Flores del mundo

UN PASEO POR LA FLORA MUNDIAL

Asia, África, Europa y América

Galicia. España.
Amazonas. Colombia.

EUROPA

La naturaleza ha sufrido para asentarse en las islas de Macaronesia (Canarias, Cabo Verde, Azores y Madeira), le ha costado pero a la postre tras milenios de lucha incesante contra las erupciones volcánicas y los terremotos. Pero todo esfuerzo tiene su recompensa y aquí el premio es una naturaleza exhuberante y extraordinaria.

Tanto Madeira como Azores cuentan con numerosas plantas y animales endémicos. También en España La Palma es un buen ejemplo de esa biodiversidad inaudita, al igual que nuestra querida Galicia. Nos vamos de paseo por estos cuatro lugares para sorprendernos con la flora insólita de estos rincones atlánticos.

1. PORTUGAL – MADEIRA

Isla de Madeira en Portugal
Flor estrelicia. Madeira.
Isla de Madeira en Portugal
Seixal. Madeira.

LA ESTRELICIA, LA FLOR DE MADEIRA

La estrelicia es la flor que representa a Madeira, aunque no es autóctona. Esta flor del paraíso es originaria de Sudáfrica y fue introducida en Europa a partir del año 1770. Recuerda la cabeza de un ave del paraíso, con su cresta emplumada desplegada y sus colores tropicales.

Apreciada por todos los jardines botánicos del mundo, este clima cálido de temperaturas suaves y humedad constante convierten a la isla en uno de sus cobijos preferidos, donde crecen libremente por cualquier rincón. Madeira está repleta de flores y de vegetación por todas partes. A pesar de ser una isla volcánica, el escenario lejos de ser seco, tiene siempre un telón de fondo verde, salvo en contados lugares como Sao Lourenzo o San Jorge. Colores y olores que hechizan en cualquier época del año.

Isla de Madeira en Portugal
Santana. Madeira.

LA FIESTA DE LA FLOR

La Fiesta de la Flor de Madeira es uno de los eventos festivos más importantes de la isla, que atrae a miles de turistas todos los años para conocer uno de los archipiélagos más espectaculares del Atlántico. La celebración tiene su origen en los años 50 y que nació para darle la bienvenida a la primavera, el renacimiento de la naturaleza.

Un bonito homenaje a la riqueza y la diversidad de la flora, que cuenta con múltiples especies originarias de distintas zonas del planeta que se han adaptado a las condiciones climáticas de la isla que acoge especies tanto de regiones tropicales y frías. La capital de Madeira, Funchal, se convierte en un auténtico jardín tropical. Las calles y plazas se adornan con flores que perfuman la ciudad y que cada año atraen a más viajeros.

GALERÍA – FLORA MADEIRA

EXPLORA

 PORTUGAL – AZORES

Azores es el archipiélago más septentrional de la Macaronesia, y también el que recibe más precipitaciones. Su situación en medio del Atlántico norte, a caballo entre Europa y América, y su clima oceánico, lo convierten en una tierra única y singular. No podemos olvidar los vientos alisios que nutren a la isla de una humedad imprescindible durante todo el año, mucho más constante que en otras islas de la Macaronesia, como La Palma o El Hierro.

Combina ambientes de climas fríos noreuropeos, como las turberas de musgo Sphagnum, o lagos naturales de cierta profundidad, que nos trasladan a paisajes alpinos. Pero también encontramos especies de los ecosistemas cálidos, valgan como ejemplo las plataneras o palmeras tropicales que rodean espacios tan espectaculares como las termas. Sin olvidar las plantaciones de té, las únicas de todo el continente europeo.

El resultado final es un tapiz de terciopelo verde que recubre prácticamente toda la isla, salvo en las zonas más bajas donde se hace palpable el origen volcánico del archipiélago, con las capas geológicas perfectamente marcadas en las paredes de los acantilados.

En Azores hay casi 900 especies de helechos, semillas y plantas, de las que más de 60 son endémicas, lo que representa un 8,3% de la flora total de dichas islas. Esta riqueza es parecida a la de Cabo Verde pero muy inferior a otras regiones atlánticas como Madeira y Canarias. Al tratarse del archipiélago situado más al norte y más frío de Macaronesia, su flora tiene un vínculo estrecho con la flora europea.

