Pre-viaje a Marruecos

PLANIFICA TU AVENTURA MARROQUÍ

Kasbah. Marruecos.

Resumimos todos los consejos para planificar tu aventura a Marruecos de manera más sencilla y eficaz para exprimirla al máximo.

Información para el visado, las vacunas, la seguridad, además de datos prácticos sobre sus costumbres y su religión. El transporte, el alojamiento y la gastronomía también serán protagonistas en este pre-viaje a Marruecos.

Saborea el viaje desde el primer minuto.

Cordillera del Atlas. Marruecos.

1. CURIOSIDADES DE MARRUECOS

1. Monte Toubkal (4.167 metros de altura). Es la montaña más alta del norte de África. Pertenece a la cordillera del Atlas, con sus cimas nevadas que se perfilan desde Marrackech. Es una zona interesante para visitar con unos imponentes paisajes, en contraste con el desierto. 

2. Desierto del Sáhara. Es el más grande de los cálidos de todo el planeta y el tercero en tamaño total por detrás del Ártico y la Antártida. Su extensión abarca la mayor parte del norte de África: Marruecos, Túnez, Argelia, Egipto, Libia, Mali, Mauritania, Níger, Sudán o el Chad.

3. Bate récords como Patrimonio de la Humanidad al ser el país del continente africano con más reconocimientos en la lista de la UNESCO. Entre ellos están la Medina de Fez, de Tetuán, de Essaouira y la de Marrakech, además de la kasbah de Ait ben Haddou, la villa de Mazagán, la ciudad arqueológica de Volubilis o la ciudad nueva de Rabat.

Kasbah de Ait ben Haddou

4. En Ouarzazate se encuentran Atlas Estudios y CLA Studios. Son algunos de los estudios de cine más importantes a nivel mundial. Aquí han rodado Martin Scorsese, Oliver Stone, Ridley Scott y hasta Orson Welles. La historia comenzó con David Lean y su clásico de ‘La Joya del Nilo’, momento en el que se planteó la necesidad de crear un estudio.

5. La mezquita de Hassan II en Casablanca es el edifico religioso más alto del mundo. Fue levantada por el sultán homónimo para que brillase por encima de todas las ciudades marroquíes. Es una de las más apreciadas de todo el país.

6. La universidad de Al Qarawiyyin en Fez es la más antigua del mundo que sigue en activo. De estilo europea, es uno de los complejos arquitectónicos más impresionantes de la ciudad. Fue fundada en el 859 por una mujer nacida en Túnez. Es una de las universidades más prestigiosas y caras de África.

Marrakech. Marruecos.

7. Es el primer importador mundial de té verde, elemento indiscutible de su cultura. Un orgullo nacional que es un símbolo de la hospitalidad de la cultura marroquí. Té, menta y mucho azúcar. Hay todo un protocolo alrededor de este producto, desde el significado de sus tres tazas, cada una con un mensaje filosófico de la vida.

8. Es uno de los principales exportadores de dátiles a nivel internacional con más de cien mil toneladas de producción anual. Uno de los ingredientes indispensables en la cocina marroquí. Su producción se concentra alrededor de los oasis de Tafilalet, Tata, Draa y Figuig, al sur de las montañas del Atlas.

9. El burro sigue siendo uno de los principales medios de transporte de todo el país. El mercado de burros de Rissani es muy conocido. Hmar es la palabra árabe para denominarlo.

Marrakech. Marruecos.

10. La altura de las casas es casi homogénea para que las mujeres puedan quitarse las túnicas o el burka en las terrazas sin que ningún vecino ‘voyeur’ se pueda aprovechar de una mejor perspectiva,

11. Cristales translúcidos y/o polarizados en peluquerías y centros estéticos. Además de cortinas en las ventanas y otros artilugios para preservar esa intimidad que marca su religión. Allá donde una mujer se pueda quitar cualquier prenda que la cubra, habrá algún elemento que se encargue de tapar esa posibilidad de mirarla.

Marrakech. Marruecos.

12. La guardia real marroquí es uno de los cuerpos militares con más solera de todo el mundo, empezando sus primeros pasos a principios del siglo XI. Sus orígenes se remontan a la ‘Guardia Negra’ creada por un sultán para su protección con soldados reclutados en la región del río Senegal.

