Manila

CAÓTICA, DESCONCERTANTE Y MAGNÉTICA

Manila. Filipinas.

MANILA, LA CIUDAD DEL CAOS Y LA DESIGUALDAD

Atrapada por un magnetismo asfixiante. Así me siento en la mayoría de las megaurbes caóticas que se rifan el título mundial de infernales. Manila lo pelea con ganas con una buena tasa de contaminación, suciedad y desigualdad y con la amenaza de ser una de las capitales más inseguras y peligrosas de todo el mundo. Una mole de más de 12 millones de habitantes, que pesa demasiado en un país que seduce con sus 7.000 islas de naturaleza y playas de catálogo.

Pero lo cierto es que sus contrastes extremos acaban por abducirme poderosamente. Mi retina no para de registrar escenas surrealistas y bizarras a cada paso que doy por la puerta de entrada a Filipinas. El desconcierto es constante. Puedes pasear tranquilamente por el barrio colonial español y al doblar una esquina te toca esquivar un jeepney que gira sin control en medio de una avenida engullida por rascacielos. Es el skyline financiero que viste a Manila con traje de gala sin importarle pisotear las barriadas de chabolas que se extienden a sus pies.

La riqueza y la extrema pobreza conviven a unas calles de distancia. Dos caras de una misma moneda de nombre Manila, dos personalidades antagónicas pero indivisibles que conviven en una ciudad que no se erige como especialmente atractiva en el entorno del Sudeste Asiático. Demasiados niños descalzos, demasiados niños con harapos, demasiados niños pidiendo en las calles. La digestión se complica, al vernos reflejados en el espejo del mundo tan aberrante que estamos creando.

Tener uno de los gobiernos más locos de las últimas décadas, con el señor Duterte al frente, no es lo mejor que le podía pasar al sufridor pueblo filipino. Un tipo al que se le puede escribir una enciclopedia de burradas. Con líderes políticos de esta guisa, el país sigue cuesta abajo y salvado por los frenos de un sector turístico que crece exponencialmente cada año. 

Es obvio que resulta imposible abarcar Manila en un par de días, pero también es una pena dedicarle más tiempo con la de paraísos naturales infinitos que ofrece Filipinas. Para haceros una idea, se puede dividir en tres focos principales: la zona colonial de Intramuros, el distrito financiero de Makati y el malecón que recorre la Bahía de Manila. No será un amor a primera vista, pero si le buscas sus mejores cualidades acaba sorprendiendo. Los filipinos son el mejor baluarte para hacer más acogedora la ciudad.

Vieja Manila. Filipinas.

Intramuros es como se conoce a la Vieja Manila, barrio marcado por la herencia española y que todavía conserva ciertos toques habaneros. Dicen los que la han visto antaño, que antes de los bombardeos de la II G.M. era una de las ciudades más bellas de Asia. Casas y palacios coloniales que se disponen en calles empedradas adornadas con puertas y muros que conducen hasta el Fuerte de Santiago. Allí fue donde estuvo encarcelado José Rizal hasta su fusilamiento a manos de los españoles.

Manila. Filipinas.

UN POCO DE HISTORIA – JOSÉ RIZAL

  • José Rizal es un personaje fundamental en la historia de Filipinas. Quizás también debería serlo de la española.
  • Su trayectoria y pensamiento estuvo dedicado a la lucha por las aspiraciones de independencia del pueblo.
  • Fue médico, escritor, pintor, lingüista y político. Un hombre con tintes renacentistas.
  • Rizal fundó el partido progresista de La Liga Filipina en el año 1892, cuatro años antes de su muerte.
  • Se le ha llegado a calificar como un producto excepcional de tres siglos de hispanización en Filipinas.
  • Fue fusilado por los españoles en 1896 antes de la pérdida de la colonia. Por traición a la Patria.
  • Su muerte llevó al país a una independencia tutelada tan sólo dos años después.
  • El parque Rizal es el lugar donde fue ejecutado y donde ahora se levanta un monumento.
Manila. Filipinas.

El fuerte de Santiago está bañado por las aguas del río Pásig, con el barrio chino al otro lado de la orilla. El colonialismo se deja ver fácilmente en la iglesia de San Agustín, donde se conservan los restos de Miguel de Legazpi, enterrado aquí en 1762. Al lado, el monasterio de los agustinos, donde se firmó en 1898 la rendición española frente a Estados Unidos.

Avenidas que rememoran un pasado glorioso y pequeñas callejuelas que llaman a ser exploradas. Es ahí donde se esconde el germen de una de las ciudades más grandes del mundo. Entre los cimientos españoles y las tabernas filipinas. Un barrio donde los edificios parecen vivir en una residencia de ancianos donde los cuidados brillan por su ausencia. Un casco colonial que no es dificil imaginar siglos atrás. Y en medio del caos, resaltan los jeepnys en esta jungla de asfalto, esos vehículos tan llamativos heredados de la guerra y con sabor norteamericano. Luego te contamos el intríngulis.

Vieja Manila. Filipinas.
Vieja Manila. Filipinas.
Vieja Manila. Filipinas.

Bonifacio Global City es otro vecino distrito financiero mucho más reciente y con grandes áreas comerciales de firmas y marcas como Bonifacio High Street. Exclusivos restaurantes de cocina internacional, coctelerías o bares de moda desfilan entre vistosos murales de arte urbano. Allí se sitúa el Mind Museum con exposiciones interactivas de ciencias, y el cementerio estadounidense de Manila donde se rinde homenaje a los soldados de la II G.M.

Makati ofrece todo lo contrario como distrito financiero que preside la señora Bolsa. En el barrio de negocios por excelencia los residentes son los bancos, las oficinas, los centros comerciales y los restaurantes más cool. Una actividad económica que divisan desde las alturas los numerosos rascacielos que han brotado en las últimas décadas. Empresas, gestoras y apartamentos, muchos de ellos convertidos en pisos turísticos a buen precio. Con piscina y vistas a la bahía de Manila, son la opción que recomendamos para pernoctar, como te contamos en el apartado de ALOJAMIENTO EN MANILA.

Manila. Filipinas.

Haremos un breve repaso para conocer las modalidades para dormir en la capital filipina y algunas pinceladas de los bocados que puedes ingerir para reponer fuerzas en medio de la tormenta. Para dejarse sorprender en este tipo de colonias superpobladas, lo ideal es fluir en base a tus corazonadas. Descubrir pequeños rincones e historias que pueden estar en lo más cotidiano.

Tanto es así, que una de los momentos que nos llevaremos para siempre será nuestra visita al hospital público de Manila. La dolencia no era grave, y sin embargo la atención fue excelente. Os contaremos todos los detalles de nuestra pequeña aventura sanitaria que dejó otro capítulo similar en la ciudad de Manado en Sulawesi (Indonesia), unas semanas antes. En ambos sitios nos trataron con una amabilidad extraordinaria.

Manila. Filipinas.

En este diario de viaje recorreremos las áreas más importantes de Manila, explicaremos cuál es la mejor manera de moverse dentro de una ciudad con un tráfico de locos. Los jeepneys son el medio de transporte por antonomasia del filipino, toda una experiencia en movimiento. Los vehículos fueron construidos a partir de los jeeps americanos de la guerra haciéndolos más largos para dar cabida a un par de docenas de personas.