Casi el 40% de las plantas endémicas presentan nexos filogenéticos con la flora de Madeira y Canarias, como el brezo de Azores, pariente del tejo canario, el laurel y el palo blanco. Forman los dos tipos de bosques azorianos más importantes: el bosque de cedro y la laurisilva o monteverde.

Actualmente, los restos de laurisilva en Azores se encuentran en lugares inaccesibles, como laderas de gran pendiente, acantilados o cráteres volcánicos. Hace más de cinco millones de años copaba gran parte de los territorios de Europa central y de la cuenca mediterránea. Hoy en día, la Macaronesia es su único reducto, con la isla canaria de La Palma como baluarte más esplendoroso.

GALERÍA – FLORA AZORES

Laurel, helechos, camelias, cedros japonenes, pinos australianos, dragos, eucaliptos, y hortensias, una de las especies más omnipresentes de la isla. El viñátigo del Brasil, de la familia del laurel, puede alcanzar los 20 metros y existen unas 400 especies de musgos en todo el archipiélago gracias a la pureza del aire.

Las plantas invasoras son su peor pesadilla y amenazan a docenas de especies locales cada año. De más de 600 plantas introducidas en el último siglo, 45 de ellas se consideran como especies agresivas, que se han extendido rápidamente y destruyendo las endémicas.

En el archipiélago abundan aves migratorias que paran durante su travesía transatlántica y que incluso pasan el invierno en las islas. Sus costas vírgenes con numerosos islotes ofrecen un lugar ideal para descansar y anidar.  Azores conquista por su exhuberante naturaleza en medio del poderoso Atlántico. Una isla que se erige como un espectáculo para los sentidos, tan imprescindible como desconocido en Europa.

EXPLORA

2. ESPAÑA – LA PALMA

San Andrés. La Palma.
Ruta de los Volcanes. La Palma.

En mitad del océano atlántico, en las Islas Canarias, han sobrevivido plantas que tan solo se encuentran en muy pocos lugares del mundo o que han desaparecido con la era glacial. Debido a su formación y localización, La Palma presenta un gran abanico de paisajes, con una generosa diversidad de ecosistemas.

Gracias a las temperaturas suaves, en la isla bonita crecen muchas plantas ornamentales. Su extravagancia y elegancia la ha incluido en esta lista por derecho propio. Desde las flores de colores que brotan en sus paisajes volcánicos a la infinidad de especies de cactus que adornan cualquier rincón de la isla, sin olvidar esos bosques de laurisilva, uno de los tesoros mejor escondidos del Atlántico.

Ruta de los Volcanes. La Palma.
Bosque de Los Tilos. La Palma.

La ruta de los volcanes presenta una magnífica representación de flora desértica. Aunque todo te parezca terreno gris o negro infértil, es ahí donde más sorprende el impulso de la naturaleza. Una ganadora en condiciones, a priori, desfavorables. Adaptación al medio. Evolución.

La naturaleza consigue poner el toque de color justo y necesario, en medio de parajes interestelares.

GALERÍA – FLORA LA PALMA

La variedad de cactus nos conquistó por completo con esos tonos sacados de la moda de los años 90, colores ácidos y fluorescentes, asentados sobre mantos oscuros que realzan su figura. Una verdadera maravilla. Pequeños detalles que adornan el paseo hasta las cimas de los reyes volcánicos. Allí donde a lo lejos no ves nada, aparece un submundo con muchas ganas de vida.

El pino canario junto al pino de California, especie que se introdujo en los años 40 con fines madereros, son otros protagonistas del paisaje palmero.

Rabo de Gato. Caldera de Taburiente.
Estrelicia. La Palma.

Además de la flora autóctona, La Palma también presenta muchas plantas que han sido introducidas como, por ejemplo, los almendros, los castaños y los plátanos que no pasan desapercibidos. Una de las especies introducidas y foráneas es el rabo de gato, que se ha convertido en toda una plaga que amenaza la flora autóctona.

GALERÍA – BOSQUE LAURISILVA

BOSQUES DE LAURISILVA

El bosque de Los Tilos es una explosión de biodiversidad y verdor que enamora a primera vista. Una jungla silenciosa y relajante en la que abundan musgos y los helechos gigantes. Es uno de los pocos reductos mundiales de laurisilva, un bosque primitivo y frondoso de árboles de hoja ancha que hace millones de años abundaba en el planeta. Fue declarado Reserva de la Biosfera de la Unesco en 2002, protección que hoy engloba a toda la isla.

