Ruta estrella del Taburiente

Del mirador de los Brecitos al Barranco de las Angustias

Trekking estrella en una red de senderos de 1.000 kms

La Palma: la isla bonita de Macaronesia

Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.

1. DE LOS BRECITOS AL BARRANCO DE LAS ANGUSTIAS

Esta ruta es una de las imprescindibles para conocer la esencia de la isla de La Palma a través de su epicentro volcánico: el abuelo ‘punkie’ Taburiente. Existen numerosos senderos para quien disponga de tiempo, pero si buscas uno que represente a la perfección el viaje al centro de La Tierra que ofrece este cráter, este es el camino.

Desde el mirador de los Brecitos hasta el barranco de las Angustias, pasando por la cascada de Colores y con vistas al Roque Idafe, será uno de los trayectos preferidos cuando termines el viaje. Un paraíso geológico que te deja boquiabierto. Pero antes de emprender ruta, vamos a recordar unos datos relevantes de la Caldera de Taburiente para abrirte el apetito. 

El centro-norte de La Palma está ocupado por el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente (municipio de El Paso). Un inmenso cráter de casi 10 kilómetros de diámetro, con una altura máxima de 2.426 metros en el Roque de los Muchachos.

La Caldera fue declarada parque nacional en el año 1954 bajo la ley de Espacios Protegidos de Canarias. Su nombre toponímico de ‘caldera’ ha sido utilizado por el mundo científico internacional para denominar formaciones geológicas volcánicas similares.

Barranco de las Angustias. Taburiente.
Barranco de las Angustias. Taburiente.

¿EL TEIDE NACIÓ DE LA CALDERA DE TABURIENTE?

Estas paredes guardan leyendas de ritos prehispánicos y relatos de viajeros que vieron en su naturaleza símbolos recogidos en la antigüedad clásica, o dieron dispares criterios de su formación geológica. La leyenda popular dice que El Teide pudo nacer de La Caldera, saltando por los aires en una gran erupción.

Las coplas de una isa popular también lo cantan: ‘Caldera de Taburiente/ crisol del Teide gigante/ fuiste cuna de valientes/ mecida por el Atlante’. Su curiosidad geológica atrajo a numerosos científicos que dieron las más dispares interpretaciones sobre su origen.

Si quieres saber más sobre la historia y geología de este gigante volcánico, navega por este artículo de presentación: LA CALDERA DE TABURIENTE: EL ABUELO GEOLÓGICO.

TEORÍAS SOBRE EL ORIGEN DE LA CALDERA

A lo largo de la historia se han formulado diferentes teorías sobre el origen de La Caldera. En el siglo XIX, la hipótesis era del levantamiento por empuje del magma sobre coladas anteriores, que provocarían un desplome posterior. En el siglo XX, en la década de los 80, la teoría se basaba en períodos de actividad intercalados con desprendimientos. Finalmente, en los años 90 se postula la formación de La Caldera mediante deslizamientos gigantes.

La característica explosiva de un volcán se encuentra en la mayor o menor temperatura de la lava. Si es muy alta, la lava es muy líquida y disminuye el carácter explosivo de sus erupciones, aumentado la posibilidad de derrames. Estos pueden hacerse abriendo una brecha en la parte superior del cráter, o saliendo por una abertura en la pared del mismo. Un ejemplo es el Barranco de las Angustias tan presente en el oeste de la isla y por donde transitaremos en nuestro trekking.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA HISTORIA Y GEOLOGÍA EN ESTE ARTÍCULO

CALDERA DE TABURIENTE: EL MAYOR CRÁTER EMERGIDO DEL MUNDO

LA RUTA EN 10 TROTES

Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.
  1. Parking de las Viñas. Dejar el coche y coger un taxi, mejor compartido porque cuesta unos 50 euros… hasta el mirador de los Brecitos, punto de inicio de la ruta.
  2. Mirador de los Brecitos.  Desciendes por bosque de pino canario que cruza el barranco de las Piedras Redondas hasta llegar al mirador de Tagasaste, con una fantástica panorámica de la Caldera.
  3. Fuente de la Mula, donde se puede reponer agua, y sigues por el Barranco Risco Liso, Llano de las Vacas, Barranco Bombas de Agua hasta llegar a la playa de Taburiente, formada en la zona de depósitos del barranco.
  4. Zona de acampada y centro de visitantes. A continuación, y después de una pequeña subida, empieza el descenso.
  5. Silueta del Roque de Idafe en una de sus mejores panorámicas. Una roca altiva muy ligada a las leyendas de los aborígenes de la isla. Un mundo de espíritus del que te hablaremos más adelante.
  6. Barranco Almendro Amargo. Lo alcanzas descendiendo por un sendero con bastante inclinación, llamado el reventón.
  7. Desvío a la izquierda en el cauce de barranco, hacia otro de caudal amarillo/naranja por las sales de hierro y minerales.
  8. Descalzarse para cruzarlo, no hay opción. Es la única manera de llegar a la Cascada de Colores, un tanto seca y mustia cuando la vimos en octubre de 2020.
  9. Vuelve sobre tus pasos para descender por el cauce hasta al cruce de barrancos Dos Aguas (donde se une al de las Angustias) por el que sigues el descenso.
  10. Barranco de las Angustias otros 4 km por el cauce con pequeñas subidas y bajadas para sortear de rocas y bombas de lava.
  11. Parking de las Viñas. Llegada a la zona de aparcamiento donde dejamos el coche por la mañana para coger el taxi a los Brecitos.
Caldera de Taburiente. La Palma.

