Ruta de La Llanía

BOSQUES DE CUENTO ENTRE VOLCANES

EL HIERRO

El sendero estrella de una isla llena de contrastes 

Hoyo de la Fileba. El Hierro.

1. LA LLANÍA: EL SENDERO ESTRELLA DE LA ISLA

Una caminata mágica y agradecida

El Hierro esconde un pulmón verde en la parte más alta del territorio ofreciendo al visitante algunas rutas imprescindibles para completar la visión de una isla donde reinan los volcanes y los acantilados esculturales. Así nos lo muestra el propio mirador de La Llanía, con vistas extraordinarias al Valle del Golfo.

El sendero de La Llanía es uno de los más populares de la isla donde el caminante se adentra en bosques de cuento que brotan entre volcanes. Troncos revoltosos se enredan formando paisajes de fábula donde habitan duendes y hadas, pero también brujas que danzan por la noche en los bailaderos. Leyendas de la cultura popular que también repasaremos en este artículo.

La Llanía. El Hierro.
El Brezal es un bosque húmedo y tupido de brezos y líquenes que se van perdiendo conforme avanzas a la hoya del Morcillo. Tras pasar por la Fuente del Lomo se atraviesa una zona en repoblación hasta llegar a un mirador del Hoyo de Fireba, una de las calderas mejor conservadas de toda la isla.
Luego aparecerá de golpe el valle del Golfo con sus extraordinarios acantilados y los característicos roques de Salmor. Son siete kilómetros de ida y vuelta con mucha magia y belleza que te mostramos a fondo en este artículo. Un par de horas de caminata sin esfuerzo y sin desperdicio.
La Llanía. El Hierro.

2. CONSEJOS PRÁCTICOS PARA LA RUTA 

La ruta es circular y muy sencilla

La ruta es circular y su nombre oficial es SLEH1. La media de tiempo invertido será de 1,30h – 2h dependiendo del ritmo y de las paradas que cada uno considere. Es muy sencilla y apta para todo tipo de caminantes, también para ir en familia. Fácil y sin desperdicio.

El sendero serpentea por el centro boscoso de la isla y une los clásicos paisajes de laurisilva y sus pinares con algunas de las cimas volcánicas de esta parte de la isla. Si se hace en sentido contrario a las agujas del reloj, los miradores más espectaculares quedarán al final del camino.

Hay diferentes senderos según la longitud del trayecto, todos debidamente señalizados por colores, indicaciones que continúan a lo largo de toda la ruta. El sendero largo (azul), el mediano (naranja) y el corto (verde). Escoged según el esfuerzo de kms y el tiempo estima

La Llanía. El Hierro.
  • Ruta cicular
  • Inicio: Fuente de la Llanía
  • Final: Fuente de la Llanía
  • Desnivel: 100 metros
  • Distancia: 4,2 km
  • Dificultad: Fácil
  • Ruta cicular
  • Inicio: Fuente de la Llanía
  • Final: Fuente de la Llanía
  • Desnivel: 100 metros
  • Distancia: 4,2 km
  • Dificultad: Fácil
La Llanía. El Hierro.

3. UNA SEQUÍA PREOCUPANTE Y AMENAZANTE

Vegetación amarillenta y asfixiada

Antes de comenzar a mostraros la ruta queremos destacar que durante todo el recorrido percibimos una sequía preocupante. Se apreciaba a primera vista por las tonalidades de una vegetación más amarillenta que verde, sobre todo en contraste con los bosques que habíamos visto en La Palma y que, afortunadamente, reciben más precipitaciones.

Cuando llegamos a la mitad del camino encontramos a varios equipos de mantenimiento del espacio natural, y ellos mismos nos confirmaron que estos bosques están asfixiados, como todo su entorno. Nos explicaron que apenas había llovido en los últimos tres años, y que el ecosistema empezaba a resentirse seriamente.

La Llanía. El Hierro.

Resulta impotente ver como la naturaleza lucha desesperada por la supervivencia. Son los últimos coletazos vivos de unos bosques atlánticos que cubrieron gran parte de Europa. No esperéis mucho para ir a ver estas maravillas que nos ofrecen las Islas Canarias y otros archipiélagos como las Islas Azores en Portugal.

Unas joyas casi escondidas que desaparecen en un suspiro, geológicamente hablando.

La Llanía. El Hierro.

Esto ocurría durante nuestro viaje en octubre de 2020. Sabemos que durante el invierno algo ha llovido, poco, pero esperamos que haya sido un mínimo respiro para seguir respirando. Los vientos alisios se han convertido en sus únicos aliados, los que mantienen a salvo el pulmón de la isla.