Atendiendo a la flora destaca la presencia de tiles, viñátigos, laureles, madroños, fayas, brezos y extraordinarios helechos gigantes que cautivan al senderista. Si Los Tilos tuviese apellido sería: verde que te quiero verde.

ESPAÑA – GALICIA

Pontevedra. Galicia.
Noia. Galicia.

Galicia es una tierra fértil con enorme biodiversidad, donde la naturaleza es la reina del mambo. Las flores brotan con brío en los parques naturales y reservas de la biosfera costeras e interiores.

Camelias, azaleas, geranios, petunias, berros, salicarias, lirios, margaritas, magnolias, crisantemos, petunias, claveles, rosas, hortensias, lavanda, gerberas, celidonias y diversas ericáceas y celidonias, entre otras muchas especies que recogemos en las siguientes galerías de fotos.

Rianxo. A Coruña.
Ribeira. A Coruña.

Todas campan a sus anchas con especial fuerza en primavera. El bosque primario original de Galicia es la fraga con el roble como estrella, aunque abundan encinas, castaños, abedules, abetos, sauces, secuoyas, hayas, cipreses o laureles. Los pinares son otro elemento básico de nuestras panorámicas tanto en montañas como en las playas.

Toxo. Galicia.
Pino. Galicia.

TOXOS E FLORES

El toxo es una de las plantas más representativas de Galicia y la reina de los matorrales. De origen europeo, está incluida en la lista de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) entre las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo.

Pero su mala fama no ha impedido que se haya convertido en todo un símbolo de la región. Al ser leguminosa, realiza su función importante en la fertilización de cultivos. Sus flores amarillas son inconfundibles y la planta puede llegar a medir 5 metros de altura.

GALERÍA – FLORA GALICIA

Galicia no hace falta adentrarse en los bosques para ver jardines de flores. Cualquier aldea, en el interior o en la costa, regala rica y tupida vegetación que en primavera se vuelve un auténtico abanico de colores y olores.

Alegría para los sentidos después de los duros inviernos que nos deja la esquina norte entre el Cantábrico y el Atlántico. Precisamente esa lluvia y humedad desapacible hacen de este territorio casi una jungla. Galicia Calidade.

Camelia. A Coruña.
Rosas. A Coruña.

La camelia es la gran dama de Galicia, presente en los jardines de los edificios más imponentes como los pazos, castillos y casas señoriales. El camelio más alto del mundo está en el pazo de Lourizán en Pontevedra. La camelia es conocida como la Rosa del Japón por ser nativa de este país y de la zona suroriental de China y Corea.

Existen cerca de 250 especies, la más popular es la Japónica, de la que existen hasta 3000 variedades diferentes. Florece en primavera, otoño e invierno, y generalmente no tiene fragancia. Le gustan los suelos ácidos y húmedos, así que Galicia es su paraíso y no en vano, cuenta con su propia Ruta de las Camelias.

Carnota. A Coruña.
Traba. A Coruña.

En las playas también resulta interesante la flora que habita las dunas, marismas y lagunas que rodean a unos arenales impresionantes y de lo más variado. Cardos, pequeños cactus y otras especies brotan allí donde menos te lo esperas. Si estás interesado en realizar una ruta playera te recomendamos los siguientes artículos.

GALERÍA – FLORA COSTERA GALICIA

Las flores más conocidas en los jardines gallegos son de origen japonés o chino, como la propia camelia denominada la rosa del Japón por ser originaria de estas latitudes. Otras muchas han pasado antes por jardines botánicos de otros países como Inglaterra o Francia, antes de llegar a España. Plantas de exterior que se dan tan bien en Galicia que ya las hemos interiorizado como propias.

GALERÍA – FLORA GALICIA II

La Xunta contabiliza unos 30 endemismos (especies de fauna y flora que solo se conservan en Galicia o las comunidades limítrofes), pero la mayoría se encuentran en peligro de extinción.

La administración debe velar por la conservación de nuestro patrimonio natural, la mayor riqueza de la comunidad gallega. Algo que también debe influir en la práctica de un necesario turismo sostenible.