2. CONSEJOS TÉCNICOS Y DATOS PRÁCTICOS PARA LA RUTA

No es la primera vez que hablamos en esta guía de viaje de La Palma sobre los consejos básicos a la hora de afrontar cualquier ruta de senderismo, sea cual sea su dificultad. Evidentemente no es lo mismo caminar un par de kms a realizar itinerarios largos que requieren un mínimo de previsión a la hora de salir de casa. No sólo en cuanto al equipamiento deportivo y a la logística de alimento y agua.

No es menos importante informarse de las condiciones del clima y del parque para evitar incidencias. La menor puede ser que algunos senderos estén cortados por lluvias o desprendimientos, pero te dará rabia no haber planificado el tiempo o la jornada para otra actividad. La peor puede ser que te pille desprevenido una tormenta anunciada.

Y eso, en montañas de esta magnitud, no es ninguna broma y menos con riesgo serio de riadas. Los lugareños te podrán contar historias de algún turista desaparecido que acabó en tragedia, igual que ha ocurrido con grupos veteranos. No se trata de tener miedo, si no respeto. A continuación repetimos las principales recomendaciones antes de emprender una ruta a patas. Clásicos básicos del senderista.

Caldera de Taburiente. La Palma.
  • Planificar la visita previamente. Infórmate en las oficinas del parque, en el centro de visitantes o por teléfono. Aquí os dejamos la web oficial del Parque Nacional del Taburiente.
  • Consultar la previsión meteorológica. Algunos de los itinerarios no se recomiendan en caso de lluvias o intenso calor. A nosotros nos cogió un ciclón en la isla y no pudimos hacer la ruta de Marcos y Cordero del Bosque de Los Tilos porque los senderos estuvieron un par de días cerrados, por posibles desprendimientos. Por eso conviene informarse de la situación la jornada anterior.
  • Utilizar ropa ligera y transpirable y calzado adecuado y un impermeable. Una gorra y crema solar con factor de protección alto son necesarias para evitar golpes de calor y quemaduras.
  • Teléfono móvil con la batería cargada. A poder ser un mapa una brújula. Nunca hacen falta hasta que… te llevas las manos a la cabeza.
  • LLevar agua en abundancia. El esfuerzo físico continuo durante horas bajo un intenso calor da como resultado una deshidratación.
  • No salir de los caminos señalizados. La orografía del parque es muy compleja y desviarse de los mismos puede suponer algún peligro.
  • Seguir siempre las indicaciones del personal del parque, su experiencia y conocimiento le facilitará su visita y evitará complicaciones.
  • Dejar constancia a alguien de la ruta que se va hacer, así como de la hora de regreso. No cuesta nada y puede ser vital.
  • No arrojar basura, depositarla en los lugares indicados. No alterar el entorno bajo ningún concepto.
  • Opciones de baño durante la ruta. Llevar bañador y toalla si lo tienes en mente.

DETALLES DE LA RUTA

  • Dificultad: baja
  • Tipo: líneal
  • Distancia: 17,6 km
  • Duración aproximada: 4/5 horas
  • Ascenso total: 180 metros
  • Descenso total: 1.013 metros
  • Altitud máxima: 1.078 metros

MÁS DATOS SOBRE EL CENTRO DE VISITANTES Y OTROS SENDEROS EN:

RUTAS POR LA CALDERA DE TABURIENTE

Caldera de Taburiente. La Palma.

3. LOGÍSTICA Y TRANSPORTE IMPRESCINDIBLE PARA LA RUTA

La ruta sale desde los Brecitos llega a la zona de acampada de la Caldera de Taburiente y desciende por el barranco de las Angustias, la única salida natural, pasando por la famosa cascada de los Colores. Es una de las más atractivas y completas de toda la isla de La Palma. La ruta no es circular así que hay que planificar la logística de transporte que te explicamos a continuación.

