Isla de Pascua

Isla de Pascua: el gran enigma del Pacífico

Atardecer en Ahu Tahai
Atardecer en Ahu Tahai

Rapa Nui, conocida como la Isla de Pascua, es uno de los territorios más remotos del planeta envuelto en misterios, playas exóticas, cuevas, volcanes y una cultura llena de misticismo. 

Esta pequeña isla ha despertado el interés de navegantes, historiadores, científicos y viajeros de todo el mundo desde su descubrimiento un domingo de Pascua de 1722. 

Los gigantescos moái, la escritura no descifrada del Rongo Rongo y la historia de un pueblo que estuvo a punto de desaparecer, han originado el fascinante mito de Rapa Nui.

Se trata de una aventura imprescindible para viajeros soñadores que buscan experiencias únicas que trascienden más allá de lo terrenal. Una isla que parece estar conectada con otras dimensiones gracias a su poderoso magnetismo y sus leyendas mágicas.

Isla de Pascua - Rapa Nui
Ahu Tongariki en Isla de Pascua
Cantera de Rano Raraku
Isla de Pascua - Rapa Nui

Ubicada en Chile a 3.700 km de cualquier trozo de tierra firme, la historia de este pueblo es todo un ejemplo de supervivencia porque sus costumbres ancestrales estuvieron a punto de extinguirse en diversas ocasiones. 

Unos 900 moái están esparcidos por esta isla declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995. Hoy en día está habitada por menos de 10.000 personas, puede parecer poco pero es casi un milagro si tenemos en cuenta que, tras la colonización del siglo XIX, sólo quedaron unos 100 nativos en la isla.

Tenemos de mano guías locales de confianza para recorrer el Parque Nacional de Rapa Nui. Si te interesa escribe un comentario al final del artículo y te enviamos su contacto. 

Si no dispones de mucho tiempo o no te interesa recorrer a fondo el terreno, puedes optar por reservar esta excursión privada por la Isla de Pascua que dura entre 3 y 6 horas.

20 lugares que ver en Rapa Nui 

  1. Hanga Roa
  2. Ahu Tahai (atardecer)
  3. Ahu Tongariki (amanecer)
  4. El moai viajero 
  5. Cantera Rano Raraku
  6. Volcán Rano Kau
  7. Orongo
  8. Ahu Akivi (7 mirando al mar))
  9. Puna Pau (cantera de los pukao)
  10. Te Pito Kura (ombligo de luz)
  11. Pu o Hiro (trompeta)
  12. Ahu Nau Nau (en Anakena) 
  13. Playa de Anakena (y otras)
  14. Cueva Ana Te Pahu (interior) 
  15. Cueva Ana Kai Tangata (acantilados)
  16. Buceo y sorkel
  17. Museos y centros culturales
  18. Espectáculo danza tradicional
  19. Punto magnético carretera
  20. Cementerio de Hanga Roa 
  21. ////////////
  22. Consejos prácticos 
  23. Alojamientos 
  24. Tours y actividades

En la isla de Pascua veremos un amanecer inolvidable en Ahu Tongariki junto a las 15 esculturas más famosas de La Polinesia y subiremos al volcán para conocer la ciudadela de Orongo donde se celebra la ancestral ceremonia del Hombre Pájaro.

Visitaremos el cráter de Ranu Kau convertido en un alucinante jardín vegetal y nos quedaremos alucinados con la cantera de Rano Raraku y los cientos de moái esparcidos por sus laderas. 

Descubriremos antiguos poblados, cuevas fascinantes, pinturas rupestres y unos fondos marinos volcánicos maravillosos para cerrar con los atardeceres imborrables de Ahu Tahai.

Isla de Pascua - Rapa Nui

Hanga Roa es la capital donde vive la mayoría de sus habitantes y el epicentro de todas las actividades turísticas. Para ir desde el aeropuerto Mataveri a este pueblo puedes reservar este transporte privado con antelación aunque la mayoría de alojamientos incluyen el traslado. 

Nos vamos de ruta por 20 lugares imprescindibles de la tierra con mayor misticismo del planeta llena de curiosidades y datos sorprendentes.

TrotandoMundos desembarca en la Isla de Pascua ¿te lo vas a perder?

1. Hanga Roa

Hanga Roa en Isla de Pascua
Pueblo de Hanga Roa

Hanga Roa es el único núcleo habitado de la isla que concentra más del 90% de la población que ronda los nueve mil habitantes. Menos de la mitad son de origen rapanui y el resto son chilenos continentales además de un reducido grupo de extranjeros. Un pequeño porcentaje se dedica a la pesca tradicional y a la agricultura a pequeña escala pero la mayoría vive del turismo.

Hanga Roa se ubica al suroeste de la isla, entre los volcanes Rano Kau y Maunga Terevaka, y donde se sitúa el Aeropuerto de Mataveri y los puertos de Hanga Roa Otai y Hanga Piko.

