Pre-viaje a Senegal

CONSEJOS PARA PREPARAR TU AVENTURA

VISADO – VACUNAS – TRANSPORTE – ALOJAMIENTO – SEGURIDAD – FOTOGRAFÍA – GASTRONOMÍA

M'Bour. Senegal.

1. VISADO, VACUNAS Y MONEDA PARA SENEGAL

Desde el año 2015, si eres ciudadano español NO se necesita visado para entrar en Senegal para una estancia inferior a tres meses. Los únicos requisitos serán tener el pasaporte con validez superior a 6 meses.

Como es común en muchos destinos, en inmigración te pueden perdir el nombre del hotel donde te vas a alojar. Con facilitar el que tengas los primeros días será suficiente. Conviene llevar a mano el billete de salida del país, porque también lo pueden solicitar.

Ziguinchor. Senegal.

VACUNAS Y SANIDAD EN SENEGAL

El consejo principal pasa por solicitar una cita con tu médico de Medicina Preventina o del Centro de Vacunación Internacional más cercano. Un especialista evaluará tus necesidades en base a tu estado de salud y la ruta que hayas escogido. Si eres viajero habitual, es probable que ya tengas las vacunas recomendadas.

La vacuna contra la fiebre amarilla es obligatoria en caso de proceder de países con riesgo de transmisión. Las más habituales para viajar a cualquier país del mundo son el ciclo de la hepatitis A y B y las pastillas para la fiebre tifoidea, que duran un par de años.

Otras que pueden ser aconsejables en ciertos casos son las que protegen contra la polio, la enfermedad meningocócica, el tétanos-difteria, el cólera y la rabia.

Ziguinchor. Senegal.

PROFILAXIS CONTRA EL PALUDISMO (MALARIA)

Capítulo aparte merece el tema de la malaria. El tratamiento del Malarone es una profilaxis puesto que no existe vacuna. Dependiendo de las zonas que se vayan a explorar y de los riesgos variables en función del clima, por ejemplo. Las pastillas cuentan con efectos secundarios a valorar, que pueden acarrear mayores o menores consecuencias, variables en función de cada persona.

Hemos viajado por muchos países y finalmente nunca lo hemos tomado, siempre siguiendo las recomendaciones de nuestro facultativo. En viajes largos no es muy aconsejable tomarla durante varios meses. Depende de lo que te adentres en zonas de bosques, selvas o manglares, pero para muchas rutas turísticas no será necesario.

En el mes de abril los mosquitos fueron contados. En País Bassari no había ni uno. Y en el resto de localidades las precauciones habituales suelen ser efectivas: ropa larga al atardecer y al amanecer, evitando las zonas de aguas estancadas, ríos y demás modos acuáticos.

Una buena dosis de repelente completará la protección. Si lo cumples a rajatabla y usas mosquitera por la noche, minimizas el riesgo. Pero será el especialista en Medicina Preventiva el que adecúe las recomendaciones a las necesidades de cada viaje.

Senegal. África.
Salinas en el Lago Rosa de Senegal.

MONEDA Y TARJETAS DE CRÉDITO

La moneda oficial senegalesa es el franco CFA. En el aeropuerto hay alguna casa de cambio y varios cajeros automáticos. Lo aconsejable es sacar allí algo de dinero para pagar los primeros gastos y después comparar los tipos de cambio fuera del aeropuerto. Lo más recomendable es utilizar alguna tarjeta sin comisiones en el extranjero como puede ser la Bnext o EvoBank.

El uso de las tarjetas no está extendido en Senegal por lo que conviene llevar siempre dinero en efectivo. En muchos alojamientos promocionan el pago con tarjetas pero a la hora de la verdad nunca funcionan. O no quieren, porque no les gusta demasiado esta modalidad de pago. Mejor pájaro en mano, que plástico volando.