LA RUTA PERTENECE AL SENDERO PR LP 13

El sendero PR LP 13 recorre 28 kilómetros de longitud y una duración aproximada de 9 horas, partiendo de los Llanos de Ariadne. Es de dificultad media-alta, y conduce al interior del Parque Nacional para abandonarlo por su salida natural: el Barranco de las Angustias. Pero esta ruta que proponemos en este artículo es la que realiza la mayoría de la gente partiendo del Mirador de los Brecitos, y no de los Llanos de Ariadne. Son unos 14 kms.

DEJA EL COCHE EN EL PARKING DE LA VIÑA

Hay que llegar al parking que hay a la entrada al Barranco de las Angustias por una estrecha asfaltada desde los Llanos de Aridane. Tienes que dejar el coche obligatoriamente y coger un taxi que te sube al mirador de los Brecitos, por una carretera restringida a este tipo de transportes.

TAXI COMPARTIDO AL MIRADOR DE LOS BRECITOS

Lo malo es que la broma te cuesta más de 50 euros, vamos un robo. Por eso se suele compartir taxi, el problema es que partirás cuando juntes gente para completarlo. En época alta será más fácil pero en otros momentos igual tienes que esperar un poco, por eso recomendamos ir temprano para tener opciones desde primera hora y poder partir cuanto antes. La conclusión es que se pasan un huevo con el precio, se aprovechan de que no hay otra manera de hacerlo.

DE VUELTA AL PARKING DE LA VIÑA

Después de terminar la última parte de la ruta por el Barranco de las Angustias, llegaremos andando al Parking de la Viña, donde recogeremos nuestro coche para volver a Los Llanos de Aridane, o donde cada uno guste.

Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.

¡IMPORTANTE!

  • No es recomendable hacer la ruta si hay peligro de lluvia o acaba de llover, aumenta el caudal de los barrancos y resulta peligroso.
  • Si no se quiere ir en taxi hay que tener en cuenta que en los Brecitos no se puede dejar ningún vehículo aparcado.
  • Para acampar hay que pedir permiso con anticipación, ya sea reservando online o en las propias oficinas del parque.

DESCUBRE LA RED DE SENDEROS DE LA PALMA

Brecitos. Caldera de Taburiente.

4. PRIMERA ETAPA: EL REVENTÓN MAÑANERO ENTRE PINARES

La ruta es de lo más agradecida y las extraordinarias panorámicas harán que te olvides por completo del esfuerzo físico. Si te acompaña la niebla de primera hora de la mañana, conforme avancen las horas despejará nuevos paisajes que nos han dejado totalmente fascinados. El taxi te deja en un punto bastante elevado de la isla, a más de 1.000 metros de altura donde acaba la carretera, el mirador de los Brecitos.

Acto seguido comienzas a bajar por un sendero bastante estrecho entre bosques de pino canario. Esta parte del trayecto es cómoda para caminar y cruza diversos barrancos como el de las Piedras Redondas hasta llegar al mirador de Tagasaste donde tendremos una panorámica espectacular de la Caldera.

Brecitos. Caldera de Taburiente.
Caldera de Taburiente. La Palma.
Brecitos. Caldera de Taburiente.

Más adelante pasamos por la fuente de la Mula, donde se puede reponer agua y por el Barranco Risco Liso y el Barranco Bombas de Agua. El sendero no tiene pérdida y está muy bien señalizado. Continúas hasta que se abre el bosque y aparece la playa de Taburiente, formada en la zona de depósitos del barranco. Antes de verla la escucharás, porque el estruendo que provocan sus aguas es tremendo, sobre todo fuera de la época seca.

Al otro lado del río hay una zona de acampada y un centro de servicios con baños e información. Enfrente observarás unas bonitas vistas al Roque Idafe (del que os hablaremos más adelante), donde continúa la bajada hacia el Barranco de las Angustias. Desde el minuto uno, impresionan las paredes volcánicas que forman la corona de las cumbres de La Caldera.

Caldera de Taburiente. La Palma.

En esta primera etapa desciendes por un sendero con bastante inclinación, al que llaman el reventón, porque es literalmente para reventarse las rodillas. Eso si, las vistas son increíbles vislumdrando el roque de Idafe con su prominente cima (del que os hablaremos más adelante) hasta llegar al cauce del barranco Almendro Amargo.

Se junta con el Barranco del Limonero, y hay que desviarse a la izquierda por otro barranco de aguas amarillas (tintadas por las sales de hierro) hacia la Cascada de Colores. Pero no adelantemos acontecimientos. A primera hora hace algo de fresco, pero poco a poco aparecen los primeros rayos de sol para empezar a caldear el ambiente volcánico.

Brecitos. Caldera de Taburiente.
Brecitos. Caldera de Taburiente.

