Dólmenes de Antequera
Descuento 5% + 5% en seguros IATI y mucho mas en los Travel Days

Dólmenes de Antequera: una joya única del megalitismo europeo

Dolmen de Menga en Antequera
Dolmen de Menga en Antequera

En 2016 la UNESCO declaró como Patrimonio Mundial de la Humanidad al Sitio de los Dólmenes de Antequera compuesto por el Conjunto Arqueológico y dos enclaves naturales: la Peña de los Enamorados y el Paraje Natural Torcal de Antequera.

Este enclave arqueológico se encuentra en la misma ciudad de Antequera a cinco minutos en coche del centro. Se trata del conjunto megalítico más importante de Europa compuesto por el Dolmen de Menga, el Dolmen de Viera y el Tholos de El Romeral. 

Es una de las visitas culturales que consideramos imprescindibles de la provincia de Málaga. 

Dolmen de Viera en Antequera
Tholos El Romeral en Antequera

Los dolmenes son construcciones de carácter funerario construidas por culturas ancestrales y que cuentan con varios milenios de antigüedad. La sala más importante es una cámara donde eran depositados los cadáveres y sus ajuares, a la que se llega por un corredor elaborado con losas de piedra, algunas de 150 toneladas.

La localidad malagueña de Antequera nos regala uno de los conjuntos megalíticos más importantes, no sólo de España, si no de todo el viejo continente.

La visita se puede realizar por libre pero si quieres hacer el recorrido de manera guiada para conocer más su historia, puedes reservar esta visita guiada por los Dólmenes de Antequera o esta excursión que combina el Torcal y los Dólmenes de Antequera.

Dolmen de Menga

Dolmen de Menga en Antequera
Dolmen de Menga en Antequera

El dolmen de Menga es una de las cumbres de la arquitectura adintelada en la Prehistoria europea por su monumentalidad y por la gran cantidad de mano de obra empleada, sin olvidar el peso descomunal de las losas que lo componen.

La grandiosidad radica en su carácter arquitectónico con espacio interno asombroso sin parangón en el Megalitismo europeo, tanto es así, que más de la mitad de las referencias a dólmenes hechas en Europa en el siglo XIX aludían a Menga. 

Se trata de una construcción con más de 5.500 años de historia y con una longitud que alcanza los 27,5 metros. Destaca el descomunal trilito (dos losas verticales y una de cubierta) de la entrada del sepulcro para pasar a tres zonas: un atrio, un corredor y una gran cámara funeraria. 

En 2005 se descubrió, en el último tramo de la cámara tras el tercer pilar, un profundo y estrecho pozo de casi 20 metros que se encontraba cegado.

Dolmen de Menga en Antequera
Dolmen de Menga en Antequera

EL ATRIO. Es el espacio que se localiza al comienzo del corredor de algunos sepulcros. Con forma trapezoidal y una base más ancha que miran hacia el exterior, recuerda a un soportal o recibidor. En Menga se conservan dos losas verticales, una a cada lado de la entrada.

EL CORREDOR. Estaría compuesto por cuatro ortostatos a la izquierda y otros tantos a la derecha, cubiertos con la losa que se observa desde el exterior. 

LA CÁMARA FUNERARIA. Ocupa casi 3/4 partes y con una planta alargada que tiende a ovalada. Está compuesta por 7 ortostatos en cada lateral y una gran losa en la cabecera del sepulcro. Estas piedras pueden alcanzar hasta 4.7 metros de altura y un grosor de metro y medio. El espacio se cierra en el techo con cuatro descomunales losas de cubierta, alguna ronda las 150 toneladas de peso.

Dolmen de Menga en Antequera
Dolmen de Menga en Antequera

Sobresalen los tres grandes pilares que se alinean a lo largo del eje longitudinal de la cámara, coincidiendo con la unión de las cuatro losas de cubierta, y que le confieren un aspecto más habitacional que funerario. Se trata de un recurso constructivo poco común en el Megalitismo europeo, lo que ha dado lugar a debates sobre su posible función. 

A priori se podría pensar que es un recurso orientado a evitar derrumbes, pero si observamos con detalle la parte superior de los pilares, vemos que ni siquiera tocan las cobijas: alucinante.

Dolmen de Viera

Dolmen de Viera en Antequera

El Dolmen de Viera tiene 4.500 años de antigüedad y fue descubierto en 1903 por los hermanos Viera, aunque está documentado desde el siglo XVI. Se trata de un sepulcro de corredor formado por un largo pasillo con dos tramos que conduce a la cámara del sepulcro. Mide 21 metros de longitud.

Cada lateral del sepulcro estuvo formado por 16 losas de las que se conservan 14 en el lateral izquierdo y 15 en el derecho mientras que la cabecera se compone de una sola losa. En todo el conjunto hay que destacar la perfección del corte en los bloques de piedra. Introducían cuña de madera o piedra en las grietas naturales, y mediante cambios de temperatura en el agua, provocaban su dilatación y fractura. Más tarde eran sometidas a un proceso de cincelado para un mejor encaje.