13. Sobre la poligamia, los datos de 2009 dicen que sólo representa el 0,31% de los casamientos en Marruecos. Con la entrada del nuevo milenio, el Rey Mohamed VI impulsó una normativa llamada ‘Código de Familia’ que establece que para casarse con la segunda esposa, ha de existir consentimiento de la primera.
Rissani. Marruecos.

2. VISADO, MONEDA E IDIOMAS EN MARRUECOS

Para entrar en Marruecos no hace falta visado si eres español, bastará con presentar el pasaporte vigente con validez mínima de 6 meses y rellenar el formulario en el puerto de entrada al país, por mar o por aire. Como turista no puedes permanecer más de seis meses al año, y no más de 90 días en cada período. Para cualquier prolongación de la estancia, contactar o acudir a la oficina de Inmigración. 

Si queréis acceder desde España con coche, deberéis rellenar el impreso para el vehículo en la aduana, además de presentar en regla toda la documentación del vehículo y del conductor.

Carné de conducir, permiso de circulación y seguro internacional, la llamada carta verde, que os podrá emitir vuestra compañía aseguradora. En caso de que el viajero no sea el propietario del vehículo, deberá llevar la autorización certificada pertinente conforme a su utilización.

La entrada con vehículo queda reflejada en la ficha del turista del control migratorio y de la policía. Lo recomendable es salir con el mismo vehículo del país. De lo contrario tendrá que justificarse, con la pertinente documentación, la permanencia del coche en Marruecos.

Marrakech. Marruecos.

3. MONEDA EN MARRUECOS: EL DIRHAM

La moneda oficial es el dirham dividido en 100 céntimos. Fue establecido en 1882 y sólo fue desplazada con los protectorados españoles y franceses. Las cotizaciones varían cada día, y con internet podrás comprobarla fácilmente cuando vayas a cambiar dinero. No cambiar en el primer sitio que veas, compara siempre varias opciones de cambio.

En Marrackech y las grandes ciudades se puede pagar en la mayoría de los hoteles y restaurantes de clase media con tarjeta de crédito. Ojo con los cambios que son unos bandidos con las vueltas. Entre el lío de la moneda, lo charlatanes que son y el despiste del turista embobado te dan el cambiazo en un momento.

Si te aventuras más allá de las ciudades a una ruta por el desierto por libre, lleva suficiente dinero encima porque en la mayoría de los hoteles y servicios turísticos tendrás que pagar en efectivo.

Si reservas los hoteles por adelantado, confirma la posibilidad del pago con tarjeta, porque algunas veces lo incluyen como servicio en las webs pero después no funcionan. En las poblaciones de tipo medio no habrá problema para encontrar bancos o algún cajero.

Atlas. Marruecos.

IDIOMA EN MARRUECOS

El idioma oficial es el árabe clásico pero lo que se habla en general y en la calle es el árabe marroquí, más conocido por magrebí o dariya, palabra que significa ‘dialecto’.

La segunda lengua es el francés en importancia y debido a su pasado colonialista. El dariya viene a ser la lengua derivada del conjunto de dialectos de Marruecos, con influencias beréberes, francesas o españolas, y similar al hablado en países próximos. Su demarcación geográfica abarca desde el occidente de Libia hasta el Sáhara occidental.

Riad en el zoco de Marrakech

El magrebí es la lengua del Magreb que incluye a Marruecos, Argelia, Túnez y parte de Libia y que hace posible la comunicación en comercios y negocios. No son iguales pero comparten la mayoría de los rasgos.

La otra lengua más extendida es el bereber, un pueblo que sigue luchando por su independencia, reclamando que fueron los primeros en pisar estas tierras.

Marrakech. Marruecos.

No es un idioma oficial en ningún país pero se emplea oralmente en la administración e instituciones gubernamentales, exceptuando actos oficiales o públicos. Al carecer de ortografía estandarizada, escritores marroquíes y argelinos acaban redactando en francés.

La comunicación fluye en Marrakech dominan el francés pero hablan inglés o incluso español en buena parte de los servicios turísticos. Diferente es en las zonas rurales donde se hace más dificil la comunicación, sobre todo si se busca interactuar más a fondo con los locales.

Rissani. Marruecos.

4. VACUNAS, SEGUROS Y SANIDAD EN MARRUECOS

No se requiere ninguna vacuna ni recomendación específica para viajar a Marruecos. Ninguna vacuna obligatoria, aunque en la página web del Ministerio recomiendan poner la de la tuberculosis. Lo aconsejable siempre es consultar en el departamento de Medicina Preventiva de vuestro hospital.