La ruta no es difícil y tiene dos partes muy diferenciadas. Una primera desde el Mirador de los Brecitos hasta llegar al amplio cauce del Río Taburiente, con muy cómodo camino y sin dificultad alguna. La segunda alterna diferentes cauces y barrancos (la más larga) y no es complicada pero exige un poco más.

Paisajísiticamente ocurre lo mismo. La primera parte nos da una vista de pájaro de bosques de pino canario entre cumbres afiladas, y la segunda parte te ofrece un visión desde el interior de La Caldera, a ras de suelo. Un buen mix palmero volcánico.

Barranco de las Angustias. Caldera de Taburiente.

5. SEGUNDA ETAPA: CAMINO AL BARRANCO DE LAS ANGUSTIAS

Dejado atrás la Playa de Taburiente, empiezas a escuchar el río y se perfila el Barranco de las Angustias, otorgando un nuevo escenario a la ruta de senderismo, totalmente diferente a lo visto hasta el momento. Por eso el camino es tan agradecido y singular, porque va cambiando constantemente, lo que resulta entretenido y visualmente muy atractivo.

Caminarás siempre o a orillas del río, prácticamente en medio del cañón. Lo que resulta complicado es no abstraerse mirando al cielo y a la corona de cumbres, cuando debes ir mirando bien por donde pisas. Por lo demás, a partir de ahora, el camino por el barranco es fácil y con escasas complicaciones.

Recomendamos ir por los caminos señalizados y sobre todo, nunca transita por el curso del río aunque esté seco. La montaña es traicionera y exponerse a cualquier riada es innecesario. Siempre puedes encontrarte con complicaciones si vas por libre, como pudimos comprobar con un grupo que se había salido del camino, y que se las vio y se las deseó para sortear un pequeño salto de agua. Parece inofensivo, pero romperse un tobillo por arriesgar es de tontos. Y te fastidia el resto del viaje. No compensa.

Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.

Pasamos de cumbres borrascosas entre la niebla y el fresco de la mañana, a pasear por un cañón bajo el sol. Las fuentes de agua comienzan a aparecer con el curso del río y un baño está al orden del día, así que llevad el bañador y una toalla por si acaso. Riachuelos, manantiales y pozas que parecen tranquilas, pero que poseen unos ecosistemas tremendamente ricos de hongos y bacterias.

Aunque a estas alturas del camino, todo el mundo tiene en mente llegar a la archiconocida cascada de colores, que todo hay que decirlo, nos defraudó bastante. Pero vamos por partes y no hagamos spoilers.

Barranco de las Angustias. Taburiente.

La geología sigue cambiando mágicamente de color. Empezamos a ver rocas oxidadas por la alta densidad de agentes férricos que habitan en esta zona de la Caldera de Taburiente. Un color anaranjado que nos acompañará hasta la cascada de colores, que puede presumir de tonalidades peculiares precisamente gracias a esos minerales que tiñen esta área volcánica.

Algunas laderas resultan brutas y bruscas, con las piedras totalmente amontonadas a lo loco, como si alguien hubiese depositado camiones de rocas allí mismo. Conviene andar con cuidado, viendo estas fotos no resulta complicado imaginar lo fácil que puede desprenderse algún material. De ahí la importancia de llevar un buen calzado de trekking, hay partes bastante resbaladizas dependiendo del material que conforme el suelo o la grava.

Barranco de las Angustias. Taburiente.
Barranco de las Angustias. Taburiente.
Barranco de las Angustias. Taburiente.

La Caldera de Taburiente se formó hace unos 2 millones de años y la erosión fluvial tuvo lugar después de haberse producido el derrame de lava. Paisajes desérticos y agrestes donde a pesar de las dificultades, siempre hay alguna especie que logra salir adelante.

Un árbol solitario en un océano de piedras ariscas, o unas raíces que luchan entre paredes volcánicas tan veteranas que intimidan. Todo eso nos sigue fascinando, al igual que nos ocurrió en la Ruta de los Volcanes del sur de la isla bonita. Si os interesa este itinerario podéis leerlo en el artículo ‘RUTA DE LOS VOLCANES DE LA PALMA’.

Barranco de las Angustias. Taburiente.

Los paisajes van cambiando y los roques y otras formaciones que veías a lo lejos, aparecen sobre nosotros y van creciendo en tamaño. Lo mismo ocurre con el roque Idafe, que a lo lejos mola pero de cerca impresiona. No nos extraña que los antiguos de la isla le temieses. Una historia que te contamos a continuación en el siguiente apartado.

En el barranco, el agua es la instigadora de nuevos ecosistemas y paisajes que gozan de más humedad hasta en los meses más calurosos. De la flora y fauna de la caldera os hablamos con más detalle en los siguientes apartados. Ahora toca presentaros a otro viejo conocido de la isla: míster Idafe, otro punkie de cuidado, verdadero hardcore geológico. 