Hay dos calles principales con agencias de viajes, restaurantes, supermercados, pequeños hoteles y mercados de artesanía además de alguna farmacia, la oficina de correos o la estación de bomberos. No hay mucho que visitar salvo la iglesia de Santa Cruz o el Parlamento Rapa Nui.

Hanga Roa en Isla de Pascua
Hanga Roa en Isla de Pascua

Es agradable caminar por el paseo al borde del mar con heladerías, cafeterías y otros negocios hasta llegar al puerto de Hanga Piko y a la caleta Hanga Roa Otai, donde puedes darte un baño. En esta zona hay sucursales bancarias, centros de buceo, el Centro Cultural Tongariki y el Estadio Municipal.

Hanga Roa actúa como principal base de operaciones para comer, cenar o reservar actividades turísticas. También cuenta con un área de food trucks moderna y con buen ambiente. 

Si quieres conocer a fondo su historia y rincones reserva esta visita guiada por Hanga Roa o incluso este tour privado de pesca por la costa de Hanga Roa de unas 4 horas de duración.

2. Ahu Tahai (atardecer)

Atardecer en Ahu Tahai
Atardecer en Ahu Tahai

Seguramente tu primer contacto con los moái será en Ahu Tahai, el complejo ceremonial que se encuentra a 10 minutos a pie de Hanga Roa y que ofrece el mejor atardecer de la isla. El marco paisajístico frente al océano Pacífico es embaucador y podemos asegurar que el primer momento de ver un moai delante de tus ojos, no se olvida nunca.

Recomendamos ir una hora antes de la puesta de sol para pasear con calma por la zona y hacer unas fotos antes de que otros turistas vayan llegando. El campo delante de la plataforma ceremonial es amplio y no hay problema de espacio, pero el sitio tiene más magia con menos afluencia de gente.

Para llegar tienes que dejar atrás el pueblo, pasar por un pintoresco cementerio y en unos minutos llegarás a Ahu ahai. Es el único sitio arqueológico que se puede visitar sin un guía local y sin presentar la entrada del Parque Nacional de Rapa Nui.

Atardecer en Ahu Tahai
Isla de Pascua - Rapa Nui

¿SABÍAS QUE…?

Un Ahu es una plataforma ceremonial sobre la que se asientan los moái, las gigantes esculturas de culto funerario que han dado fama mundial a la cultura rapanui.

3. Ahu Tongariki (amanecer)

Ahu Tongariki en Isla de Pascua

Tu primer amanecer en la isla debería de ser en Ahu Tongariki, la plataforma ceremonial más famosa de Rapa Nui que regala una salida del sol espectacular en otro momento inolvidable. Orientada al solsticio de verano, mide casi 100 metros de largo y con las extensiones laterales originales alcanzaba unos 200 metros.

La contemplación de los 15 moái con el Oceáno Pacífico a sus espaldas es el sueño cumplido de la mayoría de los viajeros que cruzan medio planeta para llegar hasta aquí. Esta colosal estructura se ha convertido en un símbolo y en el máximo exponente del imaginario colectivo de Rapa Nui.

Ahu Tongariki es la estructura ceremonial más grande construida en Isla de Pascua y el monumento megalítico más importante de toda la Polinesia. Es el resultado de una serie de modificaciones y ampliaciones que muestran el gran dominio técnico alcanzado por los rapanui.

Amanecer en Ahu Tongariki
Amanecer en Ahu Tongariki
Amanecer en Ahu Tongariki
Amanecer en Ahu Tongariki

El ahu fue derribado durante los violentos episodios de lucha de clanes en la época de decadencia de la cultura rapanui, como ocurrió con otras plataformas. Según los testimonios de los navegantes europeos, ya no estaban en pie a principios del siglo XVIII. 

El gran tsunami de 1960 provocado por el devastador terremoto de 9,5 grados en la escala Richter lo acabó destruyendo por completo. Por suerte, su reconstrucción comineza en los años 90 gracias a una fuerte inversión de un empresario japonés en colaboración con el Gobierno de Chile y otros expertos internacionales.

La historia de Tongariki mezcla relatos mitológicos y asentamientos de tribus que se remontan al siglo X. En la gran explanada se han encontrado restos de casas-bote, antiguos fogones y cientos de petroglifos que muestran la importancia de este poderoso centro sociopolítico y religioso.

4. El moai viajero

Móai viajero en Ahu. Tongariki
Móai viajero en Ahu. Tongariki

En la entrada de acceso al Ahu Tongariki nos recibe un moái solitario que da la espalda al gran conjunto de 15 esculturas. Se conoce como ‘el moái viajero’ y tiene su particular historia de TrotaMundos. 

En el año 1982 fue embarcado rumbo a Japón para participar en una exposición en la ciudad de Osaka. Cuando regresó del extranjero, los isleños empezaron a llamarlo el moái viajero y así se le conoce desde entonces.