Importante saber que, como en la mayoría de países musulmanes, las farmacias se representan con una medialuna verde luminosa. Se pueden comprar medicamentos básicos sin problema.

Marrakech. Marruecos.

Conviene llevar un botiquín pequeño con medicamentos para evitar cualquier crisis leve en el periplo. Antidiarreicos, suero, protector de estómago o antiinflamatorios serán suficiente para paliar esos primeros compases de incidencia médica.

En caso de necesitar asistencia médica las condiciones sanitarias en Marruecos se describen en la burocracia oficial como correctas. En las ciudades podrás encontrar centros o clínicas privadas decentes, pero lo que es imprescindible es tu seguro de viaje, SIEMPRE. En las localidades pequeñas o rurales, los medios humanos y materiales son escasos.

Marrakech. Marruecos.

Iati ofrece a los lectores de TrotandoMundos un abanico de seguros de viaje con un 5% descuento y los mejores precios del mercado.

Viajar con seguro es imprescindible para cualquier aventura. Todos los seguros de Iati contienen cobertura por Covid-19.

No te la juegues y viaja tranquilo.

No hace falta que se trate de algo grave, porque hay incidencias leves que fuera se pagan caro. Hoy en día hay muchos seguros online económicos cubren los paquetes básicos en cuanto a gastos médicos, asesoría jurídica, pérdida de equipaje, robos y otros fraudes turísticos.

Las recomendaciones más habituales pasan por no comer productos frescos que puedan estar lavados con agua contaminada, o evitar los mercados de comida callejera con dudosas condiciones higiénicas. Pero estas cosas son para gusto de consumidor viajero.

Marrakech. Marruecos.

Para nosotros comer en mercados callejeros o restaurantes locales fuera del circuito turístico es parte del viaje, ypor suerte, nunca hemos tenido problemas. Pero cada estómago es un mundo y depende de los riesgos que uno quiera correr y de la suerte que le toque.

Responsabilidad culinaria individual.

Marrakech. Marruecos.

HOSPITALES IMPORTANTES EN MARRUECOS

  • Marrakech. Polyclinique Du Sud. 2, Rue Yougoslavie, Gueliz, Marrakech // Teléfono:  +212 524 42 57 50
  • Casablanca. Hospital Cheikh Khalifa Ibn Zaid.  Boulevard Mohamed Taieb Naciri // Teléfono : +212 (0) 5 29 00 44 66
  • Rabat. Hospital Cheikh Zaid. Avenue Allal El Fassi, Madinat Al Irfane, Hay Riad // Teléfono: +212 (05) 37 68 68 68
  • Fez. Clinique des Spécialités Ryad. 2, rue Benzakour Atlas, Fez // Teléfono: +212 5 596 0000
Marrakech. Marruecos.

5. RELIGIÓN Y TRADICIÓN EN MARRUECOS

Lo primero que debe asumir el viajero en Marruecos es el devenir del tiempo. Allí las cosas se mueven a otro ritmo, algo que choca con nuestro modo de vida occidental. Las prisas no existen y la vida se vuelve mucho más relajada. Si algo tienen allí es tiempo, son unos afortunados.

Lo mismo hemos percibido en otros países africanos como Senegal, Kenia o Tanzania. Por estas latitudes suelen decir que nosotros tenemos los relojes, pero ellos el tiempo. Razón no les falta. Por eso ante tal cadencia, sólo cabe… la paciencia.

Decir que Marruecos es multicultural es una obviedad si nos fijamos en su historia. Por aquí han pasado un montón de civilizaciones que han ido dejando su impronta: árabes, fenicios o judíos de oriente, los romanos e incontables pueblos africanos, sobre todo subsaharianos.

Juntos han creado con el paso del tiempo un espectro social y cultural tremendamente rico. Algo que también se refleja en su apasionante gastronomía. Para más información leer el PRE-VIAJE A MARRUECOS.

‘VOSOTROS TENÉIS LOS RELOJES PERO…

NOSOTROS TENEMOS EL TIEMPO

Marrakech. Marruecos.

RELIGIÓN EN MARRUECOS

La religión es la musulmana, que sigue la doctrina del Corán y del profeta Mahoma. Al contrario que en Turquía, no se puede entrar en las mezquitas, quedan reservadas exclusivamente para los fieles. Hay alguna excepción que permite el acceso como la Mezquita Hassan II de Casablanca o el Mausoléo de Mohammed V, en Rabat.