Te llamarán la atención en cuanto pises la calle, customizados de manera viva y colorida son todo un símbolo de la cultura y del arte de Filipinas. Su alta contaminación y los continuos conflictos que generan en el tráfico por sus cuestionadas prácticas para subir clientes, les ha llevado a tener muchos detractores en la ciudad. Se han retirado los más viejos de la circulación y parece que poca vida les queda a estos abanderados de la jungla de asfalto de Manila.

Manila. Filipinas.

Y como colofón del día, el atardecer junto a la bahía de Manila a lo largo de un paseo marítimo que bordea parte de la ciudad. El clásico malecón que se anima al caer la tarde con puestos de comida y bebida lleno de familias y muchas parejas que se dan cita para ver la puesta de sol. No será la panorámica de tu vida, pero en una urbe como esta, se agradece un poco de vista al mar y al horizonte. El ocaso especial te espera en alguna de las más de 7.000 islas de Filipinas.

PRE-VIAJE A FILIPINAS

TODOS LOS CONSEJOS PARA PREPARAR TU AVENTURA
Manila. Filipinas.

2. CURIOSIDADES SOBRE MANILA, LA CAPITAL FILIPINA

  • Manila es llamada la ‘Perla de Oriente’ por su estratégica posición en las rutas comerciales.
  • La bahía de Manila se ubica en la costa suroccidental de la isla filipina de Luzón.
  • Conforma uno de los mejores puertos naturales del mundo.
  • A cada lado de la bahía hay pequeños picos volcánicos cubiertos de bosque tropical.
  • Aquí se encuentra la desembocadura del río Pásig, indispensable para el desarrollo del territorio.
  • Fue escenario de la batalla de Cavite durante la guerra hispano-estadounidense.
  • Es la segunda ciudad más poblada del país por detrás de Ciudad Quezón.
  • Manila es una de las urbes con mayor densidad de población del mundo.
  • La ciudad fue invadida por el sultán de Brunéi, adoptando la religión musulmana.
  • Fue convertida al cristianismo en el siglo XVI de la mano de la conquista española.
  • Se convirtió en el centro de la economía de lmperio español en Asia y Oceanía.
  • La influencia española es notable en la arquitectura, la religión o la cultura.
  • También en el idioma filipino, que todavía hoy incorpora mucho léxico del castellano.
  • Manila fue reconstruida tras los bombardeos de la II Guerra Mundial.
Manila. Filipinas.

3. CÓMO LLEGAR Y CÓMO MOVERSE POR MANILA

El primer consejo para rodar por Manila no es otro que ir con tiempo para sobreponerse a cualquier imprevisto que pueda surgir en una de las ciudades con más y tráfico y caos que hemos visto. Las horas punta del día son las seis y las ocho de la mañana, dato importante si tienes que enlazar en la capital con otro medio de transporte. En general, se recomienda ir al aeropuerto con tres horas de margen, o más, para vuelos internacionales. Puede parecer mucho, pero mejor ser precavido. Conocemos a alguno que ha perdido un avión por no calcular bien los tiempos.

La principal puerta de entrada al país es el Aeropuerto Internacional Ninoy Aquino (NAIA) de Manila. Fue construido en el año 1948 pero sigue siendo el único de la capital que cuenta con cuatro terminales conectadas por un transfer moderno y gratuito. Hace de nexo elemental entre las miles de islas filipinas y permanece abierto 24 horas por si tenéis que hacer una escala larga.

AVIÓN ESPAÑA – FILIPINAS

A fecha de marzo de 2020 no hay vuelos directos entre España y Filipinas. Jugando con las escalas podréis encontrar el vuelo que mejor se ajuste a vuestro presupuesto e intereses. Podéis encontrar vuelos por unos 500/600 euros con ida/vuelta.

Quizás os convenga una escala de un par de días en Singapur o Bangkok. Singapore Airlines no es una mala opción porque vuela tres veces a la semana desde Barcelona. Vuelo directo de 13 horas, a lo que sumas otro avión de 3 horas hasta Manila. Control de Emigración y pasaporte y ya estarás estrenando mundo. Si quieres saber más sobre visado, moneda, vacunas y otros consejos sanitarios y de seguridad para viajar por el país, entra en nuestro DIARIO DE PRE-VIAJE POR FILIPINAS.

Manila. Filipinas.

TAXIS / UBER / GRAB / GOJEK

Durante nuestro viaje hemos utilizado las aplicaciones de Uber, Grab y Gojek con resultado óptimo en líneas generales, salvo por un par de veces que tuvimos que esperar por una ubicación confusa. Lo normal es que este tipo de servicios cuenten con espacios reservados en los aeropuertos, puertos y estaciones de autobuses. Recomendamos descargar estas aplicaciones porque no cuesta nada y resulta muy práctico. Además puedes tantear los precios de referencia al negociar las tarifas con taxistas al uso. Suelen operar en las grandes ciudades y siempre nos salió más barato que con los taxis convencionales.

Dentro de estos hay que diferenciar dos tipos: los White Taxi o ‘no oficiales’ que no usan taxímetro, y los Yellow Taxi que supuestamente son los ‘oficiales’. Un precio medio rondará los 150 pesos – 200 pesos por trayecto. Ambos cuentan con paradas reglamentarias en las salidas de las terminales de aeropuerto en las estaciones marítimas. 
 

AIRPORT BUS / AUTOBÚS

Los Aiport Bus operan la ruta entre la Terminal 3 y la parada de Pasay Rotonda, donde podrás enlazar otros medios de transporte en la Estación EDSA-Taft Avenue, como la red de metro (MRT) y de Tren Ligero (LRT). Recuerda que todas la terminales del aeropuerto están conectadas con un servicio gratuito de autobuses. 

Manila. Filipinas.
Manila. Filipinas.
Manila. Filipinas.
Manila. Filipinas.

TRÁFICO INTENSO Y CAÓTICO

Insistimos una vez más en el tráfico intenso de Manila, muy importante cuando los vuelos sean de salida. Sin ir más lejos, hubo un accidente delante de nosotros cuando íbamos en un taxi del puerto al aeropuerto de Cebú, otra ciudad con un tráfico agotador. A un par de metros de nuestro vehículo, chocaron una moto y un coche con la suerte de no quedamos bloqueados por el caos por sólo un par de metros. No hay que llegar a Filipinas para que te pase esto, pero en una de las ciudades más pobladas del mundo, no conviene jugársela. Recuerda: ve con mucho margen a las citas importantes.

Siguiendo con las desventuras, en este mismo país nos confundimos de terminal en un vuelo nacional y cuando nos dimos cuenta, casi no nos llega el aire para correr. ¿Qué hay delante de las puertas de cualquier aeropuerto a patadas? Taxis. Pues no llegaba ni uno. Diez minutos y el corazón a tope, más que nada porque ese avión era nuestro enlace para tomar el vuelo importante entre Filipinas y Australia.