En ciudades como Dakar encontrarás cajeros pero no siempre estarán a mano, por lo que se recomienda igualmente llevar algo de dinero encima. Para cambiar euros a francos se puede acudir a bancos, casas de cambio o incluso en los mismos hoteles. Puede haber bastante diferencia en el cambio, mejor tantear las opciones si se trata de una cantidad considerable de dinero.

Gare routiere. Senegal.

2. TRANSPORTES Y CÓMO MOVERSE

Desplazarte por Senegal será como un pellizco de realidad africana, porque moverte entre dos puntos del mapa puede ser una auténtica pesadilla. En nuestros viajes solemos optar por transporte público, y en este continente requiere grandes dosis de paciencia y humor.

Para sumar más emoción al ambiente, es común toparse con puestos de control policial en la entrada y salida de los pueblos, herencia de la reciente guerra civil que ha vivido Senegal. A los extranjeros como mucho te pedirán el pasaporte. Es algo cotidiano, aunque los uniformes y armas suelen intimidar a primera vista.

Las gares routieres, más que estaciones parecen desguaces. De ahí parten la mayoría de Sept-Place, Car Rapide o Ndiaga Ndiaye que te llevarán a tus destinos. La primera vez que pisas una gare routiere, resulta frenético y acabas aturdido por la avalancha de gente que te rodea para preguntarte a dónde vas en todos los idiomas posibles.

Francés, inglés, español, wolof… por delante, por detrás, te agarran para convencerte o directamente cogen las mochilas para llevarlas a su vehículo. Es su modo de funcionamiento, pero al principio es muy chocante. Ahí me di cuenta de lo diferente que sería viajar por África en comparación con Latinoamérica o el Sudeste Asiático. Algo que confirmaría durante otros viajes al continente a Kenia o Tanzania.

El trayecto entre ZiguinchorKolda duró más de 6 horas sin parar ni un segundo a 40 grados en un coche familiar destartalado. Deshidratada, con la vejiga a punto de explotar y rodeada de un puñado de señores senegales con túnica transpirable… con pocas ganas de hacer amigos. En wolof complicado entenderse, en francés otro tanto, y tampoco tenían muchas ganas de expresarse.

ALQUILER DE COCHE

La información sobre el papel dice que la mayoría de carreteras que unen las ciudades y pueblos costeros están asfaltadas. Pero la red vial interior no goza de buenas condiciones y puede llegar a ser intransitable durante la época de lluvias. Uno de los objetivos de los puestos de control policial en la entrada y salida a los pueblos es hacer cumplir las restricciones de velocidad. Las multas se pagan en el momento.

La opción de alquilar un coche con conductor se salía del presupuesto por los cuatro costados. Para un precio medio o casi ‘mochilero’ resulta bastante caro, sobre todo si tu periplo dura varias semanas como era el caso.

Puerto de M'Bour. Senegal.

TRANSPORTE POR CARRETERA

  • Sept-place. Es la forma más popular y rápida de viajar por Senegal. Son los antiguos Peugeots 504 con tres filas de asientos y capacidad para 7 pasajeros. Suelen tener precios fijos dependiendo del destino. Cuando se llena, salen. Aquí no hay horarios fijos, el tiempo es flexible.
  • Car Rapide. Furgonetas para unas 15 personas, normalmente de la marca Mercedes. Llaman la atención por sus colores amarillo y azul. Debes preguntar la ruta a los chicos que van colgados de las puertas. Es el medio de transporte más lento porque tienen múltiples paradas.
  • Ndiaga Ndiaye. Parecidos a los Car Rapide pero con capacidad hasta los 30 pasajeros y de color blanco. Tienen las rutas más largas entre diferentes ciudades.
  • Taxis y Uber. En las ciudades más grandes como Dakar conviene utilizar las aplicaciones de empresas de transporte como Uber para tomar un taxi. Es más seguro y conoces el precio de antemano. Si optas por el taxi convencional, negocia bien la tarifa y apunta la matrícula. 
Aeropuerto de Ziguinchor. Casamance.