A saber cuantas guerras le quedan por ver al planeta a causa del problema del agua que avanza mucho más rápido de lo previsto por una nefasta gestión de los recursos naturales de la que todos participamos.

La Llanía. El Hierro.
La Llanía. El Hierro.

La pandemia de la Covid-19 nos recuerda que los ecosistemas se ahogan por la deforestación brutal, los animales no encuentran su sitio y nuestra convivencia traerá infinitos conflictos bacteriológicos y sanitarios, pero también de seguridad y de adaptación social que será nuestro merecido calvario. Si te interesa saber más sobre sostenibilidad te recomendamos nuestra sección especial.

La Llanía. El Hierro.

4. ETAPA 1 – BOSQUES DE LAURISILVA

Paseando por un cuento de hadas y duendes

El sendero comienza en el aparcamiento de la Fuente de la Llanía situada 7 km al suroeste de San Andrés. Se cruza la carretera hasta encontrar las señales de El Brezal y verás un tablón en el que se detallan las diferentes opciones de la ruta. Deberás escoger el trayecto que más se adecúe a tus intereses y estado físico.

Nuestro sendero transita por la vía verde (SLEH1) a lo largo de unos 4,2 km, caminata que se puede ampliar por los extremos noreste y/o suroeste (5,6 km o 7,4 km, 2-3 h en total). En los primeros metros ya se presienten parajes fascinantes en una isla que concentra aquí todas las gamas de verde en medio de una vegetación de lo más coqueta y seductora.

La Llanía. El Hierro.

Pasado menos de 1 km, la ruta se repliega antes de cruzar la carretera y entrar en el brezal. A partir de ahora se suceden algunos de los parajes más espectaculares de La Llanía, con árboles infinitos que crean tapices bordados en el cielo y caminos sinuosos para perderse.

La Llanía. El Hierro.
La Llanía. El Hierro.
La Llanía. El Hierro.
La Llanía. El Hierro.

Si visitais este bosque de fayal-brezal en primavera los brezos estarán en flor, brotarán por todas partes las conocidas como ‘no me olvides’, unas pequeñas y preciosas flores azules, que no pudimos ver en otoño. No perdáis detalle de las formas caprichosas que crea la naturaleza, verdaderas obras de arte.

El verde se abre paso en el centro de la isla como si quisiese pasar desapercibido para la mayoría de los visitantes. Esta maravilla es posible gracias a los vientos alisios. Cargados de niebla facilitan la humedad necesaria para la supervivencia del frágil ecosistema, que atrapa esas gotitas como agua de mayo. Es la llamada lluvia horizontal. Sin su aportación, esto sería casi un secarral, como ya os hemos comentado antes.

Sendero La Llanía en la isla canaria de El Hierro

Las zarzas parecen brotan con la fuerza de una planta adolescente y vigorosa que no se quiere rendir ante la sequía. Poco a poco va ganando terreno entre sus competidores que habitan el bosque bajo y los matorrales. La luz se escurre siguilosamente entre los helechos formando postales preciosas.

La Llanía. El Hierro.
La Llanía. El Hierro.
La Llanía. El Hierro.

Hay que caminar mirando al cielo y al suelo porque la sorpresa puede estar en cualquier rincón. Afortunadamente solo encontramos a dos parejas más al inicio de la ruta, de la que disfrutamos completamente solos. Un lujo que repetimos durante todo el viaje, quizás por eso hemos podido conectar con la naturaleza y el alma de la isla.

La Llanía. El Hierro.

DE BOSQUES DE LAURISILVA A LOS PINARES

Tras el Fayal-Brezal comienza un paisaje de pinares dominante. En los tramos anteriores aparecían tímidamente, casi escondidos en el bosque a pesar de su gigantesco tamaño. Sin embargo ahora sobresalen para ser los protagonistas, de hecho aquí están algunos de los pinos más grandes de esta especie canaria.

El pino canario tiene una característica que lo diferencia de las otras especies: brota rápidamente tras un incendio. Increíble pero cierto. No será difícil apreciar en El Hierro o en La Palma, troncos totalmente negros y carbonizados lucen verdes y frondosas copas.

La Llanía. El Hierro.

Por ese motivo, esta especie que se ha intentado importar a Galicia, donde tenemos un grave problema con el tema de los incendios que cada año se cobra miles hectáreas de nuestro bien más preciado. Otro ecocidio al ecosistema por una maraña de intereses económicos que se podrían saldar con una legislación sin agujeros en la materia.