Pero Murphy es así y aparece cuando le place. Un guardia filipino nos quiso echar una mano para parar alguno, pero el pobre también tenía cara de circunstancia al ver que no venían. Tras unos minutos de sudar tinta china, una familia nos cedió el suyo y gracias a esa gente del camino, salvamos el escollo. No habíamos llegado tarde y precisamente eso nos relajó demasiado apurando la hora para entrar al control de seguridad. En las ciudades grandes, conviene ir con un margen más que holgado. 

Durante un viaje a Tel Aviv me avisaron de que fuese al aeropuerto cuatro horas antes porque había muchos controles de seguridad y a veces se ponían un poco tontos con los extranjeros. Parecía exagerado en una ciudad que al lado de Manila, es diminuta. Pero al final no sobró tiempo para coger el avión, precisamente por esos controles de los que me habían hablado, y que por cierto, rozan la humillación. Pero esa es otra aventura que os recomendamos seguir con detalle en TROTANDOMUNDOS EN ISRAEL.

Manila. Filipinas.

CÓMO MOVERSE POR MANILA

No existe un transporte perfecto para moverte por Manila con ese caos infernal sobre el asfalto, pero siempre habrá algunos más eficientes y económicos que pasamos a esbozar. A grosso modo, para las distancias largas usamos aplicaciones como Grab y algún taxi, y para los cortos el tuk-tuk filipino.

El Manila Light Rail (LRT) o Sistema de Tránsito Ligero es el medio más común con 2 lineas que cubren el aeropuerto, el area metropolitana de Manila y los principales puntos turísticos. La línea amarilla te lleva a la parte colonial de Intramuros y el Parque Rizal. A fecha de marzo de 2020, el billete cuesta entre 15 y 30 pesos como m´ziximo, dependiendo del trayecto. El horario es de 5 am – 9:30 pm, pero puede varíar los fines de semana y festivos. Conviene consultarlos durante tu estancia.

El Metro Rail Transit (MRT-3) o Metrostar es la línea de metro (azul) que cruza la ciudad y distritos comerciales como el financierto de Makati. La tarifa es parecida al LRT y pagarás como mucho 30 pesos. El horario es de 5 am – 10/11:00 pm, pero puede varíar los fines de semana y festivos. Conviene consultarlos durante tu estancia.

Manila. Filipinas.
Los taxis convencionales no son caros, con una bajada de bandera sobre 40 pesos. Por 3-5 kms la carrera te puede costar 120/200 pesos que serían entre 2/4 euros. Esto quiere decir que no hace falta sudar andando o loquear buscando un bus para recorrer un par de trayectos largos. Nosotros recomendamos utilizar las apps de transporte como Grab, porque solíamos comparar y siempre salía más barato que los taxis oficiales.
 

La opciones más económicas son las más usadas por los filipinos: los jeepneys y los autobuses. Los precios oscilan entre 7/20 pesos, que se traducen en 0.40 euros. La experiencia será única a cambio de perder algo de tiempo y comodidad, sobre todo en los jeepneys. Se han erigido con el paso de los años en todo un símbolo de la cultura y el arte filipino, te lo contamos todo en el siguiente apartado de este diario de viaje por Manila.

Si tu estancia es corta en Manila y estás interesado en ciertos puntos concretos como el barrio colonial o el distrito financiero, lo más inteligente sería buscar un alojamiento cercano para poder ir andando a lo más relevante. Otra buena opción es buscar cama cerca de cualquiera de las estaciones MRT/LRT con la ventaja de tener a tiro de metro/ tren toda la ciudad.
Manila. Filipinas.

4. EL JEEPNY, EL TRANSPORTE FILIPINO POR ANTONOMASIA

Mención aparte merecen los ‘yipnis’, palabra que viene del inglés porque no dejan de ser jeeps customizados para convertirse en transporte público. Sin duda es el más popular y también el más extravagante y llamativo. Un vehículo histórico que se ha convertido en todo un símbolos reconocibles de su cultura y que para el viajero conforma toda una experiencia de acercamiento al modo de vida local y auténtico. Bizarro con encanto.

Uno de estos yipnis ya fue expuesto en el pabellón filipino durante la Feria Mundial de New York en 1964 portando una imagen nacional. En origen, eran tuneados a partir de los jeeps de las Fuerzas Armadas USA abandonados tras la II G.M. Nuevos techos metálicos, colores explosivos y ornamentos cromados sobre el capó, son los rasgos principales que han perdurado en el tiempo. 

Tras la contienda, se hizo muy popular al ser una manera creativa de restablecer el transporte público económicamente accesible, algo que había destruido la guerra. Con un éxito fulgurante, el gobierno comenzó a regular su uso y hoy en día tienen licencias especiales. El yipni fue exportado a Papúa Nueva Guinea para reemplazar a los buses y furgonetas de pasajeros que son demasiado costosas de importar mientras que Vietnam recibió algunos en forma de donaciones para ayudar en el problema del tráfico.

Manila. Filipinas.

Junto al autobús, es el medio de locomoción más barato en todo el país, también el más incómodo porque no deja de ser una lata de sardinas vestida con colores estridentes y con ilustraciones que lo han encumbrado a la categoría de arte. Las rutas son regulares y los precios están fijados en función del precio del combustible.

Pero también son conflictivos por sus actuaciones en la jungla de asfalto de Manila, provocando atascos por conflictos entre conductores que se pelean por subir a clientes. Bloqueos en cruces o en medio de la calzada tienen hartos a muchos filipinos que piden su retirada, recordando además que son una importante fuente de contaminación. A nivel ambiental, un bus de 60 pasajeros con aire acondicionado, consume lo mismo que estos jeepneys que dan cabida a unas 15 personas más o menos.

Las protestas provocaron que el Departamento de Transporte pusiese los 15 años como edad límite de estas piezas rodantes, retirando a los más viejos. Los grandes constructores han entrado en bancarrota o han cambiado de sector y los pequeños talleres quebraron en los últimos años. Por si fuera poco, la proyectada construcción de sistemas de autobuses de tránsito rápido (ATR) en Manila y Cebú podría llevar a su retiro definitivo.

La experiencia es única como cualquier otro transporte local y bizarro. Una divertida y curiosa forma de conocer de cerca cómo se mueve el pueblo filipino. Cómo interactúan entre ellos y con los turistas, cómo se suben al vuelo y se bajan en marcha, o simplemente para ganar una perspectiva diferente de la caótica y enmarañada Manila. No será lo mismo sin ellos circulando, se echará de menos ese toque pop en una ciudad abarrotada de cables y cemento.

Manila. Filipinas.

5. INTRAMUROS, LA JOYA DEL COLONIALISMO ESPAÑOL

Dentro de la muralla aparece un barrio que se vuelve familiar y que alberga el legado de un colonialismo con sello español, la Vieja Manila. Fundada en el año 1571 por Miguel López de Legazpi durante la expansión de nuestro imperio en Oriente, es la parte más antigua de la ciudad y por tanto, la más interesante. Uno de los paseos más agradables que te ofrece la capital, con una atmósfera más turística, pero también más relajada.