En 1986, un grupo de unas 20 personas, unas cuerdas bien sujetas y una particular técnica, consiguió que este moai avanzase unos metros en posición vertical con un movimiento de balanceo. Se pretendía demostrar la veracidad de la leyenda que dice que los moái caminaban desde la cantera de Rano Raraku hasta las plataformas esparcidas por toda la isla, gracias al mana o poder divino

Todo un logro hacer “caminar” a este moái de 4 metros de altura y 9 toneladas de peso.

5. Cantera de Rano Raraku 

Cantera de Rano Raraku
Cantera de Rano Raraku

El volcán Rano Raraku es uno de los sitios arqueológicos más extraordinarios del planeta repleto de misterio al ser el origen de los moái. Las enormes figuras que salpican las laderas y las canteras del volcán, superan cualquier expectativa y consiguen que el viajero se quede boquiabierto.

Aquí se tallaron los casi 1.000 moái de la isla que luego eran conducidos a las plataformas para honrar la memoria de los antepasados. En la ladera sur del volcán hay decenas de cabezas de piedra que sobresalen del terreno talladas en todas las posiciones posibles. 

Según se va ascendiendo, se empiezan a ver numerosos huecos con la forma de los moai y figuras recortadas sobre la superficie rocosa. Algunas aparecen colocadas en vertical, otras en horizontal, unas encima de otras… una verdadera factoría artesanal de moai, realmente impresionante.

Cantera de Rano Raraku
Cantera de Rano Raraku
Cantera de Rano Raraku
Cantera de Rano Raraku

Las estatuas se hallan por todas partes y en lugares casi inaccesibles. Entre las figuras terminadas que descansan a los pies del volcán y las que permanecen en las laderas, se han contabilizado casi 400 moai, el 40% del total de estatuas de la isla.

Este cono volcánico extinto se formó hace más de 300 mil años como resultado de la actividad de los volcanes Maunga Terevaka y Pua Katiki. Tiene una altura máxima de 160 metros y un cráter de unos 700 metros con una laguna de agua dulce de unos 4 metros de profundidad. Una maravilla que conmueve y que no te puedes perder en tu recorrido por Rapa Nui.

6. Volcán Rano Kau 

Volcán Rano Kau en Isla de Pascua

Nos vamos ahora a Rano Kau que presume de ser el volcán más grande de la isla y uno de los escenarios naturales más impresionantes, también conocido como Rano Kao. El inmenso cráter sobrecoge con  sus vertiginosos acantilados que caen al mar en una zona azotada por fuertes vientos donde el único sonido que se impone, de cuando en vez, es el graznido de las aves marinas.

El interior del cráter, con paredes de más de 200 metros que lo protegen de los fuertes vientos y la acumulación de humedad, constituye un gran invernadero natural con un microclima propicio para el desarrollo y cultivo de muchas especies vegetales.

Volcán Rano Kau
Volcán Rano Kau

Estas condiciones permitieron la conservación de especies vegetales endémicas y otras introducidas por los colonizadores polinesios. Uno de los últimos ejemplares del casi extinto toromiro fue rescatado aquí durante una expedición en 1955 y gracias a su reproducción en varios jardines botánicos de Europa, pudo ser reintroducido de nuevo en la isla.

En el interior y exterior del cráter del Rano Kau se han encontrado cuevas, petroglifos, cimientos de casas y restos de plataformas destacando la aldea ceremonial de Orongo.

7. Orongo

Aldea ceremonial de Orongo

El conjunto arqueológico de Orongo se encuentra en la parte suroeste del volcán Rano Kau, en una angosta y estrecha franja entre el borde del cráter que rodea la laguna y el precipicio que baja en perpendicular al mar, frente a los islotes Motu Nui, Motu Iti y Motu Kao Kao.

Compuesta por unas 50 casas que eran habitadas de manera estacional por los jefes de las antiguas tribus durante la competencia del Hombre Pájaro o Tangata Manu, una ceremonia que se celebró hasta finales del siglo XIX.

Se trataba de una celebración de origen religioso durante la primavera, en honor del dios creador Make Make, donde debían recoger el primer huevo sagrado del pájaro manutara para conseguir el gobierno de la isla. 

Aldea ceremonial de Orongo
Aldea ceremonial de Orongo

La idea de construir casas con muros sólidos, en vez de usar fibras vegetales como era habitual en las casas-bote, surgió de la necesidad de protegerse de los fuertes vientos que azotan este lugar. Orongo es uno de los sitios arqueológicos más interesantes de la Isla de Pascua que aún inspira las competencias del festival Tapati Rapa Nui. 

En Orongo hay un pequeño Centro de Interpretación que cuenta la historia de la aldea y de la competencia del Manutara además de repasar la historia volcánica de Rano Kau y de toda la isla.

¿SABÍAS QUE…?

En algunas casas se han encontrado pinturas relacionadas con la ceremonia del Hombre Pájaro utilizando pigmentos naturales rojos, negros y blancos para representar los diseños. 