TOUR ORGANIZADO vs VIAJAR POR LIBRE

Debido al mal estado de algunas carreteras y de algunos medios de transporte, muchos optan por un tour organizado, pero no es complicado viajar por libre con un poco de paciencia.

Movernos en transporte público entre Ziguinchor y País Bassari, pasando por Kolda, fue una larga aventura rodeando Gambia para llegar a las montañas interiores de Senegal en el límite con Guinea. La alternativa más corta se realiza cruzando la frontera con Gambia.

La otra odisea es realizar el trayecto Kedougou a Dakar, ruta que Google Maps marca en más de nueve horas. Y a ritmo africano puede ser medio día, unas 12 horas, por lo que hacer noche en Tambacounda es lo más inteligente. Es el precio de viajar como ellos, pero también la mejor manera de conocer su modo de vida.

Casamance. Senegal.

Si se prefiere contratar algo más organizado, mi recomendación es dejar a un lado las agencias de viajes con itinerarios genéricos. Contratar un guía local con vehículo para recorrer el país es la mejor forma de sacarle jugo a Senegal, viajando con ciertas comodidades como aire acondicionado y espacio.

Una experiencia mucho más enriquecedora personalizando el viaje en función de tus gustos e intereses. No es difícil encontrar a guías que hablen español. Si os interesa esta opción poneros en CONTACTO con nosotros y os facilitamos el número de nuestro guía y amigo Mamadou.

Aunque viajamos por libre, se ofreció a ayudar con unas gestiones burocráticas que en el año 2017 resultaba imposible llevarlas a cabo desde España. Su relación especial con Galicia nos dio un feeling estupendo y acabamos siendo amigos y viéndonos posteriormente en diversas ocasiones.

Mamadou lleva años trabajando como guía de grupos o viajeros solitarios que quieran descubrir este territorio de una manera más auténtica y personal. Su familia en Cap Skirring abrió las puertas de su casa y dormir en su comunidad fue una experiencia inolvidable.

GUÍA DE CONFIANZA EN SENEGAL

Escribe un comentario al final del post si te interesa contactar con Mamadou, nuestro guía de confianza.

Si lo prefieres CONTÁCTANOS.

Casamance. Senegal.

TRANSPORTE POR MAR

El transporte marítimo te servirá para moverte desde la capital de Dakar hasta la ciudad de Ziguinchor en Casamance. En el año 2017 los ferrys solamente circulaban dos veces por semana, y uno estaba estropeado. Reservar los billetes desde España no era posible y comprarlos el mismo día era jugársela ante la gran demanda. Finalmente escogimos el avión.

Utilizarás embarcaciones tradicionales para surcar los manglares de la zona tropical de Casamance y para alcanzar pequeñas aldeas animistas perdidas en deltas y canales. Estas travesías son muy agradecidas porque transcurren por áreas protegidas con una gran biodiversidad de flora y fauna, especialmente ornitológica.

Cap Skirring. Senegal.

3. CAMPAMENTOS SOLIDARIOS Y ALOJAMIENTO

El alojamiento en Senegal resulta caro para el viajero occidental que se presenta como un ‘blanco’ fácil para sacar dinero. Una habitación en Dakar por ese precio europeo, no equivale a los estándares occidentales europeos. Lo imprescindible es un ventilador, una mosquitera, un sencillo baño privado y limpieza.

No compensa pagar muchos extras porque hay apagones frecuentes, internet no funciona bien y tarjetas de crédito tampoco. Incidencias infinitas que deberás torear con esa paciencia extra..

Lo mismo que ocurre con el transporte, las tarifas están adecuadas a un tipo de turismo organizado, que es el más extendido hasta la fecha. Desde hace unos años, la opción de viajar por libre se ha incrementado y con ella, han surgido opciones muy interesantes de alojamiento donde es posible interactuar con la cultura tradicional, mientras te ahorras un dinero que revertirá de manera positiva en las poblaciones más humildes.