Otra ventaja es su proximidad al Parque Rizal para continuar la visita monumental. Es el espacio verde más importante de toda Manila y donde se rinde homenaje a los héroes caídos en la lucha por la indepencia del país con José Rizal como auténtica gloria nacional. Una figura con tintes renacentistas y sangre española de la que te damos más pinceladas en la introducción MANILA, CIUDAD DE CAOS Y DESIGUALDAD. Si el calor aprieta, el parque es un buen sitio para descansar mientras haces la digestión mental de tu aventura filipina.

Intramuros abarca una extensión pequeña y no hace falta dedicarle más que unas horas, terminando el itinerario con una comida por la zona. Lo primordial es admirar con tranquilidad esa arquitectura heredada que gira en torno al protagonista indiscutible, el Fuerte de Santiago. Precisamente esa es la desventaja principal de ser lo más visitado de Manila, que hay que madrugar si se pretende evitar la marabunta. O en todo caso, acudir al atardecer porque aunque habrá gente, la puesta de sol da mucho juego.

Manila. Filipinas.

El recorrido turístico pasa por unos puntos principales que te comentamos a continuación, un itinerario que te ofrecerán sin descanso los conductores de triciclo (el tuk-tuk filipino) y las típicas kalesas, el clásico carro de caballos que siempre es prescindible para no alentar el uso de animales para estas funciones turísticas.

UN POCO DE HISTORIA DEL COLONIALISMO

  • Miguel López de Legazpi fue un almirante español del siglo XVI.
  • Hidalgo de una familia de la pequeña nobleza guipuzcoana.
  • Se le conocía como el Viejo y el Adelantado, apodo muy interesante.
  • En 1545 se trasladó a México donde vivió durante veinte años.
  • Ocupó diversos cargos en la administración del Virreinato de Nueva España.
  • Fue el primer gobernador de la Capitanía General de las Filipinas.
  • Fundó las ciudades filipinas de Cebú (1565) y Manila en 1571.
  • Su padre luchó en Italia y Navarra con las tropas de la Corona de Castilla.
Manila. Filipinas.

QUÉ VER EN INTRAMUROS

Fuerte de Santiago. La ciudadela amurallada construida por los españoles en la desembocadura del río Pasig es la parada imprescindible en Manila. El entorno rodeado de edificios majestuosos coloniales te adentra en aquella época de esplendor donde los aventureros y navegantes como Miguel López de Legazpi eran los verdaderos Willy Fog. Una edificación que daba nombre a un espacio esencial en las rutas comerciales entre Filipinas y México. La parte histórica para Filipinas es que aquí se encarceló a José Rizal, héroe nacional filipino, antes de que fuese ejecutado en 1896 por los españoles.

Catedral de Manila. Su nombre completo de casada es Catedral Basílica Metropolitana de la Inmaculada Concepción y está situada en la principal plaza de Intramuros, la Plaza de Roma, donde también está el Palacio del Gobernador. El templo data del siglo XVI y es otro de los edificios más visitados de la capital con una estructura que ha sido reconstruida en varias ocasiones por incendios, terremotos y bombardeos de la II Guerra Mundial. Es la Basílica del Gobierno de Filipinas y la más alta sede del arzobispo en el país.

Iglesia de San Agustín. Es la iglesia más antigua de todo Filipinas, toda una joya del barroco español, y casi indestructible al salvarse de morir en las batallas aéreas de la II G.M. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1993 y allí se encuentran los restos de Miguel López de Legazpi. La entrada al santuario es gratuita, pero hay que pagar entrada para el museo del monasterio contiguo. Unos 100 pesos = menos de 2 euros.

Manila. Filipinas.

EL FUERTE DE SANTIAGO

  • Fortaleza de defensa española es parte de las estructuras de la ciudad amurallada de Manila
  • Hubo cárceles y fusilamientos durante el período colonial español y en la II G.M.
  • José Rizal es un héroe nacional, encarcelado aquí antes de su ejecución en 1896.
  • El museo santuario de Rizal exhibe objetos en recuerdo del héroe y al fuerte.
  • Se encuentra próxima a la Catedral de Manila y el Palacio del Gobernador.
  • El recinto cuenta con edificios restaurados y ofrece una perspectiva diferente de la ciudad.
  • La entrada al Fuerte de Santiago cuesta 75 pesos. A fecha de marzo 2020.
Manila. Filipinas.

QUÉ VER FUERA DE INTRAMUROS

A unos minutos de Intramuros aparece el Parque Rizal como uno de los espacios verdes de ocio de la ciudad. Familias de picnic o jugando con los críos, parejas de paseo y viajeros cogiendo aire en medio de la intrépida Manila. La parte histórica la pone el monumento al héroe nacional José Rizal del que ya hemos hablado en este diario de viaje. 

Si pateas un poco más en dirección al mar,  puedes cerrar el día con una cerveza y el atardecer desde Baywalk o Roxas Boulevard. Es el paseo marítimo de la ciudad, un malecón donde los vendedores de helados, frutos secos y fruta fresca, se agolpan para hacer el negocio del día entre todos los locales que se acercan cada tarde a disfrutar del momento de relax que siempre ofrece una buena puesta de sol. No será la mejor panorámica de tu vida, pero se agradece la atmósfera y la vista al océano recordando que estamos en el país de las 7.000 islas.

Manila. Filipinas.

6. MAKATI: EL DISTRITO FINANCIERO DE MANILA

Toda capital o gran ciudad del mundo ha de tener un distrito financiero que le otorgue cierta clase sobre la marabunta de barrios pobres que se abren a sus pies. Y en Manila ese barrio es Mataki. Bancos, oficinas, centros comerciales, restaurantes con estrella y mucho traje de punta en blanco. Aquí se concentra la actividad mercantil y económica de una de las metrópolis más grandes del mundo, que no será la más rica, pero se codea con la creme de la creme. Unos asuntos académicos nos llevaron unos días hasta la ciudad, y despertarse cada mañana con esta panorámica es un chute de adrenalina. Os contamos los detalles del apartamento en el apartado de ALOJAMIENTO EN MANILA.

Modernidad y lujo se extienden por Makati representados por el cristal y el espejo, protagonistas de la arquitectura. Por esto aconsejamos un paseo al atardecer donde el juego del sol con los cristales de los rascacielos será un buen entretenimiento fotográfico, y para poner el broche a la jornada, una cerveza o un cocktail mientras ves la puesta de sol sobre Manila. ¿No suena mal verdad?

Ayala Triangle Gardens es un parque que se ubica en el centro de este distrito y que sirve de respiradero en medio de la jungla de cemento. Cuenta con agradables restaurantes y cafeterías con terrazas para contemplar los imponentes rascacielos desde el suelo. Aunque somos más de terrazas panorámicas, una buena opción para tomar algo disfrutando de una magnífica vista del área metropolitana que parece engullir el horizonte. 

Manila. Filipinas.

