Chile

TIERRA DE HIELO Y FUEGO

Naturaleza abrumadora y fascinante

GUÍA RÁPIDA DE VIAJE – TOP 10

TROTANDOMUNDOS EN CHILE

Itinerarios – lugares imprescindibles – consejos – datos prácticos

Desierto de Atacama. Chile.

1. CHILE, MEDIA EVOLUCIÓN A DIETA

Como si se hubiese pasado media evolución a dieta, Chile luce sobre el mapamundi estilizado como pocos. Esbelto y delgado se extiende desde el vientre de América del Sur hasta sus pies, abarcando desde el desierto más seco del planeta hasta los inmensos glaciares del sur. Se dice pronto pero el tiempo en recorrerlo pondrá la magnitud en su sitio. Y mientras avanzas te tropezarás con bosques, volcanes, dunas o fiordos decorando todo el territorio, de punta a punta del país. Lugares inéditos para tu retina y difíciles de describir con palabras.

Por eso en Chile, la aventura es aquello que sucede durante el camino. Emprender ruta sobre arena, pavimento, tierra, grava o cemento dirección carretera Austral y perderse. Porque allí es donde vas a encontrar lo que buscas, si eres de los nuestros. Saltarse un desvío y dar con una pequeña aldea de agricultores de montaña donde compartir un pedazo de queso con un buen vino. O no tan bueno… pero con una compañía impagable. Los chilenos son muy hospitalarios y entablar conversación con el forastero será casi una rutina. Y esta agradable interacción cultural ocurre siempre rodeados de un entorno brutal que te hará pestañear para conseguir creértelo.

En Chile, la cercanía de las fronteras propicia las relaciones personales. Encajado entre los Andes y el Pacífico, su anchura media no pasa de 175 km. Quizás esto tenga que ver con la innegable hospitalidad de los chilenos. Muy ‘buena onda’ con el forastero es bien recibido mate en mano. Les encanta compartir mesa y mantel, y si es con un buen vino, mucho mejor. Buena compañía y mejor conversación es lo que priorizan en su cultura.

Antes de que el vino se convirtiera en producto de exportación de lujo, los abuelos cuidaban las viñas familiares. Hoy Chile ha pasado a ser un productor mundial para paladares refinados. Si te gustan los deportes náuticos o simplemente tomar sol, no dejes de visitar la costa para disfrutar de playas con arenas claras, y por supuesto de los exquisitos productos del mar. Recuerda acompañarlos de ese vino chileno en auge.

Valparaíso. Chile.

Naturaleza en esencia, de esa que deja sin palabras. Cuesta describirlo sin ponerse un tanto cargante porque todos los adjetivos parecen necesarios ante tal joya natural. Por eso ella es la que manda, porque nos deja mudos. Incluso a mi, que no es tarea fácil os lo aseguro. Pero la naturaleza tiene ese poder de cautivarme y anular mi capacidad de oratoria para centrarme en el sentido de la vista, el oído y el tacto. Porque tocar la arena de una playa o de un desierto, te demostrará que no hay dos iguales. La diosa no repite modelito en las fiestas.

Un inmenso territorio virgen que todavía se ha salvado de la intervención del hombre. Y todos sabemos que esto es la excepción en un mundo que arrasa con lo que le ha dado la vida. Lo de raza inteligente debe ser un mote cachondo de una especie superior, porque el sentido literal lo ha perdido hace mucho tiempo. Cuando uno se envuelve de la magia y la pureza de un lugar como Atacama, se queda impotente ante la posibilidad de que tesoros así puedan desaparecer antes de lo que pensamos.

Pero la perspectiva del tiempo es demasiado relativa para que nos demos cuenta de la catástrofe. Lo que no es inmediato ni nocivamente palpable, se deja pasar. El balón le queda al defensa, porque en esto del medio ambiente, tomar la delantera implicar destruír industrias y poderes que manejan el llamado ‘orden mundial’. Vamos, que estamos jodidos.

Por eso si puedes, vete cuanto antes a Atacama porque más vale desierto único en mano, que castillos en el aire volando. Pero aún así hay mucho más que descubrir en este territorio plagado de pueblos con encanto y muchas otras sorpresas.