Hablamos de campamentos, la mejor manera de practicar un turismo sostenible con el entorno social y natural.

Oussouye. Senegal.

CAMPAMENTOS QUE REVIERTEN EN LA COMUNIDAD

Los campamentos son alojamientos con habitaciones individuales o dobles, o cabañas tradicionales de paja y piedra. Cama, mosquitera y ventilador como norma general. Suelen estar gestionados por las propias aldeas y los beneficios se transforman en recursos económicos para la comunidad.

Sólo por eso merece la pena colaborar, practicando un turismo sostenible sin lujos occidentales y con un total respeto al medio ambiente. Poco gasto de energía, con electricidad limitada, y el agua suficiente para una ducha sin excesos. Cuando muerdes el polvo en la boca y dejas de respirar entiendes muchas cosas de África.

Colaboras a mejorar el entorno laboral de los pueblos, mientras te empapas de la cultura local a borbotones. En Oussouye resultó impagable charlar con los trabajadores para conocer que ha supuesto la proliferación de este tipo de negocios para su entorno económico y social. Porque no olvidemos, que no sólo se trata de dejar rendimiento económico, si no de poder abrir la mente. Para el viajero que se aproxima a su cultura resulta enriquecedor, pero no lo es menos para los senegaleses.

Estos alojamientos imitan las cases, las viviendas tradicionales senegalesas de pequeñas cabañas de planta circular y techo a base de fibras naturales. De no haber cabañas serán habitaciones. Lo que no cambia es el ambiente relajado, la decoración tradicional y el olor a comida casera con ritmo de djembe.

TrotandoMundos con el TURISMO RESPONSABLE

Dakar. Senegal.

4. CONSEJOS PARA FOTOGRAFÍA EN SENEGAL

Mi experiencia en África Negra nos lleva a tratar el tema de la toma de fotografías. Las cámaras no son muy bienvenidas, o al menos esa fue mi percepción. Si estás acostumbrado a la amabilidad asiática, aquí las cosas son myu diferentes. Como veis en la imagen superior, el gesto de ‘fotos no’ será frecuente en tu camino. Otras veces te pedirán unas monedas a cambio.

Antes de hacer fotografías a adultos debemos pedir permiso, aunque sea con un mísero gesto cómplice. Muchos habitantes tienen creencias animistas y llegan a pensar que una fotografía les puede hasta robar el alma. Por norma general, nadie facilita el posado fotográfico, a no ser que quieran vender algo o pedir dinero.

Los mercados conforman una de mis debilidades pero casi fue imposible fotografiar. La cámara intimida y cuando ves que la gente escapa o se esconde no tiene sentido. No debemos molestar ni enturbiar su realidad. En los entornos rurales de País Bassari la cosa se tornó un poco más amable porque a muchas etnias les reconforta que su imagen llegue a mundos lejanos.

Dakar. Senegal.

Si la fotografía en Senegal me pareció tarea ardua y hasta sudorosa, no sabía lo que me vendría encima en otros destinos africanos como Kenia o Tanzania. En Nairobi me vi asaltada bruscamente por policías hasta en tres ocasiones diferentes, cámara en mano en plena vía pública. Fotografiando edificios y arquitectura. Los agentes, en lugar de preguntar, te agarran con fuerza, te increpan y te piden las tarjetas.

Borra la foto’ era el mandato que salía de su boca una y otra vez. Al parecer había oficinas de policía en uno de los edificios a un km de distancia… como lo íbamos a saber! Estamos acostumbrados a otro trato al turista, y tres asaltos incómodos en menos de dos horas fueron demasiados. Malos tragos que conviene tener presentes para controlar el cabreo ante estos sobreasaltos.

TROTANDOMUNDOS EN KENIA

País Bassari. Senegal.