AMÉRICA

1. COLOMBIA

Amazonas. Colombia.
Amazonas. Colombia.

Colombia es el segundo país más diverso del mundo. Su flora es tan variada que se estiman que de las 300.000 especies de plantas que hay en el mundo, más de 40.000 están en Colombia, un poco más del 13%. Es el segundo exportador mundial de flores, enviando sus maravillas a unos 100 países, siendo el principal proveedor de flores de Estados Unidos. Alberga más de 50.000 especies de flores.

Casi 4.300 especies de orquídeas crecen en diferentes regiones de Colombia, convirtiéndolo así en el país con más tipos de orquídeas en el mundo. En departamentos como Antioquia, se cultivan crisantemos y hortensias, gracias a su clima cálido y templado. Es el tercer país con mayor variedad de palmas en todo el planeta con al menos 230 especies.

LA ORQUÍDEA, FLOR NACIONAL DEL COLOMBIA

La flor cattleya, conocida como ‘flor de mayo’, se considera el símbolo nacional del país. Esta orquídea es originaria de Colombia y sus pétalos de color rosa claro, casi blanco, malva (lila) en el tubo, amarillo en la garganta y una mancha morada en el disco, la hacen muy especial. De los 4.270 tipos de orquídeas registrados en el país, más de 1.500 son endémicas.

Orquídea. Colombia.
Santa Marta. Colombia.

ESPECIES MÁS LAUREADAS

Destacamos las especies florales más representativas: frailejones, magnolias, palmas, bromelias, cactus, pinos, helechos y manglares. La flora más comercial son las rosas, crisantemos, claveles, lirios y hortensias. Los claveles, las rosas y la flor crisantemo cuentan con un Sello de Denominación de Origen gracias a su variedad, colorido y calidad, que garantiza la trazabilidad.

Las principales especies exportadas son las rosas, los claveles, la flor crisantemo, las alstroemerias, las hortensias y los lirios. El clavel es el segundo cultivo de flores más importante del país. En Colombia existen los claveles azules desde el año 2000: los primeros cultivos de flores genéticamente modificados.

Otras especies importantes de flora en Colombia son el musgo con 4.819 tipos y al menos 1.641 especies de helechos.

GALERÍA – FLORA COLOMBIA

Colombia posee entre 40.000 y 45.000 especies de plantas, una cifra muy alta para un país de tamaño intermedio. Para poder comparar mejor, os damos un dato muy gráfico: Brasil cubre una superficie de territorio casi 7 veces mayor que la de Colombia, pero tan sólo posee 55.000.

El país colombiano ocupa el tercer lugar en número de plantas vasculares endémicas y presume de diferentes tipos de plantas carnívoras. Un paraíso de formas y colores de lo más recomendable para los amantes de las flores y la naturaleza en general.

AMAZONAS – COLOMBIA

La fauna y flora de la región Amazónica es abrumadora con gran cantidad de especies endémicas de Colombia, que sólo se pueden ver en esta área del país. Más de 130.000 especies de plantas y flores, donde habitan incontables animales e insectos en una especie de megurbe natural. Para nosotros, un paseo imprescindible si visitas Colombia, sería un pecado no pasar un espacio de ecosistemas único en el planeta.

Hay bosques de todo tipo poblados de árboles, como caricari, tajibos, cedros o almandrillos, rodeados de un sinfín de plantas plantas medicinales que, según los indígenas, son capaces de curar toda clase de enfermedades. Aquí también hay orquídeas, sin olvidar el árbol sagrado Lupuna que puede medir hasta 70 metros de altura, y sobre el que se asientan muchas leyendas de las culturas precolombinas.

Amazonas. Colombia.
Colombia
Amazonas. Colombia.

El 20% de las especies de aves mundiales se hallan en el Amazonas. En el amazonas colombiano se encuentra ubicado el Parque Natural Amacayacu, que comprende selvas inundables, pantanos, ciénagas, bosques de tierra firme y sistemas fluviales característicos de la región. Es un paraíso lleno de magia y fantasía con infinidad de flores silvestres de gran belleza y colorido.

GALERÍA – FLORA AMAZÓNICA

2. PANAMÁ

Bocas del Toro. Caribe Panamá..
Interior de Panamá.