2. CHILE, EL DESIERTO HECHO MISTICISMO

Los desiertos son considerados poco atractivos y sin embargo poseen unas peculiaridades y ofrecen unos paisajes que parecen sacados de otros planeta. Uno de ellos es Atacama, enigmático y poderoso, que se extiende por el norte de Chile. Su árida tierra lo convierte en el más seco del mundo, sin que parezca una redundancia expresarlo. Cuando uno consigue verlo desde lo alto de alguna duna o roca, aparece como la más pura definición de inmensidad sobre la tierra.

De obligado cumplimiento observarlo al menos una noche al atardecer con la mirada puesta en el horizonte, que será el escenario de una de las obras maestras naturales. La arena pasará a ser un lienzo de la diosa naturaleza. Y a la tía le encanta improvisar, tiene mucha creatividad, así que cada uno que veas será tan diferente como majestuoso. Es fascinante el número de tonalidades que logran últimos rayos de sol. Algo parecido al desierto de Marruecos, pero en el Sáhara los pintores solares basan su paleta en tonos amarillos, naranjas y rojos. Sin embargo en Atacama, los colores se abren a mezclas inverosímiles.

Y como telón de fondo volcanes y la ondulada cordillera de la Sal. Estamos en el valle de la Luna, un sitio mágico donde los colores se vuelven el propio espectáculo a la vista. Intensos púrpuras, dorados, rosas y amarillos se extienden hasta donde alcanza la vista, una puesta de sol que te aseguramos será inolvidable. Un lugar del mundo donde sentirse diminuto ante la abrumadora madre natura.

Un espacio para la conexión y la reflexión. Seguramente lo mejor de Chile, porque contra algo tan imponente pocas cosas pueden competir. Desde luego algo hecho por el hombre seguro que no. Ante otras maravillas naturales habría que votar. Pero no podemos dejar a un lado esas estampas pintorescas que nos deja el camino al desierto. Esos pequeños detalles que tanto nos gustan. En medio de montañas nevadas sobre desiertos de colores, con pequeños pueblos que parecen casi abandonados, donde pararse para sentirse un verdadero forastero.

Merece la pena alquilar un coche y recorrerlo con calma. Chile es un país relativamente seguro para poder hacerlo sobre ruedas, o al menos, parte de la ruta. Esbozamos las paradas más importantes de nuestra ruta aderezadas con otros datos interesantes para meterse en materia.

Aquí no hay prisa. Como ocurre en la mayor parte de los países fuera del circuito occidental. Y a la pruebas empíricas nos remitimos, porque no se trata sólo de la vida caribeña o tropical. Da igual que sea África, Sudamérica o Centroamérica, no son esclavos del reloj como nosotros. ‘Hakuna Matata’ en Kenia, ‘Pole pole’ en Tanzania y en Chile: ‘Los que se apresuran pierden el tiempo’.

Es el dicho que reina en la Patagonia y que vuelve a insistir en lo mismo. Una vez me dijeron en Marruecos que ellos eran los afortunados porque ‘vosotros tenéis los relojes pero nosotros el tiempo’. Me dejó loca, porque la defición es clavada. Han pasado 10 años y esas palabras todavía me acompañan. A partir de ahí, confirmaría continuamente en otros países que mi amigo berebere Hassan, tenía razón.

A cada paso asombra y la naturaleza es toda una sinfonía que se ha mantenido intacta, algunos de los parajes más vírgenes del mundo. La visita se hace imprescindible dado el ritmo global, ¿cuántas generaciones lo podrán disfrutar de esta forma? Atrocidades medioambientales y ecocidios en toda regla están destruyendo el planeta. Si te interesa el tema puedes leer más en nuestra sección de MEDIO AMBIENTE.

'Tres Marías'. Desierto de Atacama. Chile.

3. ATACAMA, LA INMENSIDAD HECHA DESIERTO

Lo que puede parecer un mundo seco e inerte como el Desierto de Atacama, en realidad es una zona de energía como pocas. Estos parajes han albergado culturas ancestrales que buscaban para sobrevivir esos oasis, la única fuente de vida en el desierto más árido del mundo. A unos 4.000 metros de altura del altiplano andino podrás descubrir pequeños poblados que mantienen intactas sus costumbres en medio de extremos escenarios naturales, por otra parte ideales para los amantes de la fotografía.