Roque de Idafe. La Palma.

6. ROQUE IDAFE, EL SKYLINE DEL TABURIENTE

El señor Roque idafe es una estructura ‘sobresaliente’ en el sentido más literal de la palabra, que fue declarada Monumento Natural en el año 1994 por la ley de Espacios Naturales de Canarias. Su cresta es inconfundible y forma parte del skyline de la Caldera de Taburiente. Se ubica sobre el cruce de los barrancos del Almendro Amargo y El Limonero.

Este hardcoreta volcánico fue temido en tiempos antiguos. Era el ‘pilar del mundo’ para los benahoaritas, aborígenes de la isla bonita. Un monolito natural que les infundía miedo, temían que esta imponente roca se precipitase sobre sus cabezas. Un monolito que generó incontables leyendas y mitos en la antigüedad, sin que parezca descabellado en un mundo donde la ciencia todavía no ayudaba a entender el mundo.

Puede que míster Idafe continúe erguido al saber del temor que tienen los palmeros, conocedores de malos presagios de ruina y hambrunas. La leyenda sigue coleando entre los nativos, que siguen temiendo el derrumbe de Idafe como inicio de alguna desgracia para La Palma. Una tradición benahoarita que lleva más de medio milenio arraigada en estas islas.

LEYENDA DE LOS ABORÍGENES CANARIOS

  • Los auaritas o benahoaritas veneraban al roque Idafe, al considerarlo como el sustentador del cielo.
  • Pensaban que si se derrumbaba traería consigo grandes desgracias para toda la comunidad.
  • Para evitarlo realizaban ofrendas con asaduras de animales mientras entonaban cánticos envueltos en misticismo.
  • Cantaban: Iguida iguan Idafe? – ¿Dicen que caerá el Idafe?. Respondían: Que guerte iguan taro – Dale lo que traes y no caerá.
  • Los benahoaritas están entroncados genética y culturalmente con los bereberes del norte de África.
Barranco de las Angustias. Taburiente.

El Roque Idafe venía a ser una sede de los espíritus para ellos.  Para unos investigadores el nombre se refiere al monolito, pero para otros es la denominación de uno de esos espíritus que se había asentado en la piedra, el dios Idafe. En algún estudio sobre la lengua de Canarias, alude a esta figura. Debates que mantienen vivas las leyendas y que, probablemente nunca se dilucidarán manteniendo el misterio.

Para estos pobladores, el ‘axis mundi’ era un espacio donde el cielo se une con la tierra, un pilar que soporta las dos realidades físicas, y por extensión los dos mundos, donde se ubicaban los espíritus benefactores y los seres malignos, según las tesis de los investigadores Jorge Pais Pais y Antonio Tejera Gaspar (Libro: ‘La religión de los benahoaritas’).

La idea sobre esta creencia en las culturas canarias es deudora de lo manifestado por Mircea Eliade, el gran historiador de las religiones, quien destaca su existencia entre los habitantes del archipiélago, aunque no precisa la isla donde existía esa concepción. Así nos despedimos de esta etapa, mirando al cielo y a las cumbres extraordinarias de un cráter que evoca historias mágicas.

Cascada de Colores. Caldera de Taburiente.

7. TERCERA ETAPA: HACIA LA CASCADA DE COLORES

El agua constituye una de las bellezas naturales de este Parque Nacional del Taburiente en todas sus formas. Numerosas fuentes brotan, formando al unirse sus corrientes, riachuelos y caprichosas cascadas. El Salto de la Desfondada tiene una caída de unos 150 metros de altura, pero hay otros muchos pequeños y bonitos.

Las dos cuencas hidrológicas principales del Parque son las de Taburiente y Almendro Amargo, que confluyen en el punto donde se inicia el Barranco de las Angustias, única salida natural de la Caldera. Desde el año 1557 hasta hoy en día la Caldera es propiedad de la Comunidad o Heredad de las Haciendas de Argual y Tazacorte. Si quieres saber más acerca de la historia de la fuente de agua para la isla entra en nuestro artículo ‘TABURIENTE: EL MAYOR CRÁTER EMERGIDO DEL MUNDO’.

Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.

UN POCO DE HISTORIA – PETRARCA

  • En las Dos Aguas confluyen los barrancos del Taburiente y Almendro Amargo, con aguas de color amarillo ocre muy distintivas de la Caldera.
  • El ingeniero de Felipe II, Leonardo Torriani, escribe en ‘Descripción de las Islas Canarias’ que son las que menciona Francesco Petrarca en sus textos.
  • Texto de Petrarca: ‘más allá de todos nuestros mares, en las célebres islas de la Fortuna, hay dos fuentes; quien bebe de una se muere de risa, quien de la otra, se salva. 
  • Petrarca fue un poeta, filósofo y filólogo italiano considerado uno de los precursores del humanismo.
  • Fue tal la influencia de su trabajo que la corriente que seguía su obra se denominó petrarquismo.
  • En España influenció a autores como Garcilaso de la Vega, y en Inglaterra al mismo William Shakespeare.
Caldera de Taburiente. La Palma.

