotabato Norte, Sultan Kudarat, Lanao del Norte, Saranggani, Zamboanga del Norte, Zamboanga del Sur y Zamboanga Sibugay. La lista de localidades suma las islas de Basilan, Sulu y Tawi-Tawi. Destaca especialemte los frecuente enfrentamientos entre las Fuerzas Armadas de Filipinas y grupos terroristas insurgentes como Abu Sayyaf en el archipiélago de Sulu. 
  2. Zonas de riesgo alto. Se recomienda extremar la precaución durante el viaje en el resto de la isla de Mindanao. En cualquier desplazamiento a núcleos turísticos, han de evitarse las excursiones a regiones montañosas o rurales remotas, así como a islotes deshabitados donde el turista puede ser blanco fácil para estos grupos militares.
  3. Zonas de riesgo medio. Se recomienda viajar con precaución en zonas montañosas del centro y norte de la isla de Luzón (Cordillera) y en las zonas interiores de la isla de Negros, Mindoro, Leyte, Masbate y Samar. La guerrilla del Nuevo Ejército del Pueblo (NPA), brazo armado del partido comunista de Filipinas, está presente en gran parte del territorio y actúa predominantemente en zonas rurales.

Insistimos en que son las recomendaciones obligadas de las instituciones que velan por la seguridad de los viajeros españoles en el extranjero. Pero no deben verse como algo disuasorio en cuanto al viaje, si no para informarse sobre los problemas de algunas regiones, evitables en la mayor parte de los casos. Mindanao es una isla enorme y en los puntos más turísticos no suele haber problemas de ningún tipo. Esto sería extensible a otros ejemplos.

CONSULADO GENERAL DE ESPAÑA EN MANILA

Alona Beach. Panglao.
DESASTRES NATURALES EN FILIPINAS
 
Filipinas pertenece al llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, donde erupciones volcánicas y terremotos entran dentro las catástrofes más que posibles. Sin olvidarnos de los tifones, que a más de un amigo le han arruinado el viaje. La época de lluvias abarca desde junio a diciembre con tifones marcados por fuertes vientos que provocan trágicas inundaciones con desbordamiento de ríos y corrimientos de tierra de gran envergadura.
 
Si se viaja durante la temporada de tifones, se debe consultar diariamente los pronósticos meteorológicos, en la Administración de Servicios Atmosféricos, Geofísicos y Astronómicos de Filipinas (PAGASA) y evitar las zonas con posible paso de tifones o tormentas tropicales.
 
En cuanto a la actividad volcánica, el mayo riesgo a fecha de mayo de 2020 es el volcán Taal en la isla de Luzón, tras intensificar su actividad el pasado 12 de enero de 2020. Si se pretenden explorar áreas cercanas a este u otros volcanes, la recomendación pasa por informarse en las webs autorizadas del gobierno de Filipinas que os detallamos a continuación.
 
Nuevamente no se trata de pasar miedo, si no de tener cabeza y ser consecuente con un turismo responsable con el medio ambiente, pero también contigo mismo. Durante un viaje a la isla de Sulawesi en 2016 la información sobre unas erupciones en el volcán Rinjani en la isla de Lombok, hizo cambiar el itinerario de viaje. Otra ventaja de viajar por libre y sin planes atados ni cerrados. 
 
Consultar el estado del Rinjani unos días antes de comprar el vuelo a Lombok, sirvió para olvidar la subida prevista al volcán y para poder trazar con margen otra ruta alternativa dentro de las islas. El volcán, el tercero en altura de todo Indonesia, continúo cerrado durante varias semanas debido a las continuas explosiones y emisiones de gases tóxicos, tremendamente perjudiciales para la salud.
 
Informarse en tiempo real es ganar ventaja en el terreno fanganoso de los desastres naturales.
 
Manila. Filipinas.

WEBS PARA INFORMARSE EN RUTA

REGISTRO DE VIAJEROS DEL MINISTERIO

  • Se recomienda la inscripción en el Registro de viajeros del Ministerio de Asuntos Exteriores para viajar al extranjero, especialmente a países con mayores riesgos.
  • De esta forma, el Consulado General tendrá constancia de la presencia de españoles en una zona azotada por una catástrofe natural o por un atentado terrorista.
  • Con la descarga de la aplicación móvil de Registro de Viajeros estarás geolocalizado ante cualquier emergencia o desastre natural.
  • Nosotros siempre lo hacemos porque más vale prevenir que curar ante una desgracia que puede ser de magnitudes catastróficas.

INSCRIPCIÓN EN EL REGISTRO DE VIAJEROS

Bohol. Filipinas.

13. LA CAUTIVADORA HOSPITALIDAD DE LOS FILIPINOS

En Filipinas es fácil sentirse como en casa, y somos de los que pensamos, que la gente es la que marca a fuego los viajes. Lugareños y también viajeros, porque a lo largo de los años, he entablado unas cuantas amistades por el mundo. Luisa, Dani, Massimo, Amanda, Vanesa, Cynthia, Jorge, Nils, Rodrigo, Ana, Diego, Patricia, Rubén, Osargo, Simón, Magdalis, Ella, Mamadou… y una larga lista de amigos con los que seguimos teniendo contacto. Con algunos incluso hemos vuelto a quedar en otro país, haciendo por coincidir las vacaciones. Eso es lo más bonito de viajar, las experiencias personales.