La Llanía. El Hierro.
La Llanía. El Hierro.
La Llanía. El Hierro.

Todo el planeta sufre cada día delitos que quedan impunes contra nuestro mayor tesoro patrimonial, mientras el tiempo pasa y la diversidad natural se consume. Cuanto más mundo conocemos, más nos duele y más intentamos colaborar con nuestro granito de arena. Lo importante es restar, nunca restar.

La Llanía. El Hierro.

Y en un entorno tan delicado donde el agua se vuelve el tesoro más codiciado para la vida, aparece una fuente muy ligada a la historia de la isla: a su vida cotidiana y a la pervivencia de la ganadería y agricultura como principales medios de vida.

Fuente de El Lomo. La Llanía.

5. ETAPA 2 – LA FUENTE DE EL LOMO

Antigua parada de pastores para hidratar a los rebaños

Una de las paradas históricas de la ruta es la Fuente de El Lomo. La esencia del pueblo herreño está ligada a una incansable búsqueda de agua dulce. Para ello se utilizaban los aljibes. Muestra de ello es la propia Fuente El Lomo, situada en medio de la ruta de La Llanía.

El Hierro ha sufrido numerosas sequías, una de las más recordadas es la de 1948. Los nativos llevan toda la vida buscando nacientes con afán, pero la mayoría terminaban por secar en verano. Esta fuente se construyó a principios de los años 40 del siglo XX, por el Mando Económico de Canarias.

Fuente El Lomo. El Hierro.

En tiempos pasados, este era un lugar donde los pastores traían a sus rebaños para que bebiesen agua y pudiesen hidratarse. La estructura se encuentra a la vista y es posible acercarse para recordar como se construían estos pozos indispensables para la supervivencia de los pueblos isleños.

El aljibe es un depósito que generalmente se encuentra bajo tierra y que sirve para recoger y conservar el agua. En este aljibe se habilitaron dos bebederos, uno para uso humano y otro para el ganado. Esto supuso un buen alivio para los pastores que frecuentaban la zona con los rebaños, muchos llegados del pueblo de El Pinar.

La Llanía. El Hierro.

Siguiendo el cartel que marca hacia el Bailadero de las Brujas llegaremos a una especie de túnel, que nos permitirá cruzar la carretera general sin ningún peligro. Después entramos en un paisaje lleno de contrastes respecto a lo que hemos visto hasta ese momento. Aparece el espíritu volcánico de una isla que sorprende en cuanto de das la vuelta, y sin avisar.

A continuación veréis los parajes que regala una de las formaciones más espectaculares de la geología herreña: el Hoyo de la Fireba.  Es uno de los cráteres más visitados que os mostramos a vista de pájaro y envuelto por una niebla enigmática.

Hoyo de la Fireba. El Hierro.

6. ETAPA 3 – EL HOYO DE LA FIREBA O FILEBA

Una de las formaciones geológicas más espectaculares

Después de visitar la Fuente del Lomo se cruza la carretera por un paso subterráneo y se continúa subiendo el monte hasta alcanzar una cima que empezamos a divisar. Es la Hoya de Fireba o Fileba, un cráter situado a 1330 de altura, con 450 metros de anchura y 160 metros de profundidad, en la escarpadura de El Golfo.

Esta es una estructura geológica incrustada en el eje central de la isla. Concretamente en la fractura triple de donde brotan las tres dorsales volcánicas que han originado las últimas actividades volcánicas de las historia geológica de la isla.

Este tipo de calderas de carácter explosivo ocurren cuando el magma que asciende a la superficie se encuentra con un depósito de agua. El resultado es una potente explosión.

Hoyo de la Fireba. El Hierro.
Hoyo de la Fireba. El Hierro.
Hoyo de la Fireba. El Hierro.

Uno de los puntos más bonitos de la ruta con paisajes muy singulares, coronados a menudo por una niebla que le otorga una atmósfera misteriosa. Los pinos salpican el interior del cráter como si alguien los hubiese plantado en fila. Es increíble el orden que impone la naturaleza durante el esparcimiento aleatorio de semillas, sólo empujadas por el viento.

El fondo del cráter fue antiguamente un llano usado para el cultivo de papas de secano. Tierra de constantes sequías y los agricultores tenían dificultades para recoger el agua de lluvia, llevándolos a aprovechar cualquier suelo fértil como este, donde se apozaba parte del agua pluvial.