Se cree que el traslado se realizó mediante un sistema de raíles dispuestos con troncos de madera, sobre los que se colocaban otros en sentido contrario a modo de rodillo, y untados con grasas animales. De este modo aligeraban mucho el peso en un trabajo que se realizaba en comunidad.

Dolmen de Viera en Antequera
Dolmen de Viera en Antequera

En el sepulcro de Viera se recuperaron algunos objetos que pudieron ser parte de los ajuares depositados como un cuenco de cerámica, un vaso de piedra, un punzón de cobre, pequeñas herramientas realizadas en sílex como taladros y raspadores, además de varias hachas en piedra.

El dolmen se cubre con un túmulo de 50 metros de diámetro y cuenta con una orientación que sigue los patrones europeos con el fin de que, en los equinoccios de primavera y otoño, los rayos del sol inunden su cámara sepulcral al amanecer.

Dolmen de El Romeral

Tholos El Romeral en Antequera
Tholos El Romeral en Antequera

El sepulcro megalítico de El Romeral es un típico sepulcro de falsa cúpula que se denomina tholos y cuenta con un largo corredor con una gran cámara funeraria de planta circular, que desemboca en un segundo corredor con acceso a otro sepulcro de reducidas dimensiones.

El corredor que lleva a la gran cámara genera una sensación de embudo hasta llegar al sepulcro circular con un diámetro de 5,20 metros, mientras que el vano superior tiene 2,20 metros de diámetro. Desde esa primera sala, se abre otro pequeño corredor que da acceso a la segunda de las cámaras funerarias

Tholos El Romeral en Antequera
Tholos El Romeral en Antequera

La técnica permitía crear espacios cerrados sin recurrir al arco, aproximándose las hiladas de piedras a medida que toman altura, en círculos concéntricos, hasta clausurar el vano superior con una gran losa. Esta piedra era clave para distribuir el peso por las paredes y dar consistencia al conjunto. La altura total de la cámara, gracias a esta técnica constructiva, ronda los 4 metros.

Tholos El Romeral en Antequera
Tholos El Romeral en Antequera

Se suele relacionar el Megalitismo como una arquitectura de grandes piedras, pero esa denominación puede resultar imprecisa. En muchos sepulcros no se utilizó piedra como en los excavados en roca o hipogeos conocidos como «cuevas artificiales» y otros como es el caso del Romeral, en los que se emplearon mampuestos en su construcción.

Los mampuestos son lajas de mediano y pequeño tamaño pero sin llegar a ser auténticos sillares y que se unen unos sin utilizar argamasa alguna, muchas veces mediante algún tipo de mortero de arcilla. Una arquitectura de mampostería muy bien representada en el megalitismo andaluz.

En Galicia hay varios tesoros megalíticos como el Dolmen de Axeitos y el Dolmen de Dombate que os recomendamos visitar si sois amantes de las construcciones funerarias del mundo antiguo.

Peña de los Enamorados 

Peña de los Enamorados al fondo
Peña de los Enamorados al fondo
El conjunto megalítico de Antequera se enmarca en un precioso entorno paisajístico donde destaca una formación natural de gran prominencia y significación cultural: la Peña de los Enamorados, llamaba así porque su forma recuerda a la cara de una mujer durmiente.
 
Un paisaje que otorga un símbolo poderoso e icónico que anima a la reflexión y al diálogo con el Universo. Mantiene una relación visual y simbólica con Menga, estableciendo unas relaciones paisajísticas que son posiblemente únicas en la Prehistoria europea.

Según recientes investigaciones, la orientación anómala de Menga se explica por la presencia de un área de especial significado en la cara norte de la Peña (coincidente con el abrigo de Matacabras) y  que alberga pinturas rupestres.
 
Estamos ante un espacio donde lo sagrado cobra el mayor sentido en la cultura ancestral. La Peña ha sido declarada Bien de Interés Cultural además de distinguirse como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO junto al Torcal y a los Dólmenes de Antequera.

Museo El Sitio

Museo El Sitio. Dólmenes de Antequera.

El aporte de este museo es ofrecer una compresión más amplia del paisaje que rodea a este conjunto monumental y de los asentamientos humanos que los hicieron posible. El museo de Sitio está diseñado con criterios de desarrollo sostenible e integrado en la naturaleza gracias a una arquitectura que reduce el impacto visual, siguiendo las recomendaciones de la UNESCO.

En la planta principal se distribuyen distintos espacios como la exposición permanente «Cosmovisión del Sitio de los dólmenes de Antequera» que ofrece una visión completa de los monumentos naturales y culturales que conforman el espacio arqueológico.