San Pedro de Atacama nos deja paisajes únicos en el mundo. Salares, géiseres, volcanes, dunas y lagunas de un intenso color azul que todas mezcladas conforman panorámicas de otro planeta. Pero no, es el nuestro. Y arriba en el cielo y con la oscuridad el viaje será por las estrellas. Un lugar estupendo para aprender un poco más sobre los astros y las constelaciones en uno de los múltiples observatorios astronómicos de la zona norte del país. Como humanidad, mejor nos iría si volviésemos a mirar al cielo como los antiguos.

Hace millones de años en esta zona había un enorme lago, cuyo fondo se fue levantando lentamente por los movimientos de la tierra y sismos. Estos cambios en la geografía formaron la Cordillera de la Sal, moldeada en el tiempo por el viento, el sol y la lluvia.  Crestas con puntas, hondonadas, montículos de colores grises y ocres que le dan esa apariencia lunar tan atractiva. Su nombre se debe al sulfato de calcio que le confiere un efecto curioso, como si estuviese cubierta de sal.

El Valle de la Luna es un sector de la Cordillera de la Sal, y sin duda el más visitado con una extensión de unos 6 kilómetros. Sus montañas salpicadas de brillos, enormes dunas, formaciones rocosas y quebradas lo hacen un verdadero espectáculo visual natural. Quebradas, cavernas, dunas y minas abandonadas. Una vez llegas al final del camino, debes recorrer toda la extención de vuelta a la caseta de entrada. En total son unos 12 kilómetros con subidas y bajadas.

Desierto de Atacama. Chile.
Desierto de Atacama. Chile.

4. LOS 5 IMPRESCINDIBLES DEL DESIERTO DE ATACAMA

1. DUNA MAYOR. Una de las paradas básicas con miradores al valle y una enorme duna que corona el lugar. Un sendero de unos 20 minutos te pondrá a orillas de la cima de la duna, donde no se puede entrar. Menos mal porque si no, ya no sería duna con total seguridad. Después puedes tomar dos caminos, uno que bordea el precipicio que da al valle y otro que se adentra por la quebrada con una vista privilegiada a la Cordillera de la Sal. Ambos tienen su propio encanto, por lo que te recomendamos hacer ambos que para eso estás en un desierto único en el mundo.

2. MIRADOR ACHACHES. Este mirador está al otro lado de la quebrada que se ve desde la Duna Mayor, por lo que es posible ver la Cordillera de la Sal desde una posición diferente. Esta zona está mucho menos transitada que la anterior, por lo que la recomendamos, además de ofrecer la panorámica perfecta de la estrella de Atacama, esa cordillera ‘salada’. La subida es un pelín más difícil, por eso restamos a los perezosos, pero no se tarda ni media hora en llegar.

3. ANFITEATRO. Es una formación de gran tamaño que recibe su nombre por su forma, que asemeja un teatro, coliseo o anfiteatro. El viento depositó una enorme cantidad de arena entre paredes redondeadas. Hoy en día no es posible detenerse ni caminar por el anfiteatro, por lo que puedes verlo desde el mismo camino de los automóviles o desde otros miradores, como el de la Duna Mayor o el Mirador Achaches.

4. MINA DE SAL VICTORIA. Antiguamente la explotación de sal en esta zona era realizada por distintas familias, que fueron profesionalizando su labor hasta que en siglo XX tomaron una enorme relevancia para la minería chilena. Se asentaron en el Valle de la Luna empresas y minas, de las que hoy vemos vestigios como algunas máquinas y construcciones. Es posible recorrer la zona por un sendero demarcado, y apreciar zonas donde se ve cómo funcionaba la extracción.

5. LAS TRES MARÍAS. Son formaciones rocosas formadas por el paso de los años a través de erosión. También se les conoce como ‘los observadores’. Hoy en día está prohibido acercarse, pues hace algunos años un turista se subió a una y la partió por la mitad. Se dice que datan de hace miles de años, pero no está comprobado. Lo que sí es seguro es que han sido formadas solo por el tiempo, sin intervención humana. Las podéis ver en la foto de portada del apartado anterior.