5. NATURALEZA Y BIODIVERSIDAD

Los parques y reservas naturales representan el 8% del territorio nacional donde se registran un total de 169 especies de mamíferos, y 540 especies de aves. Senegal cuenta con 6 importantes Parques Nacionales, donde se puede observar fauna en estado salvaje, además de unas 30 reservas naturales de menor tamaño.

El espacio protegido más importante y extenso está ubicado en la región de Kolda, antes conocida como la Alta Casamance. Se estableció como reserva en 1925 y fue declarado Parque Nacional en 1954. Alcanzaría la cima de las distinciones en 1981 con la declaración de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La distinción agridulce le llegaría en 2007 cuando fue incluido en la Lista del Patrimonio de la Humanidad en peligro.

Senegal cuenta con cuatro ecorregiones diferentes que marcan otros tantos ecosistemas, catalogados por el Fondo Mundial para la Naturaleza, conocido por las siglas WWF.

4 ECOSISTEMAS

PARQUES NACIONALES

RESERVAS NATURALES

Joal Fadiouth. Senegal.

6. LOS BAOBABS: SÍMBOLO NATURAL DE SENEGAL

El baobab es todo un símbolo de Senegal al formar parte de su escudo y de sus ritos ancentrales. Comparte esta distinción nacional en Madagascar, donde también se erige como la representación del país. Se le conoce también como árbol botella o pan de primate. Sus dimensiones le otorgan esa majestuosidad, que lo encumbra a categoría de dios natural. Necesita muy poca agua para subsistir miles de años.

El truco lo esconden los tejidos fibrosos del tronco, que absorben el agua de la lluvia para soportar las sequías. El más grande de Senegal es el ‘Gran Baobab’ o ‘Babobab Sagrado’ se ubica a 8 kilómetros de Joal Fadiouth. Está hueco y se puede acceder a su interior.

Los baobabs más grandes y viejos han comenzado a desmoronarse y morir. Cinco de los 6 más grandes del mundo ya han desaparecido, o poco les falta. En 2016 uno de los más viejos y memorables de Botsuana se desplomó. Los expertos creen que esta debacle está relacionada con el cambio climático.

EL BAOBAB EN NÚMEROS

  • Su altura oscila entre los 5 y 30 metros y el diámetro de la copa supera los 11 metros.
  • Pueden vivir 800/1000 años en buenas condiciones, clima templado y lluvias ajustadas..
  • Algunos ejemplares han llegado a vivir 5000 años de antigüedad.
  • El tronco de un sólo baobab puede almacenar más de 120. 000 litros de agua.

LEYENDA DEL BAOBAB

  • Según la leyenda, eran unos árboles tan imponentes que los dioses les concedieron el don de la larga vida.
  • Agradecidos por este regalo, comenzaron a crecer desmedidamente llegando incluso a desafiar a los dioses.
  • Su sombra impedía crecer al resto de los árboles, que el frío y la oscuridad se apoderaron de la región.
  • Por esta rivalidad inesperada, los dioses decidieron plantarlos al revés, como lección de humildad.
  • Así es como sus raíces parecen mirar al cielo implorando el perdón de esos dioses castigadores.
Ziguinchor. Casamance.

7. EL PROBLEMA DE LOS RESIDUOS

Una imagen vale más que mil palabras… y es que en Senegal la red de recogida de basura era casi inexistente en 2017. Sin infrestructura para canalizar residuos, no se puede esperar que la población tome conciencia cuando tampoco hay educación ambiental. No es algo exclusivo de Senegal, si no un problema común en los países en vías de desarrollo.

Allí donde los recursos económicos son limitados, sin educación ni logística, el resultado siempre es el mismo: preocupantes cantidades de basuras y plástico acumuladas en cualquier rincón.