En la mayoría de las fuentes encontramos aguas limpias y cristalinas, pero existen también otras alteradas en su composición por gran cantidad de agentes bioquímicos, como los procedentes del Barranco de Almendro Amargo, de un color amarillo rojizo debido a materiales férricos de la zona. Por eso la cascada de colores se vuelve prácticamente naranja, por la gran cantidad de óxido y otros componentes.

Verla fue un tanto decepcionante: muy poca agua, bastante descolorida y con menos altura de la esperada… menudo trampantojo. Nuevamente el efecto filtro y otros ‘photoshop-eos’ crean una falsa ilusión sobre el protagonista en cuestión.  Colores oxidados con una capa verde de musgo que parece taparle las vergüenzas durante la época seca.

Cascada de Colores. Taburiente.
Cascada de Colores. Caldera de Taburiente.
Cascada de Colores. Taburiente.

Por si fuera poco, llegamos a la peor hora, con un sol de justicia cenital y una luz que caía a plomo sin piedad. El efecto blanquecino todavía entorpecía más la escena. Desde luego no fue lo que más nos impresionó de la ruta por la Caldera ni mucho menos. Con los paisajes espectaculares que ofrecen las cumbres, la niebla y la fantástica geología que se abre a cada paso, casi es lo de menos. Para llegar desde Dos Aguas no hay pérdida, está indicado en las señalizaciones.

Barranco de las Angustias. Taburiente.
Barranco de las Angustias. Taburiente.

Después del trampantojo de la cascada de Colores nos disponemos a seguir unos kms más por las entrañas de La Caldera. Los paisajes vuelven a transformarse completamente y atravesamos una zona de color plata con arcos, cuevas y piscinas naturales de lo más bonito de toda la ruta. Parece orfebrería hecha a gran escala en mármol. La hemos bautizado como ‘La Perla del Taburiente’. Cosecha propia de TrotandoMundos. Lo podéis descubrir en la siguiente etapa: ¡avanti tutti!

Barranco de las Angustias. Taburiente.

8. CUARTA ETAPA: CRUZANDO EL BARRANCO DE LAS ANGUSTIAS

Salimos de la Cascada de Colores volviendo sobre nuestros pasos mientras descendemos por el cauce llegando nuevamente al cruce de barrancos Dos Aguas, donde se une al barranco de las Angustias. Seguimos el descenso durante unos 4,5 km por el cauce del barranco de las Angustias, con pequeñas subidas y bajadas pero sin grandes complicaciones. Sortear algunas rocas y poco más. Recomendamos de nuevo no salirse del camino indicado y sobre todo, no caminar NUNCA por el cauce del río ni durante la época seca.

Barranco de las Angustias. Taburiente.
Barranco de las Angustias. Taburiente.
Barranco de las Angustias. Taburiente.

La Caldera de Taburiente se formó hace unos 2 millones de años y la erosión fluvial tuvo lugar después del derrame de lava. Se puede ver en el inicio del Barranco de las Angustias que los dos últimos afluentes, en las paredes originales de la caldera, drenan hacia el centro de la misma.

Seguimos el curso del río, que termina desembocando al mar en la única salida natural del Taburiente, como ya hemos mencionado en alguna ocasión. El mirador del Time, ubicado en la carretera que va desde los LLanos de Ariadne a Porís de Candelaria, es un buen lugar para divisar la panorámica del Barranco de las Angustias en su desembocadura al océano.

Barranco de las Angustias. Taburiente.

En el año 2020 se descubrió un yacimiento paleontológico que demuestra la existencia de un lago, y que parece confirmar la tesis de una erupción explosiva del volcán. La playa del Puerto de Tazacorte es de origen fluvial y posterior a la formación del Barranco de las Angustias. El camino no tiene desperdicio de principio a fin.

Es una gozada geológica sin que para esto sea necesario ser diestro en la materia. Vas alternando el pedregoso cauce y otras veces subes y bajas por caminos que peinan el impresionante barranco. A veces hay dudas de por donde se sigue el camino, si por el interior o por fuera. Si es invierno y hay ague conviene evitar en todo caso el cauce del río, puede ser peligroso.

Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.