EL MEJOR SUNSET EN ATACAMA

  • La Duna Mayor es el lugar más recomendado para ver el atardecer, uno de los mayores encantos del lugar.
  • Debido a la sal presente en las rocas, la luz del sol provoca un espectáculo de colores sobre ellas.
  • La paleta de la diosa naturaleza pasa por los tonos rojizos, anaranjados, morados o grises.
  • El resto de los senderos se cierran a las 18.00 pero la duna permanece abierta para ver la puesta de sol.
Desierto de Atacama. Chile.

5. ATACAMA, BACTERIANO Y ASTRONÓMICO

EL MEJOR OBSERVATORIO NATURAL MUNDIAL

  • El desierto de Atacama es uno de los pocos lugares del mundo con más de 300 días con cielos despejados al año.
  • Sin contaminación lumínica posible y con una considerada altitud lo convierten en un lugar privilegiado. ,
  • Según los expertos en astronomía, probablemente sea el mejor lugar del mundo para observatorios.
  • Por ello se ha colocado recientemente el telescopio terrestre más grande del mundo, ALMA, para estudiar la formación de estrellas.

EL LUGAR MÁS IRRADIADO DEL PLANETA

En lugar más seco del planeta también es el más irradiado, un laboratorio natural para explorar los límites de la vida y las estrategias de los microorganismos para adaptarse a ambientes extremos. Grupos de investigación llevan años estudiando microorganismos endolíticos en los desiertos, y uno de ellos está coordinado por la NASA. Uno de los objetivos es caracterizar la vida microbiana en ambientes extremos terrestres análogos de Marte.

ATACAMA, UN DESIERTO BACTERIANO

  • La estructura que tienen algunas rocas permite la existencia de ecosistemas complejos en su interior.
  • Para protegerse de los rayos ultravioletas las algas producen sustancias que podrían usarse para desarrollar protectores solares.
  • ‘Arquitectura habitable’ es el término escogido para para definir la estratificación interna de las rocas que posibilita esta vida.
  • Varios ecosistemas microbianos colonizan el interior de una mima roca como estrategia de supervivencia en un ambiente extremo.
  • Como si las rocas fueran edificios perfectamente acondicionados a las necesidades de sus habitantes, algas y cianobacterias.
  • Las rocas de yeso tienen una capa externa que actúa como una carcasa por la que se filtra el agua al interior y que dificulta su evaporación.
  • Dentro de la roca se acumula vapor de agua mientras en la inferior, se acumula agua líquida. Algas y cianobacterias en dos pisos diferentes.
Desierto de Atacama. Chile.

CÓMO RECORRER EL DESIERTO DE ATACAMA

BICICLETA. Se alquilan en San Pedro de Atacama. Deberás sumar 17 kilómetros de ida, los 12 kilómetros dentro del valle y 17 kilómetros de vuelta. Se hace necesario un excelente estado físico y soportar un sol a quemarropa. Recuerda que se trata de un desierto con condiciones extremas.

COCHE. Opción preferente tanto por libre como en modo excursión. Las ventajas son conocidas, libertad de movimientos para detenerte en distintos lugares el tiempo que necesites. O aparcar en algunos emplazamientos para continuar algunas rutas andando.

HORARIOS DE ATACAMA

  • Horario: 06:00 a 18:10. A partir de esa hora sólo se accede a la gran duna para ver el atardecer.
  • De 06:00 a 12:00: adultos: $2.500. Estudiantes, tercera edad y menores de 12 años: $2.000.
  • De 12:00 a 18:10: adultos: $3.000. Estudiantes, tercera edad y menores de 12 años: $2.500.

6. DATOS Y CURIOSIDADES DE ATACAMA

  • La Región de Atacama es una de las dieciséis en que se divide Chile. Su capital es Copiapó.
  • Ubicada en ‘Norte chico’, limita con la Región de Antofagasta, con varias provincias de Argentina o con el océano Pacífico.
  • Es la cuarta región menos poblada del país y la cuarta más extensa. Una de cal, y una de arena.
  • Este territorio está compuesto por las provincias de Chañaral, Copiapó y Huasco.
  • Chile y Bolivia disputaron esta tierra en la Guerra del Pacífico por su enorme potencial minero.