Rezan cinco veces al día, así que es probable que antes del amanecer os despierte la llamada a la oración de alguna mezquita cercana. Si no quieres sobresaltos y desvelos lleva unos tapones para los oídos.

Para entrar a mezquitas o lugares religiosos/sagrados, se recomienda vestir según las normas. Bastará con llevar encima un fular que sirva para tapar hombros y escote.

Marrakech. Marruecos.

6. CULTURA Y COSTUMBRES EN MARRUECOS

En cuanto a códigos de comportamiento,conviene tener en cuenta ciertas cosas que atañen a cualquier país musulmán como gestos que les parecen descorteses por su normas culturales.

Saludar con la mano izquierda es de mala educación porque es la que usan para su higiene personal. La mano derecha es la que debe usarse para saludar, comer y entregar cosas. Se saludan entre personas del mismo sexo con tres besos en la mejilla.

Las muestras de cariño en público están prohibidas y se reservan para la intimidad de la pareja entre las paredes de sus casas. No está bien visto en sitios públicos aún siendo extranjero.

Marruecos
Desierto Erg Chebbi. Marruecos.

En el parque es fácil ver a parejas jóvenes sentadas en un banco, separadas por metro y medio. El cortejo tiene como objetivo llevarla virgen al matrimonio. Una costumbre que ha permanecido generación tras generación y que veta las relaciones pre-matrimoniales, que de darse y conocerse, pueden acarrear un duro estigma para la mujer.

Sin embargo, es común ver a hombres de la mano, incluso haciéndose caricias en plena calle. Grupos de amigos abrazados que salen de los baños hamman juntos y abrazados. Y sin embargo es un país donde la homosexualidad está prohibida y perseguida.

La familia es un pilar básico en la sociedad y el respeto hacia los mayores está muy arraigado. La estructura es clara, mandan los hombres, aunque las mujeres empiezan a ganar protagonismo lentamente, sobre todo en las familias de mayor nivel social y cultural.

Marrakech. Marruecos.

COSTUMBRES TRADICIONALES A LA MESA

Como norma general, cuando te invitan a entrar en una casa conviene descalzarse, sería una innecesaria falta de respeto no hacerlo. Lo mismo que tomarte un té como código social, es un símbolo de hospitalidad y de bienvenida.

Si te invitan a comer a una casa y comes con la mano, recuerda que ha de ser con la derecha. El decoro marca pasar por el baño antes de sentarse a la mesa, lo contrario es síntoma de mala educación.

Marrakech. Marruecos.

TATUAJES DE HENNA EN MARRUECOS

Los tatuajes de henna son símbolos que protegen contra brujería y el mal de ojo, pero su descubrimiento tuvo otros orígenes. Cuenta la tradición oral que fue utilizada en tiempos pasados por los árabes para refrescar los pies y las manos durante el calor infernal de los meses más agotadores.

Se percataron entonces de que era también un tinte natural y empezó la rama estética. El tinte de color marrón/rojizo se extrae de la propia planta y se utiliza no en el norte de África, en Oriente Medio y en ciertas zonas de Asia.

El tinte se va diluyendo con los lavados. Se obtiene en las provincias de Errachidia y Tinghir, con una producción anual que supera las 600 toneladas. Se secan las hojas de la planta y después se machacan hasta convertirla en un polvo que se mezcla con aceites, incluso con una pizca de azúcar o limón para que la masa sea más consistente.

Marrakech. Marruecos.
Constituyen verdaderos amuletos para las mujeres porque les augura fertilidad. Sus diseños se basan en los astros, la flora o textos del Corán. La madre de la novia es quien suele hacerse el tatuaje, ante la atenta mirada del resto de mujeres de la familia.
 

Toda una seña de identidad de Marruecos, y verás como la mayoría de las mujeres lo llevan. Si os apetece probar encontraréis un montón de posibilidades para haceros uno en Marrakech. Previo regateo siempre.

FOTOGRAFÍA EN MARRUECOS

Para hacer fotos, las recomendaciones pasan por pedir permiso si se trata de retratos, porque no son especialmente proclives a dejarse fotografiar. Si estás en un mercado y quieres disparar a las cestas de productos, aún sin que salga ninguna persona, te pedirán dinero.

Evita los edificios administrativos pueden tener restricciones, y por supuesto los puestos de fuerzas de seguridad o militares, además infraestructuras de transporte como aeropuertos.