Te sorprenderán formaciones que parecen sacadas de otro planeta o de un cuento de dragones. Mostruos que perviven petrificados esculpidos por un magma que se convierte en el artista de la improvisación por excelencia. Esta zona de color perla es extraordinaria. El gris se abre paso como si el Taburiente quisiese vertirse de gala para los senderistas.

Las rocas se convierten en esculturas haciendo de este cráter, un auténtico museo al aire libre. Lo podéis comprobar con estas fotos en la última parte del artículo, que dan cuenta de la gran variedad de materiales y colores que ofrecen las diferentes paredes volcánicas. De marrones a ocres, pasando por platas, rojizos o marrón chocolate. Una pirotecnia en piedra para la vista.

Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.

Todo esto hace posible una variedad de parajes fascinante cuando piensas que realmente estás dentro del mismo cráter todo el tiempo. La vegetación también varía mucho desde el comienzo en los Brecitos con el pino canario como estrella absoluta para ir dejando paso a arbustos, matorrales y otras plantas de monte bajo, mientras los pinares se mantienen en las laderas, pero en plano secundario.

Y en medio de estas panorámicas, hay que fijarse también en los pequeños detalles. Verdaderas joyas geológicas que parecen talladas por un joyero prestigioso, pero a gran escala. Por momentos veía collares, pulseras o gargantillas, engranajes de piedras preciosas. Visualmente es una pasada.

Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.

Como punto y final os mostramos un desfile geológico de la ruta desde el mirador de los Brecitos al Barranco de las Angustias. Una pasarela de colores, tejidos y formas que rompe moldes y nos recuerda lo increíble que es nuestro país . Descubrir esta joya ha sido de lo mejor de este año pandémico, como siempre, salvados por la naturaleza.

9. GEOLOGÍA DEL TABURIENTE: UN MUSEO AL AIRE LIBRE

Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.
Lagarto Tizón. La Palma.

10. FLORA Y FAUNA DEL TABURIENTE

El Parque Nacional de la Caldera de Taburiente busca preservar los valores naturales y culturales del territorio. Esto se consigue con un plan de lucha contra el fuego, estudios de flora y fauna, restauración de ecosistemas, y concienciación a través de tareas educativas. Todo suma para mantener sus innumerables valores en buen estado.
 

Desde el año 1988 se realizan estudios y proyectos para conocer más de cerca las especies amenazadas y encontrar los medios más adecuados para protegerlas. Se han desarrollado programas de rescate genético de especies de la flora amenazada, como la bencomia de cumbre, la violeta o el pensamiento de cumbre.

Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.

La especie que configura el paisaje predominante es el pino canario. Una de sus peculiaridades radica en la tolerancia a los incendios gracias a su adaptación milenaria al fuego debido a las erupciones volcánicas: se quema la corteza pero internamente sigue viviendo. Uno de sus compañeras de escena es el amagante, estas especies endémicas de las islas canarias, estupendas colonizadoras de suelos muy pobres y que han proliferado en estos inhóspitos suelos.

Rabo de gato. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.

También se lucha contra especies invasoras como el rabo de gato que veis en una de las imágenes superiores, y que trata de colonizar el parque desde la parte baja. Se intentan erradicar pero no es tarea fácil. A continuación os damos unas pinceladas de los protagonistas estrella de este ecosistema tan particular del Taburiente.

En el interior de la caldera está presente la laurisilva: formaciones de faya y brezo que en Canarias se denomina monte verde, de gran importancia ecológica al ser fuente de abono orgánico y agente condensador de las brumas, aportando agua al terreno. En el interior de los barrancos donde la humedad es más intensa, abunda el laurel, el sauce canario, el helecho común, la tabaiba o el verodes.

Caldera de Taburiente. La Palma.
Libélula. Caldera del Taburiente.

La mayor parte de la fauna del parque está representada por insectos, y hasta se ignora cuantas especies diferentes puede haber. Las libélulas son preciosas. Muchas aves como palomas, cuervos o mirlos, pero la lista es infinita. La curiosidad la pone un escarabajo cavernícola endémico de la Palma, que vive en una cueva a 2.000 metros y que ha perdido los ojos y la pigmentación.

También se prodigan anfibios como ranas que podrás ver en los manatiales y riachuelos de la parte baja del Barranco de las Angustias. También hay diferentes especies de reptiles, a mayores del lagarto pizón, aunque en menor medida que en la parte sur de la isla. Para finalizar este artículo os dejamos más información para conocer más información acerca de otras rutas por la Caldera de Taburiente.

Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.
Caldera de Taburiente. La Palma.

11. OTRAS RUTAS DE LA CALDERA DE TABURIENTE

Este cráter infinito da para muchas rutas más. Esta pretende ser un buen ejemplo de la diversidad geológica que ofrece el Taburiente a quien se adentra en su Caldera. Si te interesa conocer más a fondo a este gigante de La Palma te recomendamos que leas los dos artículos que te mostramos a continuación, En la Caldera de Taburiente encontrarás toda la información histórica y geológica del volcán, además de conocer el entorno y los pueblos más interesantes que rodean al entorno del cráter.