Panamá es uno de los lugares con mayor biodiversidad del mundo con unas 9.000 especies de plantas con flores dispersas por todo el país, entre el Caribe y el Pacífico. Se calcula que Panamá cuenta con unas 12.000 especies de plantas nativas en un territorio panameño que brinda más de 15 Parques Naturales al visitante.

Algunos de los grupos más numerosos son los musgos con casi 1000 especies de musgos, al igual que otras tantas de helechos. Las palmeras o palmas son frecuentes en los paisajes tropicales y caribeños y Panamá no iba a ser menos. Posee una gran variedad: de vino, de aceite, de corozo, real o chontaruro. Pero aquí hemos venido a hablar de flores así que pasemos al desfile de colores y olores: un placer para los sentidos.

PACÍFICO – PANAMÁ

No todos los árboles y plantas son propios del país por mucho que sea omnipresente como es el caso de la sábila o aloe vera, que es originaria de islas del Caribe. Lo mismo sucede con el buqué de novia, que proviene del sureste de India. Otro caso es el del papo (Hibiscus rosa-sinensis), que es originaria de Asia.

Otro caso es la flor del papo (hibiscus rosa-sinensis) que es originaria de Asia oriental y que podéis ver en la foto inferior de un rosa pletórico. También se la conoce como rosa de China, cayena, amapola, hibisco. Es una de las más habituales en entornos florales del país, y muy agradecida a la vista.

La flor del espíritu santo es la flor nacional de Panamá y se encuentra en peligro de extinción, al ser objeto continuo de tráfico de vida silvestre. Su floración puede ocurrir en diferentes meses del año, de abril a junio o de septiembre y octubre. Existen organizaciones naturalistas como COSPA y APROVACA que luchan por la supervivencia de esta especie.

Flor del Papo. Pacífico Panamá.
Flor de Espíritu Santo. EfeVerde.

GALERÍA – FLORA PACÍFICO PANAMÁ

CARIBE – PANAMÁ

Panamá se considera un puente biológico desde la formación del istmo hace 10 millones de años, y tiene gran influencia de plantas de Sur América y de Norteamérica. Todavía mantiene grandes selvas vírgenes donde cada año aparecen especies nuevas que aportar a la colección natural mundial.

Los nuevos registros históricos de plantas fueron encontrados, en su mayoría, en áreas selváticas y remotas del Caribe, como resultado de un proyecto de colaboración entre botánicos panameños, norteamericanos y europeos.

El epicentro de esta investigación han sido las provincias de Colón, Coclé, Veraguas, Bocas del Toro y Guna Yala, caracterizadas por ser botánicamente inexploradas. Desde hace unos años se trabaja con urgencia en estas zonas con mayor biodiversidad y vírgenes, porque corren el riesgo de ser alteradas o deforestadas.

Hasta el año 2018, el Herbario de la Universidad de Panamá contaba en sus archivos con unas 134.000 muestras de plantas, algas, hongos y líquenes de la flora panameña, que han sido documentadas durante los 50 años de historia de este espacio de investigación y divulgación.

GALERÍA – FLORA CARIBE PANAMÁ

ÁFRICA

1. KENIA

Mombasa. Kenia.
Diani. Kenia.

Kenia es el cuarto productor de flores más importante del mundo después de Países Bajos, Colombia y Ecuador. El crecimiento de la industria florícola keniata ha sido rápido y consistente, rivalizando seriamente por seguir escalando puestos en el ranking.

Un pequeño país del suroriente africano cuya industria agrícola ha ganado importancia de talla global durante las últimas décadas. El café, el chocolate, el té y las flores son sus productos de cabecera y destacan por su calidad.

Isla Wasini. Kenia.
Isla Wasini. Kenia.

La industria floricultora keniata ha crecido de manera sostenida desde su nacimiento al finales de la década de los 80. En aquel momento producía 11.000 toneladas de flores cortadas y en 2017 la producción sobrepasaba las 160.000 toneladas. Se estima que la industria floricultora emplea a más de 100.000 personas de forma directa, un 60% son mujeres.

El mercado de destino de las flores keniatas es por excelencia el continente europeo, siendo Países Bajos la nación que recibe la mayor parte de su producción. Reino Unido, Alemania y Rusia son otros de los clientes más fuertes de Kenia, aunque en los últimos años ha logrado meter la cabeza en mercados como el canadiense y el australiano, o el japonés.