Plaza Jemma el-Fna. Marrakech.

7. SEGURIDAD PARA EL VIAJERO EN MARRUECOS

Si atendemos a la página del Ministerio de Exteriores, verás que Marruecos está bajo amenaza terrorista en toda regla desde el 2014, pero seamos sinceros, ¿quién no lo está? Una vez más entra en juego el riesgo o el miedo de cada individuo, totalmente intransferible. 

Sobre robos de carteras y tirones de bolso, al orden del día como en cualquier sitio. No más seguro es el metro de Madrid o Barcelona y otras áreas de nuestra querida España. No descuidar las pertenencias y evitar por la noche sitios oscuros y alejados, recomendaciones que valdrían para casi cualquier punto del globo terráqueo.

Marruecos
Marrakech. Marruecos.

Lo que viene a ser no meterse en la boca del lobo. La sensación durante el viaje fue de total seguridad, cero peligros ni incidencias, y menos en las zonas rurales. Como norma general, los pueblos son más tranquilos como ocurre en cualquier parte del mundo.

Las recomendaciones de Exterior indican las zonas más conflictivas, a tener en cuenta si se viaja en coche por libre, sobre todo cerca de la frontera con Argelia. Os dejamos las indicaciones del Ministerio de Exteriores para quien quiera tomar nota.

Recomendamos apuntarse en el Registro de Viajeros porque no cuesta nada, y ante una catástrofe natural o atentado, esos datos pueden acelerar comunicación y burocracia.

INSCRÍBETE EN EL REGISTRO DE VIAJEROS

Merzouga. Marruecos.
Marruecos no es un país peligroso, la gente es amable e intenta ayudar al viajero, más aún fuera de los límites de Marrakech. Esta ciudad es el epicentro del turismo, donde todo el que puede se gana el pan. Los timos y engaños son habituales, pero no en los pueblos pequeños.
 
Muchos extranjeros escogen la opción de alquilar un todoterreno con un guía, muchos hablan español, para desplazarse de forma más cómoda por las rutas hacia el desierto. Te olvidas de conducir, vas cómodo, fresco y con facilidad para acceder a cualquier rincón menos accesible.
 
Tiene muchas ventajas para comunicarte con los locales o poder comprar en los mercados regateando en dialecto bereber. Sale un poco más caro que alquilando un coche por libre, pero si se trata de unos días, la diferencia no es tanta.
Merzouga. Marruecos.

8. ¿CÓMO LLEGAR Y CÓMO MOVERSE POR EL PAÍS?

En Marrakech puedes recorrer fácilmente a pie el área más turística. Es la mejor manera para orientarse y para hacerse una idea de la dimensión de la ciudad. La orientación es complicada porque las callejuelas forman una telaraña que despista hasta a los mapas virtuales. Quédate con un par de referencias a tu paso y déjate llevar por el zoco.

Un caos encantador que al final es lo que le confiere ese atractivo y hasta cierto halo de misterio. Perderse en el zoco es casi un deber. Con esto juegan los oportunistas, así que cuando preguntes por alguna dirección o monumento, debes saber que todo el mundo te querrá acompañar amablemente hasta tu meta… para pedirte finalmente una propina.

Así funcionan las leyes no escritas en la ciudad.

Rissani. Marruecos.
Ouarzazate. Marruecos.

TAXIS EN MARRUECOS

La experiencia se limita a la ciudad de Marrakech y a un par de taxis para ir al aeropuerto. No es necesario más para recorrer la ciudad. Existen dos tipos: los petit y los grand taxis. Estos últimos tienen aparcamiento, tarifas e itinerarios fijos y pueden llevar hasta 6 clientes y llevarlos fuera de lo que llamamos casco urbano. La lista de precios se puede consultar en una hoja, como en España. Hay varias paradas, una en la propia plaza Jemma El Fna y próximas a cualquier estación.

Por el contrario, los petit taxi no tienen ruta fija, sólo pueden circular en el límite urbano y tan sólo transportar 3 pasajeros. La carrera ha de contabilizarse bajo taxímetro.

Marrakech. Marruecos.

PASEOS EN CALESA EN MARRAKECH

Son comunes los paseos en calesa, el típico carros de caballos. Desde TrotandoMundos estamos en contra de este tipo de funciones para los pobres animales. Soportan temperaturas infernales a cualquier hora de día y el trato no siempre es el adecuado. Por lo menos así era en el año 2012. Ojalá alguien nos diga que ha cambiado.