En cuanto a ocio nocturno, al parecer el barrio de Población es una buena alternativa, pero no lo podemos afirmar porque salir de marcha por Manila no estaba contemplado en nuestros planes. Aunque no dudamos que será una experiencia inolvidable, como nos ha ocurrido siempre que soltamos el modo noche en urbes extranjeras. Las anécdotas se servirán en bandeja, eso seguro. Todo el mundo habla de la calle Burgos, y nos da la impresión de que si tiene tanta fama, se la habrá ganado a pulso en el circuito noctámbulo. En Makati tampoco faltan casinos, por si alguno quiere echar a suertes la posibilidad de hacerse millonario en Manila.

Si eres amante de las compras, aquí encontrarás desde boutiques a tiendas con encanto pasando por los centros comerciales más modernos. Alguno se ha colado entre los gigantes internacionales como el SM Mall of Asia, con la banda del 12º más grande del mundo. Si os hace falta ropa o algún souvenir solemos aconsejar mercadillos, porque al final ayudas a pequeñas familias que seguro que lo necesitan más que las grandes cadenas que venden sin parar todo el año. Uno de los más conocidos es el Market! Market! y Divisoria por semana. Los sábados se levanta el Salcedo Saturday Market y el domingo el Legazpi Sunday Market, ambos situados en este distrito de Makati con una oferta interesante de gastronomía filipina.

Manila. Filipinas.

Alojarse en Manila puede dar más de un quebradero de cabeza si lo buscas desde el sofá de casa. Una ciudad inabarcable, con reputación de peligrosa, no resulta atractiva a primera vista. Makati es uno de los barrios escogidos por los turistas, por ser moderno y seguro, con la protección que otorga ser el distrito más potente de la capital. Hay hoteles nuevos, con salas de negocios, piscina, restaurante y todos los servicios llamados ‘occidentales’, enmarcados en un área que concentra todo tipo de gastronomía y ocio.

Pero si tuviésemos que escoger una razón para quedarnos aquí sería su cinturón verde, esos Jardines de Ayala que ya hemos mencionado. Tener un alveolo verde cerca del alojamiento siempre suma y no digamos en una capital que puede ser asfixiante. De todos modos, la opción que recomendamos para dormir es alquilar un apartamento en algún rascacielo porque salen bien de precio y las vistas son muy chulas. Merece la pena. En este enlace puedes conocer toda la información sobre ALOJAMIENTO EN MANILA.

Manila. Filipinas.

7. CHINATOWN Y OTROS BARRIOS INTERESANTES DE MANILA

 

CHINATOWN – BINONDO EN MANILA

Dice la leyenda de Oriente que es el Chinatown más antiguo del mundo al ser la ubicación designada por el gobierno español para que la comunidad china viniese a establecerse en el Imperio. Al final, no sólo se establecieron los filipinos de ascendencia china, sino también americanos y japoneses, además de españoles creando un barrio multicultural muy atractivo. Se llama Binondo.

Es el lugar perfecto para meterle bocado a la gastronomía oriental de la ciudad con infinitas posibilidades que te marcará tu olfato. La calle más importante es Escolta Street, salpicada de los edificios que antaño fueron símbolo de la riqueza traída por los comerciantes y navegantes. Aquí se vendían artículos de importación de China, Europa y América y lo hoy sigue siendo una arteria comercial de Manila.

Como contraposición aparece Ongpin Street, la vía principal del Chinatown de Manila, a tope de tiendas de oro y jade y restaurantes familiares para degustar un buen plato de comida china. Estos barrios son para callejear y dejarse llevar por intuiciones y curiosidades, pero siempre hay algunos monumentos por el camino que merecen una parada. Mayormente rutas marcadas por la religión, como las iglesias cristianas y los templos orientales. 

  • Iglesia de Santa Cruz
  • Basílica de San Lorenzo Ruiz.
  • Templo de Kuang Kong
  • Templo de Seng Guan.

Después, podrás pasar por la Binondo Church y, si tienes ganas de más, puedes avanzar hacia el centro comercial de Tutuban y toda la calle Recto, zona conocida como Divisoria, que alberga un montón de tiendas y mercados de productos de la casa, ropa barata y comida.

Manila. Filipinas.

BARRIO DE QUIAPO EN MANILA

El distrito de Quiapo forma parte del antiguo centro de Manila donde habita la mayor parte de la comunidad musulmana de Manila. Cuenta con dos monumentos principales: la Mezquita del Globo de Oro y la Mezquita Verde, aunque es muy famoso por la Basílica Menor del Nazareno Negro (Quiapo Church), donde se encuentra la figura del Nazareno Negro o el Cristo Negro. Una talla de México de 1606 que goza de una gran devoción al ser considerada milagrosa por los filipinos católicos. La basílica pertenece actualmente a la Arquidiócesis de Manila y recibe a millones de peregrinos durante todo el año.

Fuera del santuario se montan puestos de amuletos y artesanía en la Plaza Miranda, un espacio considerado el centro del discurso político de Filipinas antes de la imposición de la ley marcial en 1972. Un año antes fue escenario del ataque en un mitin político del Partido Liberal, matando a nueve personas.

La calle de Hidalgo Street es una de las arterias principales pasando por la Iglesia de Quiapo y la Iglesia de San Sebastián. Está dividido por Quezon Boulevard y se pueden observar casas antiguas como la Casa Zamora, la Casa Padilla o la Casa Paterno.

HIERBAS PARA EL ABORTO

  • Uno de los principales problemas de la Iglesia católica en Filipinas es la venta ilegal de hierbas abortivas.
  • Se encuentran en venta ambulante fácilmente por los alrededores de algunos santuarios
  • Aunque el aborto es ilegal, los hallazgos de fetos muertos en la zona son continuos.
  • El cardenal ha emitido excomuniones canónicas para las mujeres que abortan cerca de la basílica.

TUTUBAN NIGHT MARKET EN MANILA

Este es el protagonista de los múltiples mercados que hay en Manila para compras y sobre todo, para descubrir bocados culinarios de la comida callejera filipina. El típico conglomerado de puestos que venden de todo, aunque para encontrar algo te puedes volver loco. Aunque para lo que se suele encontrar uno por estas latitudes, el espacio está limpio y organizado y tiene de todo

En cuanto bajan las puertas los centros comerciales, la levantan los pequeños puestecitos en la calle que empiezan a surgir como de la nada. Un mercado nocturno que es todo un clásico de la cultura asiática, donde puedes saciar durante un rato tu curiosidad viajera.

Manila. Filipinas.

8. MUSEOS EN LA CAPITAL FILIPINA DE MANILA

En una capital como Manila no faltan los espacios museísticos para todo el que quiera ahondar en la historia, cultura, tradiciones y arte de Filipinas. Destacamos algunos de los más importantes, aunque al final, uno encuentra aprendizajes donde menos se lo espera. Durante nuestra estancia tuvimos que ir al hospital por un problema leve arrastrado de unas jornadas de submarinismo, y casi contiguo se encontraba un museo de las ideas sobre ciencia y medicina. 

Al pagar una pequeña entrada de 100 pesos, nos fijamos en la fecha de la anterior visita que había sido casi una semana antes. Sin embargo, los aparatos expuestos y la historia de la medicina en un entorno tropical fue de lo más interesante. A continuación te detallamos los más relevantes de la ciudad.