Tanzania
Mombasa. Kenia.
Agapanto. Kenia.

Las rosas, claveles y fillers representan la mayor parte de la producción florícola keniata. Otras especies cultivadas, en orden de importancia económica son el solidago y el agapanto, también llamada flor del amor azul o lirio africano. La producción está concentrada al sur del país y especialmente alrededor del lago Naivasha donde las tierras son más fértiles.

La flor del árbol de Sándalo es la flor nacional de Kenia, y también es usada como una especie de planta medicinal, al obtener un preciado aceite esencial (migrañas, antidepresiva, relajante). Se caracteriza por ser un pequeño capullo que, al momento de abrirse, despliega unas espigas amarillas y de un fuerte aroma. El sándalo, llega a crecer entre 4 y 8 metros de altura, puede llegar a vivir 100 años.

Flor de sándalo. Kenia.
Calas. Kenia.

En la costa la vegetación se vuelve más exhuberante y colorida, como si danzase al ritmo tropical que inunda Mombasa, y que se extiende por todas las playas y parques del litoral keniata. Una explosión de color, más aún si acabas de llegar de la Sabana.

Flores de colores vivos aparecen para iluminar la cara más amable del país, alejada del epicentro del turismo en Masai Mara. Sorprende tanta vegetación en un terreno que a primera vista, se presenta árido y seco. La naturaleza nos sigue cautivando allí donde vamos.

Sin ir más lejos, en Kenia hemos visto calas, que resula que es la flor nacional de Etiopía, país limítrofe con el territorio keniata. Es una especie perenne originaria del continente africano, pero que ha sido cultivada alrededor del mundo, con su forma inconfundible de campana. Ha sido clasificada como una planta tóxica para los humanos y animales, y gusta de ambientes húmedos para reproducirse, con buena sombra y abundancia de agua.

Kenia
Masai Mara. Kenia
Kenia
Lago Naivasha. Kenia.

Kenia es un país con gran variedad de paisajes y ecosistemas más allá de la Sabana. El Valle del Rift es uno de los puntos más singulares del país salpicado por lagos y montañas que dan paso a incontables ecosistemas y a especies endémicas. En pocos kms puedes pasar de ver un paraje desértico a uno donde los árboles brotan dentro del lago Naivasha.

Kenia y sus contrastes, también en el mundo de la flora.

2. TANZANIA

Tanga. Tanzania.
Tanzania. Lushoto
Lushoto. Tanzania.

La flora de Tanzania tiene como máximo exponente una vegetación típica conocida como miombo, compuesta por pastos y arbustos, que cubre una tercera parte del territorio. Los cañaverales con densas selvas de manglares han sido convertidos en parques nacionales y reservas de caza.

Abundan las palmeras datileras silvestres, las fragantes orquídeas, los líquenes, las flores silvestres, lobelias e higueras gigantes, los tamarindos, caobaa, acacias y helechos. Sin olvidar a los baobabs, verdaderos elementos del paisaje africano y símbolo de Senegal, país donde más hemos visto hasta la fecha.

Flor violeta. Tanzania.
Lushoto. Tanzania.

La violeta es de origen africano, nativa de un área de bosque tropical nuboso entre Tanzania y Kenia. Sus aterciopeladas flores, originariamente violetas, lilas o blancas, lucen en la actualidad tonalidades rosadas, fucsias o púrpuras. Rodeadas de una corona de hojas, la planta forma un pequeño bouquet natural.

Kitulo. Tanzania.
Kitulo. Tanzania.

KITULO: EL SERENGUETI DE LAS FLORES

Pero no sólo de safari vive el hombre en Tanzania, y el viajero amante de la naturaleza, ha de saber que puede visitar el Parque Nacional Kitulo al sur de Tanzania con más de 4.000 kilómetros cuadrados. Este jardín botánico es conocido como ‘el jardín de Dios’ y los botánicos lo han apodado el ‘Serengueti de las Flores’, por ser uno de los mejores espectáculos florales del mundo.

El espacio está administrado por la institución Parques Nacionales del gobierno de Tanzania, y es el primer Parque de África tropical creado para la protección principal de su flora. Kitulo es una maravilla botánica que alberga 350 especies de plantas endémicas, incluyendo 45 variedades de orquídeas terrestres, que representan una exhibición de flores silvestres impresionante. Biodiversidad pura.