En las Rutas por el volcán del Taburiente te detallamos todas las posibilidades que ofrece la Caldera para recorrerla. Te enseñamos los miradores más famosos para divisar el cráter y el Barranco de las Angustias en su salida al mar. Todos los consejos para preparar otros trekkings por unos senderos que parecen sacados de las entrañas de la Tierra, y otros puntos de interés turístico cercanos. Adéntrate más a fondo en el abuelo ‘punkie’ de la isla bonita.

¿Te ha gustado el artículo? ¡COMPARTE!

 TE PUEDE INTERESAR…

PARAÍSOS ATLÁNTICOS CERCANOS

DESCUBRE TODOS NUESTROS DESTINOS

En medio del famoso bosque de laurisilva de Los Tilos, se encuentra el centro de visitantes donde le podrá recibir información sobre la naturaleza única y subtropical de esta área protegida. El edificio se encuentra ubicado en el municipio de de San Andrés y Sauces en el noreste de La Palma. Fue renovado en 2015.

El punto de información del Centro de visitantes La Zarza se encuentra en el norte de La Palma. Este edificio se encuentra en el punto arqueológico más importante de Canarias. Puede apreciar tallados en roca de los aborígenes palmeros. Al lado del Centro de Visitantes, los visitantes pueden realizar una ruta a través de un pequeño recorrido donde se pueden ver petroglifos.+

El Parque Arqueológico de Belmaco se encuentra en el sur de La Palma, también se trata de un asentamiento arqueológico de gran importancia. Además de la exhibición de cerámica y otros hallazgos, usted puede realizar una ruta circular donde le conduce a una vivienda en cueva donde se recrea la vida de los antiguos aborígenes de la isla.

Uno de los principales objetivos de gestión establecidos en el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) de la Caldera es la puesta en marcha de programas de rescate genético de las especies en peligro de extinción de la zona, ya que este parque posee numerosos endemismos, y muchos de ellos en peligro.

La especie que predomina y configura el paisaje es el pino canario una de las peculiaridades del pino canario es que tolera los incendios gracias a su adaptación milenaria al fuego producido por las erupciones volcánicas: se quema la corteza pero internamente sigue viviendo. Acompañando al pino canario se encuentra el amagante  estas especies endémicas de las Islas canarias son estupendas colonizadoras de suelos muy pobres y han proliferado en estos inhóspitos suelos volcánicos.

Encontramos también otras jaras a cuyos pies crece una planta parásita prácticamente enterrada, la batatilla o vaquita.

En el interior de la caldera está presente la laurisilva: formaciones de faya y brezo que en Canarias se denomina monte verde, de gran importancia ecológica pues es fuente abundante de abono orgánico y agente condensador de las brumas que se forman en la Caldera, aportando agua al terreno. Tenemos así la faya o haya de Canarias y el brezo.

En el interior de los barrancos donde la humedad es más abundante en los restos del bosques de lauráceas: acebiño, loro o laurel (, barbusano, viñátigo o el marmolán.

Otras especies frecuentes son el sauce canario, el tajinastes, el helecho común, el bejeque, la tabaiba, el verodes.

Por encima de los 1700 metros podemos encontrar el codeso, el cedro de Canarias, el pensamiento de las cumbres, el tajinaste azul o el retamón.

La mayor parte de la fauna del parque está representada por artrópodos, principalmente insectos, aún insuficientemente estudiados y se ignora cuantas especies diferentes puede haber; como en el resto de grupos taxonómicos los endemismos son abundantes. Abundan la escolopendra, que alcanza un tamaño de casi un palmo de longitud, y la araña lobo. A una altura de 2000 metros existe una cueva donde vive un escarabajo cavernícola endémico de la Palma, tiene como peculiaridad que ha perdido los ojos y la pigmentación.

La fauna vertebrada es escasa y la mayoría son especies introducidas a excepción de los murciélagos, algunos anfibios, reptiles y peces.

Mamíferos: el arruí, las cabras, los conejos, que son una grave amenaza para las plantas endémicas, algunos gatos asilvestrados y cuatro especies de murciélagos como el murciélago rabudo , el murciélago orejudo canario , el murciélago de montaña y el murciélago común .

Aves: como el cernícalo, la paloma bravía, la paloma rabiche, la graja o chova piquirroja, el cuervo, el mirlo,  herrerillos o la curruca capirotada.

Anfibios: la ranita meridional y la rana común.

Reptiles: el perenquén de Delalande o salamanquesa o el lagarto tizón.