Museo El Sitio
Museo El Sitio

Otra unidad de la exposición permanente es la proyección de la pieza audiovisual «Menga, un proceso de construcción» en el Salón de Actos. Pero hay más salas como «Antequera Milenaria», que versa sobre la Prehistoria de las Tierras de Antequera, y la que está dedicada a los hermanos Viera Fuentes, descubridores del dolmen que lleva su nombre.

Otras paradas de la ruta

Cerro de Marimacho. Yacimiento clave para saber quiénes eran y cómo vivieron los constructores de los sepulcros. Se trata de un cerro al este de los sepulcros de Menga y Viera, y que siempre ha llamado la atención. Su perfil, similar a un gran túmulo, hizo pensar que podía contener un cuarto dolmen o restos de un posible asentamiento humano.
 
Centro Solar Michael Hoskin. Para facilitar la compresión de cómo funciona la orientación del sol que se observa en los dólmenes, se construyó esta plaza como preámbulo a la visita. 
 
Observatorio del Caminante. Se encuentra a los pies del Campo de los Túmulos y sirve de eje vertebrador en la visita. Está presidido por la escultura del caminante en un mirador con vistas a la vega antequerana desde donde contemplar la Peña de los Enamorados y el Cerro de Marimacho.

Lugares de interés próximos

Ciudad de Antequera en Málaga
Ciudad de Antequera en Málaga

Ciudad de Antequera

Antequera es una bonita ciudad con una gran historia que se refleja en su rico patrimonio monumental que nos regala un magnífico paseo. Ver un atardecer desde su maravillosa Alcazaba, pasear por sus plazas o degustar su gastronomía de temporada en terrazas y restaurantes, son sólo algunos planes que te ofrece esta localidad malagueña con mucho encanto.

Ciudad de Ronda

Rodeada del entorno de la Serranía de Ronda y enclavada en lo alto de un desfiladero de más de 150 metros de altura nos encontramos la ciudad de Ronda con un gran patrimonio arquitectónico y cultural. Enamora por su atardecer en el Tajo de Ronda, sus paseos por el casco antiguo, sus animadas terrazas y sus panorámicas de la sierra. Se ubica a una hora en coche de Antequera.

Torcal de Antequera en Málaga
Torcal de Antequera en Málaga

Torcal de Antequera

El Torcal de Antequera es un paraje natural único situado muy cerca de la ciudad de Antequera. La UNESCO lo declaró como Patrimonio Mundial de la Humanidad junto al Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera y a la Peña de los Enamorados.

Este paraje kárstico es realmente asombroso tras unos 200 millones de años de evolución geológica que lo han convertido en uno de los parajes naturales más singulares de Europa. Un conjunto de rocas calizas que tuvo su origen en el fondo marino durante el período jurásico

Alojamiento en Antequera

Hotel Manzanito en Antequera

Antequera cuenta con una cuidada selección de alojamientos en el centro de la ciudad para que el visitante pueda pasear cómodamente por la parte más turística y monumental. Os mostramos algunos de los hoteles con más encanto de esta localidad malagueña. 

HOTEL MANZANITO. Cuenta con terraza, salón de uso común y habitaciones con aire acondicionado, wifi gratis y baño privado. Hay parking privado por un suplemento. 

LOS DÓLMENES. Hotel con patio andaluz y un buen restaurante a 5 minutos en coche del centro de la ciudad. Habitaciones con aire acondicionado y WiFi gratuita. 

ARTE DE COZINA. En un edificio del siglo XVII, este hotel ofrece bar y restaurante en el centro de la ciudad. Las habitaciones tienen aire acondicionado y baño privado. Cuenta con recepción 24 horas, terraza y biblioteca de uso compartido.

HOTEL INFANTE ANTEQUERA. Este hotel tiene un jardín común y ofrece recepción 24 horas. Las habitaciones están equipadas con TV de pantalla plana y baño privado.

HOTEL MESÓN EL NÚMERO 1. Se ubica en el centro y dispone de bar, restaurante y servicio de alquiler de bicicletas y coches. Las habitaciones tienen aire acondicionado y baño privado. 

Si vas a visitar Antequera durante el día pero te alojas en la capital de la provincia, aquí te mostramos algunos de los alojamientos con más encanto situados en pleno centro de la ciudad de Málaga.

Esperamos que esta guía práctica os sirva de ayuda para planificar vuestra visita a los Dólmenes de Antequera, una joya megalítica europea que encontramos en el interior de la provincia de Málaga.

Si tenéis alguna duda o consulta podéis escribir un comentario al final del artículo.

Y no olvides echar un ojo a los DESCUENTOS DE VIAJE para nuestros lectores.

¿Te ha gustado el artículo? ¡COMPARTE!

MÁS ARTÍCULOS DE MÁLAGA 

PLANIFICA TUS VIAJES

Descubre más destinos 

Deja un comentario