Los autobuses no son aconsejables para moverse por la ciudad. Además de ser lentos, cuando a pie puedes desplazarte entre los puntos más relevantes de la ciudad. Como en toda ciudad turística que se precie, no falta el clásico bus turístico con audioguía y varios itinerarios.

TROTANDOMUNDOS CON EL TURISMO SOSTENIBLE

Marrakech. Marruecos.

ALQUILER DE BICIS Y MOTOS EN MARRUECOS

Si lo vuestro es la moto o la bici podéis alquilarlas en casi cualquier esquina. El estado del vehículo ya será más difícil de comprobar. Circular por una ciudad con Marrakech a horas punta puede ser un tanto caótico y conviene extremar las precauciones.

Hay que tener cuidado en las calles más transitadas donde las motos o los burros hay que esquivarlos sin parar. La palabra ‘barak’ advertirá del posible encontronazo.

Marruecos. África.
Marruecos. África.

TRANSPORTE MÁS ALLÁ DE MARRAKECH

Si no quieres conducir fuera de Marrackech, lo que recomendamos es realizar el itinerario contratando guías con 4×4. Una buena opción para llegar a sitios recónditos y poder comunicarte mejor con las comunidades.

Existen varias empresas con larga trayectoria, nosotros recomendamos Viajes-Marruecos 4×4 por nuestra experiencia y la de muchos amigos. Hassan pertenece a una familia bereber que ha comenzado emprendiendo su negocio hace ya muchos años, consolidándose como una de las mejores con más años de experiencia. 

Puedes trazar el itinerario en función de tus gustos e intereses, disfrutando de una compañía excelente. Charlas de lo más suculentas para conocer de cerca la cultura bereber, y al mismo tiempo una buena forma de pasar entretenido las largas horas de coche para llegar al desierto. Aprender de la generación beréber más joven, se convirtió en un lujo.

Poder conversar de primera mano acerca de su historia, sus vivencias y sus impresiones fue una simbosis cultural estupenda. Hassan habla un perfecto español, un tipo que transmite frescura, autenticidad y energía. A continuación os dejamos su link a la web y un resumen de sus servicios.

Somewhere. Marruecos.

PRESENTACIÓNVIAJES-MARRUECOS 4×4

  • Somos una empresa familiar que desde hace varios años nos dedicamos a organizar rutas en 4×4 por Marruecos. Nacidos en el desierto de Erg Chebbi (Merzouga) y el hermoso pueblo de Ramlia, conocemos profundamente este gran país.
  • El paso de los años realizando estas rutas nos ha aportado una gran experiencia, profesionalidad y conocimiento de los lugares más auténticos.
  • Disponemos de todoterrenos tipo Toyota Prado, indispensables para realizar ciertas rutas, y el trato con los viajeros a lo largo de estos años nos ha permitido aprender varios idiomas como el español, francés e inglés.
  • Organizamos todo tipo de rutas: paseos en dromedario, noches en el desierto en una autentica haima Berebere, rutas personalizadas y todo lo que haga de tu viaje una experiencia única e inolvidable. Una aventura original y diferente.
  • Te ofrecemos un viaje personalizado en el que podrás saborear, disfrutar y descubrir todos los placeres de este hermoso país y una forma diferente de entender la vida.
Merzouga. Marruecos.

9. LOS ‘RIADS’ Y OTROS ALOJAMIENTOS EN MARRUECOS

Dormir en un encantador hotel a la sombra de las Gargantas del Dades, desplomarse sobre la cama de un riad en la medina de Marrakech, o dormir bajo las estrellas en las increíbles haimas del desierto. Sea como sea, lanzarse a reparar el sueño en Marruecos es algo mágico.

En cuanto a precios, con más de 1.200 hoteles el abanico es infinito. Desde habitaciones compartidas en un hostel por 8 euros o riads decentes por 15 euros la habitación doble. A partir de ahí lo que te propongas. Por 20-25 euros hay alojamientos con mucho encanto, habitaciones amplias y desayuno incluido.

En las zonas más turísticas entre el Atlas y el desierto de Merzouga hay variedad de precios desde 15/50 euros, dependiendo del nivel que se busque. En las Gargantas del Dades o alrededor del oasis de Skoura no habrá problema para buscar alojamiento in situ. Al igual que en el pueblo de Merzouga, base de partida para todas los paseos y pernoctaciones al desierto.