Este antiguo rito basado en la recogida el primer huevo del manutara, parece haber inspirado los motivos encontrados en la cueva. Las diferencias en los diseños de las pinturas indican que fueron realizadas por diversos autores a lo largo del tiempo. Los artistas utilizaron esencias vegetales y pigmentos minerales recogidos de la zona de Vinapu, mezclados con grasa de tiburón. En el interior de la cueva se aprecia una “taheta” o recipiente excavado en la roca donde pudieron haber preparado y mezclado los colores.

8. Ahu Akivi

Ahu Akivi en Isla de Pascua
Ahu Akivi en Isla de Pascua

Los 7 moais de Ahu Akivi representan a los exploradores enviados por el rey Hotu Matu’a antes de colonizar la isla. Está situado en un territorio asociado al poderoso clan Miru, una de las tribus de tuvieron el más alto rango. Se dice que son los únicos moái que miran al mar de toda la isla aunque no es del todo cierto. 

Realmente están orientados como el resto de las plataformas: sus rostros miran hacia la explanada donde antiguamente existía una aldea cercana de la que se han encontrado restos. Estaban colocadas para proteger a los habitantes del poblado, como ocurre con todas las estructuras.

Esta plataforma ceremonial está situada en el flanco suroeste del volcán Maunga Terevaka, el punto más alto de la isla, donde se encuentra Ana Kakenga, la llamada Cueva de las dos ventanas.

¿SABÍAS QUE…?

El atardecer es el mejor momento para hacer fotografías porque el sol ilumina de frente a las siete estatuas y realza sus rasgos y contornos. Es la plataforma ceremonial más bonita de las que se encuentran fuera de la línea de costa.

9. Cantera Puna Pau

Cantera Puna Pau en Isla de Pascua
Cantera Puna Pau

En la cantera del volcán Puna Pau se extrajeron y tallaron los pukao, los sombreros o coronas de los moái, los grandes cilindros rojos que adornaban las estatuas. En este pequeño volcán extinto, ubicado a unos 7 kilómetros de Hanga Roa, hay uncantera de escoria roja conocida como hani hani en idioma rapanui.

Es un tipo de ceniza volcánica de gran porosidad y escasa dureza que muestra un color rojizo debido al óxido de hierro presente en su composición. Actualmente, el cráter es una depresión en el terreno cubierta de vegetación y salpicada por numerosos pukaos, unos a medio construir, otros dañados y otros listos para ser transportados a sus moái.

Cantera Puna Pau
Cantera Puna Pau

A diferencia de Rano Raraku, parece que Puna Pau fue considerado un lugar secreto y sagrado. Su ubicación oculta desde otras partes de la isla y una producción casi silenciosa en el interior del cráter. Probablemente el gran valor de esta materia prima en color rojo contribuyó a su aislamiento.

En el año 2010, un equipo de arqueólogos británico descubrió (a un metro de profundidad) el camino original por el que trasladaban los pukao hasta los altares ceremoniales. Los hacían rodar por una carretera construida a un metro de profundidad con cemento de polvo de escoria roja y empujados a mano o con troncos de madera.

Una tarea titánica, ya que algunas plataformas se ubican a más de 10 km de distancia, atravesando un terreno irregular salpicado de colinas de origen volcánico.

10. Te Pito Kura 

Te Pito Kura en Rapa Nui
Te Pito Kura en Rapa Nui

Esta gran piedra de forma ovoide de 80 centímetros de diámetro era conocida antiguamente como Tita’a hanga ‘o te henua y se dice que esta roca concentra una energía magnética y sobrenatural llamada manaSegún la leyenda, la trajo el rey Hotu Matu’a, fundador del pueblo rapanui, en su embarcación desde su tierra natal. 

La expresión Te Pito Kura significa “Ombligo de luz” y hay quienes relacionan el nombre del lugar con las cualidades especiales de esta roca y con uno de los nombres con los que se conoce a la Isla de Pascua: Te Pito O Te Henua que significa “Ombligo del mundo”.

11. Pu o Hiro

Pu o Hiro en Rapa Nui
Pu o Hiro en Rapa Nui

Ubicada en la parte norte de la carretera de la costa, el Pu o Hiro es una piedra de 1,25 metros de altura cuyo nombre significa “trompeta de Hiro”, antiguo dios de la lluvia.

Se trata de un aerófono de piedra considerado como un instrumento musical ancestral de la cultura Rapa Nui. Tiene un orificio principal por el que se soplaba produciendo un sonido parecido a una trompeta. Se cree que pudo ser un talismán para la pesca o un trofeo de guerra.

En la superficie se aprecian varios petroglifos con formas de vulva, por lo que pudo haber sido usado en rituales de fertilidad. Otra teoría apunta a que constituir el centro de un sitio ceremonial en honor de Hiro, porque se ubica en una zona muy rica en monumentos y grabados.

El dios de la lluvia era invocado en períodos de sequía con el fin de que prodigase lluvia por medio de rogativas que estaban a cargo del Ariki Paka (sacerdote o hechicero). Ataviado con vestimenta especial y erguido sobre algún montículo dirigía su rostro hacia las alturas entonando su cántico.