Lushoto. Tanzania.
Tanga. Tanzania.

LAS MONTAÑAS DE TANZANIA

En zonas donde escasean las precipitaciones, la vegetación se transforma por completo y aparece desértico, como los que rodean a la sabana tanzana, con el Parque del Serengueti a la cabeza. En esas tierras reina el pastoreo. Sin embargo en las montañas de Tanzania como Lushoto, la vegetación se vuelve abundante, incluso cubre las montañas con bosques tupidos. Toda una sorpresa después de un duro esfuerzo para llegar a estas remotas localidades.

Aparecen plantaciones de café, camaleones e insectos por todas partes, y unas flores muy singulares que ponen la alegría a un terreno que ofrece tonalidades ocres y marrones por antonomasia. Fue el rincón tanzano que más disfruté en el viaje, las montañas.

GALERÍA – FLORA TANZANIA

ASIA

1. INDONESIA

Con un clima tropical y alrededor de 17.000 islas, Indonesia es la segunda nación con más biodiversidad en el mundo. Su flora refleja una mezcla de especies nativas, asiáticas y oceánicas, uno de los tesoros del planeta.

Indonesia se ubica entre dos continentes, lo que provoca esta pirotecnia de especies que habitan infinidad de selvas tropicales y bosques exhuberantes, sin olvidar las regiones de pantano y vegetación costera.

Hay alrededor de 28.000 especies de plantas florecientes en Indonesia. Por mencionar algunos ejemplos: 2.500 tipos diferentes de orquídeas, 6.000 plantas medicinales tradicionales o 122 especies de bambú.

Rafflesia arnoldi. Indonesia.
jasminum sambac

Indonesia es hogar de algunas especies inusuales como las plantas carnívoras. Una especie excepcional es la Rafflesia arnoldi, descubierta la flor en las profundidades de Bengkulu en Sumatra.

Está considerada la segunda planta más grande del planeta. En 2020 se encontró el ejemplar de más envergadura conocido, que alcanza al extender sus pétalos un diámetro de 111 centímetros. El anterior récord era de 107.

Lo más extraño que hemos visto jamás. Nos emociona que la naturaleza siga sorprendiéndonos tanto durante este viaje especial por la flora del mundo. Pensar que estamos destruyendo maravillas como esta nos invade de un sentimiento de impotencia y tristeza.

Papúa. Indonesia.
Papúa. Indonesia.

En Indonesia hay tres flores nacionales por decreto, tal y como lo escogió el presidente Suharto. La jasminum sambac es una flor blanca pequeña con una dulce fragancia, la predilecta del país. La orquídea anggrek Bulan por su blancura llamativa y su especial forma, y la raksasa rafflesia, la planta carnívora endémica que hemos visto anteriormente

Las tres flores fueros elegidas el Día Mundial del Medio Ambiente en 1990. Cada una de las provincias indonesias tiene su emblema floral propio, lo que da cuenta de la importancia de esta parte de la naturaleza en su cultura.

Sulawesi. Indonesia.
Sulawesi. Indonesia.

El gobierno indonesio ha declarado el 5 de noviembre como el Día Nacional de Amor a la Flora y Fauna y se conmemora con ediciones de sellos de correos de plantas o animales endémicos o característicos del país.

Según Conservation International los puntos de mayor biodiversidad en Indonesia en la actualidad son: Wallacea y Sundaland, junto a las provincias del oeste de Papúa. Ahí se ubica el parque nacional de Lorentz declarado Sitio de Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1999.

Togean Islands. Indonesia.
Togean Islands. Indonesia.

La deforestación es un problema mayor en Indonesia. El índice actual es una pérdida de 2 millones de hectáreas por año. Como país súperpoblado y con la tendencia de industrialización rápida, la necesidad de tierra y recursos naturales también aumenta. Por no hablar del problema del aceite de palma.

Todo esto ha provocado incendios forestales intencionados. Según el departamento indonesio de silvicultura, hay varios cientos de plantas endémicas en Indonesia listadas como especies en peligro de extinción.

GALERÍA – FLORA INDONESIA

2. SRI LANKA

Ella. Sri Lanka.
Sri Lanka
Dambulla. Sri Lanka.