Hoyo de la Fireba. El Hierro.

Hay un mirador en la cima para divisar con comodidad el Hoyo de la Fireba. Ahora queda llegar al siguiente mirador de La Llanía, no sin antes sentir la magia del Bailadero de Brujas, ubicado en medio de un bosque de pinos. Te contamos más sobre estas leyendas y hechizos a continuación.

Bailadero de las Brujas. La Llanía.

7. ETAPA 4 – EL BAILADERO DE LAS BRUJAS

Aquelarres legendarios bajo un bosque de pinos

La magia de la ruta la pone el Bailadero de las Brujas con sus leyendas arraigadas en la cultura popular. Antiguamente esta era una zona de paso para el ganado y sus pastores hacia el Valle del Golfo o La Dehesa. La tradición oral apunta a que se dejó de utilizar porque los rebaños se asustaban al transitar por este pinar y no querían cruzarlo, obligándolos a dar un rodeo.

Y aquí es donde aparece el mito, que asegura que el temor de los animales era provocado por las habituales reuniones de brujas en este claro del bosque. Se juntaban para beber vino y bailar en la oscuridad de unas tinieblas engalanadas por los vientos alisios. No parece mal sitio para una fiesta con el telón de fondo del Hoyo de la Fireba.

Hoya de la Fireba. EL Hierro.

No es la única leyenda. Otros cuentan que las brujas se concentraban aquí para engañar a los hombres que pasaban por el lugar, para desorientarlos, haciendo que algunos pasasen horas dando vueltas en círculo. Los últimos mitos conectan con la naturaleza. Dicen que el gran círculo del bosque sin copas de árboles, se debe a que donde las brujas bailaban, no volvían a crecer. 

Sea verdad o leyenda, el Bailadero de las Brujas se ha convertido en un lugar de interés para turistas, y para los propios herreños. Un panel informativo explica la breve historia mientras unas piedras en círculo recuerdan esos supuestos aquelarres en medio de esta atmósfera volcánica y llena de energía. ¿Y por qué no de magia?

Bailadero de las Brujas. La Llanía.

Una leyenda que aparece en más territorios canarios como la isla de Tenerife. Según las creencias populares las llamadas brujas del Bailadero de Anaga se dedicaban a hacer aquelarres en las montañas del noreste de la isla, concretamente en el Macizo de Anaga.

Este Bailadero de las Brujas está situado en las cumbres de la dorsal entre San Andrés y Taganana. La leyenda dice que las brujas bailaban en torno a una hoguera durante la noche, y tras el aquelarre, bajaban a la costa donde se bañaban desnudas.

Bailadero de las Brujas. La Llanía.

Lo más probable es que el origen de estos mitos se deba a los rituales paganos relacionados con ritos de los antiguos guanches para pedir la lluvia y la fertilidad. Una teoría que afirma que estos pobladores traían aquí al ganado para racionarle la comida, buscando sus balidos para llamar la atención de los dioses y provocar precipitaciones.

Unas ceremonias que fueron considerados como un acto de brujería por parte de la Iglesia Católica. Cuando la niebla asoma entre los pinos de este bosque, como si alguien quisiese marcar territorio, la leyenda cobra vida.

La Llanía. El Hierro.

La ruta serpentea de nuevo monte arriba a través de un paisaje montañoso volcánico y desnudo, que se vuelve a adentrar en bosques cubiertos de musgo y que desembocará finalmente en el Mirador de la Llanía.

La Llanía. El Hierro.
La Llanía. El Hierro.

8. ETAPA 5 – ÚLTIMOS BOSQUES DE FAYAL-BREZAL

Y después del terreno más desértico de la ruta, aparecen de nuevo los troncos fantasmagóricos, el musgo en forma de estalactitas y los caminos sinuosos de fábula. Los paisajes de laurisilva no cansan, atrapan. Te envuelven en un sueño de seductores inframundos donde puede que habiten duendes y hadas.

En Galicia convivimos con meigas, mouras y mouros, todos seres mitológicos que viven desde hace siglos en nuestros bosques junto a otros muchos. Quizás estos individuos sean los extraterrestres que tanto buscamos en el Universo… estamos en el sitio perfecto para que fluya la imaginación!

La Llanía. El Hierro.
La Llanía. El Hierro.
La Llanía. El Hierro.

Lejos de resultar monótono, cada rincón se vuelve sorprendente. Hay que reparar en los detalles y en las formas de la naturaleza. En algunas zonas la humedad ambiental va a juego con historias oníricas, donde algunas escenas podrían estar dirigidas estéticamente por Tim Burton. El hechizo herreño también pervive en La Llanía, sólo tienes que salir a buscarlo en tu particular cuento de hadas.