Museo Nacional del Pueblo Filipino. Se centra en la historia de sus primeros pobladores en cuatro períodos prehistóricos: Paleolítico, Neolítico, Edad de Hierro y Cerámica. Los restos humanos son las estrellas de la sección de antropología y hay una exposición interesante sobre el galeón San Diego, capitaneado por el español Antonio de Morga, que muestra el tesoro rescatado del barco. El museo se sitúa en Luneta Park.

Museo Ayala de Manila. Una de las mejores colecciones de arte que abrió sus puertas a finales de la década de los 60. Comenzó en sus orígenes como un interesante historia de Filipinas, pero pasó a ser el museo de Bellas Artes y de historia, con pinturas de artistas locales. Se ubica en el distrito financiero de Makati. Ayala está considerada como una de las instituciones privadas más importantes del arte y la cultura filipina.

Museo de Arte Contemporáneo y Diseño. Exposiciones permanentes de obras de artistas contemporáneos, muestras temporales de pintura, escultura y fotografía nacionales e internacionales. En su web podéis informaros sobre el contenido disponible durante vuestra visita.

The Mind Museum / Museo de la Mente. Ciencia y exposiciones pensada para niños y adultos. Galerías sobre la Tierra y el Universo enmarcados en un contexto de tecnología y astronomía. Similar a un planetario/museo con frecuentes visitas de grupos de escolares. En su espacio online podéis consultar todas las actividades que ofrece en cada temporada.

Museo de las Ideas. Manila. Filipinas.

Galería de arte Ateneo. Un museo de arte moderno de la Universidad Ateneo de Manila en las islas filipinas. Se ubica en la planta baja del edificio principal de la biblioteca Rizal. Sirve como un centro de arte para la comunidad universitaria y el público en general.

Museo Bahay Tsinoy. Gira en torno a la cultura e historia china dentro de Filipinas, como un aporte importante al desarrollo del país. Está situado dentro de la vieja Manila en la zona amurallada de Intramuros y está abierto al público desde el año 1999.

Museo de las Ideas. Pertenece a la Universidad de Manila y se creó durante el centenario de la institución en el año 2008. Se ubica en uno de los primeros edificios de la Universidad de Filipinas en su Campus de Manila de estilo neoclásico (1931). Este es el espacio museístico del que os hablamos al principio del apartado, sin saber muy bien de que iba la cosa había cosas interesantes para ser un museo pequeño.

El edificio original de 1931 sirvió como enfermería universitaria hasta el año 1947. Durante la II Guerra Mundial fue utilizado como sede de emergencia de las oficinas administrativas de la Universidad. Enfocado a enseñar la gran contribución de la educación y la medicina en la evolución de la sociedad filipina. Exhibe una pieza audiovisual de 15 minutos para introducirte en el contexto universitario de principios del siglo XX.

Manila. Filipinas.

8. DÓNDE COMER EN LA CAPITAL FILIPINA DE MANILA

La máxima de gran ciudad se repite en este apartado porque a la hora de comer, abarca todo tipo de precios y cocinas, como se le presupone a una capital de las más extensas del mundo. Restaurantes filipinos e internacionales sin olvidar los bocados callejeros tan característicos de la cultura asiática. Escoge presupuesto y sabores y… ¡dispara! Aunque en urbes de este calibre somos más de improvisar, vamos a dar algunas pinceladas que pueden ser útiles.

Las cocinas del entorno están debidamente esparcidas por las calles, desde tailandesa a vietnamita y por supuesto la china. No faltan las europeas como la italiana o francesa y saltando a América, encontrarás fácilmente la peruana o mexicana. Y si, también española, porque algo queda de aquel colonialismo lejano. No solemos comer en este tipo de restaurantes europeos porque preferimos empaparnos de los fogones locales. En varios meses de viaje algún que otro capricho siempre cae, pero son contados.

Si vuestro estómago está harto de arroz y noodles podéis echar un ojo a la oferta del distrito financiero de Makati, donde os podéis dar un pequeño lujo de corte occidental. Si os coincide fin de semana, los sábados se monta el mercado de Salcedo, para degustar diferentes platos internacionales con más higiene y limpieza que otros recintos similares, al ubicarse en una zona ‘bien’. 

Manila. Filipinas.

Las franquicias dejan ver la influencia estadounidense en la dieta, donde no faltan las más conocidas. Si apostáis por este modelo de cocina, o simplemente es lo que tenéis a mano, existen cadenas made in Asia mucho más divertidas para tu paladar que los viejos conocidos de siempre.

Destaca Jollibee, de propiedad filipina, y que ha expandido fronteras hasta China o Estados Unidos para consolar la morriña de sus expatriados. No la llegamos a probar porque nos parecía comida rápida sin más. Pero si le dimos oportunidad a Chowking, una franquicia china que parecía de lo más bizarro pero por lo menos descubrir nuevos sabores y contrastes nos emociona. Tanto fue así que pedimos demasiadas cosas, lo que viene a ser engorilarse con la gula y la vista. No estuvo mal y es una opción para indagar en los impactantes gustos de estas latitudes.

Manila. Filipinas.

La comida japonesa es uno de nuestros puntos débiles y hemos comido en algunas cadenas con muy buena calidad precio y con unos platos originales y sabrosos. Dimos con una que se convirtió en predilecta, con una carne exquisita a la piedra. En muchos locales es común que puedas servir agua filtrada cuando quieras, si no os apetece un refresco no hace falta pedir nada. Porque cerveza no siempre tienen.

El precio en cadenas de restauración como estas ronda entre los 6-8 euros de media, dependiendo del nivel del producto. Japoneses abundan, desde comer por un par de euros hasta los más exquisitos donde cobran por respirar. Un mayor precio, no siempre es indicador de garantía o de superioridad culinaria. En el mismo centro comercial que nos quedaba al lado del apartamento, había un local pequeñajo chino que nos llamó la atención y allá fuimos (foto superior). Era todo mucho más barato y estaba buenísimo, y siempre lleno de gente asiática local. Un medidor inigualable.

Con esto queremos decir que nunca sabes donde estará la sorpresa para tus papilas gustativas, por eso muchas veces lo ideal pasa por dejarse llevar por el olfato y la intuición. Algo de vista también ayuda. Y en cuanto al bolsillo, es cuestión de adecuarse a tu presupuesto.

Manila. Filipinas.

Para probar bocados auténticos y con precios irisorrios se abre el mundo de la comida callejera que, sin ser protagonista como en otros países como Indonesia, Vietnam o Tailandia, ofrece un sinfín de posibilidades si eres atrevido. Son fáciles de visualizar con sombrillas de colores y cada uno suele estar especializado en un plato concreto. El pollo es el rey indiscutible, los filipinos lo adoran en toda sus vertientes culinarias. Puedes leer más detalles sobre los platos típicos en TROTANDOMUNDOS EN FILIPINAS.

PRECIOS ORIENTATIVOS EN MANILA

  • Cerveza nacional/importación 50/80 pesos
  • Agua pequeña 10/20 pesos
  • Agua grande 25/30 pesos
  • Paquete tabaco: 35/65 pesos
  • Comida callejera: 45/65 pesos
  • Menús comida rápida: desde 45 pesos
  • Café en 7 eleven o MacDonalds: 20/25 pesos
Manila. Filipinas.