12. Ahu Nau Nau (Anakena)

Ahu Nau Nau en Anakena
Ahu Nau Nau en Anakena

La visión del Ahu Nau Nau enmarcado entre las palmeras, la blanca arena y el azul turquesa de la playa de Anakena es la postal más exótica que ofrecen los moai en un lugar considerado como la cuna de la historia de la Isla de Pascua. 

Según la tradición popular, fue aquí donde el primer rey de la isla (Ariki Hotu Matu’a) desembarcó con sus hombres y estableció el primer asentamiento que dio origen a la cultura Rapa Nui.

Es la plataforma más elaborada y mejor conservada de la isla porque cuando se derribaron las estatuas durante los enfrentamientos entre los clanes, quedaron semienterradas en la arena protegidas de la erosión. A principios de los años 80 se realizaron trabajos de restauración que le devolvieron todo su antiguo esplendor.

Ahu Nau Nau en Anakena
Ahu Nau Nau en Anakena

Las espaldas de los moai llaman la atención por su decoración con diseños geométricos en relieve. Se distingue una especie de cinturón a la altura de las caderas y espirales sobre los glúteos que podrían representar tatuajes o pinturas corporales.

Estos diseños no son frecuentes aunque se han encontrado algunos en estatuas desenterradas en la cantera Rano Raraku y en la espalda del famoso moai Hoa Hakananai’a que se hallaba en Orongo y que se exhibe en el Museo Británico de Londres. 

¿SABÍAS QUE…?

En 1978 se encontraron fragmentos de coral blanco y un disco de escoria roja que, ensamblados, formaban un ojo de 35 cm de largo que se ajustaba a la cuenca vacía del moái. Fue un gran descubrimiento porque hasta ese momento se pensaba que las cuencas estaban vacías.

Se exhiben actualmente en el Museo Antropológico Sebastian Englert de Isla de Pascua. Desde entonces se han encontrado más restos de ojos de coral en otros lugares de la isla.

13. Playa de Anakena

Playa de Anakena en Isla de Pascua

Anakena es la playa principal y la más bonita de toda la Isla de Pascua. Además este idílico lugar es considerado la cuna de la historia y la cultura rapanui en un escenario polinésico de ensueño.

Su blanca y fina arena coralina, el ma de color turquesa y las palmeras cocoteras la convierten en un rincón paradisíaco. Durante la temporada alta de turismo conviene ir temprano por la mañana para disfrutarla antes de que lleguen los tours organizados. Los fines de semana los locales se juntan aquí para hacer barbacoas y pasar el día con sus familiares y amigos. 

Nuestro amigo Joel, que conocimos por ser el casero de nuestra cabaña de alojamiento, nos invitó a una comida con su familia y fue uno de esos momentos especiales que nos guardamos del viaje. Desde aquí le damos otra vez las gracias a Joel por esa experiencia auténtica y entrañable.

Joel alquila una cabaña preciosa frente al mar en el pueblo de Hanga Roa, si te interesa este alojamiento escribe un comentario al final del artículo y te enviamos su contacto directo.

Playa de Anakena
Playa de Anakena

La Isla de Pascua tiene una geografía diferente a las otras islas de La Polinesia y no está rodeada de grandes playas ni arrecifes de coral pero su misticismo es inigualable. La playas invitan a bañarse en cualquier época del año, con una temperatura media del agua de unos agradables 20ºC.  

Playa Ovahe 

Es una pequeña playa está rodeada de acantilados de origen volcánico de color rojizo. Sus aguas son de color turquesa y su arena fina es de color rosado

Playa Pea

Es una pequeña playa ubicada en la costa de Hanga Roa, tiene una zona con arena donde se puede tomar el sol y bañarse, pero es ideal para practicar surf y bodyboard.

Poko Poko

La piscina natural Poko Poko, situada en Hanga Vare Vare, es un pequeño paraíso situado a pocos pasos del centro de Hanga Roa. Conoce los atractivos de este exótico y relajante espacio

14. Cuevas Ana Te Pahu

Cuevas Ana Te Pahu en Rapa Nui
Cuevas Ana Te Pahu en Rapa Nui

Las erupciones volcánicas que dieron origen a la Isla de Pascua hace miles de años, crearon canales de lava que recorren gran parte del subsuelo como Ana Te Pahu, la caverna más grande de la isla y el mejor ejemplo de estos grandes tubos volcánicos

Las últimas exploraciones han descubierto que está formada por varias cámaras subterráneas interconectadas a lo largo de 7 kilómetros.

Los antiguos habitantes usaron esta cueva como vivienda, aprovechando su gran amplitud y facilidad de acceso como prueban los restos de antiguos hornos de piedra para cocinar los alimentos. Una de las cámaras principales fue usada como depósito de agua acumulando lluvia filtrada a través de la roca que permitía una importante reserva acuífera.

Ana Te Pahu también es conocida como la “cueva de los plátanos” debido a que hay un buen número de estos árboles en la entrada junto a parras y tubérculos como el taro o el ñame. La humedad interior, la protección del viento, la luz del sol y la lluvia frecuente lo convirtieron en un vivero natural magnífico.