 

  • Es el desierto más seco del mundo según los estudios realizados por la NASA y otras entidades académicas.
  • Algunas estaciones meteorológicas nunca han recibido ni una mísera gota de lluvia. Nunca.
  • La Cordillera de los Andes y la Cordillera Costera de Chile rodean este desierto y bloquean la humedad.
  • Esto provoca una especie de ‘valle de la muerte’ para la vegetación, privando a la tierra de agua y nutrientes.
  • Es el mayor suministro de nitrato de sodio en el mundo que se utilizar para producir fertilizantes y explosivos.
  • La extracción de este mineral conocido como ‘salitre chileno’, tuvo un auge en la década de 1940.
  • Muchos pueblos mineros abandonados pueden ser visitados en el desierto de Atacama.
  • Hay nieve en el desierto, así es. Es posible por su gran altitud en las cimas altas de las cordilleras que lo protegen.
  • Esto provoca un brusco descenso de temperaturas, que pueden oscilar entre los 40ºC a los 5ºC por la noche.

LAS MOMIAS DE CHINCHORRO

  • Las Momias Chinchorro son los restos humanos más antiguos momificados y se han encontrado en el desierto de Atacama.
  • Son anteriores a las momias egipcias por miles de años. La extrema falta de humedad del ambiente preservólas  muestras.
  • La momia más antigua que de Egipto data del año 3000 a. C. La recuperada en Atacama está fechada en el año 7020 a. C.

7. PINK FLAMINGOS, DE MODA Y DE PELÍCULA (ANTOFAGASTA)

Su estampa estilizada y sus tonalidades rosadas las convierten en aves muy seductoras para el ojo humano. Tanto es así que se han convertido con el tiempo en todo un icono de moda. No faltan en ninguna decoración tropical en los últimos años. De las seis especies de flamencos que existen en el mundo, tres se encuentran en Chile. Ellos si que saben mejor que nadie como es ‘La Vie en Rose’. Edith Piaf se presenta como la obligada BSO para este impresionante panorámica.

En la Reserva Nacional Los Flamencos, encontrarás la típica postal de flamencos estirando las patas como si hiciesen yoga, o bebiendo con un estilo que ya querrían algunas princesas. Colores hipnotizantes que te atrapan. Y con una elegancia divina que nos resulta atrayente. Chile se presenta como un marco incomparable para poder disfrutar de su presencia. Montañas, lagunas, formas y colores imposibles y además, los más buscados: ‘Pink Flamingos’.

La Reserva Nacional Los Flamencos, está dividida en 7 sectores ubicados a diferentes alturas, cada uno con condiciones climáticas particulares, lo que
provoca que cada sector posea diferente población vegetal y animal. Algunos sitios de la reserva poseen importancia arqueológica ya que en ellos se encuentran vestigios de pueblos precolombinos, como la aldea de Tulor, que se puede visitar con guías de la comunidad local de Coyo.

Está ubicada en San Pedro de Atacama en la Región de Antofagasta, con más de 73.900 hectáreas y se divide en siete sectores con diferentes condiciones climáticas, lo que se traduce en una biodiversidad única de flora y fauna. Destaca la protección de especies como el tuco tuco de la puna (una especie de roedor), zorro culpeo, puma, vicuña y guanaco. Además, se pueden avistar flamencos chilenos, flamencos de James, ñandúes, cóndores o chinchillas.

Se puede visitar durante todo el año y además de ser un paraíso natural, cuenta con lugares para acampar y picnic, hay alojamiento y otros servicios turísticos, además de un centro de información ambiental. Los principales senderos de excursión son tres, aunque existen más alternativas si se dispone de suficiente margen de tiempo. 

  1. Lagunas Altiplánicas Miscanti-Miñiques. Dos senderos de dificultad media.
  2. Laguna Chaxa tiene un sendero que puede ser guiado por guías locales.
  3. Valle de la Luna posee 4 senderos habilitados de mediana dificultad.
Chile. América.
Chile. América.
Chile. América.

OTRAS ZONAS NATURALES DE CHILE

PINGÜINOS EN PUNTA ARENAS – ISLA MAGDALENA

Cada año, 60 000 parejas de pingüinos de Magallanes se congregan frente a la costa de Punta Arenas, en la isla Magdalena. Ver cómo caminan patosamente, cuidan sus nidos, dan de comer a sus crías y miran con curiosidad a los visitantes es una experiencia fantástica. También vale la pena explorar el faro histórico convertido en centro de información. Los pingüinos residen en la isla de octubre a marzo.