Ruta de La Llanía. El Hierro.

9. ETAPA 6 – MIRADOR DE LA LLANÍA

Una panorámica que alcanza la isla de La Palma

La última parada destacada de la ruta es el mirador de La Llanía que regala una panorámica extraordinaria del Valle del Golfo dejando ver el lado más salvaje y abrupto de la isla. Tiempo para admirar la naturaleza y, si apetece, retratarla para la posteridad. Es uno de los puntos más altos de EL Hierro con unos 1400 metros.

En el Mirador de La Llanía nos topamos con una de las vistas más sobrecogedoras. Se divisa la Punta de Salmor, los Riscos de Tibataje, la punta de la Sal e incluso la silueta de la isla vecina de La Palma. No pudimos comprobarlo porque el cielo estaba cubierto por niebla y no tenía pinta de despejar, ni nosotros tiempo para esperar. Pero siempre hay que dejar algo para volver.

Desde aquí solamente queda un tramo muy corto de fayal-brezal, son los últimos coletazos de los bosques encantados de La Llanía, hasta llegar al aparcamiento en el que empezamos la andadura.

10. MAPA Y UBICACIÓN GPS DE LA LLANÍA

La Llanía se encuentra en la parte alta central de la isla

  • El Sendero de La Llanía discurre por el centro de la isla. Está todo muy bien señalizado y no tiene pérdida.
  • Se llega por la carretera de San Andrés hacia Frontera, si salimos desde la zona norte o desde el sur.
  • En cambio se alcanza por la Carretera de la Cumbre si venimos desde Frontera.
  • En la orilla de la carretera hay una pequeña zona de aparcamiento para estacionar el vehículo.
  • Enfrente está el inicio del camino, con un panel explicativo de los tres recorridos posibles.
El Pinar. El Hierro.

11. ¿DÓNDE DORMIR PARA REALIZAR LA RUTA?

Alojamiento El Hierro: apuesta por el turismo rural

La ruta de La Llanía se ubica dentro del municipio de La Frontera, a una media hora de la base del valle del Golfo donde se asienta el núcleo de población y la mayoría de los servicios. Aunque cualquier localidad será buena para echar el ancla, desde la propia capital municipal de Frontera o Tigaday a los pueblos con encanto de Sabinosa, Las Puntas o Los Llanillos.

Tigaday. La Frontera.

Recuerda que la isla es pequeña con distancias muy manejables, por lo que ninguna ubicación será decisiva para tus planes. Nosotros nos alojamos en el municipio de El Pinar, más cerca de La Restinga donde teníamos varias jornadas de buceo. Estábamos en La Llanía en menos de una hora.

Hotel Punta Grande. La Frontera.
Casa Tradicional. La Frontera.
Hotel Punta Grande. La Frontera.

Si decidís quedaros en el céntrico municipio de Frontera disponéis de una buena oferta de alojamiento, tanto en apartamentos como casas tradicionales. Los hoteles son minoría en la isla, aunque hay algunos interesantes.

Nuestra recomendación pasa por alojarse en una casa herreña tradicional para completar la inmersión cultural. El Pinar fue nuestro campamento base rebosante de tranquilidad y con unas vistas al océano maravillosas.

El Pinar. El Hierro.
El Pinar. El Hierro.
El Pinar. El Hierro.

Despertarse con los primeros rayos de sol reflejando en el mar de las Calmas fue todo un lujo. Olor a frutales y barbacoa de pescado fresco cada noche bajo las estrellas, poco más se puede pedir. O si, volver.

Sendero Las Puntas-La Maceta. El Hierro.

12. OTRAS RUTAS ALTERNATIVAS EN EL HIERRO

Senderos por la costa o por el interior de la isla

1. CAMINO DE LA VIRGEN. Una de las rutas más conocidas por los lugareños es también una de las más complicadas y largas. Es un recorrido antiguo de 27 km que va desde la ermita de Nuestra Señora de los Reyes a Valverde y en el que se invierten unas 8 horas.

2. CAMINO DE ISORA. Otra ruta de exigencia media son el Camino de Isora, algo menos de 4 km, entre el Mirador de Isora y Las Playas. Es una zona geológica muy interesante que brinda unas vistas de lujo al Roque de la Bonanza, otro de los protagonistas herreños.

La Frontera. El Hierro.