El rey de estas tristes estampas es el dichoso plástico, plástico que también arrastran las mareas y que se suma al que amontonan los locales. Sólo con recursos económicos y educación se puede llegar a la concienciación para frenar la destrucción de los ecosistemas. De todo esto hablamos en la sección de MEDIO AMBIENTE.

TrotandoMundos con el TURISMO SOSTENIBLE

Kedougou. Senegal.

8. SENEGAL, EL PAIS DE LA HOSPITALIDAD

El país de la teranga tiene la hospitalidad marcada en su ADN. Amables, sociables y con las puertas abiertas de su casa para el forastero. Durante el viaje, los ofrecimientos para dormir en casa de familias senegalesas fueron continuos, aceptando en un par de ocasiones.

La primera fue en Cap Skirring gracias a Mamadou, un guía senegalés con el que contacté por internet para resolver unas gestiones burocráticas y que acabó siendo un amigo. Su insistencia para pernoctar en la comunidad de su familia fue tal, que era un feo decir que no. Todo de forma desinteresada, con el único afán de mostrarnos sus tradiciones y modo de vida.

El bus desde Kedougou (País Bassari) hasta M’Bour llegaba a destino a las 4 de la madrugada. Mamadou sabía que la última parada del vehículo sería una explanada en una gasolinera. A esas horas y sin posibilidad de enlanzar transportes, habló con un amigo para que nos alojase en su casa. Nos cedieron una habitación de la casa mientras ellos se agolpaban para dormir. Tienen muy poco para vivir, pero te lo dan todo

Casamance. Senegal.

Pero no todo es jauja y el viajero tendrá que lidiar con el modo cansino de muchos vendedores de souvenirs para el turista. Son muy insistentes y pueden agobiar. Los trucos son continuos: que si te regalo una pulsera como muestra de amistad para luego intentar venderte otras cosas, que si vamos a tomar un té y te llevan a la tienda de su amigo… un clásico. Somos conscientes de las necesidades económicas, pero la realidad es que con estas tácticas sólo consiguen espantar a posibles compradores.

País Bassari. senegal.

 REGALA COSAS ÚTILES Y SOSTENIBLES

En tu itinerario por Senegal visitarás aldeas pequeñas donde las comunidades viven de manera muy humilde y donde algunos regalos pueden ser bienvenidos. No hablamos de caramelos ni dulces, porque su higiene bucal no es la mejor. Inyectar azúcar innecesario y generar más basura no es lo ideal en suelo africano.

Orientar estos productos a las necesidades sanitarias o académicas, llevando material para curas o para las escuelas. No sólo libretas y pinturas, si no también ropa o calzado. Lo que para nosotros es básico, allí es un lujo. Unos paquetes de arroz, algo de fruta o productos de higiene como jabón, también serán más que bienvenidos.

Isla de Gorea. Senegal.

EVITA DARLES DINERO A LOS NIÑOS

La mendicidad infantil está al orden del día y por eso alertamos de lo negativo que puede ser dar dinero a los niños. Muchas veces son víctimas de la explotación de mafias que les imponen unos ingresos diarios. Si no los cumplen, paliza como mínimo. Muchas veces son las propias familias las que introducen a los pequeños en este sistema esclavista para obtener ingresos extras.
 
El dinero de las mafias temina siendo otro grano de arena para la base de financiación de grupos terroristas islámicos. Quizás no es la manera más bucólica de ir poniendo el broche a este artículo, pero TrotaMundos quiere contar todas las caras de un destino.
 
Las agencias de viajes muestran el lado amable de los destinos, pero el lado oscuro forma parte de su identidad como territorio. Como viajeros curiosos, inquietos y responsables, nos gusta conocer todo lo posible del suelo que pisamos.
 

Lo bueno y lo malo, el yin y el yang.

Tambacounda. Senegal.