VALLE CHACABUCO, EL ‘SERENGETI’ DEL CONO SUR

Conocido como el ‘Serengeti del Cono Sur’, el Parque Nacional de la Patagonia es ideal para avistar la fauna de la Patagonia, como guanacos, cóndores y flamencos. Este antiguo rancho ganadero ha sido objeto de una restauración meticulosa que lo está convirtiendo en un parque modélico. Hay que reservar unos días para recorrer los caminos, o simplemente ver la vida salvaje desde la carretera principal, que sube hasta la frontera con Argentina cerca de la ruta 40.

REGIÓN DE LOS LAGOS… Y MUCHO MÁS

Lagos glaciares turquesa, azul y verde dominan el paisaje, pero no es el único atractivo de una zona encasillada por su nombre. Volcanes, encantadores pueblos como Frutillar y el Parque Nacional Huerquehue ofrecen numerosas alternativas para disfrutar de actividades al aire libre y una cultura singular.

PARQUES NACIONALES DEL ‘SUR CHICO’ De CHILE

El ‘Sur Chico’ cuenta con siete parques nacionales, ninguno más místico que la Reserva Nacional Malalcahuello-Nalcas y el Parque Nacional Conguillío, con paisajes desiertos y carbonizados por las erupciones de volcanes como el Lonquimay y el Llaima. Junto con el Parque Nacional Tolhuaca, forman un trío perfecto al que se llega desde una base situada en la carretera de Lonquimay.

Valparaíso. Chile.

8. VALPARAÍSO, EL PUEBLO DE LOS MIL COLORES

Los cerros de Valparaíso han acogido durante siglos a generaciones de poetas, artistas, filósofos y trabajadores portuarios. Un laberinto de caminos sinuosos conduce a algunas de las mejores muestras de arte callejero del país, unas vistas maravillosas y un mosaico de ruinosas casas de hojalata. Colorido y bohemio, es uno de los clásicos básicos de Chile, a un salto de la capital del país.

Debido a su riqueza arquitectónica desarrollada principalmente a finales del siglo XIX, en el año 2003 su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, convirtiéndose en el tercer lugar chileno protegido por el organismo internacional, tras el Parque Nacional Rapa Nui y 16 de las Iglesias de Chiloé.

Valparaíso es una de las ciudades más antiguas de Chile. Sus orígenes se remontan a 1536 y por la importancia de su puerto, ejerció un papel determinante en el proceso de emancipación nacional. Su renacimiento está trayendo edificios rehabilitados, lujosos hoteles-boutique y restaurantes a su sincopado paisaje urbano, su brisa incesante y el trajín de sus muelles. Es uno de los puertos con mayor movimiento de Chile y uno de los más importantes del Pacífico Sur. Pero no sólo del mar vive el hombre, y la ciudad es reconocida por ser un gran centro de educación superior, con algunas de las universidades más importantes del país.

Valparaíso se presenta en forma de un gran anfiteatro natural, emplazada en la bahía homónima y rodeada de cerros, en los cuales vive la mayor parte de la población. Entre el pie de los cerros y el mar se concentra el centro administrativo, comercial y financiero de la ciudad, mientras la línea costera es ocupada ampliamente por el puerto su potente tráfico marítimo. Interesante y con fácil acceso desde Santiago de Chile, no te la puedes perder. A pesar de ser uno de los puntos turísticos del país, consigue mantener su esencia

Valparaíso. Chile.
Valparaíso. Chile.
Valparaíso. Chile.

Bohemia, colorida y cautivadora. Valparaíso te invita a descubrir decorados urbanos bizarros en medio de una decadencia seductora. De esa que nos encanta, y que se presta a dejarse llevar más que nunca. Entrar en una pequeña galería de arte, en un bar de barrio o en un restaurante familiar, puede ofrecerte los mejores momentos de la ciudad. Escenas que se suceden en esos magnéticos laberínticos cerros que han sido inspiración de poetas y escritores.

Su arquitectura no es menos relevante, por algo se la ha reconocido como Patrimonio de la Humanidad. Pasear con tranquilidad como si fuese un juego para encontrar joyas ‘vintage’ arquitectónicas, que pueden estar en un ascensor antiguo, una puerta centenaria, o unas escaleras de cuento de Tim Burton. Aunque realmente, casi cualquier rincón podría ser una escena de alguna película. Ciudades con chispa, donde cada rincón resulta evocador.