Merzouga. Marruecos.

La oferta hotelera ha ido creciendo al amparo de estas rutas. Si vas a dormir al desierto en haimas y no te interesa alquilar una habitación a tarifa completa, podrás pagar menos para guardar equipaje, darte una ducha, tomar un té o refrescarte en la piscina.

Una cama en los campamentos del desierto ronda los 10/15 euros en las tiendas de cuero beduinas con camas ‘occidentales’. Se puede echar un ojo en internet para conocer el mercado y reservar directamente allí si viajas por libre.

En caso de contratar excursión, aconsejamos también echar un ojo previamente online, para conocer los servicios y el tipo de alojamiento que os incluye el contrato.

Desierto de Erg Chebbi. Marruecos.

CAMPAMENTO DE HAIMAS EN EL DESIERTO DE ERG CHEBBI

Dormir una noche en el desierto, entre montañas de arena y ritmo de djembé es inolvidable. Las haimas tenían camas decentes, buenas mantas para el frío de la noche, y el único inconveniente era el baño exterior. Pero mirando al cielo te acaba pareciendo un regalo bajo una Vía Láctea asombrosa.

La cena del campamento fue abundante y rica, y cada habitación tiene una lámpara por si tienes que salir al baño. Compensa la experiencia que sólo te pueden ofrecer unos cuantos sitios en el mundo, como esta región del Sáhara, el desierto de calor más grande del mundo.

Riad. Marrakech.

LOS ‘RIADS’, EL ALOJAMIENTO POR EXCELENCIA EN MARRAKECH

Los riads son la mejor opción para alojarse en Marrakech si se busca un sitio familiar y con encanto, que respeta la tradición marroquí y donde las casonas antiguas, se presentan como el mejor espacio para hechizarte con la magia del mundo de ‘Las mil y una noches’. Sus patios interiores, sus fuentes, sus maravillosos mosaicos y azulejos.

Estos pequeños hoteles ubicados en edificios encantadores tienen pocas habitaciones y un carácter más íntimo. Mantienen las estructuras de las antiguas mansiones con su patio central con una fuente. 

Riad. Marrakech.
Riad. Marrakech.
Riad. Marrakech.

Los colores, mosaicos y relieves que embellecen las columnas y los suelos del riad son una preciosidad. Es una manera de acercarse a la cultura y a su forma de vida. Hay tantos como precios, así que sólo es cuestión de buscar en internet y ajustar el presupuesto.

Los ‘riads’ se multiplican sin cesar entre la maraña de callejuelas de la medina de Marrackech. La atmósfera de estos alojamientos pequeños invita al relax en medio de una ciudad caótica y agobiante por momentos.

Riad en el zoco de Marrakech

Las callejuelas del zoco, los vendedores insistentes y sol que rompe termómetros, llegar al patio central del ‘riad’ es un auténtico descanso mental. Frescura para el cuerpo a la sombra de las plantas exóticas y relajación para la mente que acaba de volver de otra dimensión espacio-temporal.

Una alternativa ya también extendida en las ciudades de Marruecos el alquilar un apartamento en las webs más habituales. En general se duerme y se come bien, teniendo en cuenta que los estándares del país no son los nuestros.

Marrakech. Marruecos.

10. GASTRONOMÍA MULTICULTURAL

La cocina marroquí es una de las más variadas del mundo y ha traspasado frontera. Platos sabrosos, aromáticos y tradicionales representan a los fogones de Marruecos, claramente influenciados por la cocina del Magreb.

Por suerte para ellos, los otomanos no llegaron a sus dominios. Una rareza que hace único su arte culinario. Marrakech, Fez y Essaouira, conforman tres de sus bastiones.

Una fusión de cocinas del norte del país africano mezcladas a su vez con la árabe y la mediterránea. Un montón de sabores que se han ido combinando con el tiempo y que dan lugar a una excepcional cocina que mantiene siempre su toque tradicional.

Bereberes, árabes, franceses… todos los que pasaron por aquí fueron impregnando su toque hasta convertirla en lo que es hoy. Una cocina popular, familiar y casera.

Tajín de pescado. Marruecos.
Tajín de pollo. Marruecos.

Su tradición culinaria ha pasado de generación en generación gracias a las mujeres, las únicas que gobiernan ese espacio. Sabor a fuego lento. Si el plato lleva horas, pues así se ha de cocinar.