9. DÓNDE DORMIR EN LA CAPITAL FILIPINA DE MANILA

En una de las ciudades más grandes del mundo sobra decir que hay alojamientos para todos los gustos y bolsillos. Puesto que no vamos a descubrir la pólvora destacando uno u otro hotel o hostel, os vamos a recomendar la opción que hemos escogido nosotros y que repetiríamos sin dudarlo: alquilar un apartamento en uno de los rascacielos de la ciudad. A poder ser con piscina, cerca de la bahía, y próximo a las áreas de influencia de Intramuros. Hay un montón y si buscáis con tiempo podéis encontrar algunos impresionantes y económicos.

APARTAMENTOS EN LA BAHÍA DE MANILA

En nuestro caso, teníamos que pasar una semana entera en la capital por cuestiones académicas y acudir al Instituto Cervantes de Manila. En cuanto echamos un ojo a Airbnb tuvimos claro que era la mejor opción dada la gran oferta de pisos en comunidades residenciales que suelen estar equipadas con piscina y gimnasio como mínimo. El abanico de precios es amplio y puedes encontrar pequeños apartamentos por 25 euros/noche o en pareja por 40/50 euros hay verdaderas joyas. Obviamente puedes encontrar hostels por menos de 15 euros, si sólo buscas una cama donde pasar la noche.

Nuestra ruta en marcha no nos permitió reservar con antelación y los mejores apartamentos ya estaban alquilados, pero logramos conseguir uno más que suficiente. El edificio contaba con seguridad privada, piscina y gimnasio y estaba muy bien ubicado a unos minutos de un centro comercial que no venía mal para recados varios a cualquier hora del día. 

Y lo mejor de todo, Intramuros estaba a sólo 15 minutos andando y el malecón a tiro de piedra. Pero mejor de estos elevados pisos son las vistas panorámicas sobre la ciudad. Despertarse con las montañas rivalizando con los rascacielos del distrito financiero de Makati y acostarse con las luces de esta metrópoli, merece mucho la pena.

Manila. Filipinas.

LOS MEJORES BARRIOS DE MANILA

La ubicación es un filtro importante a la hora de buscar alojamiento en una ciudad peligrosa como Manila. Que no tengas esa percepción, no quiere decir que no lo sea. En estos casos, cuando el río suena, agua lleva. Establecer base cerca de la Vieja Manila os facilitará el desplazamiento a los puntos más turísticos de la ciudad, con la ventaja de evitar transportes y atascos. Lo malo es que la oferta de restauración y ocio es casi nula por la noche y puede crear cierta inseguridad al viajero.

Si prefieres alojarte en el distrito financiero de Mataki, uno de los más seguros, podrás llegar fácilmente al epicentro de la ciudad. La ventaja es su amplia oferta de restaurantes, cafeterías e incluso ocio nocturno, sin tener que desplazarte lo más mínimo. Aquí es donde brotan hoteles y apartamentos a la altura de las nubes ofreciendo un descanso de corte occidental para terminar un día de pateo y caos por las calles de Manila. Buena cena y copa con vistas a la bahía no parece mal plan. Concretamente, el barrio de moda de esta zona es Poblacion, con ambiente nocturno joven y dicharachero.

En Manila uno de los edificios de apartamentos más destacados es el  Sofitel Philippine Plaza Manila, al borde de la bahía y con una piscina rodeada de palmeras. Pero sale un poco más caro que otros con menos nombre y más estilo, lo veréis en cuanto echéis un ojo a los buscadores de pisos.

Manila. Filipinas.

En Kuala Lumpur (Malasia) manejamos con mas tiempo la operación ‘búsqueda de apartamento’ y por 50 euros estuvimos alojados en un mega piso de lujo con unas vistas a las Petronas espectaculares y una infinity pool exquisita para pasar a remojo parte de la jornada. Una pasada de apartamento en el que nos queríamos quedar a vivir y desde donde vimos algunas tormentas inolvidables sobre las torres. Tenéis todos los detalles del alojamiento en el DIARIO DE VIAJE POR MALASIA.

BUSCA TU PISO EN MANILA

Manila. Filipinas.

TROTANDOMUNDOS 100% ORIGINAL

TODO EL CONTENIDO DE LA WEB ESTÁ BASADO EN EXPERIENCIAS REALES 

DESCRIBIMOS NUESTRAS VIVENCIAS Y SENSANCIONES

NO ESTAMOS ASOCIADOS CON ALOJAMIENTOS

NI PATROCINAMOS SERVICIOS TURÍSTICOS

NUNCA. SIN EXCEPCIÓN

100% ORIGINAL

Manila. Filipinas.

¡TOMA NOTA!

  • Intramuros y Makati son los barrios más interesantes de Manila.
  • Ambos están separados por una caminata de apenas 20 minutos.
  • Makati es el barrio más seguro para buscar tu alojamiento.
  • El distrito ofrece gran oferta de restaurantes, cafeterías y hoteles.
  • La mejor opción es un apartamento en algún rascacielo con piscina.
  • Pero en la ciudad hay para todo tipo de presupuestos viajeros.
  • Desde Makati ahí podrás ir andando a la monumental Vieja Manila.
Manila. Filipinas.

11. SEGURIDAD PARA EL VIAJERO EN LA CAPITAL DE MANILA

La fama de peligrosidad que se ha ganado la capital de Filipinas puede resultar una losa para el viajero. Manila es una ciudad caótica donde hay barrios menos aconsejables como ocurre en cualquier mega urbe del mundo. Ante cualquier advertencia de inseguridad, el sentido común vuelve a ser lo indispensable. No pasearse cargados de tecnología apetitosa y estar muy pendientes de bolsos y mochilas. En estos lugares lo mejor es no meterse en la boca del lobo y transitar por calles amplias con movimiento, dejando a un lado esos callejones magnéticos que pueden llevar a caminos inciertos.

Generalmente, los viajeros se suelen quedar en los barrios más seguros como el distrito financiero de Makati y Taguig, las zonas más modernas y occidentalizadas de Manila. Muchos de los que pasan por la capital, parten al día siguiente a las islas más famosas y desarrolladas sin ahondar ni una pizca en esta colmena de millones de personas. Pero consideramos que para hacerte una idea más ajustada de un país tan inabarcable como Filipinas, pasar por su capital te dará una dosis extra de realidad, alejada de los paraísos de playas que verás durante el resto de la ruta.

Los barrios que si podrían tildar de peligrosos se ubican en el extrarradio, pero las zonas administrativas del centro de la capital, son bastante seguras. Nos referimos a Manila, Makati, Pasay, Taguig, Pasig, Mandaluyong y Quezon City. De hecho, las peores escenas de pobreza las vimos en taxi cruzando la ciudad de lado a lado con vista a miles de chabolas y calles apocalípticas. El choque cultural es fuerte pero con ser precavido y con cabeza, será suficiente.

Manila. Filipinas.