Esas calles serpenteantes de cuestas imposibles miran hacia el mar, que siempre acaba siendo el mejor telón del fondo para cerrar el paisaje de colores de los cerros. Imprescindible la visita al puerto para conocer un poco más de la idiosincrasia chilena, sin olvidar visitar el mercado de pescado. Para nosotros parada obligada en cualquier lugar del mundo. Olores, sabores, colores y cotidianidad.

El trazado urbano de Valparaíso está determinado por su alocada topografía, con casi medio centenar de cerros asentados en el anfiteatro natural con vistas al océano. Las calles empinadas y laberínticas son un propio monumento en si mismas, configurando unos paisajes urbanos muy chulos. Estrechos pasajes, escaleras infinitas, y ascensores de película de otra época. 

Una ciudad es heredera de un pasado histórico que le confiere una identidad única. En el siglo XIX acogió a sucesivas oleadas de inmigrantes, principalmente europeos, lo que confirió a Valparaíso un carácter cosmopolita y pluralista, en un país que debido a formidables obstáculos naturales desarrolló por siglos un carácter insular y monolítico desde el punto de vista cultural. Testimonio de esta riqueza es la heterogénea arquitectura de la que ya hemos hablado.

Valparaíso. Chile.
Valparaíso. Chile.
Valparaíso. Chile.

Valparaíso se presenta en forma de un gran anfiteatro natural, emplazada en la bahía homónima y rodeada de cerros, en los cuales vive la mayor parte de la población. Entre el pie de los cerros y el mar se concentra el centro administrativo, comercial y financiero de la ciudad, mientras la línea costera es ocupada ampliamente por el puerto su potente tráfico marítimo.

Con una ciudad que vive volcada con la actividad portuaria, no extraña que aquí se asienten importantes instituciones financieras o entidades de inversión, considerados facilitadores del comercio exterior, ni los departamentos e instituciones de todos los servicios gubernamentales que regulan todo tipo de transacciones comerciales. Es además la Sede del Poder Legislativo de la nación y está declarada Capital de la Institucionalidad Cultural de Chile.

En resumen, aquí se maneja pasta y se nota. Un contraste con esa imagen de Valparaíso bohemia, artística y pintoresca. Pero sin ese desarrollo económico a lo largo del tiempo, su progreso no hubiese sido tan colorido y alegre. Una visita imprescindible que además se encuentra a un paso de la capital chilena, poco más de 100 kms. Merece la pena disfrutarla y pasearla con calma, a trotar sin prisas!

Lago Llanquihue, Chile

9. PASEO ENTRE LAS CUMBRES NEVADAS DE CHILE

Nuestro itinerario recorrerá otros enclaves no menos espectaculares del país, porque a pesar de ser llamativamente estrecho, concentra en poco territorio un montón de tesoros naturales únicos en el mundo. Un espacio muy bien aprovechado. 

PARQUE NACIONAL TORRES DEL PAINE

Algunos ritos de paso nunca pierden su atractivo, de modo que hay que echarse la mochila a la espalda y atravesar estepas y bosques para contemplar estas agujas montañosas. Las Torres son el principal reclamo del parque, pero la vasta extensión de naturaleza ofrece mucho más, como hacer senderismo sobre hielo en el glaciar Grey o explorar la tranquila parte trasera del circuito. También se puede montar en kayak por el río Serrano.

VIAJAR POR LA CARRETERA AUSTRAL

Muchas aventuras esperan en esta ruta de 1240 km a través de la campiña andina, jalonada de parques y fincas de pioneros. La carretera Austral es el sueño de todo trotamundos. La polvorienta carretera sembrada de baches fue construida en la década de 1980 durante el régimen de Pinochet con la intención de unir a los residentes más aislados del país. Vale la pena desviarse por los ramales que llevan a glaciares, pueblos costeros y aldeas de montaña.

10. CLIMA Y MEJOR ÉPOCA PARA VIAJAR A CHILE

El desierto más seco del mundo y algunas de las cordilleras más altas de América, el resultado no puede ser otro que un compendio de climas extremos y diversos según la zona del país. Posee un amplio rango de climatología a través de una gran escala geográfica que se extiende por casi 40 grados de latitud. Casi 73 grados si consideramos el reclamado Territorio Chileno Antártico.