3. CAMINO DE JINAMA. Esta caminata discurre a través de unos acantilados (4,4 km) y la subida a la fuente de Mencáfete, por un tramo de la misma PREH1, en el oeste de la isla. Sigue un antiguo camino de burros que durante mucho tiempo fue un sendero indispensable para la comunicación de la isla. Viñedos volcánicos, bosques de laurisilva, pinares y acantilados hasta el Mirador de Jinama.

4. CAMINO LAS PUNTAS-LA MACETA. Es una ruta muy fácil por la costa de El Golfo (2,5 km) con algunas de las obras volcánicas más impresionantes del litoral. En este artículo podéis ver las mejores paradas del recorrido para valorar si os interesa.

El Hierro. Islas Canarias.

13. DESCUBRE LA ESENCIA RURAL HERREÑA

Una isla llena de tradiciones y folclore

El Hierro es conocida por ser Reserva de la Biosfera y Geoparque de la UNESCO gracias a su extraordinaria naturaleza y geología. Una isla para disfrutar del silencio y del mar, tanto en tierra firme como bajo el agua. Su fama de salvaje, virgen y solitaria se relaciona con los imponentes acantilados y los sugerentes volcanes que perfilan todo el territorio.

Y como podéis ver en la imagen superior, los lindes de las fincas suelen estar hechos por piedra típica herreña y conforman otro clásico básico del paisaje interior. Todo un skyline a ras de suelo.

El Pinar. El Hierro.

Pero pocas veces se habla de su profundo carácter rural, marcado por un sosiego contagioso y un ambiente campechano. Esto genera una atmósfera acogedora y cercana donde resulta fácil conversar con los herreños. Los prados de ganado y las tierras de cultivo, forman parte del paisaje y de la historia de la isla, y conforman la base de su economía junto a la pesca y a un turismo incipiente.

El Pinar. El Hierro.
El Pinar. El Hierro.

Los cultivos de frutales se concentran en el valle del Golfo: piña, papaya, aguacate, plátano o mango. La pesca tiene su base en La Restinga, localidad con salida al mar de las Calmas. Para los amantes del vino, existe una denominación de origen El Hierro.

Echedo. El Hierro.

Detener el coche para ceder el paso a un rebaño de ovejas es de lo más normal. O parar porque un burro quiere mimos. Entrañable. La niebla visita con frecuencia la isla dejando unas postales envueltas en un halo de misterio y melancolía.

Echedo. El Hierro.
Valverde. El Hierro.

En una isla alejada del gran turismo y de los hoteles despampanantes, encontrarás muchas opciones de turismo rural. Esa fue la opción que escogimos y que recomendamos: alquilar una casa tradicional con todas las comodidades pero con el señuelo de autenticidad. Como ya hemos dicho, no importa demasiado donde te alojes porque la isla es pequeña y las distancias son muy manejables.

Lomo Negro. El Hierro.

14. LOS 20 LUGARES IMPRESCINDIBLES DE LA ISLA

El Hierro: volcanes, buceo y turismo rural

La isla cuenta con muchos atractivos para todo amante de la naturaleza: volcanes de colores, bosques de cuento, acantilados desafiantes, piscinas naturales, pueblos tradicionales además de playas volcánicas y salvajes.

La geología es asombrosa y, por suerte, la isla es una joya natural que se mantiene a salvo del turismo de masas. Seguramente uno de los secretos isleños mejor guardados de Europa. Si te apasiona el buceo como a nosotros, te encuentras en uno de los destinos de submarinismo mejor valorados de toda Europa. Sus fondos marinos son excepcionales.

El Hierro. Islas Canarias.

Hemos elaborado una completa guía de buceo de la isla para preparar tu aventura submarina. Información sobre los puntos de inmersión, los precios del sector y las opciones de alojamiento, además de las experiencias sumergidas que realizamos durante nuestro viaje.

El Hierro. Islas Canarias.
Raya buceo isla de El Hierro
El Hierro. Islas Canarias.
Raya buceo isla de El Hierro
El Hierro. Islas Canarias.

Para finalizar hemos elaborado nuestra particular lista Top-20 con los lugares que consideramos imprescindibles y otros artículos que pueden ser de tu interés para organizar la aventura.

15. ACTIVIDADES Y EXCURSIONES

¿Te ha gustado el artículo? ¡COMPARTE!

EXPLORA MÁS ISLAS CANARIAS

PLANIFICA

EXPLORA MÁS DESTINOS

¡Síguenos en redes sociales!

Deja un comentario