Los nativos son los que mejor pueden enseñarnos su cultura y su forma de vivir. Las convivencias con familias locales te las llevas para siempre, porque son únicas e irrepetibles. Recuerdos para la memoria que además nos ayudan a romper prejuicios establecidos. Y Filipinas se presenta como uno de esos destinos reconfortantes para el viajero hambriento de interacción. No en vano dicen que los filipinos son ‘los latinos de Asia’. Seguro que con esto queda todo dicho. 

Les fascina cantar, bailar y reír con el karaoke como estilo de vida. Y una curiosidad muy significativa en este sentido, son muy ruidosos. Muy es mucho. Nos preguntamos si también será herencia española! Más divertidos y extrovertidos que otros vecinos del entorno e incluso más cotillas, porque les encanta el chismorreo. Quizás todas estas cualidades son las que nos provocan empatía con el pueblo filipino. Y esta facilidad para conectar con ellos, le confiere más emoción a la aventura, sumando un montón de anécdotas inolvidables.

Panglao. Filipinas.
Los filipinos sos amables y comunicativos, algo muy motivador para un loro parlanchín como yo. Entablar conversación será muy fácil porque son muy sociables, tanto con los visitantes como con sus vecinos. Preguntar de dónde vienes o por qué has elegido su país, será casi una muestra de cortesía para iniciar una charla de intercambio cultural de lo más enriquecedor. Y todo con una simpatía y esa sonrisa por bandera. Imposible no caer rendido a sus pies. 
 
Eso nos hace reflexionar sobre el modo de vida estresante que llevamos en otras sociedades, donde hay vecinos de portal que no dicen ni hola. A pesar de todos los problemas de un país en vías de desarrollo, con una corrupción voraz y una desigualdad social brutal, la sonrisa no falta en cada esquina. Quizás tenga que ver con su karma, porque a pesar de ser cristianos, tienen ese cariz asiático de evitar preocupaciones menores de la vida. Los dioses marcan tu destino, así que no conviene preocuparse demasiado porque el futuro no está en tus manos… por tanto vive feliz mientras dure el camino. 
Manila. Filipinas.
Nuestra última aventura nos ha llevado por varios países comprobando, una vez más, lo definitorio que resulta el carácter y personalidad de un pueblo. Porque aunque hay de todo en todas partes, si existe una idiosincrasia en cada cultura. Esos rasgos son los que marcarán la diferencia para el que busca relacionarse con los autóctonos. Obviamente en Manila será más complicado que en las aldeas rurales o costeras donde la cercanía con la gente se vuelve más accesible. Los entornos tranquilos, donde se respira una atmósfera sosegada, facilitan esa simbiosis.
 
Su forma de vivir es relajada, sin prisas ante la vida, bajo una especie de ‘carpe diem’ que inunda gran parte del territorio asiático. Y no sólo porque allí el sistema socioeconómico no les permite soñar con plan de jubilación para terminar la singladura como uno se merece. Si no porque son culturas donde la actitud vital proviene de uno mismo, precepto de la doctrina budista extendida por milenios en estas latitudes. Si tú no te quieres, si tú no pones de tu parte para estar en paz, nadie te va a ayudar. Y es así como vive el pueblo filipino, en calma y con generosidad.
Panglao. Filipinas.
Son muy hospitalarios y se ofrecen para ayudarte en todo momento. Preguntar si vas en la dirección correcta, se convertirá en un ‘sígueme’ en muchas ocasiones. Y esa generosidad con el forastero no se encuentra en cualquier sitio. Durante este mismo viaje por la isla indonesia de Sulawesi, la amabilidad fue, si cabe, más extraordinaria, al igual que el ansia de comunicación. Y eso se traduce en que ya estamos pensando en volver por tercera vez. Igual ocurre con Filipinas.
 
Y como ejemplo muy gráfico podemos contaros que tuvimos que ir a un centro hospitalario por percances menores, y nos trataron como a reyes. Tanto en Sulawesi (Indonesia), como en Manila (Filipinas). Y precisamente lo raro es que se trataba de dolencias muy leves, un picor dermatológico por una ortiga de mar y una revisión de un oído por un tema de presión. No era grave ni mucho menos, pero el trato fue exquisito y hasta abrumador por momentos, además de realizarnos todas las pruebas necesarias. Y en ambos casos en hospitales públicos. En Manila ya tenemos hasta una cartilla de acceso de por vida.
 
Sonrisa y amabilidad infinita. Hasta tenemos unas fotos con las doctoras porque les encanta conocer extranjeros, están orgullosos de nuestro interés por conocer su país y su cultura. Y si eres español, te harán chascarrillos o recitarán algunas de las palabras que saben en nuestro idioma. Y este boca a boca sobre las virtudes de un pueblo, acaba contagiando a viajeros de todo el mundo.
Manila. Filipinas.