El territorio se solapa parcialmente con las áreas reclamadas por Argentina, conocidas como Antártida Argentina entre los meridianos 53° O y 74° O al sur del paralelo 60° S y por el Reino Unido con el denominado Territorio Antártico Británico, entre los meridianos 53° O y 80° O al sur del mismo paralelo. Sin embargo la República de Chile, es el país más cercano geográficamente.

Según la clasificación climática de Köppen, Chile incluye dentro de sus límites al menos a 7 de los grandes subtipos climáticos: Desde el clima desértico en el norte, a la tundra y glaciares en el este y el sur, pasando por el húmedo subtropical en Isla de Pascua, el clima mediterráneo en Chile central, el clima oceánico en el sur y el clima polar en el Territorio Chileno Antártico.
 

Hay regiones como Iquique o Santiago de Chile que se pueden visitar durante todo el año. Para San Pedro de Atacama lo ideal sobre el papel es de marzo a diciembre, pero las visitas tampoco cesan en ningún momento. Establecemos a continuación tres temporadas según el clima y sus implicaciones en las regiones más turísticas, para que puedas tenerlo en cuenta a la hora de trazar tu aventura.

TEMPORADA ALTA. DE NOVIEMBRE A FEBRERO

  • La Patagonia es mejor, pero también más cara, de diciembre a febrero.
  • Las playas se llenan a finales de diciembre y todo el mes de enero.
TEMPORADA MEDIA. SEPTIEMBRE/NOVIEMBRE – MARZO/MAYO
 
  • Por temperatura, el mejor momento para visitar Santiago de Chile.
  • La ‘Región de Los Lagos’ es agradable de septiembre a noviembre.
  • La región vinícola, vendimia y festivales se recomienda en marzo.
TEMPORADA BAJA. DE JUNIO A AGOSTO
 
  • La mejor época para la práctica de deportes de nieve como el esquí.
  • Es una buena época para realizar un itinerario por el norte del país.
  • En la carretera Austral se pueden bloquear los puertos de montaña.
  • Ojo porque los transportes y alojamientos pueden estar llenos en julio.

TEMPORADA ALTA. DE NOVIEMBRE A FEBRERO

  • La Patagonia es mejor, pero también más cara, de diciembre a febrero.
  • Las playas se llenan a finales de diciembre y todo el mes de enero.
TEMPORADA MEDIA. SEPTIEMBRE /NOVIEMBRE – MARZO/MAYO
 
  • Por temperatura, el mejor momento para visitar Santiago de Chile.
  • La ‘Región de Los Lagos’ es agradable de septiembre a noviembre.
  • La región vinícola, vendimia y festivales se recomienda en marzo.
TEMPORADA BAJA. DE JUNIO A AGOSTO.
 
  • La mejor época para la práctica de deportes de nieve como el esquí.
  • Es una buena época para realizar un itinerario por el norte del país.
  • En la carretera Austral se pueden bloquear los puertos de montaña.
  • Ojo porque los transportes y alojamientos pueden estar llenos en julio.
Chile. América.
Chile. América.
Chile. América.
Chile. América.

Esto es sólo un esbozo de lo que puede ofrecer Chile, el país de la Tierra de FuegoSi te gusta la naturaleza, no te puedes perder un destino donde es la auténtica protagonista. Desde la cima de la cordillera de los Andes hasta los granos de la tierra árida de Atacama, no tiene desperdicio. Si dispones de tiempo, el combinado con Bolivia se sirve en bandeja. 

Si tienes alguna duda puedes escribir un comentario al final de este post y contestaremos con la mayor brevedad posible. Así otros viajeros se podrán beneficiar de las mismas preguntas y respuestas. Esperamos que este resumen te haya servido para trazar tus primeras ilusiones.

¿Te ha gustado el artículo? ¡COMPARTE!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest

 TE PUEDE INTERESAR

DESCUBRE TODOS LOS DESTINOS

¡Síguenos en redes sociales!

PRÓXIMAMENTE

  • 6. Cómo cruzar de Chile a Bolivia
  • 7. Visado, moneda y clima en Chile
  • 8. Sanidad y vacunas para viajar a chile
  • 9. Religión, costumbres y culturas en Chile
  • 10. Seguridad para el viajero en Chile
  • 11. Gastronomía y platos típicos en Chile