15. Cueva Ana Kai Tangata

Cueva Ana Kai Tangata

Ana Kai Tangata es una cueva de origen volcánico que el fuerte oleaje ha ido excavando en los acantilados de lava hasta crear una cavidad en un entorno salvaje y abrupto.

La traducción literal sería “la cueva donde comen hombres” por eso se conoce como “la cueva de los caníbales”. La tradición oral refleja episodios de canibalismo en la isla por parte del clan campeón en la competencia del Hombre Pájaro celebrando la victoria con banquetes que, en ocasiones, incluían víctimas humanas. 

A pesar de que no se han encontrado evidencias físicas, esta hipótesis no se descarta debido a los continuos enfrentamientos entre clanes y la escasez de alimentos en épocas pasadas. Aún así, el nombre puede tener más interpretaciones y quizás sólo se trate de otra de leyenda de Rapa Nui.

Cueva Ana Kai Tangata
Cueva Ana Kai Tangata
Cueva Ana Kai Tangata
Cueva Ana Kai Tangata

Aparte de su espectacular ubicación y su nombre inquietante, Ana Kai Tangata destaca por ser uno de los lugares de arte rupestre más relevantes de Rapa Nui. El antiguo rito basado en la recogida el primer huevo del manutara parece haber inspirado los motivos encontrados en la cueva.

Utilizaron esencias vegetales y pigmentos minerales mezclados con grasa de tiburón. En el interior de la cueva se aprecia una “taheta” o recipiente excavado en la roca donde pudieron haber preparado y mezclado los colores.

Se puede distinguir una docena de aves pintadas en rojo y delineadas en blanco acompañadas de otras figuras que podrían representar barcos. Algunas adoptan la forma de las clásicas canoas polinésicas y otras muestran barcos europeos con mástiles.

¿SABÍAS QUE…?

Los investigadores creen que, en épocas pasadas, los isleños consideraron a los visitantes europeos como mensajeros del más allá, porque llegaban y desaparecían en el océano al igual que lo hacían las aves migratorias.

16. Buceo y snorkel

Buceando en Isla de Pascua

La Isla de Pascua es un lugar ideal para hacer submarinismo y snorkel gracias a que sus aguas claras con una visibilidad puede alcanzar los 60 metros gracias a la ausencia de plancton y a la falta de contaminación. 

La temperatura de sus aguas oscila entre los 18° y 26° grados durante todo el año mientras que la fauna está compuesta por 160 especies, siendo el 26% endémicas, no pueden verse en ningún otro sitio del planeta.

Aunque los ecosistemas no son tan ricos como en otras islas del Pacífico, las especies coralinas tienen un desarrollo espectacular como es el caso del “Porites Lobata” que alcanza los 5 metros de diámetro. Los fondos nos regalan paisajes volcánicos de cavernas, arcos, acantilados y plataformas de lava. Incluso se puede ver un moái sumergido que fue colocado en la época reciente.

Buceando en Isla de Pascua
Buceando en Isla de Pascua

Otro de los mejores lugares pson los islotes de Motu Nui, Motu Kao Kao y Motu Iti, donde mejor se puede apreciar la visibilidad del agua. También se puede nadar con tortugas marinas cerca de la bahía de Hanga Roa. 

Existen centros de buceo en la caleta de Hanga Piko y en la caleta de Hanga Roa Otai. Todos ofrecen cursos regulares, inmersiones de bautismo y salidas con buzos experimentados.

Nosotros recomendamos Orca Diving Center para realizar vuestras inmersiones. Es el centro de buceo pionero en la isla creado en 1980 por dos hermanos franceses que fueron discípulos del gran biólogo y explorador marino  Jacques Cousteau. Equipos de calidad y gente muy profesional. 

Desde aquí mandamos un saludo a Kevin y a Cristian, gracias por esta gran aventura submarina!

17. Museos y centros culturales

Ahu Tongariki en Rapa Nui
Ahu Tongariki en Rapa Nui

Loos museos y centros culturales complementan los conocimientos adquiridos durante la ruta por los sitios arqueológicos para comprender mejor los misterios de Rapa Nui.

El Museo Antropológico de la Isla de Pascua debe su nombre al sacerdote alemán Sebastian Englert, que llegó en 1935 a la isla y dedicó 34 años al estudio y difusión de la cultura Rapa Nui.

El Centro Cultural Tongariki es un espacio regentado por la Corporación Cultural de Rapa Nui, una entidad sin fines de lucro constituida en 1999, que tiene por objetivo la difusión del arte y la cultura. 

La Escuela de Música y de las Artes Rapa Nui nace con el objetivo de rescatar el arte y la cultura rapanui a través de un espacio que fomenta el desarrollo integral de los niños y jóvenes.

La Fundación Cultural Tadeo Lili Teao Frechet es una entidad privada sin fines de lucro creada en 2013 como homenaje de Lili Frechet, de origen francés, a su esposo Tadeo Teao, de origen rapanui.