14. GASTRONOMÍA Y PLATOS TÍPICOS DE FILIPINAS

Para probar bocados auténticos, y con precios irisorrios, se abre el mundo de la comida callejera para los más atrevidos. Sin ser protagonista como en otros países como Indonesia, Vietnam o Tailandia, ofrece un sinfín de posibilidades. Son fáciles de visualizar con sombrillas de colores, y cada uno suele estar especializado en un plato concreto.

  • Pollo frito. Un clásico filipino, les rechifla. No dejéis de probar el adobo.
  • Pancit. Fideos al wok con verduras y carne pollo/cerdo con algunas especias. Similar al yakisoba. 
  • Isaw. Intestino de pollo intestino enroscado en un pincho a la parrilla. Ellos lo flipan pero no hubo ovarios a probarlo.
  • Balunbalunan. La molleja de pollo con diferentes adobos o salsas. La textura gomosa no es lo mío pero es otro triunfador local.
  • Bolas carne y/o pescado que seguro habéis probado en otro destino del Sudeste Asiático. El género triturado, a veces con relleno y frito.
  • Balut. El famoso huevo de pato fertilizado para los más valientes. Más abajo os damos más detalles.
Bohol. Filipinas.

Si no te llenan el ojo, lo mejor es que te lances a por fruta tropical, aunque tampoco esperéis la variedad de Tailandia o de algunas islas indonesias. Y los dulces siempre son un aliado de la energía durante una buena caminata bajo un sol de justicia. Eso si, aquí el dulce es dulce.

  • Turón. El postre por excelencia que está bueno, aunque muy dulce como es habitual por estos lares. Masa tipo lumpia frita y crocante, rellena de saba que es un tipo de banana de origen local, o yaca, un tipo de fruta que por fuera recuerda al durian. Los rollitos se sirven con azúcar o dulce de coco.
  • Halo-Halo. Una pirotecnia de colores y sabores metidos en un vaso que parece infinito. Capas de hielo triturado, frijoles, gelatina, perlas de tapioca, frutas endulzadas, leche, helado, flan, arroz tostado y ñame púrpura, que deben mezclarse y luego disfrutarse. Hubo que probarlo, creo que ganamos energía para una semana. Pedid para compartir porque es demasiado grande y dulce.
  • Bananacue & Kamotecue. Plátano y kamote, un tipo de patata dulce, fritos como si no hubiera un mañana y con un acabado dorado brillante gracias al azúcar moreno.
  • Kakanin. No podía faltar el arroz endulzado, un ingrediente que es también protagonista en la repostería. Bolas de arroz con aderezo de salsa de coco y a veces sésamo tostado por encima.
  • Sorbetes de helado ‘sucio’, un mote que nada tiene que ver con la limpieza, si no con su venta callejera. Es una bizarrada supina porque, aunque lo puedes pedir en un cono de galleta, lo suyo ese pedirlo en un pan de hamburguesa. Así como lo oyes. Queso, mango y coco son algunos de los tradicionales. 
Manila. Filipinas.
Manila. Filipinas.

CURIOSIDADES CULINARIAS

EL BALUT, EL HUEVO CON EMBRIÓN

  • Se trata de un huevo de pato fertilizado con su embrión todavía dentro. 
  • Se cuece al vapor como nuestros huevos cocidos ‘normales’.
  • Es toda una delicatessen en Filipinas, China, Camboya o Vietnam.
  • Para ellos es algo cotidiano y contiene un altísimo contenido proteínico.
  • La leyenda popular dice que es afrodisíaco y se considera como un tónico.
  • Muchos echan una pizca de sal, chili o vinagre al tomarlo como complementos.
  • En filipino y malayo la palabra balut o balot significa envuelto.
  • Recuerdo verlo por primera vez en Tailandia en 2014 porque me dejó loca.
Manila. Filipinas.

‘CAFÉ MODO ON’

  • Si eres cafetero, es complicado encontrar uno decente, al contrario que en Indonesia donde hemos probado algunos realmente buenos.
  • En los locales orientados al turismo o en las franquicias multinacionales, se exceden con los precios y sobremanera. Por tozudez, ni entramos.
  • La alternativa siempre a mano, esa cadena americana del payaso sonriente, que se parece a un vendedor de droga en la puerta del colegio. Tampoco está muy alejado de lo que es en realidad, al final el azúcar y la grasa no dejan de ser sustancias adictivas.
  • Pero el café sin azúcar es pasable, y era barato para dar un chute de cafeína.
Loboc. Filipinas.

TROTANDOMUNDOS EN FILIPINAS

ESPERAMOS QUE SIRVA DE AYUDA E INSPIRACIÓN

SI TIENES DUDAS ESCRIBE UN COMENTARIO EN EL POST

PARA OTRAS CONSULTAS CONTÁCTANOS

TROTANDOMUNDOS RECOMIENDA

BUCEANDOMUNDOS RECOMIENDA

DESCUBRE TODOS NUESTROS DESTINOS