Sri Lanka es un paraíso para los apasionados de la flora y la naturaleza. La vegetación natural cubre alrededor de un tercio de la superficie total de la isla donde se mezclan densas junglas tropicales y bosques frondosos de montaña con distintas variedades de palma como la areca, el cocotero y la palmera.

Pero la cobertura verde ha caído en picado a lo largo del siglo XX por la tala extensiva para los asentamientos, la extracción de madera y la agricultura. Especies como el ébano, la caoba, la madera de satén y la teca se están agotando.

Sri Lanka
Dambulla. Sri Lanka.

El bosque de Sinharaja es de los pocos que permanecen intactos y está considerado como el mejor ejemplo de los bosques húmedos originales de la isla. Hoy en día (año 2021) el 25% de la superficie del país se encuentra bajo protección.

De marzo a mayo hay numerosos árboles en flor como la ardiente poinciana regia, la blanca mesua ferrea y la tabebuia con forma de flor de cerezo. Las orquídeas en flor incluyen variedades endémicas como la daffodil y wesak protegidas.

Nenufar rojo azul. Flor Nacional.
Lirio blanco de agua. Sri Lanka.

La flor nacional de Sri Lanka y Bangladesh es el nenúfar rojo azul conocido también como lirio de agua azul, aguapé rojo, azucena de agua o ambal. Habita en estanques, lagos y cursos tranquilos de agua de las regiones templadas, pero puede sobrevivir en condiciones climáticas adversas y en aguas contaminadas.

Se le han atribuido diferentes propiedades medicinales y los nativos la usan como calmante y también para mareos, vértigos o incluso ansiedad y parkinson. En el terreno gastronómico se usa como relajante en infusiones y como sucedáneo del café.

Lirio blanco de agua. Sri Lanka.

La flor olu es de la misma familia (nymphaeas) y está muy conectada con la vida espiritual. Cada color tiene un significado y una interpretación diferente. Florece en junio y septiembre. A continuación os dejamos una galería para que comprobéis como las flores son las ofrendas más habituales en Sri Lanka llenando los templos de colores y de olores en cualquier época del año. Este loto sagrado es venerado por hinduistas y budistas y lo consideran un símbolo de pureza.

GALERÍA DE TEMPLOS Y OFRENDAS – SRI LANKA

Como veis en la galería superior, son protagonistas de numerosas ofrendas. Sus semillas se comen tostadas o cocidas y se usa en medicina popular. Se considera planta sagrada también en la India y China y lo fue en el Antiguo Egipto. Por su belleza y su vinculación con el agua, se ha convertido en símbolo para muchas corrientes religiosas y filosóficas.
 

En el Antiguo Egipto, junto al escarabajo pelotero, el ave fénix y el mismo sol Ra, los lotos representan la resurrección, por emerger resplandeciente desde las profundas aguas.

Kandy. Sri Lanka.
Sri Lanka
Anuradhapura. Sri Lanka.

En Sri Lanka hay miles de especies de flores pero hemos querido cerrar este paseo floral por el mundo con esta flor del loto que todos conocemos y que nos transporta a Asia. Una flor exótica que se ha convertido todo un símbolo sagrado.

Así de importante puede llegar a ser una flor, pero lo cierto es que fuera de toda simbología, el poder creativo de la naturaleza se palpa a borbotones en la maravilla floral que cubre nuestro planeta. Momento en el que volvemos a insistir en practicar, en la medida de lo posible, un turismo responsable y sostenible para que podamos seguir explorando el gran museo natural que nos brinda el mundo.

Kandy. Sri Lanka.

Si te interesa saber más sobre cómo podemos ayudar a viajar de manera menos agresiva con nuestro entorno, te recomendamos que te pases por nuestra sección de MEDIO AMBIENTE Y TURISMO SOSTENIBLE.

Cuidemos un mundo que, como hemos visto en pinceladas florales, es pura fantasía. El artista conocido como Nature ya ha declarado que no piensa repetir su obra, sólo tenemos este lienzo para escribir nuestros sueños como humanidad.

¿Te ha gustado el artículo? ¡COMPARTE!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest

 TE PUEDE INTERESAR…

DESCUBRE TODOS LOS DESTINOS

¡Síguenos en redes sociales!