18. Espectáculo de danza tradicional

Trajes tradicionales en Rapa Nui
Trajes tradicionales en Rapa Nui

Las danzas y espectáculos son realmente auténticas y nos invitan a conocer más a fondo la cultura Rapa Nui. Aunque están destinadas a los turistas, están pensadas como una forma de preservar la cultura ancestral. Los bailes representan escenas de la vida cotidiana, tanto de amor como de guerra, y en muchos de ellos se puede ver un despliegue de fuerza por parte de los bailarines.

Uno de los grupos más conocidos es el Ballet Cultural Kari Kari que tiene su local en la avenida principal o Te Ra’ai que ofrece una cena con curanto tradicional antes del espectáculo.

Otras excelentes alternativas son el ballet Varua Ora que se presenta en el local del restaurante Kanahau y el Ballet Puku Rangi Tea en Pea Restobar.En ambos casos se puede optar por una cena antes o durante del espectáculo. 

El grupo Maori Tupuna actúa en Vai Te Mihi en la calle Policarpo Toro y fusiona instrumentos tradicionales de la isla con instrumentos modernos. El precio de los espectáculos ronda los US $20 aunque varía si se elige la opción que incluye cena tradicional. 

Durante la primera quincena de Febrero se celebra el Festival de la Tapati Rapa Nui. En Hanga Vare Vare se pueden contemplar increíbles escenografías de bailes y cantos tradicionales de numerosos grupos de bailarines.

19. Punto magnético con misterio 

Carretera a la playa de Anakena
Carretera a la playa de Anakena

Otro lugar que llama la atención de los visitantes es un tramo del camino que va de Hanga Roa a Anakena, a medio kilómetro de la playa y demarcado por un pipi horeko, ese pináculo de piedras que veis en la foto superior. 

En dirección a Anakena nuestros ojos ven una cuesta, con una ligera pero evidente pendiente. Sin embargo al detener el vehículo, dejarlo en marcha neutra y soltar los frenos, el coche sube la cuesta a una velocidad cada vez mayor en lugar de bajar por el camino. En lugar de caerse cuesta abajo, sube la pendiente sin tracción… el cerebro no entiende qué está pasando!

Pero al parecer, no es más que otro caso de una colina gravitacional donde la pendiente o el declive son producto de una ilusión óptica como ocurre en otros lugares del planeta. Pero la leyenda del magnetismo de Rapa Nui y sus legendarias historias, se seguirán contando por generaciones.

Porque donde hay una leyenda… ¿para qué desmontar la magia? 

20. Cementerio de Hanga Roa

Cerramos el círculo volviendo al pueblo de Hanga Roa para visitar su singular cementerio, muy cerca de Ahu Tahai que se encuentra mirando al mar. Fue inaugurado el año 1951 y supura ese sincretismo religioso de la Isla de Pascua junto a la iglesia de Santa Cruz.

Cementerio de Hanga Roa
Cementerio de Hanga Roa

Las lápidas mezclan la iconografía cristiana y rapanui: figuras de moái sosteniendo una cruz, relieves del Hombre-Pájaro o de la divinidad Make Make y bancos de madera con grabados que imitan las tablillas Rongo Rongo, además de una cruz de escoria roja esculpida sobre un antiguo pukao.

El primer sepultado fue un marinero chileno en 1940. También descansan personajes relevantes en la historia de Rapa Nui como Uka A’Hey A’Rero, la esposa del rey Atamu Tekena.

Como curiosidad, hay dos pequeños mausoleos adornados con guitarras dedicados a Roberto Pakomio y Keva Matota’a Atan (líder del grupo Matata’a), dos de las figuras más relevantes de la música rapanui contemporánea.

Consejos prácticos

Ahu Tongariki en Isla de Pascua
Ahu Tongariki en Isla de Pascua

Para poder visitar los principales sitios arqueológicos de Isla de Pascua es necesario comprar la entrada al Parque Nacional Rapa Nui, se puede hacer online o una vez en la isla. 

Desde la apertura de la isla en 2022 tras la pandemia del covid-19 es necesario ir acompañado de un guía para visitar los sitios arqueológicos del Parque Nacional Rapa Nui. 

La única plataforma ceremonial con acceso libre es Ahu Tahai, situada a 10 minutos andando del pueblo de Hanga Roa, y famosa por regalar el mejor atardecer de la isla.

Hay algunos lugares del Parque Nacional que sólo se pueden visitar una vez con la entrada, como es el caso de la cantera de Rano Raraku. A otros podrás entrar las veces que quieras (con guía).

Generalmente los guías locales ponen su coche durante la ruta por los lugares arqueológicos que se pueden visitar a fondo en un par de días. 

Isla de Pascua - Rapa Nui
Isla de Pascua - Rapa Nui
Isla de Pascua - Rapa Nui
Isla de Pascua - Rapa Nui

También puedes alquilar un coche durante uno o dos días si quieres ir a las playas o dar una vuelta por la isla libremente aunque recuerda que no podrás entrar sin guía a las plataformas de los moai. 