9. GASTRONOMÍA Y MERCADOS

La gastronomía senegalesa supura influencias francesas, portuguesas y árabes. Sin olvidar otros muchos grupos étnicos que han puesto su salsa, como puede ser la tradición culinaria de los wolof. Goza de fama internacional gracias a una emigración que ha logrado extenderla más allá de sus fronteras.

Su ingrediente principal es el arroz que se prepara de muchas formas. Existen otros acompañamientos con cereales, generalmente mijo. Su posición costera hace que el pescado sea un ingrediente habitual en la dieta, que conforma uno de los platos nacionales: el Thieboudienne.

El acompañante oficial es el arroz o el cuscús en diferentes preparados y variantes. También suelen macerar las carnes y pescados antes de ser cocinados.

La hospitalidad es muy importante para el pueblo senegalés, también alrededor de una mesa. Los comensales suelen compartir un mismo plato, generalmente una fuente gigante o varios platos en el centro, y acostumbran a comer con la mano. Así ha sido compartiendo mantel en casa de familias senegalesas.

PLATOS TÍPICOS

  • Thiébou Dieune. Un plato consistente en pescado, arroz, salsa de tomate y una selección de verduras y hortalizas.
  • Yassa. Pollo o pescado servido con cebollas y ajo, mostaza y salsa de limón.
  • Maffe. Pollo, cordero o ternera con vegetales en una salsa de cacahuetes muy típica en Senegal.
  • Fataya. Empanadillas de carne o pescado que van acompañadas de cebolla, tomate y salsa picante.
  • Dibi. Así le llaman al cordero a la parrilla que se sirve con arroz o cuscús de acompañamiento.
País Bassari. Senegal.
País Bassari. Senegal.

Las frutas son deliciosas y el mango es realmente exquisito. Los plátanos pequeños, el ditakh o el corossol, parecido a una chirimoya, son otros con mucho sabor. Los zumos naturales están buenísimos, siempre que intentes que no le echen toneladas de azúcar o lo que es peor, leche condensada.

La curiosidad la pone zumo de Baobab, con base en su fruto llamado pan de mono. Otro peculiar es el zumo de hibisco, bebida típica de los países de África Occidental y muy conocida por sus propiedades energéticas, tonificantes, digestivas y diuréticas. También hay zumos de tamarindo, guayaba o jengibre.

La mejor opción para comer en Senegal es acudir a o pequeños restaurantes familiares. Los establecimientos más baratos, frecuentados por los locales son los conocidos como ‘tangana‘. Esta palabra en wolof significa ‘está caliente’. Suele haber platos tradicionales tirados de precio y servicio de café.

Ziguinchor. Senegal.

Este tipo de consejos son un poco delicados, porque depende mucho del estómago del viajero y de su valentía. Nunca sabes donde puede estar el mejor bocado de la aventura. El que no arriesga no gana. En M’Bour no había manera de encontrar un local para comer cerca del hotel con la noche encima y nula iluminación.

Apareció de la nada un pequeño puesto callejero en medio de la oscuridad. Y al final resultó ser el mejor emparedado del viaje, tanto como repetir, además de pasar un rato agradable con los locales. Donde menos te lo esperas, aparece la sorpresa culinaria.

Con este bocado ponemos punto y final a este artículo donde hemos expuesto la información básica para preparar tu aventura por Senegal. Si te asaltan dudas escribe un comentario.

En nuestra ruta por Senegal puedes explorar los lugares y planes imprescindibles del país.

RUTA POR SENEGAL

Lugares y planes imprescindibles del país

¿Te ha gustado el artículo? ¡COMPARTE!

¿No te atreves a viajar por libre? ¿No sabes por dónde empezar? ¿No tienes tiempo ni ganas de organizarlo? ¿Buscas una aventura personalizada?

Te ayudamos a planificar tu viaje por libre y a medida.

OTROS DESTINOS DE ÁFRICA

PLANIFICA TUS VIAJES

NAVEGA POR MÁS DESTINOS

¿Todavía no nos sigues?

Deja un comentario