En una buena mesa representativa de su cocina nunca faltaría el cuscús, un mechui de cordero, una pastilla y unos tajines. La comida se empapa de esencia con especia. Comino, cúrcuma, azafrán, pimentón o menta. Pero también canela, jengibre, anís o miel.

El cilantro es lo que el perejil a nuestra cocina, y los dátiles y ciruelas son otros de sus distintivos. Por supuesto como cierre, un té con menta y unos dulces cargados de azúcar y pistachos. El agua de azahar o de rosas, para el momento postre.

Platos típicos Marruecos.
Pastille. Marruecos.

Los precios son moderados en las ciudad y que la oferta es suficientemente amplia para adaptarse a cualquier tipo de viajero, desde el más exquisito hasta el que lleva un presupuesto muy ajustado. Evita los restaurantes orientados a turistas y busca los frecuentados por locales. Ahorrarás dinero y ganarás en sabor y calidad.

Por supuesto no faltan restaurantes de estilo europeo, a nuestro entender ofrecen una peor relación calidad-precio, aunque el servicio y la limpieza contentarán al turista más escrupuloso. Italianos, franceses, libaneses y españoles. Eso lo puedes encontrar en tu ciudad, pero la gastronomía marroquí más auténtica la tienes a tus pies. ¡No la desperdicies!

Nuevos sabores y olores para la memoria de tus papilas gustativas. Y hasta aquí nuestros consejos para viajar a Marruecos y el país de las mil y una noches. Si tienes alguna duda puedes escribir un comentario al final del artículo.

Gracias por leernos!

Para los más cortos de presupuesto la comida de los puestos de la calle en Marrakech les permitirá comer en modo rápido o take away a mediodía por unos 3-4 euros, pudiendo compensar con una cena de plato en un restaurante económico. Hay cafeterías por todas partes, y suelen tener bocadillos, ensalaladas, pasta o cuscús, que puede ser suficiente sin rascar mucho el bolsillo. Los bocatas son muy variados y están muy buenos. Los hay vegetarianos, con atún, con pollo, con carne picada y en el litoral también de pescado. En las cafeterías preparan unos tés, unos zumos naturales y unos batidos muy decentes. Un clásico es comer en los puestos del mercado nocturno de la Plaza Jema el Fna, puedes comprar en varios y después sentarte a comer en las mesas habilitadas para ello. Se empiezan a montar antes del atardecer.

(FOTO 3282 – PUESTOS MERCADO NOCTURNO)

En las zonas rurales hay que adaptarse a la zona en si. Los hoteles suelen apostar por restaurantes de calidad, al no haber mucha oferta callejera y con una población dispersa, la mayoría de huéspedes cenan en los alojamientos. La relación calidad-precio suele ser buena. Comimos muy bien en todas partes, comida casera y rica. En nuestro caso los hoteles estaban concertados con la excursión de Hassan, pero si vais por libre podréis comer en los mismos restaurantes de los hoteles aún sin alojaros. En las zonas más turísticas como las Gargantas del Dades hay algunos restaurantes de carretera, los típicos donde paran a comer los buses de los tours organizados. Hambre no vais a pasar, tienen una gran tradición culinaria y saben del buen comer.

Resumimos toda nuestra ruta por Marruecos desde que llegamos a Marrakech hasta que partimos a las montañas del Atlas camino al desierto de Merzouga, pasando también por las gargantas del Dades

Por el camino pueblos nómadas y kasbahs de cuentos de oriente nos cautivan, rodeadas de palmerales sorprendentes y grupos de camellos nunca vistos.

Los estudios de cine de Ouarzazate o el marcado de Rissani son paradas imprescindibles de una ruta que nos llevará hasta las dunas doradas del desierto de Erg Chebbi, donde pasaremos la noche en un campamento de haimas bajo un manto de estrellas espectacular.

Una aventura inolvidable por Marruecos que puedes leer en el siguiente enlace.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Comparte!

¿No te atreves a viajar por libre? ¿No sabes por dónde empezar? ¿No tienes tiempo ni ganas de organizarlo? ¿Buscas una aventura personalizada?

Te ayudamos a planificar tu viaje por libre y a medida.

Marruecos
Desierto Erg Chebbi. Marruecos.

TrotandoMundos en Marruecos

ESPERAMOS QUE SIRVA DE AYUDA E INSPIRACIÓN

OTROS DESTINOS DE ÁFRICA

PLANIFICA TUS VIAJES

¡Síguenos en redes sociales!

Deja un comentario