En la isla no hay compañías de seguros para coches, por tanto da igual alquilarlo en un rent a car que a algún habitante de la isla. Si tienes un accidente y la culpa es tuya, tendrás que pagar. 

Por este motivo decidimos alquilarle el coche a nuestro casero y amigo Joel, un jeep perfecto para recorrer la isla durante dos días a nuestro aire. Aprovechamos para hacer fotos paisajísticas, para pasar unas horas en la playa de Anakena y para ver los ahu ceremoniales desde otras perspectivas.

Si prefieres puedes contratar el coche en los negocios de alquiler del pueblo de Hanga Roa, sus calles principales concentran todos los servicios turísticos.

Puedes contratar una eSIM para viajar a Chile que permite navegar por la red en todo el país.

Descubre 10 curiosidades de la isla de Pascua para conocer datos sorprendentes.

Alojamiento en Isla de Pascua

Takarua Lodge en Rapa Nui

Nosotros nos alojamos varios días en la CABAÑA KITAI enfrente de la costa de Hanga Roa con una relación calidad-precio imbatible y regentada por nuestro amigo Joel. Si te interesa reservarla directamente escribe un comentario al final del artículo y te enviamos su contacto directo.

Joel también alquila su coche si tienes en mente pasar algún día recorriendo la isla o si lo necesitas para desplazamientos puntuales. Es un tipo fantástico con el que compartimos algunos momentos imborrables como un día de barbacoa con su familia en la playa de Anakena.

Si prefieres algo más exclusivo podemos aconsejarte otro hotel donde pasamos un par de días con vistas al Ahu Tahai, la plataforma famosa por su atardecer. El TAKARUA LODGE ofrece unas cabañas donde no falta detalle con una terraza con vistas a los moái regalando amaneceres inolvidables. El desayuno es sublime y el pueblo de Hanga Roa está a 10 minutos andando.

Esperamos que este artículo os sirva de ayuda para planificar vuestra aventura a esta isla perdida en medio del Pacífico con la que hemos soñado la mayoría de viajeros en algún momento. Puedes leer más artículos sobre Rapa Nui en la Guía para viajar a Chile. 

Si tenéis alguna duda o consulta podéis escribir un comentario al final del artículo.

Y no olvides echar un ojo a los DESCUENTOS DE VIAJE para nuestros lectores.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Comparte!

 DESTINOS DE INTERÉS

PLANIFICA TUS VIAJES

DESCUBRE MÁS DESTINOS

Los volcanes de Isla de Pascua dieron forma a la isla, crearon cuevas, depósitos de agua y suministraron la materia prima de la que surgieron los moais. Ahora que su furia volcánica está inactiva, muestran su belleza y sus secretos a aquellos que deseen descubrirlos.

La Isla de Pascua surgió como producto de las variadas erupciones volcánicas ocurridas hace miles de años en esta parte del Océano. Fueron tres los principales volcanes que le dieron origen y moldearon su forma triangular. Ahora todos los volcanes de Isla de Pascua, tanto los principales, como los secundarios, están dormidos y descubrir sus formas y sus cráteres, algunos con lagunas interiores, es una experiencia sorprendente e inolvidable.

Fueron estos volcanes los que proporcionaron a los habitantes de Rapa Nui la materia prima para la fabricación de sus gigantes de piedra. Canteras que aún hoy parecen esperar la vuelta de los escultores que las abandonaron sin que sepamos todavía con certeza el por qué.

El gran número de sitios arqueológicos dan una idea de la relevancia de la antigua cultura rapanui  el desarrollo que su pueblo alcanzó al momento de esculpir la piedra para crear los enormes moais con sus gigantescas plataformas ceremoniales llamadas ahu. 

Hay miles de sitios arqueológicos que se encuentran esparcidos por el territorio de una isla que es un enorme museo al aire libre. Es imposible no preguntarse cómo los rapanui consiguieron trasladar estas gigantescas esculturas a lo largo de toda la isla, a pesar de la falta de maquinaria y las enormes irregularidades del terreno.

Los sitios arqueológicos tienen restos de viviendas, lugares de cultivo y otros elementos que cuentan cómo era la vida y su organización en los poblados. Descubrir estos lugares es toda una aventura fascinante que merece la pena vivir sin prisas.

Descubierta en la Semana Santa de 1722 por Jakob Roggeveen, los habitantes la llamaban hasta entonces Te pito o te henua (el ombligo del mundo). 

Las curiosas cabezas de piedra que pueblan la isla fueron talladas para ganarse la protección de los ancestros y miden entre tres y diez metros de alto.

La playa paradisíaca de Anakena fue el escenario de la colonización del lugar, motivo por el cual una hilera de moáis mira hacia el mar al atisbo de cualquier amenaza.

Siendo las más importantes el Tapu (un compendio de límites sociales dictados por los ancestros) y el Umanga ( una práctica que tiene en cuenta el bien comunitario).

Rapa Nui (isla grande en lengua nativa)

Deja un comentario