TIMOS AL ORDEN DEL DÍA

Tampoco hay nada nuevo bajo el sol si hablamos de pequeños timos o estafas vinculadas con el sector turístico en una ciudad de estas dimensiones. Como en todos los países, es más fácil que te timen en una gran urbe que en un pueblo pequeño. La pobreza en la capital filipina no tiene nada que ver con el desarrollo de islas como Bohol o Panglao, donde el campo y el turismo, dan de comer a casi todos. En la jungla impera la supervivencia.

Los taxis son el ejemplo clásico de estafa. Unos sin taxímetro y otros que te dan más vueltas que una peonza. Por eso recomendamos utilizar las apps como Grab (el Uber asiático) para conocer de antemano el precio y poder ir visualizando el recorrido en marcha. Móvil guardado a buen recaudo y mochila agarrada, es la máxima de la prevención en este sentido.

Cualquier servicio de transporte puede acarrear ciertos peligros porque en estas metrópolis los asaltos en semáforos ocurren, aunque no tanto como en Centroamérica y Sudamérica. En Filipinas los robos con fuerza son minoritarios, y los hurtos menores generalmente se producen por imprudencias y descuidos del propio viajero. La picaresca está en cualquier sitio y en las urbes gigantes esto puede suceder en cualquier rincón del planeta, también en nuestro país. En Galicia decimos: ‘Sentidiño’.

Lo que es indudable es que pasar por la capital filipina te dará una visión más global del país, porque no todo es paraíso de cocotero. La visión de la sociedad será mucho más sesgada si solamente visitas las regiones playeras turísticas. Como decíamos al principio, con cuidar tus pertenencias y no ir haciendo ostentación de objetos de valor es suficiente. ‘Apropiadores de lo ajeno’ hay por todo el mundo, mucho más allí donde la desigualdad es atroz.
Manila. Filipinas.
 DE ‘PASO’ POR MANILA
 

Si no te interesa lo más mínimo echarle un vistazo a Manila, la mejor opción si llegas a Manila en avión, es quedarte en el mismo distrito de Pasay, un área bastante segura y con hoteles de diferentes categorías cercanos al aeropuerto Internacional Ninoy Aquino. La otra opción si estáis por una escala larga es pasar la noche en el propio aeródromo. En ese caso, muy atentos a las mochilas y maletas porque se han dado algunos casos de engaños a turistas incluso por parte de la policía. Ya se sabe que la corrupción no entiende de uniformes, al contrario, suele ser peor.

MAKATI, EL BARRIO MÁS SEGURO
 
Como ocurre en las grandes ciudades, las últimas zonas urbanizadas son las más nuevas y por tanto las modernas con tintes occidentales. Makati es el que cumple esas condiciones con rascacielos residenciales y de oficinas, sedes gubernamentales y centros comerciales de última generación. Ese continente augura un contenido con mayor seguridad. No obstante, este es el área predilecta para los extranjeros que residen en Manila. Suma puntos su oferta de ocio, de restaurantes y vida nocturna, una de las más reconocidas de Metro Manila.
 
Próximo se ubica el distrito de Taguig con el barrio de Bonifacio Global City a la cabeza. El asentamiento de los nuevos ricos, por supuesto con características similares a Makati pero todavía más lujoso. Promociona también un gran abanico de locales gastronómicos y recreativos que llaman la atención de muchos de los turistas que se acercan a la capital, con cierto poder adquisitivo. Fuera de Bonifacio brotan algunos barrios con fama de conflictivos, como Pateros, así que cuidado a la hora de escoger hotel si finalmente optáis por alojaros aquí.
Vieja Manila. Filipinas.
 EL BARRIO COLONIAL DE INTRAMUROS
 
A la vieja Manila le ocurre lo mismo que a los barrios más antiguos de muchas ciudades y capitales. Si los dejas morir, se convierten en centros poco recomendables a ciertas horas. Lo mismo pasa en Bogotá o Medellín. Donde hay cierta pobreza, donde es dificil que algunos se ganen su bocado, una cámara o un móvil pueden salvarle de varios meses de lucha constante. Probablemente todos haríamos lo mismo para comer o para alimentar a tu familia.
 
Pero nada de miedos porque de día recorrer la zona colonial es seguro, también los paseos por los cecanos parques Luneta y Rizal, o el paseo marítimo de Roxas. Sitios por cierto, mucho más auténticos que Makati, donde se llega a perder esa esencia asiática que tanto nos gusta. Demasiado orden y brillo, teniendo en cuenta que es Manila. Disfrutamos mucho más otro tipo de recorridos, siempre con prudencia ante cualquier escena que nos parezca estraña.
Manila. Filipinas.
 COMPARACIONES ODIOSAS
 

Estampas que nos teletransportaron a algunos barrios de Phnom Penh en Camboya, de Nairobi en Kenia y o de Dar es Salam en Tanzania. Miradas que una vez más nos recuerdan lo afortunados que somos. Con el viaje a Colombia, mucha gente decía que era casi una temeridad, porque las noticias que han llegado durante décadas a través de los medios de comunicación se ligaban al narcotráfico y a la violencia que las guerrillas sembraban por el país. Nadie cuenta las enormes bondades naturales y humanas de un destino que sigue en el top de los más completos y brutales.

Lejos de sentir cierta inseguridad, la amabilidad y ayuda de los colombianos hizo del viaje uno de los más agradables como viajera. Por tanto, todo es relativo. En Bogotá o Medellín, con tomar al pie de la letras las recomendaciones de sentido común y marcando esa distancia prudente respecto a las zonas con peor fama, será suficiente. Uno de los mejores viajes que ofrece Sudamérica y que podéis descubrir en TROTANDOMUNDOS EN COLOMBIA.

En Ciudad de Panamá el casco colonial equiparable a la vieja Manila, parece muy seguro a primera vista. Pero es a base de colocar un policía armado hasta los dientes de metralla en cada esquina. Es su forma de mantener a raya la parte más turística de la ciudad, en una apuesta por los viajeros como factor de desarrollo. Casas y palacios coloniales restaurados e imponentes y otras tantas estructuras en proceso, y en los bajos, restaurantes y cafeterías que podrían lucir en cualquier capital europea.
 
Pero a sólo un par de manzanas, lo que se observaba era una realidad muy diferente con pisos totalmente destartalados, venta de drogas, niños desnudos y todas esas escenas que marcan el índice de pobreza que se esconde en el epicentro turístico. Nos sigue sorprendiendo que a sólo unos metros, convivan dos realidades tan diferentes y que sin duda te vuelven a recordar que el lugar donde naces te marca aún dentro de los límites de la misma ciudad. Si os interesa esta información, podéis leer más a fondo en TROTANDOMUNDOS EN PANAMÁ

TROTANDOMUNDOS EN MANILA (FILIPINAS)

ESPERAMOS QUE HAYA SERVIDO DE AYUDA E INSPIRACIÓN

SI TIENES DUDAS ESCRIBE UN COMENTARIO EN EL POST

PARA OTRAS CONSULTAS CONTÁCTANOS

Manila. Filipinas.

TROTANDOMUNDOS RECOMIENDA

BUCEANDOMUNDOS RECOMIENDA

DESCUBRE NUESTROS DESTINOS